El Movimiento se demuestra andando

Me ganó de mano, de alguna manera, Sebastián. Y no voy a decir nada que no haya escrito ya un peronista como Manolo, aunque lo digo a partir de otro recorrido, con una mirada distinta.

En la práctica, ya estábamos «adentro» hace tiempo, como en esos días en los que nos encontrábamos pensando «ya tengo más ganas de dejar de defenderlos» y ahí justo era cuando salíamos a defenderlos más y más. Pero ahora algo se galvanizó.

Y entonces volví al librito de Levitsky Transforming Labor-Based Parties in Latin America, Cambridge University Press (cito y traduzco desordenadamente y como puedo en base a papers del autor que resumen el libro porque no lo tengo justo a mano, sepan disculpar).

Es un libro muy conocido. En él, el autor se pregunta, más o menos, ¿cómo puede ser que un partido fuertemente basado en los trabajadores y los sindicatos, como el peronismo, haya mutado en menemismo, en políticas neoliberales, sin que se produjera una gran hecatombe política? Concluye que la «rápida adaptación» del PJ fue posible por una estructura partidaria que cuenta con una base masiva pero «débilmente institucionalizada». Dice que si bien se trata de un partido con raíces muy profundas en los sectores populares, cuenta con una estructura «fluida».

Levitsky señala que el PJ carece de una burocracia central, órganos partidarios efectivos y reglas y procedimientos internos rutinizados. Esto, claro, es una fuente de «ineficiencia y desorden», pero también dota al partido de un grado «sustancial de flexibilidad estratégica».

Hasta ahí  lo formal del libro. Una posible lectura indica que esto hace al «pragmatismo» del PJ, hoy menemista, mañana socialdemócrata, luego keynesiano, luego, etc. OK, eso lo hemos escuchado en algún lado.

Ahora, lo interesante es el trabajo de campo, realizado sobre la base de encuestas en 112 unidades básicas y 611 «activistas partidarios» (hay un capítulo que se llama algo así como «Una mirada desde abajo:  activistas partidarios y la transformación del peronismo de base»).

¿Qué nos dice Levitsky? Que la organización peronista consiste en «una densa colección de redes personales que incluye sindicatos, clubes, organizaciones no gubernamentales y a menudo los hogares de los activistas, que están desconectados, son autónomos de la burocracia partidaria».

Esta organización partidaria, dice el autor, no sólo se mantuvo durante los 90s, sino que su persistencia desde lo local marcó límites a la capacidad de liderazgo de Menem para trasnformar el partido «desde arriba».

Y luego dice algunas cositas:

  • «Al igual que en el período 1955-1983, los vínculos masivos del PJ permanecieron informales y descentralizados, más que burocráticos. La estructura formal del partido es generalmente ignorada y los recursos, el poder, la información e incluso las carreras políticas pasan a través de unidades informales auto-organizadas con sólo débiles e intermitentes vínculos entre sí y a la burocracia del partido».
  • «En realidad (…) las Unidades Básicas son autónomas de la burocracia del partido. No son creadas por funcionarios del partido y no son propiedad del partido. Más bien, son creadas en forma privada por los propios activistas. Cualquiera puede abrir una Unidad Básica en cualquier momento y lugar. Frecuentemente, los punteros establecen las UBs en sus propias casas y, por lo tanto, se convierten literalmente en sus ‘propietarios’. Como un líder local lo indica: ‘no tenemos que preguntar ¿podemos abrir un centro comunitario peronista?’. No. En el peronismo uno tiene la libertad de crear lo que quiera. Nadie te dice lo que tenés que hacer'».
  • «En Quilmes, la burocracia local partidaria estima que tiene un registro de alrededor de un tercio de las UBs existentes».
  • «Como lo afirma un líder local: ‘¿quién financiaría y manejaría estas oficinas? ¿Y quién las va a cerrar si son de los punteros? ¿Cómo van a echar a los punteros de sus casas’?».
  • «Esto está legitimado por la frase de Perón: ‘cada casa es una unidad básica'».
  • «De acuerdo a un líder local que maneja la UB ‘Compañeros’, en la capital: ‘nos ponemos distintos sombreros. Un día somos una unidad básica, al otro día somos un centro de atención a la niñez, al otro día una asociación cívica, pero siempre tenemos la misma ideología peronista'».
  • «Las Agrupaciones son organizaciones informales. Están conformadas por distintas unidades básicas. No están mencionadas en la carta orgánica partidaria y los líderes locales partidarios no tienen registro de ellas. Se organizan y financian ellas mismas, entonces mantienen un sustancial grado de autonomía (…) Son las agrupaciones, no la burocracia partidaria la que vincula al partido a su base social».
  • «El PJ funciona como una ‘gran carpa’  organizacional conteniendo elementos a menudo diversos y contradictorios. Lejos de la tradición ‘verticalista’ a la que a menudo es asociado el peronismo, la relación entre los niveles altos y bajos de las autoridades del PJ a menudo es de mutua autonomía».
  • «Dice un legislador del PJ: ‘en otros partidos, todo lo que uno hace tiene que ser aprobado por la jerarquía partidaria. Tu discurso tiene que estar acorde con determinados estándares. En el peronismo eso no es así. Uno puede decir lo que quiera'».
  • «A persar de estar debilitado por el cambio generacional y la penetración de los mass media, un lenguaje corporal común, símbolos , tradiciones, prácticas y creencias siguen uniendo a peronistas de distintas edades, regiones, orígenes sociales e ideologías».
  • «A diferencia de partidos de masas más centralizados como el Partido Comunista Chileno, la estructura descentralizada del PJ les permite a los activistas evitar tener que hacer una decisión fuerte entre adherir a la línea nacional partidaria o irse (o ser expulsado del partido). Especialmente, el sistema de ‘agrupaciones’ del PJ ofrece canales alternativos de participación a los peronistas que están en desacuerdo con la lína nacional del partido».
  • «Agrupaciones democráticas e incluso socialistas coexistieron con el liderazgo nacional de Menem en los 90s. Por ejemplo, a pesar de que los neo-fascistas del Comando de Organización (C de O) abandonaron las actividades paramilitares luego de 1983, continuaron realizando actividades nacionalistas (…). Un ejemplo de una agrupación de izquierda es la ’11 de marzo’ en Quilmes. Fundada en 1985 por un grupo de activistas de izquierda ex guerrilleros, se convirtió en la más grande agrupación de Quilmes en los 90s con aproximadamente 300 activistas. Los líderes de esa agrupación se describen como ‘socialistas’ y ‘revolucionarios’ y comparten un compromiso para ‘profundizar la democracia'».
  • «El fundador del partido, Juan Perón, solía decir que ‘sólo la organización vence al tiempo’. A pesar de que la construcción partidaria de Perón nunca concordó con su retórica, la organización informal y a menudo caótica que dejó se ha probado más resilente y más efectiva de lo que cualquiera hubiera esperado. Por lo tanto debe ser estudiada más seriamente».

Esta semana muchos amigos me dijeron: «y a dónde voy, y a dónde vas a ir vos, y te vas a ir de allá y vas a ir para acá, y tal ahora finalmente se va a afiliar a tal cosa, y ahora tiene que haber un programa de tele que, y un blog que, y esto, y aquello».

«Es lo mismo», les dije.

Andá al lugar que esté más cerca de tu casa o al que más te guste. Juntate con quien quieras a hacer lo que quieras. Ya está.

Mientras sea en el kirchnerismo, dale para adelante.

About Nicolás Tereschuk (Escriba)

"Escriba" es Nicolás Tereschuk. Politólogo (UBA), Maestría en Sociologìa Económica (IDAES-UNSAM). Me interesa la política y la forma en que la política moldea lo económico (¿o era al revés?).

View all posts by Nicolás Tereschuk (Escriba) →

31 Comments on “El Movimiento se demuestra andando”

  1. Fijate que en el último capítulo, el autor predice (en el momento que todos creían que desarmaría el P.J) que Kirchner volvería a apoyarse en la estructura partidaria (creo que es en una nota al pie, o algo así).

  2. muy bueno e interesante el articulo realmente
    Levitsky es un tipo muy interesante

    una sola chicana, nos tuvimos que ir hasta 1996, 2/3 del menemismo habian pasado, para encontrar notas del lupo criticandolo a carlo. ahi era facil

    igual gran nota

    Saludos

  3. Nico,
    Te entendi.
    Sabes que: Me da mucho miedo que hoy no tengamos por lo menos
    dos o tres alternativas posibles a CFK en las cuales estemos
    la mayoria de nosotros de acuerdo.
    Que no se interprete mal: estamos con Cristina , pero el origen
    de mi miedo esta en que estamos tocando intereses muy jodidos.

  4. Escriba,

    Explicás los medios que usa el PJ.
    Pero no explicás cual es el fin (es decir, los objetivos) del PJ.

    Y no me vengan con la «justicia social».

    1. Es que su fortaleza es que no tiene fin, no tiene una «justificación» es una herramienta multiuso, por eso le fue facil a Mendez utilizarla. Fortaleza dicho en el sentido de resistencia a fallos.

      1. ¿Por qué la ironía? Sí, la felicidad del pueblo me parece un fin más que interesante. Acotado, alcanzable por grados, cada grado es fin en sí mismo. No es poco, me parece.

      2. Ojo Escriba, lo mio no es un juicio valorizador o moralizador de este esquema de funcionamiento, es mas cada día estoy mas cerca. Cada uno puede ponerse feliz con lo que le quepa, pero eso es de cada uno.
        Aquí lo importante es el funcionamiento del conjunto, eso tiene valor de por sí. Tiene una gran resistencia a fallos, y eso tiene que ver con una estructura distribuida de las redes sociales. En eso se el peronismo se aventaja a la política mas distribuida del siglo XXI. Las grandes coorporaciones jerárquicas verticalistas del siglo XX
        «Las estirpes condenadas a cien años de soledad» en realidad «tenían una segunda oportunidad sobre la tierra»

  5. Si el Kirchnerismo quiere seguir apoyado en el PJ solo debe garantizar que puede pagar el alquiler (reparto de fondos, obras, subsidios y cargos). Mientras paguen pueden hacer las politicas que quieran, y por suerte los K puros tienen objetivos claros y loables.

    Pueden hacer las politicas que quieran salvo las que tocan la supervivencia de la estructura como democratizacion gremial, transparencia de gastos gubernamentales o reformas electorales.

    1. Mirá, Leandro C: Fijate que muchas veces son los propios «involucrados» los que desatan los nudos. La ley de voto secreto, obligatorio, etc. salió de la propia generación del 80. Y el reviente de lo que quedaba del Estado del mismo «peronismo menemista», como para poner dos ejemplos contradictorios. ¿Los otros pueden hacer las reformas? (buenas reformas digo, en un sentido democratizador de verdad, no como cuando Clarín denuncia a la «burocracia sindical» y no permite a sus empleados afiliarse a sindicatos.
      Saludos

    2. Leandro C. Coincido con vos pero ¿Quienes son los K puros? y ¿Cuales son los objetivos claros y loables?

      Viendo como se mueven, como cambian de lado, solo se puede llegar a la conclusión que salvo unas pocas excepciones su único objetivo es el poder y las ideologías meros decorados. Los ejemplos abundan.

      (Alberto Fernandez era el progresismo dentro del kirchnerismo. Hoy junto a Massa están rosqueando para ir atrás de Scioli a la presidencia. Pichetto fue el promotor de la re-reelección de Menem, y hoy es el Che Guevara del senado)

      1. Ante todo cuando digo «objetivos claros y loables» no implica que sean mis objetivos o mis ideas. Solamente que, aunque equivocadas o sectoriales, las defienden de buena fe.
        Los objetivos son:
        – generar una amplia clase media de trabajadores en blanco.
        – Ideologizar y politizar a esta nueva clase media.
        – baja del desempleo y redistribucion del ingreso a traves de la proteger a una burguesia local
        – industrializacion «fatto in casa» , es decir sin inversion extranjera directa
        – proteccionismo a traves del TC y otros medios,
        – identificacion con latinoamerica en contraposicion con los estados centrales.
        – un estado grande e ineficiente pero que tenga capacidad de empleo y de extorsion.

        Son claros, son loables pero para mi este modelo tiene graves problemas de sustentacion en el largo plazo: no alienta empresas eficientes y competitivas y no va a haber muro ni barrera que nos salve de las exportaciones Brasilenias.

  6. Muy interesante la nota, como casi todo lo de Escriba. No obstante, como casi siempre, discrepo. Prometo leer a Levitsky, pero lo que pinta ese resumen no se parece casi nada al peronismo que uno conoce (PJ del centro de la provincia de Buenos Aires). Seguro que tiene colores y angulos diferentes en cada distrito. En todo caso, y mas alla de la mirada sociologica, me parece que a la hora de los bifes la vision mas ortodoxa es la correcta. Cuando los radicales de mi pueblo puteaban a Cobos hasta en japones en 2007, los que le salian a juntarles los votos en la ciudad eran estos «activistas, que están desconectados, son autónomos de la burocracia partidaria” y que son – precisamente – los que ahora lo putean hasta en un velorio. Esos eran «de derecha» en los 90 y «de izquierda» ahora. En una estructura partidaria mas «institucionalizada» eso no pasaria porque, se supone, las decisiones serian colectivas y los que deciden tendrian que hacerse cargo de sus decisiones. Pero no. No hubo internas. Eligieron a la esposa del presidente y a un gobernador de provincia que venia a representar la «transversalidad». Y Anibal F. mandaba a decirle a los peronistas bonaerenses que la marchita se la metieran en el culo.
    Por otra parte, en el nivel local, no cualquiera abre una UB. Normalmente lo hacen los que cobran, con cargos o con otro tipo de privilegios. Que son siempre los mismos. Y que cobran siempre de los mismos. No digo que estas practicas sean patrimonio del peronismo. Lo son de cada partido en el poder desde el 83 para aca, que es el periodo historico que uno vivio de cerca. Una formidable maquina electoral.

    1. Las practicas clientelares son comunes a otros partidos, pero la capacidad de voltear gobiernos para sentarse ellos solo la desarrollaron el PJ y los militares.

      1. Leandro C,

        En la mitologia del antiperonismo, Alfonsin habria sido «volteado» por el malvado PJ en aquel famoso «golpe de mercado».
        No me cierra por ningun lado.
        1) El gobierno de Alfonsin estaba a años luz de ser un gobierno de izquierda revolucionario que espantara a los mercados
        2) Los saqueos ocurrieron tras la derrota electoral habiendo ya sido elegido Menem. Que interes tendria el PJ de tumbar a un gobierno que ya habia sido tumbado por los votos

        De haber habido volteo/golpe/apretada en aquel 1989; no fue contra el pobrecito de Alfonsin, sino contra Menem con el fin de CONDICIONAR su proximo gobierno.

        En sintesis los radicales crean CAOS economico y en ese contexto las distintas facciones del bloque economico apretan y disputan para estar mejor posicionados en el POST CAOS.
        Lo mismo le paso a De La Rua.

        En cuanto a los «volteos militares» siempre tuvieron el apoyo del electorado antiperonista.
        Te acordas de «Viva la Marina» ?

        Asi que si los antiperonistas se quieren limpiar la conciencia; van a tener que hacer un esfuerzo suplementario.

      2. Alfonsin:
        Lo digo por los paros de Ubaldini, lo digo por el bloqueo parlamentario a privatizar Aerolineas, Ferrocarriles y Entel.
        Lo digo por los dichos del «ingenuo» Di Tella fueron en Enero del 89 (la eleccion fue en mayo) Si gana Menem el dolar va a estar alto, recontra-alto.

        De la Rua: un salame, pero tampoco ayudo a la continuidad democratica que el PJ le vaciara la reunión de gobernadores que convocó. Olieron sangre.

        Además no solo voltean gobiernos radicales, el gobierno de Rodriguez Saa también fue volteado por el PJ al vaciarle la cumbre de Chapadmalal.

    2. R.A.: Gracias. Igual no cito a Levitsky tanto para ver cuánto la pega en cuanto a lo que ha sido o es el kirchnerismo, sino para tratar de tirar una línea de en qué deben pensar los kirchneristas en esta etapa. Es una idea nomás.
      Leandro C: «el PJ y los militares», qué fulero eso.

      1. Escriba, Sonara fulero pero al PJ lo fundó un general y su verticalismo, entre otras cosas, es heredados de esa institución.

      2. Escriba,
        muy pero muy esclarecedor tu posteo.
        Entiendo que tu intencion era mas tirar lineas para que pensemos los kirchneristas pero ahora abriste la caja de pandora para que los clasemedieros metamos el ojo en el hasta ahora muy opaco PJ.

        Esclareces unos puntos fundamentales como la estructura en red con agrupaciones autonomas.
        Planteas un interrogante fundamental : qué es la “estructura partidaria”?

        Si laclausiamos la discusion, yo te preguntaria : cual es la cadena de equivalencias que une a todas esas agrupaciones ? Si son autonomas y se autofinancian ; en que necesitan al PJ ?

  7. Felipe: ¿La cadena? La cadena está atada por Perón y Evita. Ahora la ata alguien a quien conocimos, más allá de si es «peronista de Perón» o no. Me parece.
    Charlie: Me gustó lo de «Aquí lo importante es el funcionamiento del conjunto, eso tiene valor de por sí»
    Saludos

  8. Escriba: acuerdo con tu post en particular con la conclusión, para mi la moraleja de todo esto es que lugar que uno no ocupa termina siendo ocupado por alguien que seguramente no te representa (cuando no es lisa y llanamamente un oportunista o un HDP), por eso basta de criticar desde la poltrona viendo la tele (para eso esta el medio pelo), hay que comprometerse hasta el caracu!!!

  9. Muy buenas las citas. La parte de la «agrupación 11 de marzo» en el libro son muy increibles. Para el que le interesa, el libro esta en castellano, editado por SXXI. Ahora, los que cambian y juegan con todos, me parece que generalmente son segundas lineas para bajo, no el liderazgo. Vos no podrias tener un Menem que se hace progre o un kirchnerismo que se neoliberliza. Por ejemplo, kirchner podia hibernar en los 90, ahora si era minstro no se si hubiera podio ser lo que fue. Digo, no es el caso del post, por quienes dicen que cualquiera hace cualquier cosa en el PJ. abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *