¿Y tus cuentos, donde están?

Estoy leyendo «Un grito de corazón…», antología de cuentos jóvenes (?) narradores (??) argentinos sobre el peronismo.

Debo confesar dos cosas: no sólo no escribo ficción (no porque no haya tratado sino porque, cuando lo hice, no me salió; como dice inolvidablemente el personaje de David Thewliss en una película de Bertolucci «I wasn’t good enough»), sino que en estos días prácticamente no la leo. Una tesis en su recta final de culminación, un niño de dos años, dos blogs, un marido, something’s gotta give. Y lamentablemente ha sido la lectura por placer. ¡Oh, esos días de estío en donde leía un libro por día! Creo que nunca volverán.

La segunda, que cuando recibí el libro, que me envío la editorial de onda (y ojo que esto se puede hacer vicio: mándenme más, muchos más), me dije a mí misma «esto no me va a gustar».

Porque creo que no hay género más difícil que la literatura política. Al mismo tiempo, no hay género más atrapante, o necesario, que la literatura política. Pero también es un género que puede degenerar muy rápidamente en lo declamativo. En lo plomo. En lo obvio. Por cada gema del género, por un Ragtime o un Book of Daniel, un Esa mujer, existen no uno sino varios mamotretos estilo teatro de Sartre, estilo el peor Galeano, estilo todo lo de Vargas Llosa después de Pantaleón y las Visitadoras. O sea, esos libros que tienen un Mensaje, que son o quieren ser una «lección» o «despertar conciencias.» A esos libros hay que dejarlos arriba del mostrador lentamente y caminar, despacito, hacia la puerta.

Hay grandes libros políticos que no hablan de política directamente. En Ragtime prácticamente ningún personaje participa en política, y quien lo hace no es el héroe de la historia. Pnin, esa pequeña maravilla de Nabokov, describe mejor el ambiente cultural de la Norteamérica mediopelo de posguerra que el insufrible ¿Quién le teme a Virginia Wolf? o algún otro ladrillo por el estilo. Se puede hablar de política sin hablar de política, y a la vez no hablar de política, haciéndolo.

Con esas precauciones me acerqué a este libro, y debo decir que me sorprendió agradablemente.

Los cuentos son honestos, son creativos, son desprejuiciados, y muchos de ellos son muy buenos.

Se nota, además, que la «consigna», por así decirlo, obligó a los autores a reflexionar. ¿Cuál es la mejor estrategia para hablar de algo tan vivo como el peronismo? ¿Ficcionalizar? ¿Ser naturalistas? ¿Acercarse al ensayismo? ¿Qué es el peronismo? ¿Es Perón? ¿Son las organizaciones armadas? ¿Es Menem? ¿Es Duhalde? ¿Es todo esto, o nada? Estas preguntas, y las diversas respuestas, son valiosas.

En esta dirección, me gustaron más los textos (no todas son cuentos en el sentido clásico de la palabra) que menos entendí. Juan Terranova eligió una estrategia inteligente, es decir, no hacer ficción. Me gustó también un cuento de Alejandro Caravario en donde un Magnetus sacado sucumbe, él también, a la leyenda de Juan Perón. Y uno de Carlos Godoy que es, a primera vista, poco más que la descripción de una jornada de trabajo y que, sin embargo, me impulsó a releerlo apenas llegué al final. El de Martín Rodríguez, sobre un Monzón de universo paralelo, también. El de Diego Incardona trata de la religiosidad popular y lo hace dejando un algunas cosas sin decir. A veces, la ambigüedad y el misterio son una mejor respuesta que las certezas.

Los cuentos que me dejaron una impresión más desfavorable fueron los que trataban de los setenta. Creo que, en un punto, el tema es que es imposible escribir sobre ellos. Creo que este período es in-literalizable, todavía, para las generaciones que no lo vivieron. Ellas (nosotros) parecen presas de un dilema entre una adoración acrítica del heroísmo de la generación de sus padres, y una ironía facilonga.

Ahora bien, un punto final. ¿Por qué es todavía interesante el peronismo? ¿Por qué su atractivo? ¿Por qué un muchacho canchero de Palermo siente la misma mezcla de repugnancia y fascinación que el joven Cortázar sentía al mirar a los peronistas, pero sesenta años después? ¿Por qué a ese joven de letras palermitano no se le ocurrirría jamás en la vida escribir una novela sobre la identidad radical, o ficcionalizar las vicisitudes de la vida de un militante socialista? ¿Dónde está la narrativa de y sobre la Franja Morada, o la juventud del ARI?

Digo, ya llevamos más de sesenta años de peronismo. No sólo se murió Eva: se murió Perón, se murió Lorenzo Miguel, se murió Ubaldini, y Menem está, reconozcámoslo, gagá. De los casi treinta de democracia, el peronismo ha gobernado dieciseis. El peronismo ya no es la arrolladora corriente, siempre victoriosa, que supo ser. Hoy, el peronismo gana y pierde. Es un partido orgánico, con líneas internas, con concejales, con juicios políticos, con nombres distintos que se suceden en el poder. No hay un Perón, no hay una Eva, y no hay un descamisado heroico. ¿No sería tiempo ya de que perdiese su aura de peligro, misterio y herejía?

Eso, convencer a muchachos de Palermo de que hay algo hereje, o malvado, o sagrado, en el una identidad política entre oras; de que hay un misterio peronista, es un éxito. Esa fascinación–que está más presente en aquellos que más detestan al peronismo, porque ese desagrado in toto es la más alta forma de reverencia–es un éxito peronista cuya raíz no alcanzo a comprender.

No termino de entenderlo. Pero, que se yo, supongo que eso justamente es lo que tiene el peronismo.

About Maria

Politóloga. Me interesa la teoría de la democracia y el estudio del populismo.

View all posts by Maria →

126 Comments on “¿Y tus cuentos, donde están?”

  1. Muy bien, MEC, muy bien. Se podría argumentar algo sobre como el peronismo sea casi un género en sí, un realismo mágico, pero me parece muy tirado de los pelos y tampoco tengo ganas de hacerlo.

    Creo que es una pregunta tangente a ¿Por qué casi no hay blogs políticos que no sean peronistas? ¿No?

    1. Porque un blog sobre la Coalición Cívica sólo puede contener una idea: «República»; y un pedido: «Carrió, no nos abandones hasta que hayamos superado el Edipo».
      Un blog del Pro sólo puede contener un signo: «>»

      Fuera de eso no tienen un contenido por detrás que los respalde. ¿Sobre qué van a escribir entonces? Sobre lo malos y feos que son los K. ¡Re malditos!

  2. Es verdad que el peronismo no es lo de antes. Pero si algo hay que reconocerle a esta gestión es que lo ha resucitado.

  3. el peronismo es sexy y pecaminoso, es una fantasia y como a todo lo que vienen de abajo es muy dificil resistirsele.Si bien nos nos gusto el menemismo , creemos que su mayor aporte fue la «pizza con champagne» Una sintesis perfecta de las aspiraciones del pueblo peronista.
    Esa es LA diferencia con los radicales. Ellos jamas podrian ver la belleza de eso.

    1. «el peronismo es sexy y pecaminoso»

      che….no solo se puede ficcionalizar el peronismo, también se puede caer en el ridiculo y en la ezquizofrenia al mismo tiempo

      que genial, me estoy imaginado a donda en tanga en este mismo momento y como alfonsin hijo no puede ver la belleza en «eso», mientras que mi fantasia sobre los de abajo los perpetra garchando ad eternum…ah irresistible…..

      1. helena remitir lo sexy a una tanga es un poco pobre…
        Con lo de qu elos radicales no pueden ver la belleza nos referimos al par pizza y champagne en acalorado rendevous

      2. un poco pobre, pero esto es un delirio, me encanta es como bailar en la pista del titanic

        es buenisimo

        poco serio, vos lees lo que decis sobre el peronismo, estas hablando de poltiica o estas hablando de la ultima Hombre que te compraste?

        «poco serio»

        a mi no me gusta demasiado el uso de las comillas pero ya es tan hilarante lo que escriben que estoy empezando a creer que una sociedad secreta inenta copiar el sadismo cinico de «la internacional argentina»

        secsi
        ja

      3. bueno, a ver si se te pasa el enojo y permitis distintas miradas sobre un fenomeno como el peronismo.
        la misma historia del peronismo hasta nuestros dias esta llena de escandalos sexuales que han rebotado en el imaginario social. Tanto en lo real como en la ficcion.
        asi de primera se nos vienen a la cabeza un cuento de cortazar lleno de todo este tema. y da la casualidad que el tema de este post trata de literatura y del porque hay toda una juventud aun hoy subyugada por el peronismo.
        Sabemos que te molesta la «intelectualidad» que da vueltas sobre el peronismo pero no esta cerca de las personas de carne y hueso y compartimos tu parecer pero antes de ofenderte tanto podrias tratar de entender porque a alguien le puede parecer que hay una relacion entre lo sexy y el peronismo. O que quisimos decir con lo de pizza y champagne

      4. la verdad que nos quedamos pensando porque solemos tirar frases a la primera y sin pensar demasiado pero si hurgamos un poco se podria armar una lista divertida. Empezando con peron y su sospechada relacion homesexual con un boxeador del que no nos acordamos el nombre, su presunta fertlidad, infertilidad; el calificativo de puta arrastrada que los malcogidos gorilas le achacaban a eva, sus romances con pedrito quartuchi, peron y las estudiantes de la ues. Luego creo que los montos tenian prohibido cojer , pero mas tarde recordamos a el carlo, todo un lujurioso, lo fuerte que estaba amira yoma, ah tb eso de que isabel habia salido de un cabaret, tb otra vez los califcativos de puta e infiel de los gorilas sobre cristina
        ahhhh, acordate de rodriguez saa y ciertos adminiculos jajaja
        hay un mundo de supuestos sexuales sobre el peronismo que mas alla de verdaderos o no se nota que hay una intencion de hablar en ese sentido.
        ahora decime helena, te imaginas un 10 % de esta bacanal en las filas republicanas o conservadoras? o preguntale a cualquiera sobre lo sexy en cris, lo elegante en ella y la controversia que despierta sobre todo entre las chetas que cris las despoja de lo que supuestamente les pertenece.
        Y no es acaso esa la historia de los que odian al peronismo?
        Sentir que el peronismo les arrebata lo que les pertenece.

      5. yo creo que si hago algo es permitir miradas sobre el peronismo por algo muy simple: es imposible no hacerlo

        no es cuestion de permiso, es cuestion de que lo ultimo que falta como «fenomeno» en este pais es teñir al peronimo de sexy, relajado, divertido y literario

        o sea…. no

        en todo caso encima es tarde, lo que el peronismo provoca en el cuerpo ya lo deja bien claro el cierre de un gran documental como es «cazadores de utopias»

        cito

        Qué es el peronismo

        Y……una calentura

    2. Aparte a ver para. Vos esquematizas una porción de la sociedad como el lector promedio de la nazión la quiere esquematizar, «negras calentonas que solo sirven para hacer hijos», teñida del cadáver de Perón y la vida sexual de Eva Perón, tamizado con la tremenda e irritable idea de imaginarme como simbolo sexual a Isabel, para decir que otro sector de la sociedad es…..malco…..aja

      Aja, o sea, vos con el tema del calenturiento peronismo reforzas la idea del imaginario voraz de que nos pasamos la vida poniendola o dejando que nos hagan un service

      Yo no me pongo a imaginar la vida sexual de las clases sociales, en todo caso podria estudiarla si fuera de mi interes y si hubiese hecho una carrera que amerite que este 7 años estudiando para escribir un paper de 100 hojas. No se que decirte. Soy un poco pudorosa, creo en el amor. Sere demode, no sere secsi si, secsi no.

      Es hilarante esta conversacion y quizas por eso la mantengo. O sea sinceramente con un grito de corazon, digo con la mano en el corazon ¿me tomo en serio lo del peronismo sexy? ¿que viene despues? ¿»la vaginocracia de cristina»? ¿»sexy si sexy no con giudici»? ¿»literatura porno chi para la militante de clase media del kirchnerismo blanco»? ¿»Sexo K: como calentar a tu chico hasta que vote nestor 2011″? ¿»Peronistas: agresivos en la palabra, tiernitos en la cama»? ¿»Especial Revista Hombre: blogueras K muestran todo»? ¿»Playboy: Donda como nunca la viste»? ¿»Cosmopolitan: investigación especial el troskismo para el amor, el peronismo para la zansanga»?

      Yo te agradezco, porque me estas haciendo reir y mucho pero….

      No se, evidentemente parece ser cierto, el peronismo da para todo….

      1. no entendemos xq llevas lo sexual todo el tiempo a un exhicionismo de revista.
        mas bien , por comparacion vemos que en el peronismo hay un lugar para la imagineria sexual que no hay en otros espacios politicos. Lo que decimos o sugerimos es que la convivencia entre lo pudico y lo impudico se da dentro del peronismo mas que en otro movimiento politico y Eso pude resultar atractivo para mucha gente que se harta de la hipocrecia del puro bien o del puro mal.
        Ademas es extraño que justo vos digas que hay que estudiar 7 años como para poder dar una opinion sobre un tema, porque eso es lo que hacemos y no un paper de 100 paginas.
        Ya ok, a vos te revientan las teorizaciones que se hacen en un lugar como este porque estan alejadas de la calle. Te molestan que los nenes de clase media universitarios se apoderen de algo que no les pertenece si no es y para seguir con lo sexual, como vouyeurismo, esta bien tenes razon,es molesto , pero resulta que muchos de estos bloggers y universitarios tb son militantes.Y si, es un poco cansador que se escriba una «antologia de cuentos del..» pero cada uno se acerca como puede y desde donde puede.
        Todos podemos tener nuestra porcion del queso del peronismo y si a nosotros se nos antoja divertirnos no entendemos bien quien sos vos para impugnarnos. O es necesario acreditar la pertenencia? Las razones y vivencias por las cuales uno se siente adentro de este movimiento. que onda? para nosotros el peronismo desde chicos significo el resentimiento, las mujeres de culo grande en los bailes, el retrato de peron y evita en las casas de tios con 7 u 8 hijos, el orgullo de nuestra madre porque con peron pudo ir las mismas confiterias que los ricos o por su primer par de zapatos, las ansias del champagne y la pizza. Las ganas de arrebatarles a los ricos un pedazo de buena vida, las ganas de ayudar a los que estan en la mala. O sea , helena, hablamos de lo que se nos canta y si se nos canta podemos cerrar con una frase matadora
        «El peronismo es la copula entre las clases bajas y las estrellas de cine»

      2. A veces uno se engancha con cosas más o menos laterales. En este caso, eso me ocurre con este debate entre Helena y Adaeido.
        Al contrario de lo que se ha dicho, no me parece que haya habido más escándalos sexuales en el peronismo que en el radicalismo o el conservadorismo. Me parece que la clase media y los estratos altos han prestado, eso sí, mucha mayor atención a la sexualidad peronista que a las otras sexualidades políticas.
        Y esto se me hace que tiene parentesco con un fenómeno específicamente norteamericano. En el país del Norte hay una fuerte y extendida fantasía entre la población blanca que identifica a los negros con un apetito sexual inacabable (y un equipamiento más que adecuado). Es curioso que, pese a la sistemática utilización sexual de mujeres negras por hombres blancos, la fantasía dominante fuera la posible violación de mujeres blancas por hombres negros.
        ¿Por qué se me ocurre que hay una raíz común entre este fenómeno norteamericano y la percepción de la sexualidad peronista? Porque en ambos casos de lo que se trata es de percibir a «los de abajo», los obreros o los pobres como humanos no del todo realizados, con un fuerte componente de instinto o incluso de animalidad.
        En el lenguaje cotidiano de las capas sociales citadas más arriba es constante la referencia a la sexualidad de las clases subordinadas. «Tienen hijos como conejos», «se la pasan cogiendo». Por su composición social mayoritaria, el peronismo acabó por ganarse el rótulo sexual, tan descalificador como fascinado.
        Saludos, Helena, Ada e Ido

      3. Andres el viejo, bienvenida tu mirada para cerrar este debate que ya nos estaba cansando un poco.
        Siempre hemos apoyado a Helena en todos sus post (dicho esto sin segundas intenciones) No sabemos que se le dio por ponerse tan seria y enojada con nosotros

    3. A ver vamos por partes

      ¡A vos te parece que me estoy tomando esto en serio? Lo que me tomo en serio son otras cosas que de vez en cuando, por más que vestirse de Eva sea el jit del momento hay que tomarse. La literatura es una de ellas, me la tomo en serio, la defiendo con placer, la leo con pasión. Si eso se pone en jaque y una tradición política tan compleja como el peronismo se la toma como si fuera una cosita de nada, una ficcionalización o no ficcionalización algo en serio me lo voy a tomar.

      Sala la ficha, o corre el galgo, cuando decís «todos tenemos nuestro pedazo de queso en el peronismo». No papi, sabes que, no y tampoco se piensa así la política como si fuera una porción individual que cortar, porque no se corta la torta, se corta la vida de la gente. Y eso, mateneme, es lo que lleva a muchos de los más fervorosos K a defender la ley de medios: la parte de la torta. Muchos solo van a construir un Clarín más pobre y a que viene, bueno, algunos de los que firman esa «nueva» literatura peronista van a por eso. No les temblo la mano para agarrar plata de Macri, les va a temblar la mano para subirse al poni de la radiodifusión.

      Hay gente ahí que no solo no resiste una lectura, no resiste archivo. Y se borra en virtud de qué? de que son «compañeros»? No, no es así, será así para algunas personas, pero no para mi.

      Y tu truco, débil, de centralizar en mi el enojo, lugar común como pocos para las mujeres «estoy enojada», no va a funcionar. Ya lo dije acá, a mi como mujer me han dicho demasiado como para que dos o tres cositas de nada, me dejen hacer de escribir o pensar lo que digo.

      Y no centralices lo que escribo o intento pensar en lo que a mi «me pasa», no estoy acá plantenado mi exacerbado yo, correte un poco vos de ahí también deja de responder como si te estuviera atacando, en la política no se personaliza así tan fácil, es más complejo te aviso.

      Te vende la clase, te vende el fashionismo, te vende la visión de moda y pueblo. Me tratas no tan solapadamente de negrita resentida porque los cultos me roban la sexualidad. Es tremendo lo que haces, porque lo llevas al plano total de una identificación política y encima crees que estas en lo correcto. Estas más cerca de Varela Varelita de lo que crees. Y salta por el lugar común: lo sexual.

      A un chico bien, atento a la moda, lo capta la pasión peronista

      Y que te pensas que tenía mi abuelo militante de la FORA y sus compañeros ¿tibiezas? Que te pensas que los movio a él y a su compañera a salir de un hotel de mierda ¿lo secsi? Como te pensas que se sale de la pobreza ¿calentandose?

      No, estas equivocado, deberias reflexionar, deberias leer atentamente lo que decís, pensar que lo estas haciendo en un lugar público, quizás deberías plantearte el prejuicio y el pre concepto con el que escribís antes de ponerte a pensar y refugiarte en algo tan falaz como que estoy «enojada».

      Pensa bien, fijate como me queres categorizar cuando decis «ay ok tipo esta bien que te moleste que los universitarios» Pensá bien eso, pensá bien a donde te acerca plantearlo de esa manera. Es fácil ser peronista como se plantea desde acá, eso digo, ni siquiera que esta bien o esta mal, digo algo que molesta: es fácil

      Y ojo, por si importa, para mi también es fácil. En este momento para mi también es bastante fácil. Pero me molesta que lo sea, no me parece positivo que lo sea, porque la política no lo es, la política no es fácil

      No es una cosa liviana, como la lectura de unos cuentos más o menos que quieren inscribir un lugar en la historia

      ¿Qué lugar? Una pregunta muy simple: algunas de estas «ficciones» tuvo ambición real de federalizar la literatura. No. Tal cual el kirchnerismo blanco.

      suerte con eso

      1. que gracioso que nos trates de nene bien mientras yo (ido) me gano el mango pintando paredes y techos y mi viejo era metalurgico y mi vieja portera de escuela.
        Que nos interese la moda y los signos de la cultura nos prohibe la entrada al peronismo?
        No se bien que entendiste de lo que dijimos, particularmente el libro ese de este post nos tiene absolutamente sin cuidado y no nos da ni un minimo de ganas de leerlo y el kirchnerismo blanco del que hablas nos embola lo mismo que a vos.
        Lo unico que quisimos significar , ya que MEC pregunta porque hay tanto joven literato e intelectual acercandose al peronismo aun hoy, lo que dijimos fue que hay un componente sexual e impudico en el peronismo que puede resultarles atractivo. No tenemos el libro de cortazar a mano , pero creemos recordar que habia un cuento con un clase media fascinado con el clima de primitivismo sexual en una fiesta de las clases populares. Ni siquiera Cortazar es un escritor que nos gusta, lo encontramos mas bien baboso.
        Sin pretender encontrar la razon suprema del acercamiento de esos pibes al peronismo pensamos que esa puede ser una razon. Vos decis que estan ahi por la guita. Puede que tengas razon, puede que no
        Leiste sexy y peronismo en un a frase y ya se te nublo la vista porque la verdad inferir de lo que decimos que te tratamos de negrita resentida porque los ricos te robaron tu sexualidad es mas delirante que cualquier cosa que podriamos escribir, y eso que nos esforzamos en el delirio eh…
        Cuando nombramos la palabra resentimiento fue para hablar de nosotros y nuestros sentimientos.
        El desprecio de ver morir a mi viejo en un hospital luego de una vida de laburo, el desprecio que nos provoca y nos provoco el racismo inmundo de la clase media es lo que nos ato desde chicos al peronismo-
        Ya que te interesa tanto la literatura que tal si aprendes a leer lo que escriben los demas

        Cuando hablamos de pizza con champagne nos referimos a ese encuentro de dos mundos del que la gorilada huye por impuro y al que los nenes bien miran con cariño por encontrarlo exotico.
        Que le va a hacer nos gustan las superfices que vos llamas superficialidades y pensamos seguir hablando de zapatillas, software, identidades, moda y lo que se nos cante relacionandolo con la politica. Aunque nos quites el carnet de socio. Por nustra parte esta discusion se acabo aca

  4. ¿Y si lo fascinante del peronismo es que rompió los paradigmas perceptivos-cognoscitivos de la filosofía de la historia moderna, hecha de positivismo, liberalismo y marxismo (sobre todo), que auguraba un camino limpio y ascendente de lo «primitivo» a lo «civilizado»? ¿Y si el peronismo mezcló irremisiblemente el bien y el mal y así conmovió la cosmovisión moderna en la que descansaba el sistema político argentino (el radicalismo había movido algo, pero no llegó a conmover, porque no tenía a las masas plebeyas ni las movilizó)? Cada día creo más que el peronismo fue el que inauguró el posmodernismo en la Argentina, sin olvidar y a pesar de todos su sueños industrialistas modernos…

    1. el objeto del post es porque los jovenes universitarios se siente atraidos por el peronismo y no parece que alla ningun misterio ahi…
      ahora si lo que decis es que el peronismo es misterioso mas alla de estos jovenes , no lo logramos captar. Podes explayarte un poco mas :)?

  5. «Digo, ya llevamos más de sesenta años de peronismo. No sólo se murió Eva: se murió Perón, se murió Lorenzo Miguel, se murió Ubaldini, y Menem está, reconozcámoslo, gagá. (…) No hay un Perón, no hay una Eva, y no hay un descamisado heroico. ¿No sería tiempo ya de que perdiese su aura de peligro, misterio y herejía?»
    vos misma lo estás diciendo, me parece: el peronismo tiene los elementos del mito fundante, pero contemporaneo, y en un epoca en la todavia quedaba lugar para gestos heroicos en la politica. luego, resucita de sus cenizas, se renueva con las generaciones, se actualiza.
    justamente, esta madrugada, sin poder dormir, encontre en la tele la republica perdida, y me quede viendo esa parte acerca eva, que se señala, se destaca, y hace hincapie en la transformacion de una eva frivola, amante de las pieles y las joyas, a la evita, abanderada de los humildes o descamisada, como se la ve en la iconografia actual.
    me gusto mucho leerte, es muy intenso lo que decis. yo tampoco estoy leyendo ficcion, pero tengo atisbos de esta «corriente» que describis. tambien la noto en el arte, que es por donde ando. desde el amor y desde el odio, y la fascinación y el rechazo.
    saludo!

  6. Pienso que el peronismo tiene esa caracteristica que hace que se lo puede volver a escribir porque siempre lo quieren callar. Algo tiene para contar y las puntas que tira pueden ser viables. Literatura de otros partidos hoy dia tienen altas chances de quedar expuestos como lo que muchos son en nuestras geografias… una ficcion.

    Saludos

  7. » Juan Terranova eligió una estrategia inteligente, es decir, no hacer ficción»

    creo que es uno de los peores insultos que se le puede hacer a un escritor
    más allá de que terranova no lo sea, se lo merece

      1. Ja. Hay 500 boogs ficcionalizando el peronismo Maria Esperanza empecemos por ahi. Hay de repente 5 mil blogs de clase media ficcinalizando un peronismo que desconocen dede el llano. ¿Y no se puede ficcionalizar el peronismo? Terranova, Llach y la construcción de Juande Incardona es ficcionalizar el peronismo. Los esclarecedores «aportes» de «la maquiladora» (hasta duele escribirlo) es la ficcionalización de un peronismo de gente sin identidad propia. Y no me refiero a identidad politico/partidaria. Gente que no sabe estar sola, que firma articulos de a 20 y que solo publica antologias, sin atreverse a construir una obra.

        Esto ya raya el ridículo, que hablemos que una antolgía que se escribio a cambio de cuentos pagos es la nueva ficción del peronismo; es pegarle una patada al cadáer de copi y bailar sobre el de perlongher

        Y por qué Perlongher: porque no era peronista. Era puto, drogadicto, bohemio, poeta, creyente, anarquista y escribió como pocos el peronismo. Y no desde el odio, no porque era un palermitano imbécil

        Con respecto a que no hay literatura peronista. A ver…que es Puig, que fue Sara Gallardo, que le queda a Ocampo, que es Arlt que no es en su expresión peronista. Que le queda al grupo de Boedo. O más acá que le quedan a escritores como Chernov o Bernatek o poetas como Orozco

        Hablemos de literatura no de cuentos de 250 pesos las 10 paginas

      2. Helena, has estado tan desagradable con nosotros que no nos ruboriza incomodarte un poquito mas.
        1- agrupacion los putos peronistas
        2- justamente nombras perlongher que esta atravesado por lo sexual, asi literalemente

      3. ah perdón yo soy desagradable y Terranova que dice «los desaparecidos me chupan un huevo» o el seno del peronismo que ha cantado en sus filas «ni putos ni marxistas: peronistas» o el papelón de Martin Rodriguez diciendo «estoy con este gobierno mientras me paga» son la gloria, la campora revisted, los compañeros que estaran a tu lado

        el peronismo es complejo, lo que no es definitivamente una broma, una antologia o un capricho de moda, lo que definitivamente no sera jamas es una simplificacion basada en la necesidad de un mercado literario que escupe antologias como rolon revisa pacientes

        de que nosotros hablas?

        que leiste de lo que escribi?

        Perlongher esta atravesado por lo sexual, por lo historico pero sobretodo por la literatura y la construccion de un barroco local y una investigacion constante de la poetica y una puesta en jaque al peronismo que lo expulso

        como termino perlongher?

        anda a leer Papeles Insumisos
        despues charlamos

      4. suscribo totalmente esto: «Ja. Hay 500 boogs ficcionalizando el peronismo Maria Esperanza empecemos por ahi.»
        Con el Ja incluído.

        Entre los que ficcionalizan están incluídos tus posteos MEC

      5. Charlemos desde acá MEC

        http://www.rollingstone.com.ar/archivo/nota.asp?nota_id=742790

        Terranova sabe que lo que tiene enfrente es un periodista y sabe que ese periodista está tomando nota de lo que dice. Así y todo, y no pareciera que por pura meditada incorrección, se manda: “El tema de los desaparecidos se transformó en un lugar común, la verdad es que me chupan un huevo”. Otra: “No pienso en términos políticos, para nada. Los piqueteros, la policía, me importan tres carajos”.

        Acá justo acá es cuando todos se llaman a un silencio y se van a tomar una birra con Martin Rodriguez

        Despues me preguntan porque no firmo al lado de estas lacras sus «cartas abiertas» o otras imbecilidades por el estilo

      6. No leí esa entrevista de la Rolling Stones, y no la voy a leer entera ahora. Esa frase de Terranova me parece muy mala.
        Ahora, lo que publicó en este libro, me pareció bueno, juzgado, digamos, ensídicamente.
        Si no, tendríamos que leer la biografía de cada uno de los autores que leemos antes de juzgar una obra, ¿no es cierto?
        Y si, DagNasty había pegado el link en un comment anterior, así que le corresponde un hat tip, según los modales bloggeros.

    1. Juan Becerra es un escritor, no es un idiota que tira bombas de juguetería. Tiene el lugar que le dan los medios como el que publica esa revista de mierda o la corneta. Juan es demasiado inteligente como para hacerse mjucho problema por eso. Oliverio Coelho también es un muy buen escritor.

    2. No hay mucho para leer MEC si tenes tiempo para leer esta antología esa entrevista con la liviandad del que pregunta y la liviandad de los que contestan se lee en 3 minutos.

      Y con respecto a lo de dag nasty no es un enojo real, viene de una conversación que estabamos teniendo en el mismo momento en las que las dos citamos a Terranova. Es más lo cite en un comment anterior al link de la rolling stone.

      Pero es un detalle. Vamos a otra cosa. Acá se juzga no solo la calidad literaria, pésima de la mayoría de los autores que se inscriben bajo el canon del peronismo, se pone en duda también tu planteo de la literatura peronista, que no es tal. Esta errado. La ficción argentina desborda de literatura que no suscribe al peronismo, Sara Gallardo levanto una obra entera no vinculada al peronismo. Ni siquiea Alan Pauls, solo me gusta «El Pasado» el resto no tanto, se inscribio en esa literatura y logro al menos una novela que tiene mas de 200 páginas lo cual no es poco. Un autor importantisimo como Rabanal no se inscribio en el peronismo y sin embargo entregó una novela soberbia como «La Vida Brillante» que revisa 5 décadas de política argentina y hace un foco en el menemismo que no encontró herederos hasta hoy. ¿Desde que lugar escribe Chernov? Un autor tan complejo como él que tampoco se inscribe en el peronismo. ¿Dónde levantó toda su obra Puig? ¿Que es la sátira de Filloy? ¿Que son los coqueteos a lo Dorothy Parker de Bullrich?

      Hablemos de literatura, no tengo ningún problema, es una de mis pasiones la lectura. Reconozco no puedo hablar desde la ciencia, no soy cientista.

      Y si claramente se perdonan o no se evaluan pasados. Pero cuando hablamos de Ezra Pound. No de estos …… en fin, uf, autores.

      Pero antes de seguir voy a darle aviso a cada autor que nombre, incluidos sus herederos, que fueron señalados ellos y sus obras. Corresponde un «hat tip» literario

      1. con helenita se fue todo lo mío…y qué escribiste vos, si se puede saber? cientos, litros de cerveza tomados con martín rodríguez, nunca después de decir «los desaparecidos me chupan un huevo»; ¿qué querés decir? ¿a quién querés provocar? ¿que querés decir con eso de la side y todo ese cuento? conservadora, además: orozco, sara gallardo, chernov, rabanal… cerveza, perlongher, a esta altura un clásico, y cerveza: ¿por qué no algo más fuerte, un hipopótamo, el colorado de narváez en zunga: rompé la bolsa, muñeca, estás buena?

      2. «Con ser va do ra» Mira vos, yo pensaba que tenía buen gusto nomás. Pero si vos decís que esa es la literatura conservadora, no estaría que expliques porque, muñeco, si muñeco, de torta, de torta de casamiento obligado. Son un bajón pibe y no de los buenos.

      3. buen gusto no corresponde a una chica mainstream como vos. en todo caso, si corresponde, se corresponde con tus gustos conservadores, deudores de las fantasías de ascenso y distinción social que no sé por qué te molesta tanto hayan sido promovidas por los kirchner, independientemente de los resultados personales. no estoy casado y no soy puto, para seguir tu juego: obligaciones no son amores, helenita, estás buena?

  8. Se extrañan los aportes esclarecedores de Leandro, ya va a venir a desasnarnos. Por lo pronto, no creo que «la fascinación del peronismo» radique en algo como [haber roto] «paradigmas perceptivos-cognoscitivos de la filosofía de la historia moderna, hecha de positivismo, liberalismo y marxismo (sobre todo)». Conozco un montón de gente a la que le fascina el peronismo sin haber cuchareado jamás en un estofado semejante.

    1. lo de contador geiger nos parece que se refiere a la fascinacion que despierta en ciertos literatos en intelectuales. Aunque pensandolo bien el pastiche entre catoliscismo, socialismo e industrialismo puede sonar bien posmo , no?

      1. no me refería a los intelectuales específicamente, sino al magnetismo que en general tiene el peronismo por ser indescifrable, ejemplificado en la pregunta primera que arma el debate: ¡es de izquierda o de derecha?

        En cuanto a lo que dice adaeido, no hace falta «haber cuchareado jamás en un estofado semejante» para que te fascine: esos esquemas no se leen, sino que se incorporan por socialización. No metés la cuchara, sino que el estofado te mancha.

    2. El comentario de leandro va a ser algo así (para que no lo extrañes):
      mmmmmmm…sabes q pasa…se acuerdan en los 90′??? … es q la DEMOCRACIA funciona asi chicos……lo siento…progre$i$mo argento al palo…(es una grannnnnnnn diferencia)…
      para muestra,un boton…mmmmmmmmmm…el muerto se asusta del degollado me parece…no???).
      entienden la paradoja???
      no lo dije yo ehhhhhh ¡¡¡¡…estaba en unos de los links del post…
      en fin…es lo q hay…
      Pd : en fin…es lo q hay…

      1. :) Tal cual. Leandro en persona, o en palabras.

        Geiger, el peronismo me parece igual de comprensible o de incomprensible que cualquier otra cosa. La idea de que el peronismo era «incomprensible» fue una invención del propio peronismo, una respuesta al ninguneo intelectual de la academia, sobre todo de después del 55, y en particular de la sociología oficial de la época.

  9. Bueno, qué casualidad, puedo contestar, mis cuentos están en mi blog, y acabo de escribir uno. Tiene mucho que ver con el peronismo. Como yo no sé escribir ficción, hago relatos de la vida real. Es una historia muy querida para mí. Lo hago para el blog, no para publicar en un libro. Pero en fin, es un cuento, se llama «La Dominga y Danielito que era Scioli». Escribí también «Mi libro de lectura del 55», y «D’Elía French y Berutti, un solo corazón», entre otros cuentos.

    La historia de la mística del peronismo sobrevive más que nada en los enemigos. Son ellos los que necesitan una mística para odiar, porque es mucho más fácil referenciarse identitariamente en contra de algo que a favor. Ojo que lo mismo le pasa a las víctimas. Los gorilas son gorilas amén del peronismo, y si no lo tuvieran, tendrían que inventarlo. Es lo mismo que pasa con el antijudaísmo clásico (o antisemitismo) antiguo y tradicional. Sartre dice que el judío es invento del antisemita. Y lo peor es lo que dice a continuación: les pide a los judíos que no asuman el ser como los han determinado desde afuera. Pero los judíos no le hicieron caso, por supuesto, porque también toda víctima es cómplice de su victimario. «Semivíctimas y semicómplices, como todo el mundo», dice Sartre. ¿Qué significa esto? Significa que la víctima tiene un satu quo que le provee alguna seguridad, aunque sea la de ser combatido, aprende a defenderse del agresor, inventa estrategias para sobrevivir, y más que nada, saca rédito de su condición de víctima, exagerando su minusvalía muchas veces sin ningún pudor. Como víctima se siente inimputable. Y aunque pudiera salir de esa condición, muchas veces insiste en ello por rédito.

    La simbología peronista fue dejada a un lado por Néstor Kirchner y Cristina. Eso estuvo bien, se mostraron ambos presidentes de todos los argentinos, aunque nadie de la oposición les reconocería ningún gesto de grandeza. El otro día, cuando se sancionó por mitad la Ley de Medios en Diputados, comenazaron a cantar la marcha peronista, cosa que me parece desconsiderada en el recinto de una entidad nacional y descolocó a la diputada encantadora Silvia Vázquez de la Concentración Forja que proviene de la UCR, que peleó a la par de los peronistas. Cuando empezó la marcha se sintió mal, porque inmediatamente para recuperar dignidad empezó a vivar a Alfonsín, cosa que por suerte hicieron los peronistas por cierto, abrazándola como entendiendo el mensaje. Me parece que deberían terminar con esas cosas, y empezar a actuar como si no fueran víctimas, por lo menos mostrando esa aspiración, en lugar de regodearse con la calidad de minusválidos. Copien a Néstor y Cristina, aunque no valga de nada para los gorilas.

    Encima los más engolosinados con los símbolos no son los peronistas viejos, sino los conversos de hace dos días. Si empezás a urgar, todos son hijos de radicales o de comunistas. Los hijos de peronistas son más cautos y menos ostentosos. He dicho.

  10. Basicamente, la cuestión es que el peronismo les resulta exótico.
    Les gusta el peronismo por las mismas razones por las que a los orientalistas ingleses del siglo XIX les gustanban los pueblos asiáticos.

  11. ¿No sera que el peronismo es un gran cuento?…Mas alla de la peronologia,que es un estudio cientifico,analitico y racional del origen y evolucion de esta forma politica,la pregunta que dejo se refiere al vinculo que tiene con el imaginario argentino,con el hecho de haberse apropiado de consignas ajenas logrando una receta politica especial que ha tenido la cualidad de ajustarse como anillo al dedo a las expectativas de mucha gente en nuestra sociedad.

  12. El peronismo contiene elementos que parecieran de caracter religioso, de esa manera arrastra a miles de creyentes, entre los que me incluyo.

    En esto es importante su característica movimientista ya que las reservas de fé se encuentran en su base, los mas humildes, los que Evita mimó, y en algunos de los militantes.El Partido Justicialista y sus cuadros son percibidos, con cierta desconfianza, como una suerte de clero, en donde podrá haber algunos santos, pero abundan los mercaderes y traidores (como p.ej. el Innombrable).

    Lo que bien señala Eva Row, y a mi me descoloca, es la capacidad de generar odio, entre muchos no peronistas. Yo puedo creer que los radicales padecen de una incapacidad congénita para gobernar, pero no los odio. No existe el antirradicalismo. Creo que si pudiéramos desprendernos de estas antinomias,
    que generan divisiones en el seno del pueblo sería muy fácil unirnos en la construcción de una Argentina Económicamente Libre, Socialmente Justa y Políticamente Soberana ( con perdón).

    1. ajaja, no existe el antiradicalismo para los peronistas? contate otro chiste. A los radicales los odian, la palabra es «radical» denota un insulto contra alguien puesta en sus bocas. Es un «radical gorila» es como el lugar común del enemigo. No soportan las aglomeraciones radicales, y cuando se saben ante ellos y «para no perder la identidad» se ponen a cantar la marchita para joderlos -cuando nunca los radicales cantan su marcha para joder.
      Son más recalcitrantes y resentidos que cualquier otro grupo político. Porque el mismo odio lo tienen contra los «progres» (socialistas no peronistas). AP es un ejemplo donde darle con un palo al radical, al progre, y es más «al clase mierda» (clase media) es un deporte. Llevando el odio a todo un grupo no ya político sino social.
      Si eso es ser parte de un grupo «victimizado», hay algo mal en la definición. Especialmente cuando las «pobres víctimas» gobiernan el país y hacen y deshacen hace 20 años; y los radicales (tan poco víctimas según pareciera de este «speech») en cambio no pudieron mantener un gobierno debido precisamente a los quilombos que le cuasó el peronismo para serrucharle el piso.

  13. Qué tema éste para la gente que se mira el ombligo.
    Primero, como dijo Quintín la antología no es todo peronismo (así que no es lo único que hay). Segundo, que salga la antología representa que hay un mercado actual para eso (desde el subsidio que les baja el peronista oficialista para editar, hasta la troupé de blogueros K que van a comprar). Tercero porque si es para mirarse el ombligo y decir «la JP tiene su novela», hace rato está dando vuelta el libro de «la Fede» con la cual los comunistas también se miran el ombligo y quieren reescribir la Historia creyendo que la Fede fue lo mejor, el lugar de paso de todo militante de la época (que luego «se diseminaron hacia el poder en otros partidos») y el semillero vital de la política argentina. Y todo gracias a un libro.
    Ahora con la pequeña antología esta, los muchachos de la peronósfera creen ser ellos los centros del mundo, y el «verdadero semillero». Y hasta exagerando algunos ya creen que el ambiente literario tiene que hablar de ellos, que «si no existiesen los gorilas los necesitarían crear», que son «sexys», que son la expresión real del pueblo, y bla bla bla (un exceso de literatura berreta, aka «Chamuyo», para ensalzar un librito de morondanga que no va a pasar de ser una pequeña edición subsidiada, a no ser leída jamás por el pueblo a pie, y a terminar en las columnas de «cultura» del Diario Sur y Página 12, y en los estantes de los cyberK como gran libro gordo de Petete).
    Muy mediático todo este chamuyo, si no publicás no existís, jajaja.
    Claro como Franja Morada no tiene su antología o los del Partido Socialista, se los puede negar politicamente. Hasta que salió esta antología supongo que el peronismo tampoco existía, o sí? Ombliguismo

    1. No generalices Pancho, ni en pedo compro esa antología.
      Si Terranova y Llach son peronistas entonces yo soy del ACyS
      Acá alguien les vendió pescado podrido y están todos comprando.

  14. Toda esta discusión es un tanto ridícula. Como si para escribir bien o mal hubiese que ser esto o aquello. Completamente ridículo.

  15. A mi van a perdonarme, pero en mi infinita burrada, el peronismo es una versión secular de religiosidad que ahora también tiene su propia teología, hagiografía y cosas semejantes. 1. Hay una especie de inmaculada estupidez en la pretensión de prescindir in toto con el pasado; 2. la fascinación con sus encarnaciones individuales; 3. Y el espíritu del puebo que lo alimento. Quod eram demostratum: la santísima trinidad. Para colmo, como el elemento «macho» es demasiado dominante, las masas enaltecen su propio versión femenina del asunto, aunque no juega un rol institucional sino inspiracional.
    Lo que vino después, diversos modos de ser Iglesia, con sus herejías, traiciones, y purgas. Qué está pasando ahora… Quién sabe. Lo cierto es que la base no quiere abandonar a su Iglesia, porque la Iglesia es como una madre… una madre que incluso a pesar de sus dirigentes nos congrega.
    Después está el asunto pueril del enfrentamiento radical con un otro del cual no me diferencio del todo. Como ocurre con los judios y los musulmanes, nuestro parentezco es lo que nos conmueve y enerva. A esto hay que sumar la astucia de la razón que pretende por medio de la redescripción un estatuto perenne a lo contingente.
    En fin, después de 2000 años de historia cristiana deberíamos recordar que los setenta fueron nuestra guerra de los treinta años. Y que nuestro optimismo por ofrecer al mundo una originalidad inmaculada resulta enclenque.
    Eso sin menospreciar al peronismo, ni al anti-peronismo, que como bien señala la señora Casullo, tiene también el honor de haberlo engendrado y alimentado.

    Alguno creerá que estoy tirando piedras contra el peronismo por emparentarlo con el cristianismo. Se equivoca. Todo lo contrario, por eso me merece el mayor de los respetos, porque en el se capta un constitutivo humano irrenunciable: el de la fe. ¡Viva Perón! Que no es otra cosa que la afirmación joánica de la vida después de la vida: la vida eterna.

  16. Una aclaración más: cuando me refiero a la guerra de los treinta años, sólo me refiere analógicamente a las disputas internas dentro del peronismo.
    Ahora bien… me gustaría que alguien me desburre: ¿Alguien me puede decir que se puede sacar del coqueteo de Massera en plena época de la dictadura con el peronismo? ¿Se acuerdan? Mi memoria no es muy buena, pero sospecho que hay algo allí que resultaría interesante investigar.

    1. cinco dixit: «Después está el asunto pueril del enfrentamiento radical con un otro del cual no me diferencio del todo».

      buenisimo, un radical no es mas que un peronista avergonzado, a grandes rasgos , los dos queremos estar en un lugar parecido pero los radicales se empecinan en su derecho de nacimiento y crianza :)

      1. qué raro, según tus definiciones un peronista sería un resentido que quiere ser burgués y todavía no puede (pero cuando lo sea agarrate, que es más corrupto que ninguno, «Pizza con champagne» y me cago en todos como el menemismo que tanto amás en tus descripciones «estéticas»).
        El peronista de base además hace rato que abandonó la Iglesia, tal como le pasa al cristianismo.
        «Ya no calientan» más que a los intelectuales, que son el refugio de las modas pasadas. Tal como el tango, que ya no lo baila nadie pero es «la identidad» aparente de los argentinos.
        Acá hay mucha expresión de deseo de lo que querrían ser: odiados, populares, vida; y lo que son: recuerdos de viejos cascamanes, decepciones constantes (del que lo dejaron en banda en el 70, que lo traicionó Cafiero, lo traicionó Menem, lo traicionó Duhalde, etc), jóvenes que «se acercan al peronismo» -no como Montoneros que se acercaba al pueblo y la vida, sino a la estampita, al manual Lerous, al blog, como si fuera lo mismo; y peronismo de «marchita» pero sin que sean las masas las que la cantan en una toma de fábrica Terrabusi, sino los gorilones sindicales que lo hacen en su acto tras que su «líder» popular de los camioncitos ha hablado diciendo que la huelga de los trabajadores «lleva a una lucha fraticida y le hace el juego a los golpistas» (Moyano, ex-AAA dixit).
        Es más el peronismo no llega siquiera a ser el rosismo, que un siglo después todavía calaba con fuerza y reescribía la Historia. Ni cincuenta años después ya es mero asunto de intelectuales, «de viejos que la vivieron» (y que están con una pata en el cajón) y de pragmatismo político básico como saco que le cabe a cualquiera Macri incluido.
        Es más el peronismo actual puede evolucionar más fácimente y «con justicia» a Macri que al falso setentismo de los Kirchner. Porque el peronismo actual tiene su semillero en los `90, y en un Menem que cambió concepciones. A pesar de que los blogueros creen que está todo el pueblo vacunado contra ello. El aparato, que no lee estos libros de cuentos, está listo para «combatir a los que estén combatiendo el capital».

      2. y si , tenes razon, nuestro peronismo es muy problable que sea anacronico y auto referencial. Pero basicamente la gente de a pie sigue buscando trabajo digno y consumo. Y la verdad no amamos para nada al menemismo sino que interpretamos (mal?) que pizza y champagne como simbolo significan aspirar a una vida mejor sin renunciar a la identidad que traes historicamente. A los progres esas dos palabritas juntas les parece una grasada.
        el peronismo de base o como quieras llamarle a los votantes identificados con el perononismo voto a menem en segunda vuelta asi como voto a Cristina luego de nestor porque vio una mejora en su nivel de vida. Asi como los deja de votar si esas mejoras desaparecen. Vos querrias un voto mas meditado y comprometido pero la panza no es algo a desdeñar

    1. Ana C
      Estimada, con todo respeto, ¿Por qué el grueso de la generación de Alfonsín y de la Rua hicieron la Secundaria en los Liceos militares?
      Harguindeguy era amigo personal de RA desde esa época, y compartieron la camada con Galtieri y Anaya.
      Históricamente, y hablo desde la fundacional Revolución del Parque, los Radicales siempre tuvieron miembros en la Familia Militar.
      La primera esposa de Perón pertenecía al colectivo de chicas decentes, de origen radical, que se casaban con Oficiales.
      Uriburu, siendo subteniente, fue uno de los hombres de Alem; como su amigo de toda la vida, de la Torre.
      Creo que Félix Luna escribió sobre la Logia de los 33 Oficiales.
      Lisandro era el candidato in pectore de Von Pepe, para enfrentar al Radical Azul, Justo.
      Este ultimo fue arrestado, y luego amnistiado, en el Colegio Militar por la Revolución del 90
      A su vez, Justo, apoyo a su Ministro para sucederlo como Presidente, el antipersonalista Ortiz.
      Es interesante que un colega Ortiz, como parte del gabinete de Justo, fuera Basilio E. Pertiné; el abuelo de la esposa de la Rua.
      http://es.wikipedia.org/wiki/Basilio_Pertiné

      Mire si hay data para hacer ficción histórica, miniseries como Yo Claudio, o Raíces. ;-P
      Un abrazo

      1. Ana C
        Valle, Cogorno, el mayor Alberte; que fue el que le presento López Rega a Perón.
        Rodolfo Walsh le dio el nombre clave “el tintorero”, el 24 de Marzo del 76 una fuerza de tareas lo fue a busca a la casa, y lo tiraron por el hueco del ascensor.
        Los últimos militares que se declararon peronistas, estando en activo, fueron Urien, Licastro y Fernández Valoni; todos ellos dados de baja antes del 74.
        Por ultimo esta el caso de los 33 Orientales.
        http://www.clarin.com/diario/2007/12/31/elpais/p-01401.htm
        Pero ahí hay peronistas y no peronistas; incluso muchos de ellos apoyaron, y asesoraron, a Alfonsín en 1983/89.
        Un abrazo

      2. Ana C
        Ahora es Pérsico, así como en los 90 fue Freddo.
        Ya que estamos le paso un chascarrillo de la Disidencia.
        Al Lupo ahora lo llaman Titán Palermo, por que es tan capaz de meterte un gol de cabeza desde la ½ de la cancha, como de llevarse puesta una pared detrás del arco, o errar 3 penales seguidos. ;-P
        Un abrazo

    2. Hasta el gran parte aguas, que fue los fines de los sesentas, habia fracciones militares radicales, peronistas, liberales, nacionalistas católicos… había de todo dentro de las FFAA, que se concebían a si misma como una parte de la nación y su todo, al mismo tiempo.
      Recomiendo para comprender este tema «El estado burocrático autoritario», de O’Donnell.

      1. MEC
        Hasta el PC tenía contactos. ;-P
        Los Columnistas de temas militares tenían una gran influencia en esa época; así comenzaron Mariano Grondona, o Llamas de Madariaga, hermano del General Antonio Llamas, especializado en Guerra Psicologica y Comunicaciones.
        No solo por la bajada de línea, sino porque tenia mucho que ver quien tenia mando de tropa y quien no.
        Una de las innovaciones de Canal 13, a principios de los 60, fue incorporar al “periodista” Paco Manrique a sus noticieros, como Columnista especializado.
        Era el editor de Correo de la Tarde, Marina; que competía con La Razón, Ejercito+SIDE.
        Un abrazo

  17. ah esta si que nos salio buenisima, com le contestamos a helena en nuestra pequeña discucsion mas arriba.

    «el peronismo es la copula entre las clases bajas y las estrellas de cine»

    En lugar de una antologia de cuentos tendrian que hacer una de aforismos a la narovski y poner esa frase ahi

  18. Ellos agitaban
    “Ni yanquis, ni marxistas, peronistas”
    Muchachos morochos y fornidos
    Del CdO y la jotaperra.
    Arrojando piedras, palos y balas
    a los de la otra columna Montonera
    Que reclamaba a Perón
    la Patria socialista.
    Perón mientras tanto aclaraba,
    Mientras los peronistas parece que se pelean
    En realidad se reproducen como gatos.
    Pero los gatos salvajes de la derecha
    Se devoraban a los de la izquierda.
    Formaban la Triple A y las bandas
    De la burocracia sindical
    Que a cadenazos y metralla limpia
    Querían acallar los conflictos obreros
    Contra el Pacto Social.
    Los gatos de la orga en cambio
    Jugaban a los pistoleros del ejército popular,
    pensando que el general estaba cercado
    Por el Brujo López Rega
    y la Isabel Martínez
    coreándole al viejo
    “Ay que boludos, ay que boludos,
    nos gobiernan una puta, un Brujo y un cornudo”.
    Y el “hombre del destino”
    peinado a la gomina
    con su sonrisa gardeliana
    Llamaba a “hacer tronar el escarmiento”
    contra los “estupidos, imberbes”
    que pensaban que el movimiento
    tenia que adoptar un rumbo revolucionario
    contra el imperialismo y la oligarquía.
    Los bienpensantes reclamaban cordura
    citando al genio y gorila de Borges:
    “no son ni buenos, ni malos,
    son incorregibles”.
    La gloriosa jotapé que había hecho
    de Perón un mito
    y de la burguesía nacional un aliado,
    cumplía su papel de gato reproductor
    corriendo a cadenazos
    a los muchachos de la izquierda
    que con cordura les decían
    Perón evita la patria socialista.

  19. Una contracultura light, prolijita, para obedientes. Podría decirse: «Los más caretas de los locos» o «los más locos de los caretas».
    Pero tal vez sea el peronismo la única contracultura que se atrevió a madurar.
    Desde ese lugar puede medirse exitosamente con cualquier otro movimiento (o partido, si no quieren asignarle tal categoría), dar rienda suelta a su capacidad burlonja, disfrutar de ese placer aristocrático y tan artístico de disgustar; pero en el terreno del arte puro, en el de la contracultura feliz y libre, desprolija e irreverente, ahí no pueden competir.

    1. es decir, «madurar», para no repetir, no es «abandonar los sueños» o «los ideales» sino cuadrarse, obediencia y atención a la jerarquía. en mi barrio, a eso lo llamaban, en el mejor de los casos, obsecuencia; imaginate en el peor. y no hablo sólo de la contracultura.

  20. Quizás parte de la respuesta a algunas preguntas planteadas residan en que la literatura encuentra en la pasión un lugar desde donde desarollarse. Por eso es inevitable pensar que la literatura desde y sobre el radicalismo existió en nuestro país mientras la UCR -y sobre todo el Yrigoyenismo- fue una pasión popular que palpitaba en cada esquina. Lo producido literariamente por los integrantes de FORJA -por citar un ejemplo conocido-, se desarrolló ámpliamente no solo en la prosa periodística, sino también en la ficción o en la poesía (y a través de ella hizo su aporte también al tango) y allí se hablaba del radicalismo como una expresión genuina y profunda del sentir popular.

    El peronismo sigue siendo una pasión argentina,incluso a pesar muchas veces del partido que pretende expresarlo electoralmente y eso -como los amores no correspondidos o los caudillos- sigue siendo el motor para que su historia, su presente y sus personajes tengan siempre un lugar en la pluma de partidarios y detractores.

  21. El peronismo es eso. Es de corazon, es como amar a Boca Juniors o a llorar cuando pierde la seleccion, es el gol a los ingleses y el grito de Cabral bajo el caballo.

    O sea, no sirve para ninguno de los objetivos de un estado. Solo en el pais del tango y el futbol puede seguir existiendo.

  22. Durante décadas se buscó, luchó, probó -fracasó- el modo de hacer una alianza entre las clases populares y la clase media (pensemos en los textos del O´donell que vale la pena). Y siempre que hubo un acercamiento, sobre todo de la juventud (por ej. los primeros hijos de trabajadores peronistas de pura cepa que eran los primeros de muchas familias en meter una pata en una Universidad Pública), se escuchan voces que critican a la “clase media –que intenta- ficcionalizar -o, simplemente, acercarse- a un peronismo que desconocen desde el llano”. Esa idea instalada de que el peronismo es de los negros, de los que se cuelgan en el Roca para llegar a Capital, de los que rompen los parches de los bombos, sólo la puede mantener alguien que no haya leído ni escuchado nada de los últimos cincuenta años de la Historia Argentina. Lo peor es que esa misma idea remite a otra idea instalada: solo pueden opinar, interpretar, ficcionalizar, los que vivieron la experiencia. De ese modo esa experiencia sólo le pertenece a unos pocos, no se puede compartir, por lo tanto se la ajeniza –que es el primer paso de un proceso que concluye en la cosificación del suceso social- del resto ya que no pueden comprenderlo, interpretarlo, “ni escribirlo bien”.
    Cuando se da, muy esporádicamente, un acercamiento de las clases (recordemos los meses pos huida de La Avispa) saltan las criticas personales. Que M dijo esto, que A no puede decir nada pq vive en…, etc. No sorprende: es el modo con que se hace periodismo y critica literaria en la Argentina: el autor es el mensaje. Pero bueno, el esnobismo es eso: buscar la diferencia. El pensamiento mas desarrollado, crítico, fino, sólo le pertenece a unos pocos. No puede compartirse. Y si alguien se acerca a la masa es para diferenciarse de su clase, de su ámbito; nunca por convicciones, por solidaridad, por alegría. Así piensan muchos.
    Pero, por suerte y otras cosas mas, muchos no pensamos así.

    Se puede hacer ficción del peronismo pq se puede hacer ficción de todo. Toda experiencia social esta cargada de múltiples sentidos: una voz, un narrador, un aprendiz, sólo dan la suya (y si el texto es bueno pueden multiplicarse) Diría que es necesario ficcionalizar el peronismo. Debería ser un ejercicio para darse en la escuela media. Hablar del peronismo es rastrear nuestra identidad (y no apropiarnos de la identidad del otro, como insinúa una muchacha en uno de los comentarios) Repito: es necesario ver como cada uno de los argentinos (sean escritores, camioneros o médicos) interpreta al peronismo (la literatura ayuda), ya que todos tenemos uno: algunos en el taller, otros en la oficina, y muchos al lado del gorila de peluche que guardan en la casa de sus padres.

    Aclaro: escribo desde Longchamps. En el conurbano profundo. Padres radicales, de comité. Y lo hago desde la computadora del laburo aprovechando que el dueño rajó.

  23. A Terranova yo no le compro un auto usado. Sus hilachas siempre fueron muy evidentes hasta que las dejó explícitas y me saqué toda duda:

    «Terranova sabe que lo que tiene enfrente es un periodista y sabe que ese periodista está tomando nota de lo que dice. Así y todo, y no pareciera que por pura meditada incorrección, se manda: “El tema de los desaparecidos se transformó en un lugar común, la verdad es que me chupan un huevo”. Otra: “No pienso en términos políticos, para nada. Los piqueteros, la policía, me importan tres carajos”.» (01.10.2005)
    http://www.rollingstone.com.ar/archivo/nota.asp?nota_id=742790

    Mientras esta cuestión sea sólo estética me quedo leyendo los cuentos de Haroldo Conti, qué quieren que les diga.

      1. Pablo.
        No, yo hablo del general Antonio Llamas (de Madariaga), hermano del periodista. Como Teniente Coronel, durante la Revolución Argentina, estaba a cargo de la Acción Psicológica.
        Durante el Proceso, siendo General, seleccionaba y supervisaba a TODOS los periodistas.
        Del Gordo Muñoz a Gómez Fuentes; Jorge Asís lo sugiere en su libro sobre Clarín.
        Principal Elemento de Comunicación Social (PELCOS); era la denominación de estos colaboradores, que dependían de Antonio Llamas.
        http://www.clarin.com/diario/2009/09/07/elpais/p-01993748.htm
        Tiene una nota de Oscar Raúl Cardozo, donde detalla como se utilizo el Mundial de Tokio para “operar” a la Comisión Interamericana de DDHH, que estaba recibiendo a Bittel, Herminio Iglesias y Alfonsín.
        Lee los nombres, y te vas a quedar con la boca abierta.
        Un abrazo

  24. No creo que haya que ficcionalizar ni al peronismo ni al radicalismo ni al socialismo ni tampoco al liberalismo en la Argentina, porque de hecho toda la política en la argentina es una gran ficción, una gran fantasía de buenos contra malos que finalmente se hermanan a la hora de contar el cuentito de la justicia y la dignidad.

      1. Por eso, a vos lo que más te cuadra es el mármol, no el de los bustos (no te da el piné), sino el de la Chacarita. Por lo menos te van a dejar flores los de la barra brava, pero nadie te va a cortar las manos; eso seguro.

      2. Pero kop, si no hubo ningún Pablo Mármol prócer! Soy hincha de Racing. Y lo del piné, bienvenido: no mido en los tests de inteligencia. Eso es para los idiotas.

    1. Epa, diga quién estaba haciendo el «mangazo».
      Después se quejan de los punteros clientelistas villeros, cuando la mayor parte de los «intelectuales» al servicio de la causa medran del subsidio, la beca y el «viaje para el Congreso en Bariloche/Río de Janeiro».

  25. El problema de los hábitos, sobre todo de los malos, es que se hace difícil dejarlos. Aunque nos hacen mal, gracias a la fuerza de la repetición y la costumbre, hemos creado con ellos un vínculo difícil se eludir.
    Yo, confieso, tengo un vicio. Todos los domingos me zambullo en la columna de Horacio Verbitsky de Página 12, y la leo, aún cuando sé que me va hacer enojar.
    En realidad, no es puro masoquismo, sino cierto afán de encontrar los límites del escriba del gobierno.
    Recuerdo, es cierto, columnas memorables de Verbitsky, donde el filo de su pluma ponía al descubierto, con mucho ingenio y muy poca piedad, los rincones más oscuros del gobierno de Carlos Menem.
    Gran artesano del lenguaje, dio a luz apelativos inolvidables: “el polideportivo de Olivos”, la “Corte de los Milagros”, y especialmente, “Robo para la Corona”, que ilustrara su último best seller.
    Fue, a qué dudarlo, uno de los más severos y agudos críticos del gobierno de Menem, al cual solía despedazar con saña en la misma columna en la cual hoy desgrana su defensa incondicional –casi- del gobierno de los Kirchner.
    Hoy, desde adentro del fuerte, dispara sus dardos contra los enemigos del régimen, contra cualquiera que se atreva a sostener que el rey está desnudo, que ese hermoso traje que sus amanuenses le han tejido para presentarse al pueblo como un líder progresista, no existe.
    Todo el talento que ayer derrochaba para criticar a aquél gobierno cuando confundía lo público con lo propio, hoy no puede ver la luz, dado que es necesario ocultar lo que antes estaba bien poner en evidencia.
    Qué párrafos jugosos se ha perdido el periodismo por la insólita pasividad del combativo periodista de otrora.
    Qué no podría haber dicho el perro sobre la vergonzosa prórroga de la concesión del casino de Palermo al amigo Cristóbal.
    Qué severos reproches se podrían haber leído de la compra a precio vil de tierras públicas en el sur, como en las peores épocas de la Conquista del Desierto.
    Cuántas columnas hubiera merecido el inefable Jaime, sus subsidios y sus aviones.
    Se han perdido valiosísimas páginas que podrían haberse dedicado a ese oscuro personaje Rudy Ulloa, que parece empeñado en darle la razón a Lombroso.
    Cómo, en definitiva, castigaría aquel Verbitsky a este triste escriba del rey, siempre dispuesto a correr a atacar a quienes puedan criticar, con o sin razón, a los Kirchner, y a disimular la absoluta falta de moral de un gobierno que se ha apartado tanto del pueblo que lo votó, que ahora la embate contra los medios contreras, para que el pueblo “no pueda saber”.
    Es que hoy, perro, cuando te leo, recuerdo a Canaro, doy vuelta la cara y me pongo a llorar.

    1. «(el gobierno)…que ahora la embate contra los medios contreras, para que el pueblo «no pueda saber»»
      La imaginación del artista carece de límites.
      Resulta que el rey desnudo e histérico quiere callar a los heroicos y frágiles campeones de la expresión libre…
      ¿En qué país vive quien esto escribe? ¿No es transparente el magnífico poder monopólico del Grupo? Y frente a él, ¿no es frágil hasta la vergüenza este (cualquier) gobierno? ¿Dónde quedó el orgullo antimonopólico de los auténticos liberales?
      Estamos tan hechos mierda todos, que los liberales están ciegos de odio fascista, y los que deberían ser populistas, sólo se animan a tibias medidas liberales…

      1. Lindo gambito. Te agarrás del final, pero omitís todo el contenido del mail.
        Sin embargo, te contesto. El problema de Clarín no es el «magnífico poder monopólico» -que no existe-, sino su connivencia con los gobiernos de turno. Ojalá lo destruyan, pero lo que quiero es que en el camino no cambiemos de collar, pero sigamos siendo perros.
        Claramente, es lo que quiere kirchner, que sólo busca -y no me parece tan mal como objetivo- conservar el poder. No está mal tratar de conservar el poder; pero para eso hay que gobernar de cara al pueblo.
        Así como en vez de reducir la pobreza y la inflación este gobierno prefirió copar el INDEC para mentirle al pueblo, del mismo modo en vez de gobernar para el pueblo, ha elegido copar a los medios.

  26. Paciencia Gino, si busca un poco algo de prensa crítica al gobierno va a encontrar por ahí. Y de última siempre puede venir a descargar su resentimiento por aquí.

  27. Helena, cual seria el problema de que Terranova diga «me chupan un huevo los desaparecidos» (como tema de ficcion)

    que es lo «indignante»? los desparecidos hoy no le importan al 85 por ciento de la juventud.

    por otro lado, ¿no esta agotadisimo el tema? que se puede seguir escribiendo?

    1. al 85% de la juventud le chupa un huevo absolutamente todo, y eso qué?
      Por eso hay que rebajarse al insulto fácil? Para eso me quedo con Jorge Asís que es un verdadero intelectual y te denigra con tal adulación que te gusta. No tener ironía, y dársela de superado para llamar la atención, ser transgresor en la época en que serlo no rompe con nada, no es de una vanguardia literaria, ni de una «joven guardia» que se cree presentar en una revistita de cuarta.
      El tema de los desaparecidos no está agotado, y se ve en que «todavía calienta» y genera muchísimas más pasiones (no en el 85% de boludos y pendejos fiesteros de la jarra loca) y señales de identidad que el manido tema del «peronismo». Tema que no genera mucho ni en ese 85%, ni en gran parte del otro 15% «comprometido».
      Si el tema de los desaparecidos está devaluado, la política en general está en el tres a uno duhaldista. Por algo se imponen los candidatos estrellas, mediáticos, NO peronistas y de papel pintado como De Narvaez y Macri que vienen a «no hacer política» en la política.
      La política entonces sólo le queda ser literatura barata, y transgresión anarcopop y me chupa un huevo los piqueteros, los políticos, la federal y Terranova!

  28. pero se puede seguir recordando y es conveniente…lo que pasa es que con el»presentismo»vigente y el desprecio(por temor) al futuro,molesta ese recuerdo.Sera preferible una juventud sin ideales,que se droga y se vuelve sorda(y se dja explotar)a la de aquellos que se equivocaron pero mostraron un camino?

  29. werte (Fabián):

    no creo que lo incomprensible del peronismo sea un invento de éste mismo. ¿Qué es esto
    no lo escribió un peronista.
    Estoy de acuerdo en que el peronismo se valió de esa inefabilidad para engrandecer su mística. Y también con que, en un sentido, todo hecho histórico y social es incomprensible.
    Pero a lo que me refería es a que lo incomprensible siempre lo es en un marco histórico de percepciones
    y de conocimiento dado. Y en el marco «moderno-europeo» que dominaba en la Argentina (y quizá todavía hoy), el peronismo resultó (¿resulta?) incomprensible. Eso no quiere decir que sea mejor o peor por ello. Digo simplemente que un país que se creía Europa y esperaba «repetir» esa historia, el peronismo fue un quiebre fuerte de esa expectativa. Me parece que toda la polémica alrededor del populismo, desde Germani en adelante, refleja eso bien. No casualmente, la trayectoria de esa polémica es hacia el reconocimiento de la «normalidad» del populismo, de dejar de verlo como «anomalía», que era la idea primera de Germani (y muchos con él).

  30. Una pregunta de Q que quedó colgando ante una insinuación de no sé quién: «¿qué es eso del subsidio» Lo del subsidio es nada. En la edición no figura ninguna mención de ello y Mondadori no necesita subsidios para editar. La insinuación es la demostración de la paranoia antikirchnerista, que ve´maniobras oscuras hasta detrás de la designación de Maradona, y de que el peronismo, para bien o para mal, a favor o en contra, sigue siendo tan imaginariamente movilizador para el quince por ciento de intresados como los desparecidos. Lo que es una desgracia: lo que debería ser movilizador es el peíodo 81-84. donde se cocinó absolutamente toda nuestra hisroia democrático, incluido tradicalismo, menemismo y kirchnerismo. recomiendo leer la narrativa y el periodismo de Fogwill como único intento intelectual de comprender ese período. Y a Asís para los chismes. Por otra parte, prácticamente ningún cuento, salvo el de Diego Sánchez, encara frontalmente el tema del peronismo, el texto de Terranova exuda resentimiento contra personajes particulares del ambiente literario argentino, y la mayoría son muy malos, con la excepción de los OYola, Rodríguez, Llach y Sánchez, que tampoco llegan al nivel de los cuentos argentinos, peronistas o no, sobre el peronismo, a favor o en contra, previos a la dictadura militar. Después de tantos años de dedicarse a su tesis, MEC ha perdido training liteario y compra biyuta

Responder a Sopa Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *