«Internas abiertas»

Parece claro que hay algunos peligros para al oficialismo en el camino hacia octubre y más allá.

El primero, surge del abrazo de oso de la realidad y de las múltiples acciones que derivan de pronunciar la frase «ya ganamos». Me preocupa un poco la idea de que la mejor campaña es la no campaña, no hagamos olas, el «voto cruzado» (no importa a quién votes en tu provincia, también votarás kirchnerismo en octubre) llegará como llegan tarde o temprano como las cenizas del volcán.

El oficialismo no debería olvidar, cuando todas las listas estén anotadas, la noción de que esto sí es una campaña electoral y que es el momento para poner sobre la mesa las acciones públicas, comunicacionales, discursivas que se necesiten para ganar. Dicho de otra manera, me parece a mí:

 

La visión sobre el Gobierno puede estar al mismo nivel que en 2007 pero esta no es la misma situación ni la misma campaña que en 2007. De eso que no queden dudas, porque el gobierno de Cristina Kirchner no ha tenido la misma impronta que el de Néstor Kirchner.

Hace poco pudimos escuchar de primera mano algo que pasó en 2009 en Uruguay con la campaña del Frente Amplio que llevó a Mujica a la Presidencia. Resumido es así. La mayoría de los líderes del partido no agitar mucho el panorama porque las encuestas decían que iban primeros. La derecha había ganado el espacio de la campaña y también las calles. Un sector de la militancia, en parte vinculada a la juventud, pero también a sectores en los márgenes de las instituciones partidarias armaron varias movidas públicas para volver a poner al Frente Amplio en la calle. La alegría de ser del Frente Amplio (entre otras, la realización una bandera partidaria  larguísima hecha con retazos que aportaba la gente y que se paseó por todo el país). Mujica ganó. Pero no ganó en primera vuelta, lo que confirmó parte del olfato de estos sectores marginales del oficialismo uruguayo. Terminada la viñeta, volvamos a la realidad de acá, que no es la de allá.

El kirchnerismo «nacional», si es que existe, debería encontrar en los próximos meses la forma de expresar en la calle, en el espacio público -con actos políticos tradicionales y no tanto- un par de cosas que la oposición no puede hacer. Primero, la alegría de ser (en este caso de ser kirchnerista). Segundo, la posibilidad de invitar a compartir esa alegría de ser (si se perdió acá, relea el discurso de Cristina Kirchner en Huracán, está en Google). Y tercero, la posibilidad de convocar a construir un futuro a partir de esa base.

El otro problema que veo, que proviene de la misma situación anterior, pero que no es lo mismo, surge de la «calidad» y de los niveles de competitividad de la oposición. Me animaría a decir que a esta altura del siglo XXI en la Argentina, el hecho de que no haya un peronista competitivo en la oposición da sensación de campo abierto para el oficialismo. ¿Y entonces?

Y entonces, lo que se puede apreciar. Que las mayores amenazas para el oficialismo provienen de las disputas internas y no aparecen desde afuera. Si hay campo abierto, la reacción natural es disputar contra el de al lado para posicionarse mejor para lo que viene. Anoto en esta lista: la natural tensión con la CGT -pero también un poco más-, la forma en la que se dirimieron algunas cuestiones de las listas porteñas, todo el «affaire Shocklender», las históricas disputas entre los organismos de Derechos Humanos, lo ocurrido en el INADI y varios etcéteras más a los que seguro se sumarán varios episodios más de aquí a octubre. Lo que hacen algunos medios de comunicación es tratar de profundizar sobre algunas de esas tensiones. Pero las tensiones no son inventadas.

Un ingrediente adicional parece ser cierto cambio de impronta tanto en las formas en que el Gobierno adopta sus decisiones, cuál es su orientación y cómo se plasman luego. Me parece natural porque ¿cómo va a seguir todo igual si no está Néstor Kirchner? Pero esos nuevos formatos de decisión se van construyendo sobre la marcha, como no puede ser de otra manera y también generan por lo que se ve algunas tensiones.

Bueno, hasta ahí. Me voy a hacer los rulos.

Foto.

About Nicolás Tereschuk (Escriba)

"Escriba" es Nicolás Tereschuk. Politólogo (UBA), Maestría en Sociologìa Económica (IDAES-UNSAM). Me interesa la política y la forma en que la política moldea lo económico (¿o era al revés?).

View all posts by Nicolás Tereschuk (Escriba) →

46 Comments on “«Internas abiertas»”

  1. estoy muy de acuerdo en general por que cuando el peronismo ocupa todo el espacio nacional y su adversario no encuentra otra alternativa que señalar los errores del oficialismo tenemos un problema no tener una alternativa democratica para mejorar lo construido o si se quiere que otros actores sociales se beneficie (entre los que nosotros los trabajadores no estamos) por lo tanto el oficialdebe contar con la responsavilidad de que profundisar la calidad de la democracia donde la sociedad en su conjunto tiene que paticipar y este momento es interesanta tanto en el continente americano como en el mundo creo estamos en un momento bisagra lo que me hace ser optimista lo que no quiere decir comforme poe que siempre se de mejorar

  2. A mí también «Me preocupa un poco la idea de que la mejor campaña es la no campaña, no hagamos olas,
    La idea de que YA GANAMOS O GANARON está impuesta desde los propios medios hegemónicos.

    1. Jorge y lectores. Los medios hegemónicos hoy son los oficiales.
      Sería catastrófico para el país que Cristina no se presente. Quién la reemplace como candidato puede perder y volveríamos a 1955(sin golpe por suerte)y Cristina pasaría a ser el árbitro como Perón lo fue durante casi 30 años.

  3. Nicolás, hace poco en uno de tus post, utilicé una metáfora futbolística. Dije que iban 25 minutos del segundo tiempo, Cristina iba ganando 2 a 0 y había que dar pases cortos al costado. Sea porque la estrategia de los pases insulsos fue mala o por otras circunstancias, ahora van 30 del segundo y nos acaban de hacer un gol. Con el 2 a 1 la situación se hace mucho más competitiva y hay que correr toda la cancha. De acuerdo con el post, entonces.
    Una cosa más, ya falta demasiado poco y, días más, días menos, es lo mismo, pero creo que a esta altura el suspenso sobre Cristina candidata, resta más de lo que suma.

  4. Yo soy de los que creen que la mayor parte de la política sucede dentro de la interna del peronismo, y que eso no es nuevo. Desde posiciones liberales esa característica del peronismo aparece como algo monstruoso, y se expresa en esa extraña nostalgia de algo que nunca tuvimos: un sistema de partidos organizado, con programas explícitos. El peronismo es tumultuoso y deliberativo, desde las primeras roscas protagonizadas por el coronel Perón. El ala izquierda está ejerciendo la conducción en este momento, y logró imponerse en un momento de extrema confusión y sostenerse después de una dura contienda. No es de extrañarse que, estando liquidada la expresión electoral del ala derecha peronista, desde ese lugar ideológico comiencen a hacer ruido más «adentro».
    Por afuera del peronismo también están aprovechando la disolución de esa ala derecha; Ricardito está tratando de levantar el pendón (hablo de las últimas incorporaciones) como para que la tropa se agrupe. Electoralmente, es de esperar que todo el arco peronista advierta la conveniencia de ganar con Cristina, y después seguir la disputa durante los próximos cuatro años. Veremos.

    1. De los opositores, supongo que te referirás. Cristina tiene HECHOS para mostrar ¿Qué va a decir?. Las promesas que la hagan los demás. De este lado hay hechos y trayectoria.

      Por otro lado, deben discutir los que van cabeza a cabeza (10-20%, ponele). No con 30% de diferencia al 2do.

      1. Pero Eduardo, justamente el post del Escriba propone no quedarse en los laureles de ese +30%, entonces hay que hacer campaña. Propuse que una buena sería que haya debate entre los principaels candidatos. Sería interesante. Por otra parte, no veo otra posibilidad que Cristina salga airosa de esa contienda por su buena oratoria frente a la de los demás. Incluso usando la experiencia previa de hechos que mencionás. Y también serviría para hablar de una agenda futura. No sé, es una idea, incluso no sé cuánto puede cambiar o influir ese evento en el electorado, pero sería interesante. Saludos

      2. Desparejo: Abajo me explayé con mayor detalle sobre algunos ejes sobre los que debería enfatizarse, pero éso de modo alguno incluye un debate televisivo, a menos que se quiera perder.

        El debate televisivo tiene goyete en situaciones de cuasi-paridad, y con un porcentaje de indecisos altos. Que es exactamente el escenario que hoy no hay en Argentina: 30% entre 1ro. y 2do., con indecisos POR DEBAJO DEL 10% A CINCO MESES DE LAS ELECCIONES. Éso no se vio nunca en Argentina.

        No todo se puede aplicar mecánicamente, cualquiera fuese el escenario.

        Debatir pueden debatir Filmus con Macri, donde la disparidad no excede los cinco puntos. No Cristina con X, Y, Z. Los 30% no se pueden banalizar discutiendo con Amalia Granata, algún significado tienen.

        Echale un vistazo a lo que puse más abajo.

  5. es cierto que el oficialismo esta padeciendo sus disensos internos,quiza mas que a la defectuosa oposicion.Es resultado de sus errores de conduccion,porque «sola no puedo»es una verdad y no se generado un buen acompañamiento.El tiempo puede ayudar a curar las heridas que abrieron Schoklender p el Inadi,infladas por la oposicion,pero es seguro que como ya se dijo,cualquier fisura que aparezca en losmedios K.sera muy aprovechada por los regresores,amen de sus mentiras.creo que Cris,en cuanto a definiciones ,sobre todo del vice,espera el resultado de las elecciones en Santa Fe en julio.

    1. No puede esperar a julio, Isabel, por ley el plazo máximo para definir su candidatura y su vice, es el 25 de junio, solo dos semanas más. Por eso decía que a esta altura ya es casi lo mismo, faltan días. Pero personalmente terminaría con el suspenso ya mismo.

      1. La nominación del candidato a vicepresidente es el tema difícil, por las complejidades de la interna. Ya veremos cuánto puede Cristina imponer, o cuánto debe ceder. Y otro tanto para la nominación del vice en la provincia. Y está todo el juego de las listas a diputados, que expresará el resultado de estas pujas. Crear suspenso pudo ser la causa de la dilación hasta cierto momento, hoy la dilación expresa la dificultad del asunto. Cuando suceda, afectará todo el escenario; no sé si será el gol del empate, siguiendo la metáfora, o el 3 a 1, pero tendrá el efecto si no de patear el tablero, sí de remoción fuerte.

      2. Estoy de acuerdo, pero aún en ese caso, me parecería mejor que ya salga a decir «voy por la reelección», para eso no es necesario elegir al vice. Quizás hasta hace 10 o 15 días, era bueno reservar la carta. Luego de este último cimbronazo, me parece contraproducente.

    2. Me parece que más importante que cualquiera de las cosas mencionadas en cuanto a la postulación/reelección de Cristina Kirchner sería saber qué le pasa cuanto tiene esas crisis que requieren dos o tres días de reposo y medicación por baja presión, según los boletines oficiales. Cualquier médico que no esté empleado por la Casa de Gobierno sabe que no hay necesidad de reposo tras una caída de presión, o se sale normalmente o el paciente hace paro cardíaco o shock. No hay medicación para baja presión, solo para la alta, salvo para tratamiento de shocks que pueden ser mortales. Aparte de preguntarle a un médico, se puede encontrar todo esto en Wikipedia. Parecela «anemia» con que se explicaba la enfermedad de Evita hasta que de golpe anunciaron que estaba muy mal, un par de días antes de que muriera.

      1. Que tipo simpático que sos, javier. Jeje, como te debe doler saber que la vas a tener adentro cuatro años más. Que te sea leve.

      2. Son sólo cuatro años más, Javier. Mientras tanto podés luchar contra la tergiversación no sólo de los datos de salud presidenciales, sino contra el mal uso del prestigio de los DDHH, que me sospecho es una causa que también te preocupa.

  6. despues ds oir a Binner y a Morandini esta tarde se puede hacer culaquier cosa.No basta con ser o parecer honrado:hay que tener polenta y saber hablar con novedad.

    1. Puede ser, pero ser honesto (y parecerlo) debería ser una virtud valorada. Que no lo sea explica el estado de la política en occidente.

      Parezco viejo.

      1. mmm me parece que en occidente, en oriente, en el sur y en el norte. Los que ponen la moralidad por sobre todas las cosas es una tendencia, que me parece a mi, nació del puritanismo.
        Veo a los rusos, a los chinos, a los paquistanies, iranies, a tantos presidentes «democráticos» en Africa, etc.
        Acordate que si valoramos todos los cánones morales, Hitler encajaba en casi todos ellos, y aún así terminó siendo quien fue.
        Churchil por otro lado borracho y bonachón, según cuentan también mujeriego, y terminó siendo quien fue.
        Una cosa es ser honesto y otra ser capaz para el cargo. Sino miremos a Alfonsín padre, su honestidad no está en tela de juicio, lo que si está es su capacidad y sus resultados (la que mas les duele es la hiper)

  7. El tema del INADI tiene otras aristas me parece además de los posicionamientos de poder. Por un lado María Rachid es una persona que tiene el mérito de haber impulsado y puesto al hombro un logro que creíamos imposible como el matrimonio entre personas del mismo sexo. Pero por otro lado es conocido dentro de la comunidad gay (a la que pertenezco) desde siempre los manejos autoritarios de Rachid. Los primeros roses fueron en el tema de obtención de fondos para prevención de VIH, donde ella siempre defendió que se le de dinero a las lesbianas (o sea a su organización) cuando ya es una verdad asumida en el círculo de la lucha mundial contra el VIH que no existe epidemia de tal enfermedad entre las lesbianas, salvo casos aislados. Muchas veces para algunas organizaciones lgbt los subsidios para luchar contra el vih son una buena fuente de ingreso de fondos.
    El segundo conflicto con Rachid se dio cuando logró posicionarse de la mano de Lubertino en el INADI y repartió puestos entre sus acólitos, aprovechando el INADI para financiar a su federacion FALGBT, que es representativa de sólo una parte del movimiento de minorías sexuales de la Argentina. Cuando lo correcto desde el INADI hubiera sido haberle dado aunque sea apoyo simbólico o aval (que muchas veces fue negado) a todas las organizaciones que luchan por los derechos de gays y lesbianas.
    Por eso en el caso de Rachid, y más allá de sus logros como dirigente que son valorables, sí considero que hay un claro caso de ambición de poder.
    El caso de Morgado es complicado porque es una persona que no hace demasiado mérito para ser presidente del INADI. No es alguien que haya luchado especialmente por los derechos de las minorías, y es más podemos recordar cuando allá por el 2001 en un incómodo programa con Osvaldo Bazán como invitados, Morgado y Gianola celebraban las burlas contra homosexuales de los informes de programa.
    El perfil de Morgado es más para cultura que para INADI.
    Por otro lado no creo que en Morgado haya esa ambición de poder, ya que tiene otra profesión (es músico, humorista, actor) y no necesita vivir de la política. Creo que se metió en el kirchnerismo por convicción y me parece que dejó de tener banca cuando tomó ciertas decisiones que desde la ética son muy correctas (como no echar al líder Qom) pero que no responden del todo al verticalismo del movimiento. Y este punto me parece que no tenemos que dejarlo de lado, a mi me parece importante que los funcionarios tengan aún dentro de un mismo espacio con ejes comunes indiscutidos, su poder de evaluación y discernimiento, y que no sean autómatas al servicio de un mando central. La autonomía y la ética no se deben perder porque es el único reaseguro que tiene un movimiento para no perder legitimidad ante la sociedad y se debe poder discutir todo aquello donde el accionar del gobierno en su conjunto con responde a la ideología que se pregona.

    1. La compañera Rachid se creyó que ella es importante por si misma y que por eso «la llamaron» del Gobierno para que «dé una mano». No entendió que todos somos importantes en la medida que construyamos juntos. El que se cree protagonista de la película termina peleando por el poder de forma patética. Peor aún: por defender una posición ESTRICTAMENTE PERSONAL, María Rachid terminó dándole elementos a los gorilas de siempre para atacar el Gobierno y el Proyecto Nacional.
      Si un gobierno te ofrece un cargo político, no podés tomarlo como un premio a lo que sos, sino como un lugar desde donde podés aportar a la mejora de la calidad de vida de tus compatriotas. Y si en algún momento no estás de acuerdo con la política de ese gobierno, te vas y listo. No necesitás hacer que te echen con la policía, como hizo Rachid, para hacer más patética y teatral su salida, en plena campaña electoral. Si fuera lesbiano (como dijo Dalmiro Sáenz), estaría muy enojado con Rachid.

  8. Escriba, algunas reflexiones:

    1. El kilombo interno es prácticamente inevitable en un movimiento que ya casi abarca a la mitad del electorado. A mayor tamaño, mayor «biodiversidad» de sus componentes, de sus intereses, aspiraciones, ideales, trayectorias, etc. Habría simplemente que asumirlo como inevitable, tratando a lo sumo de no darle (demasiado) pasto a las fieras. Renunciar por twitter vendría a ser la antítesis de lo que acabo de expresar, pero asumiendo nuestra diversidad como un activo producto de la amplitud, del no sectarismo.

    2. Respecto de hacer o no campaña… no estoy muy seguro. De hacerse, debiera apuntar en todo caso a los que están de acuerdo con el rumbo, con lo que se hizo, pero que de cualquier modo tienen previsto votar otra alternativa.

    Créase o no, hay una franja (en la que me encontraba hasta hace unas décadas) que votaba a X siempre y cuando supiera que X no iba a ganar. Es decir, a los que tienen miedo de que sus sueños se cumplan, como en el proverbio chino. A los que temen comprometerse, hacerse cargo de su voto, a los que apuntan al eterno testimonialismo. Hay un 10-15% ahí, mayormente en la centroizquierda residual, y eventualmente los cientistas sociales sabrán encontrar cual es el discurso que le pueda llegar a ese sector.

    Si por mí fuera, les recordaría que el terreno ganado en ocho años se puede perder en diez minutos. Volver a privatizar Aerolineas, las jubilaciones, derogar la ley de medios, re-indultar a los genocidas («para el que le gusta Videla, para el que no le gusta») está más que claro en el mensaje de la vereda de enfrente. Volver al FMI y al ajuste completan el ABC opositor. Que tengan en claro que su testimonialismo le limpia la cancha a los que van por éso. In a nutshell, «lo que te gustó se puede desvanecer en el aire».

    3. El otro punto, y que quizás comparta la base electoral con el anterior, pero a mi entender, la excede, es complementar la campaña actual de «datos duros» (50 mil palos en el BCRA, inauguración de la planta automotriz de Honda, SAC-D, etc.) con un mensaje al costado sensitivo, encaminado más a enamorar que a informar. Es decir, como complemento y no en sustitución del anterior. Tipo el mensaje de José C. Paz or so. Que inciten a acompañar, a involucrarse, a defender con el voto lo conseguido hasta ahora.

    Fdo.: Jaime Durán Real

    1. Eduardo,

      Me quede pensando en el punto 2

      «…apuntar en todo caso a los que están de acuerdo con el rumbo, con lo que se hizo, pero que de cualquier modo tienen previsto votar otra alternativa»

      Voy a hacer algo que tanto le critico a los opositores .. psicologizar la politica o hacer analisis intencionistas.

      Me da la impresion que las motivaciones del electorado del que hablas en el punto 2 tienen mas que ver con el narcisismo que con «miedo a que se le cumplan los sueños»

      Creeria que se trata de un electorado que pretende diferenciarse a traves de la exquisitez/singularidad de su voto.

      «Mi voto es demasiado precioso como para que se diluya entre tantos»

      1. Felipe: El personaje que vos describís existe, claro, pero me suena que ese voto elitista es casi un caso perdido, a menos que se encuentre el mensaje exacto que lo ponga frente al espejo. Y además, buena parte ya tiene una posición tomada, y es difícil que reaccione ante el esperpento opositor, ya que no les queda cagada por hacer y sin embargo ahí están.

        El hombre desciende del mono, pero los menos afortunados descienden de Lanata.

        No sé, ir por ahí me suena a gastar pólvora en chimangos.

        En cambio, hay dos sectores que parecen más jugosos:

        1. Uno estaría conformado por los que mencioné más arriba, con voto blando, no del todo definido en términos partidarios, digamos el que ahora figura en las encuestas como «indeciso» puro. Al que dice «me gusta pero…». Ahí el mensaje debe dar respuesta al «pero», sin dejar de mostrarle lo que hay al frente como alternativa.

        2. El otro subgrupo estaría conformado por «las viudas de Ricardito». Los chispazos del «me subo a cualquier bondi» con el Colorete ha dejado una banda en fuga por la izquierda radicha que no me extrañaría que termine coagulando en un incremento de los «Radicales K». Me refiero específicamente al grupo de Moreau, y eventualmente Storani, alfonsinistas espantados por la «realpolitik» de Alfonsito.

        A diferencia del grupo anterior, ese (eventual) desgajamiento y migración a las filas K es materia de acuerdos internos y trabajo político tras bambalinas, no publicitario.

      2. Eduardo,

        Efectivamente, sobre los puntos :

        1) «dar respuesta al “pero”, sin dejar de mostrarle lo que hay al frente como alternativa»

        2) Me parece aqui fundamental contener a radicales de «izquierda», potenciando a los Radicales K.

        «ese (eventual) desgajamiento y migración a las filas K es materia de acuerdos internos y trabajo político tras bambalinas»

        Existen radicales K que fueron leales y cuyos aportes fueron valiosos. Espero que al grupo FORJA se lo sepa «mimar» desde el oficialismo.

        Es un sinsentido que todavia siga existiendo Irigoyenismo fuera del Kirchnerismo

    2. Eduardo

      ¨El kilombo interno es prácticamente inevitable en un movimiento que ya casi abarca a la mitad del electorado. (…) Habría simplemente que asumirlo como inevitable, tratando a lo sumo de no darle (demasiado) pasto a las fieras.¨

      No puedo estar más de acuerdo. El kirchnerismo es lo contrario de una ONG testimonial, que se desprende de sus átomos más polémicos con pasión, como hace la Mentalista de Gorlero cada 2 años, al amparo de su inexistente vocación de poder.

      Creo también que el kirchnerismo necesita un enemigo. Cuando mejor funciona es bajo presión (el paradigma Marmikok), como después de la derrota del 2009, cuando votó la ley de medios o con la crisis del 2008 cuando nacionalizó las AFJP. Cuando no tiene una oposición visible, que incluso logra atemorizarlo, el oficialismo combate su aburrimiento tirándose tiros en el pie (que por lo general logran presionarlo e incluso atemorizarlo, relanzando el ciclo virtuoso…).

      Saludos,
      r.

      1. Seguro. Y dado que (por fin!) se discute el Poder, se ha elegido al enemigo correcto: Mañeto.

        Si quiere obtener el poder formal adenás del poder real, que haga como el Berlusca, funde un partido (sellos de goma sobran) y se presente ÉL como candidato. Sería ridículo discutir con los payasos que conforman las colectoras Mañetistas.

        Tanto NK como CFK tuvieron más que claro la máxima de Perón que decía algo así como «Lo primero que un político debe hacer es identificar a su enemigo». Que claramente no es el «Grupo A» sino a su jefe.

        El impulso a la Ley de Medios es un mensaje claro de que lo identificaron claramente, luego del golpe promovido a través de la «Guerra Gaucha».

  9. La dos veces que Nicolás usa la palabra «impronta» («no ha tenido la misma impronta», «hay un cambio de impronta») no queda muy claro a que se refiere. Ojalá pudiera ampliar, o explayarse a que se está refiriendo concretamente en estos dos momentos, ya que es vital para poder dar una opinión sobre alguna idea más concreta. Sin dudas apunta a una comparación entre las formas / estilos / resultados (?) entre los gobiernos de NK y CFK, pero el sustantivo es demasiado vago y no concretiza sobre esas diferencias (sobre todo si entendemos la definición que dice «Marca o huella que, en el orden moral, deja una cosa en otra»). Repito, me parece importante que Nicolás se explaye al respecto, si no estamos hablando sobre nada y temerariamente.

    1. Lo pongo como estilo, mecanismo, etc. En otro blog amigo se hacía razonamiento contrafáctico acerca de si Néstor Kirchner se hubiera inclinado por Filmus, como lo hizo Cristina, aunque se dejaba trascender que no era el candidato que mejor le caía en lo personal, ni el que le permitía enviar un mensaje al interior del PJ. No sé si Kirchner hubiera creado el Ministerio de Seguridad ni actuado en el tema Indoamericano como se actuó, no lo sé, planteo la duda.
      Esto dista de la idea de «ahora sí gobierna ella». Como pongo en el post, me parece pura lógica. Una decisión que surge de un equipo y otra que surje de uno, nunca puede ser igual.
      Saludos

  10. Escriba

    ¨Lo que hacen algunos medios de comunicación es tratar de profundizar sobre algunas de esas tensiones. Pero las tensiones no son inventadas.¨

    Estoy de acuerdo que las tensiones y los conflictos no son inventados, pero vuelvo a pensar en un comentario que escribió Fede Vazquez el año pasado sobre las grandes críticas al modelo, entre las cuales parecía sobresalir los dibujos del INDEC (que también son reales, no un invento de los medios).

    Fede sostenía que en el menu de la política argentina, era insólito un caso en el que luego de casi 8 años de un ciclo político esa fuera una crítica relevante y no la hiper, los saqueos, la renuncia presidencial o la represión.

    Lo mismo pienso de todas las tensiones mencionadas. Algunas inevitables como la estafa de Schoklender (inevitable bajo el sistema actual de no control de ninguna ONG), otras más evitables como los Pimpinella del INADI. Aunque aún ese caso tan ridículo refleja una voluntad del oficialismo de incluir más allá de su columna vertebral ortodoxa (la ¨biodiversidad¨ que menciona Eduardo Real), voluntad que rescato aún pagando el costo de los errores de novatos o de egos mal encuadrados.

    Le pido a Krishna que el oficialismo no sienta que ya ganó porque ese es el momento en el que empieza a tirarse tiros en el pie, pero le pido sobre todo que no destruya esa ¨biodiversidad¨ que permitió integrar dentro de las demandas ortodoxas, iniciativas foráneas como la AUH, la Corte o el matrimonio gay (la mejor imagen de la ¨biodiversidad¨ es el matrimonio gay votado gracias a las habilidades y trucos de un viejo lobo de mar de la político ¨ortodoxa¨ como Pichetto).

    Saludos,
    r.

    1. «…entre las cuales parecía sobresalir los dibujos del INDEC (que también son reales, no un invento de los medios).»

      Yo comenzaría a revisar esta idea. No por lo sucedido en 2007, donde evidentemente hubo desajustes al cambiar una canasta diseñada para el 1 = 1 a la canasta de la post-convertibilidad.

      Con justa razón, el Napia bramaba «No puede ser que porque un pelotudo subió los precios de un hotel en Cancún, aquí suba medio punto la inflación». Y tenía razón. No se podía seguir con semejante regla de medición. Lo cual no niega que este cambio de canasta diferido seis años post-devaluación haya producido ruido. Pero era necesario.

      El otro punto es que, si SIEMPRE fuera cierto que siguen metiendo los garfios en los números, y le afanaran 1 punto todos los meses, ya habría acumulado cerca de un 50% de diferencia entre las cifras oficiales y privadas. Porque recordemos que las «mentiras del INDEK» deberían tener un efecto ACUMULATIVO con el paso del tiempo. Ésto significaría que un artículo que el indec registra con valor 100, debería costar 150. Y éso desde ya que no es así. Si lo hicieran, ya no serían mentirosos sino pelotudos.

      Hay que recordar que hace rato el indec no sólopublicó su metodología de trabajo, sino que además puso a disposición de quien quiera descargarlo desde internet los datos crudos con los que trabaja, tal como son registrados en las planillas. Habría que ser boludos para publicar éso y querer meter el perro.

      Por lo que invito a los del palo a revisar la idea instalada de «el indek miente». Que lo haya hecho no significa que no haya dejado de hacerlo. Desde hace rato.

      1. Eduardo, el indec es un mamarracho en terminos de medidor de precios. Si lo comparas con los otros IPCs provinciales que miden las provincias no intervenidas por el indec nacional, vas a darte cuenta que la evolucion es coincidente entre ellas pero absurda comparada con el nacional.
        Siendo este un blog casi intimista, no es una confesion al gran publico ni le damos carne al enemigo, podemos confesarnos que el indec nacional esta toqueteado y en forma.

        Pero coincido con rinconete que si esto es todo despues de 8 años, solo pregunto donde tengo que firmar?

        Ademas, un detalle no menor, no se puede hablar del indec sin hablar de la guita en intereses que nos ahorramos de pagar a los bonistas. Podemos concluir que es un delito y que preferimos no hacerlo, pero no podemos analizar el manipuelo del indec como si fuera un capricho boludo sin ningun beneficio. Seria como discutir ¨lo apropiado o no¨ del recupero de las AFJPs, sin hablar de las decenas de billones que pasaron a manos del estado. Puede ser un robo, pero no es una estupidez.
        Yo en lo personal estoy de acuerdo en dejarle a quienes manejan tan bien esta nave, que tomen la decision si conviene manipular un poco la informacion a cambio de bajar el stress financiero. Ellos estan en posicion de juzgar los riesgos y beneficios. Y habiendo sido tan talentosos hasta ahora para juzgar las movidas legales y financieras, no hay razon para no seguir confiandoles esto. Si saliese mal, como seria un enorme juicio de los bonistas que ganen un ajuste en la valoracion del ajuste, ahi reveria mi opinion. O si otras negociaciones tambien mostraran que han perdido el timing o la apreciacion de riesgos. Pero hasta ahora, se han mostrado duchos en la materia.

      2. Eduardo

        Comparto lo que escribe elbosnio. Creo que el motor de la intervención del Indec fue la indexación de los bonos. Como la negociación a cara de perro de la deuda (¨Tan ridícula que nadie la va a aceptar¨ decía Lopez Murphy el patriota), para algunos fue indecente. La verdad es que las dos iniciativas hicieron ganar una enorme cantidad de recursos al Estado y las rescato por eso.
        Mi impresión es que el Indec hoy no refleja la inflación real, pero tu comenatrio sobre el 150% es interesante.

    2. Rinconete,

      Hablando de Biodiversidad, no nos olvidemos de reciente constitucion de la agrupacion «la Gelbard» que reune a los pequeños industriales mercadointernistas.

      La biodiversidad actual + el resurgir del viejo (y biodiverso)frente del primer peronismo (obreros + industriales mercadointernistas)

  11. Mi opinión es que la oposición está haciendo pelota el país, pero desde otra perspectiva.
    Luis Juez tiene razón cuando habla de sus compañeros de la oposición y los define como unos incapaces (No recuerdo bien el término). A lo que voy es que pienso que en conjunto van a sacar menos votos de los que me gustaría que saquen, siendo que el gobierno puede ser capaz de tener quorum propio de nuevo y cuando se estén por mandar alguna macana no haya suficiente grito opositor (y que sea creíble) para oponerse a la misma.
    Por otro lado la estrategia del gobierno es buena, no decir que Cristina se presenta ha colocado en incertidumbre a todo opositor, haciendo que varios ante análisis estúpidos y sin peso, o metidas de pata por hablar de mas («Pino» Solanas y su calidad del voto en las provincias), se terminen bajando.
    La inacción es, me parece, como modo de observar el campo de juego, la actitud de los jugadores y luego trazar el plan. Ya van a venir tiempos de campaña. Si así terminaron varios candidatos sin la campaña abierta en el Kirchnerismo, imaginense cuando las abran.

    Por otro lado, desparejo: «Debate de candidatos obligatorio en tele.» no creo que haya opositor que se anime a tal cosa. Han dicho tantos disparates últimamente, y se han bajado tantos por errores propios, que no creo que sea fácil asumir algo así.

    (Detalle lindo, casi poético y nada que ver con mi opinión, veo desde mi ventana en Paraná, que las nubes se abrieron un poco para dejar pasar los rayos del sol entre ellas, nunca he visto los aces de luz tan nítidos en mi vida, debe ser por la ceniza volcánica)

    1. Luis Juez me recuerda más a un comediante «stand up» (como les dicen ahora a los monologuistas) que a un político de izquierda. Como político lo encuentro más parecido a Enrique Pinti que a Dringue Farías. Definir a sus compañeros como incapaces suena un poco fuerte, no?

      1. Por lo de incapaces hice la aclaración por que no me acordaba el adquetivo con el que los calificó.
        Enrique Pinti no será político pero dice muchas verdades.
        Si Juez te hace reir, bien, pero no deja de desvalorizarse lo que dice, si algo de razón tiene.

  12. Lelale, un gran rol de la oposicion es ser una «amenaza» electoral para el oficialismo. Aun antes de presentar un modelo de pais razonable, etc… No estoy seguro que otra oposicion habria hecho mucho mejor su rol de amenaza. Si toda la oposicion hubiese tomado la estrategia de Sabatella, no habria oposicion. CFK no habria tenido en ningun momento inquietud alguna de perder cualquier gobernacion o intendencia.

    Creo que es muy dificil construir una amenaza electoral cuando el oficialismo esta jugando bien y tiene los vientos a favor. Es como el puntero que recibio una buena pelota, la defensa lejos, el arquero distraido. La defensa tiene que correr hacia el, como para que se sienta amenazado y patee con alguna inquietud. Pero nadie tiene real capacidad de impedir ese gol.

    Por eso creo que los errores de la oposicion son las cosas que hace para amenazar un poco mas hoy, pero que le rompen su capacidad futura. Seria si el defensor pica demasiado y arriesga una lesion, en mi analogia anterior.
    (No saben lo contento que estoy de haber podido hacer una analogia con el futbol, voy a encuadrar este comentarioPr

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *