L’État, c’est moi, amigo

Estado o muerte. Venceremos.

Recordaba haber leído en un librito de Lenin la idea de la «extinción» del Estado («withering away» en inglés queda mucho más lindo, no tengo ni idea cómo se dice en ruso o en alemán). La noción viene de Engels. Es así más o menos:

El proletariado toma en sus manos el Poder del Estado y comienza por convertir los medios de producción en propiedad del Estado. Pero con este mismo acto se destruye a sí mismo como proletariado y destruye toda diferencia y todo antagonismo de clases, y, con ello mismo, el Estado como tal. La sociedad hasta el presente, movida entre los antagonismos de clase, ha necesitado del Estado, o sea de una organización de la correspondiente clase explotadora para mantener las condiciones exteriores de producción, (…) Cuando el Estado se convierta finalmente en representante efectivo de toda la sociedad, será por sí mismo superfluo. Cuando ya no exista ninguna clase social a la que haya que mantener en la opresión; cuando desaparezcan, junto con la dominación de clase, junto con la lucha por la existencia individual, engendrada por la actual anarquía de la producción, los choques y los excesos resultantes de esta lucha, no habra ya nada que reprimir ni hará falta, por tanto, esa fuerza especial de represión, el Estado. (…) El Estado no será ‘abolido’; se extingue. («Anti-Dühring » o «La subversión de la ciencia por el señor Eugenio Dühring», págs. 301-303 de la tercera edición alemana, -dice la cita en el capítulo 4 de El Estado y la Revolución, de Lenin).

Es una idea hermosa del Estado dejando de existir por haber llegado la sociedad al punto en que no lo necesita más. «El modelo agotado por exitoso», como decía el Duhalde del 98.

Y me acordaba porque me parece que en el oficialismo y adyacencias tenemos un problema que, muy remotamente se vincula con esa (romántica) idea. Con una economía en crecimiento y hasta «recalentada» (para los economistas opositores) y en medio de la salida a la superficie de los miles que o bien no están enojados (Bicentenario) o bien apoyan con decisión a la Presidenta (funerales de Kirchner) había como una idea de «punto de llegada».  De «hemos iniciado el descenso sobre el aeropuerto de 2011». La idea de que con el consumo funcionando la cosa va.

2010 será otro año de crecimiento, con los salarios creciendo en dólares al 17 %, arrimándole al pleno empleo. ¿Y todo se acomodará? La pregunta es: ¿el Estado que se fue reconstruyendo hasta ahora con tanto esfuerzo será suficiente o hasta será menos necesario que antes para manejar la cosa?

Por Basualdo (2008) sabemos que  en 2007,  las «condiciones de vida de la clase tabajadora» eran «mejores que durante la crisis e incluso que antes de ella (2001)», pero que «su participación en el valor agregado (en la distribución del ingreso) es menor, porque el PBI creció más que la masa salarial». Dicho de otro modo, las gente vivía mejor, pero la  masa salarial estaba apenas llegando a los niveles del último menemismo.

¿Con un Estado que es más «pequeño», que hace «menos cosas» que cuando asumió Menem en 1989, vamos a poder superar sus «años felices» (?!)? Más que llegando, estamos arrancando entonces.

Dicho de oooooootra forma. Ahora que se han empezado a solucionar algunas cosas necesitamos no menos, sino mucho, muchísimo más Estado que antes.

Se me ocurre que tenemos a esta altura conflictos por «abundancia» (de dólares, de precio de la tierra, de reservas, de presupuesto, de recaudación). Y que encauzarlos requiere de un Estado un poco más Welter Junior que cuando tuvimos conflictos por «escasez».

Quizás necesitamos (metáfora) poner en cada manzana un tipo con una camiseta que diga «hola soy el Estado». Buenas tardes, señora, ¿necesita Estado? Sí, saque número, ya la vamos a antender. Tranquilícese. No es necesario levantar la voz. Ya la vamos a atender, ya la vamos a atender. Pero a no colarse, eh. Hay para todos pero a no colarse. ¿Un cafecito?

El tema es que estamos hablando de otra escala para eso, eh. ¿Nos la bancamos?

Y si no estuvimos ahí para regular o construir suficiente vivienda social cuando uno en una villa consiguió materiales para la construcción y construyó arriba de su casa y alquiló la pieza y alguien empezó a pagar ese alquiler pero luego decidió que podía salir a reclamar por una casa para él y su familia. Y si no estuvimos ahí cuando un tercerizado se avivó de que había plata para dejar de ser tercerizado (no sólo que tenía el derecho, sino que había plata). Y si no estuvimos ahí… Bueno. Hay que estar ahí. La pregunta es ¿alcanza con este Estado para estar ahí?

Porque por otra parte,  más allá de todo el dolor y el apretuje que uno siente en el corazón en estos días, es momento de celebrar la existencia de tanto garca suelto pidiendo «presencia del Estado».  ¿Quién les va a dar «presencia del Estado»? ¿El Estado apenas-gendarme y constructor de bicisendas de Macri? ¿La señora que manda cartas a las embajadas de los otros Estados? ¿El dirigente radical que dice que la asignación por hijo se patina en tetra y bingo? ¿El viejito que me habla del Estado-de-far-west en poblaciones de dos habitantes por kilómetro cuadrado? Está claro que el único que tiene Estado en las alacenas para resolver los conflictos que vemos por estos días es el oficialismo.

¿Querés Estado, campeón? Tengo. Tengo muchísimo más Estado. Agarrate.

Y otra: ese Estado que necesitamos necesita de instituciones. No se puede estar en todo. No se puede estar todo el tiempo en la ventanilla de la negociación y el tironeo con todos. El ejemplo de la Asignación Universal por Hijo es claro. No se puede estar como con el Argentina Trabaja en el desgaste de te-doy-no-te-doy. Traé el DNI y te damos la AUH, chau. Néstor Kirchner trató de estar en todo y no pudo. ¿Nos cagaron un concejal en Trenque Lauquen? ¿Entonces les sacamos la obra de cordón cuneta y se la damos al pueblo de al lado para que aprendan? ¿Entonces le mandamos el Plan Federal de Viviendas al intendente x pero al y en realidad ya se lo vamos a mandar después de que se arregle el tema de la colectora de…? Instituciones. No como las pide la derecha para negarle cosas a la gente y encima cagarla a palos. Para que ese Estado de nueva escala que necesitamos llegue. Llegue de verdad.

Así que: Estado o muerte. Venceremos. O seremos vencidos. Ojo.

Foto.

About Nicolás Tereschuk (Escriba)

"Escriba" es Nicolás Tereschuk. Politólogo (UBA), Maestría en Sociologìa Económica (IDAES-UNSAM). Me interesa la política y la forma en que la política moldea lo económico (¿o era al revés?).

View all posts by Nicolás Tereschuk (Escriba) →

140 Comments on “L’État, c’est moi, amigo”

  1. Cuando Ud mi amigo, dice que necesitamos más Estado, siento algo en el corazón, mire, me emociona que alguien comparta esto y lo diga de esta manera. A la gente hay que decirle que la vamos a atender, con la camiseta puesta, y también que la vamos a entender.
    No se, todavía en mi retina suena ese falacia de «achicar el Estado es agrandar la Nación» y me corre frío por la espalda.
    Yo en alemán diría «Das Ende der Stat» que sería algo así como el final del Estado, pero no se si le sirve.
    Saludos

  2. Una masa enorme de desposeídos no están contentos, puede haber conspiradores? puede haber; puede haber duhaldistas? puede haber; puede haber macristas? puede haber; puede haber kirchneristas? puede haber; puede haber ultraizquierdistas? puede haber; podría haber una revolución lumpenproletaria sin lumpenes y sin inflación?… no puede haber.
    Derrumbados los cimientos, cae por encima todo lo establecido, René Descartes, 16ypico.
    La cantidad enorme de desposeídos y la guerra de clase obrera contra lúmpenes no clarifica un modelo sustentable; ustedes son militantes, tiene que creer, religiosamente, pero lo real se impone, las hormigas se hacen poderosas y se comen el pic nic.

  3. Hace rato pienso lo mismo. Ya se exprimió lo que se podía hacer con esta modalidad; es hora de un salto escalonar y yo lo banco a muerte. Gracias por expresarlo tan clarito.

  4. Cuanto hace que nadie habla de Clarin (no es por Escriba, todo lo contrario)
    ¿No habremos estado hablando demasiado tiempo de Clarin?
    Recuerdo algunas voces minoritarias mencionado el tema de la vivienda, los créditos y los tercerizados en aquellas epocas doradas en las que el mainstream del kirchnerismo cultural desde la tele, la radio, los diarios y los blogs ordenaba diseccionar hasta la Claringrilla. Ahora se nos vino todo encima. a todos. Aca estamos, la realidad detras del power point de Boudou.

    1. Muy bueno este comentario. Tres años de cortinas de humo más o menos densas para disimular que no se tomaba una sola verdadera medida de reforma estructural que le mejorara la vida a los argentinos.

  5. Bien ahí, escriba, esta lectura del estado sí me gustó, y es pertinente en el contexto actual. Coincido en que hay que ir para ese lado. Que el estado llegue, en su fase social, protectora, igualadora, a donde no llega. Que no dependa de voluntades, caprichos y pequeñas pujas políticas. Que se parezca un poquito más a algo que «es de todos», como se supone que debe ser, y no a algo que es de unos pocos, como es.

  6. La autocrítica del último párrafo es subrepticia pero válida. Creo que la dicotomía estado/no estado ha llegado a un nivel de agotamiento; no necesitamos menos estado, necesitamos mejor. Un ejemplo del mundo real:

    ANSES Mar del Plata. Acompañando a mi vieja (que no puede ir sola por problemas de movilidad) veo siempre que no hay asistentes sociales que ayuden a los viejos. Digo, está lleno de viejos que no pueden casi moverse (recuerden que estoy en Mar del Plata y es una ciudad con muuuchos jubilados) y la desidia (porque no ayudar a alguien que frente a tus ojos no se puede mover es desidia) de los empleados de ANSES acá es terrible. Tendrían que implementar el mismo régimen que (exitosamente) implementaron con los empleados del registro nacional de las personas, que gracias a Randazzo (según tengo entendido) ahora funciona de manera ejemplar.

    En resumen: el estado llegó; hagámoslo funcionar lo mejor posible.

  7. A veces creer en los dogmas kirchneristas requiere de un acto de fe aún mayor que creer en la santisima trinidad.
    Por ejemplo, tu afirmación de que el año pasado el salario creció un 17% en dólares o que nos acercamos al pleno empleo. Lo primero, puede ser cierto para aquellos trabajadores por convenio que son una minoría de los empleados formales (y ni hablar de los informales); lo segundo es claramente falso. Eso sin tener en cuenta que las malditas estadistikas (con k) nos dicen que una persona adscripta a planes sociales es un trabajador hecho y derecho.
    Fuera de eso, entender que este modelos está pronto a instaurar el reino de dios en la tierra (curioso que marxistas y cristianos al final creen en lo mismo) es bastante obtuso ni bien consumis alguno de esos medios monopólicos, esos que aún no saben que mostrar la dura realidad con la que aún se enfrenta buena parte de la sociedad luego de 7 años de tasas chinas, es hacerle juego a Massera.

  8. No es comparable con lo que está pasando hoy, me parece. Estado o muerte es un eslogan que no aplica en la Argentina de hoy, por que la revolución todavía no se hizo. Me da la sensación de que acá están planteadas las palabras de Lenin (basadas en Engels) casi como una ddescripción de la anarquía.
    Lo que está pasando hoy tiene mucho más que ver con la derecha que con la izquierda. La derecha (al igual que la izquierda, el centro y todas sus variables, pero de distinta forma) necesita la intervención de un estado que regule (o «controle»)absolutamente todo. Lo que se está gestando hoy no es una revolución bolchevique, es una suerte de pateada de tablero por quienes no lo aguantan más o no toleran que alguien esté haciendo las cosas bien. Pero eso está muy alejado de estos ejemplos. De hecho, lo último que podría imaginarme es a alguno de los artífices de todo esto purgando por la desaparición de la idea de clases.

    1. No entendiste nada, relee un poco a los autores que nombraste. Si encontras alguna imbecilidad tal como: «Estado o muerte» me corto las venas con una hojita de afeitar oxidada. Te falta una pequeña cosita para entender … el caracter de clase de los Estados.

      1. ¿Peron era Marxista? Si te escuchará un viejo peronista te cagaría a tiros (así resuelven las discusiones los fachos).

      2. Jajajaja, un genio escriba, Peron? jajajajaj. Sos un capo. Igual, que buen arreglo el que tejió el gobierno nacional con el macrismo, es un poquito de derecha nomás.

  9. La tesis de la desaparición del Estado siempre me pareció una de las conclusiones más fascinantes del pensamiento marxista.

    Pero mientras exista el modo de producción capitalista necesitamos un Estado fuerte que defienda los intereses de los asalariados de la prepotencia de los patrones.

    1. Otro que no entendió el caracter de clase del Estado. Como bien decís vos, actualmente en el modo de producción capitalista, el Estado es una herramienta de dominación de los patrones, no «defiende los intereses de los asalariados». Es absolutamente invertida la cuestión.

      1. No, si los patrones están enojadísimos, no sabes cuanto. Temen de ese Estado que defiende los intereses de los trabajadores y que expropia capitalistas. Pero que manga de infantiles.
        Y la idea de un Estado Benefactor se le puede dar un inicio con Bismarck, asi que te comento que tu «pensamiento» no es muy nuevo que digamos.

  10. Gonzalo: como quieras. Me parece el modelo más sustentable que el de los otros, son opiniones.
    M: En Dinamarca tienen mejor Estado. Pero más también eh.
    César: Mientras hablemos de la realidad vamos a poder resolverla me parece. Pero si hablamos de parábolas…
    Joy: puede ser, es más que eso me parece.
    Francisco: Eso del «crecimiento a tasas chinas» es una linda falacia. Si no hubiéramos tenido «crecimiento a tasas chinas» no hubiéramos recuperado el bajón de la crisis. ¿Qué prefieren, menos crecimiento? Acerca de que se está llegando a niveles de pleno empleo, hasta donde sé las estadísticas de desempleo no son tan cuestionadas como las de inflación.
    Sol: OK, tenía ganas de meter la cita.
    Saludos

    1. Jaja. Me abortaste la critica con tu respuesta a sol.

      En efecto, esa cita es traidísima de los pelos.

      Acá aplica mucho más un concepto de la dialéctica: Ninguna forma es reemplazada por la que la supere hasta que no agota todas sus posibilidades.
      Y lo que hace falta no es MÁS estado, sino OTRO estado.
      De lo que hace falta más, muuucho más, es de organización popular por abajo.
      No más PJ, no más Encuentro, sino más sociedades de fomento de nuevo, más clubes, más socialización en la calle para recuperarla como vos (¿o mendieta? ahora no esoy seguro…) fuiste pionero en plantear hace ya tiempo.

      En algunos lugares, estado es puntero, yuta o gendarme… y no pocas veces, son todos la misma persona!

    2. Ojo, no fue con onda descalificativa. Fue una aclaración sobre el contenido que puede ser malinterpretado y que, me parece, vale la pena aclarar ya que sino después muchos tienden a culpar a un sector ideológico por las maniobras de otro. No hay que confundirse. No todo el que no es oficialista es una basura ni tiene intenciones destituyentes. Yo soy marxista y banco a este gobierno a muerte.

  11. Sobre el pleno empleo. Muchachos, desde ls decada del ´70 el pleno empleo no existe ni en lo países desarrollados. Ni en Dinamarca ni en Suecia hay pleno empleo (crisis a parte, no lo había antes, no lo habrá después). A quien se le ocurre a esta altura del partido… Decir que Argentina esta próxima al pleno empleo es como hacerle creer a la gente que estamos próximos a tener un Estado de Bienestar estilo escandinavo solo porque implementamos una asignación semi focalizada.
    Sobre el Estado. No sé como será el Estado en Dinamarca, pero para el caso, andá a Cuba si te parece que mas Estado es mejor. Hay cosas que, lamentablemente progresía iluminada, hace mejor el mercado. O que entonces mañana levantemos como bandera la nacionalización de Techint o Telefónica, a ver si el Estado las gestiona mejor.

      1. Por más que sean cinco puntos, no se pueden ningunear. 5 puntos son más de un millón de personas, y más de un millón de personas (generalmente jóvenes y +50) que no pueden trabajar en un país como este no es un escenario motivo de orgullo.

        No sé, yo lo veo así, me sensibiliza mucho por más que sea un logro. Esas estadísticas siempre las veo como victorias pírricas.

      2. El tema no son los 5 puntos, sino que la muestra excluye al que ya no busca empleo porque no califica para casi ninguno, o porque no tiene la cultura de madrugar y perseverar. El desafío es incluir a una masa de población que esta fuera de la mdernidad y de la sociedad industrial (ni hablar de la post).

  12. Queridos Reyes,

    Quisiera que la empresa donde trabajo creciera mucho en complejidad y facturacion asi me pueden aumentar el sueldo y puedo incluso ascender. Y para eso me gustaria que pudiera cobrarle aun mas a sus clientes aun sin darles productos ni servicios.

    Gracias.

      1. no preguntaste por un número.

        deslegitimás hablando del indec cuando cualquiera sabe que no es el indec sino el ministerio de trabajo quién lleva adelante esas estadísticas.

        además hablar de un punto más o menos, cuando hace 5 años el país tenía una desocupación del 30% es de cretino, por decirlo sin la «bilis» de eva.

        saludos a carrió.

      2. Saludos a tu abuela. La desocupación, según dice el diario hoy (un diario golpista-destituyente, lo admito) es del 16%, 10 puntos más de los que dice Escriba. Por eso pregunté. Pero como vivimos en Disneylandia no tiene ninguna importancia.

      1. Alcanza con fijarse cuál es el lugar que tiene hoy en día la desocupación en las encuestas de ‘preocupación de la gente’, y cómo fue evolucionando ese lugar desde 2000/2001 hasta hoy. Casi no existe…
        Eso contesta contundentemente a cualquier discusión numérica.
        Después de todos estos años, a los que se exaltan con que el 5 no sea el 5 sino el 7 o el 8, los envidio por consolarse tan barato.

  13. Nadie dijo que estamos como en el 2001. El problema es que la polarización política actual achata el debate intelectual. Tenemos un buen gobierno, pero tiene enormes falencias. Así como no estamos como en 2001, tampoco me parece justo decir que estamos acercandonos al pleno empleo. Por ejemplo, nacionalizar las AFJP es una medida brillante, pero si esos recursos se ponen en un fondo de garantía con 0 accountability, sin calculos actuariales ni criterio de inversión en los gastos, lo que podría ser una política de Estado (no necesariamente por que haya MAS Estado, sino porque este interviene mejor, es decir, en donde le compete intervenir), se convierte en un mecanismo de financiamiento endeble a los ya conocido abatares exógenos de nuestra economía. Como construir un kirchnerismo critico, en serio…

  14. Que se necesita más estado no hay duda. Pero cómo y con quiénes lo van a construir? Antes de seguir agrandando el estado porque sí, cabría replantearse qué estado queremos y cómo lo jerarquizamos y cómo le damos vuelo propio, el suficiente como para llegar al punto en que los gobiernos no tengan más remedios que sentirse gerenciadores de ese Estado en lugar de dueños. Todavía no sueño con la desaparición del Estado, sino con su emancipación!

  15. No entiendo bien la idea de J.K.sobre emancipacion del Estado,aunque creo que se refiere a que los gobiernos no se adueñen de el,en un sesgo totalitario.Entonces se trata de armar instituciones eficaces en el manejo de la cosa publica.Ahora cuando los grandes teoricos marxistas citados hablaron de la desaparicion del Estado me parece que estamos en presencia del anarquismo,no en el mal sentido del termino:que cada uno haga lo que quiera,sino que seamos capaces de autogobernarnos por conviccion y reconocimiento de lo ajeno.Algo parecido al analisis etico de Kant cuando señala el hacer el bien no por imperativos hipotetecos(el premio o el castigo,o el que diran…)sino por imperativo categorico,es decir por el bien mismo…lo que implica una educacion y logro de una conciencia moral muy madura y en constante recambio…Las politicas de vivienda que necesitamos son urgentes y debieran adelantarse a los hechos si la racionalidad nos permitiera ordenar proiridades,y no quedaramos a amerced del accionar interesado de motivaciones politicas que nada tienen que ver con el marxismo.

  16. El estado es tradicionalmente elefantiásico.
    Eso no significa que sea eficiente.
    Porque cada gobierno que llega debe agregar su propia «capa geológica» de empleados fieles. Y por la estabilidad del empleado público no se puede despedir a los que «ya fueron».
    Por ejemplo, esta ridícula pelea entre el gobierno nacional y el de la ciudad sobre quién tiene la culpa de lo de Villa Soldati, omite un dato básico: Nadie. Digo NADIE se preocupó en 27 años de democracia de diseñar una pólítica de migración interna y externa que evitara la indignidad de las villas y asentamientos.
    El estado no existe en las villas. Existen las ONG, la gente (pobre) de buena voluntad que prepara comida, y algunos sacerdotes comprometidos. Nada más. Lo otro son los delincuentes que medran con la miseria.
    No me vengan conque por estar ocupados en la estatización de las AFJP y demás bellezas no les quedó tiempo para estudiar y atender el fenómeno demográfico y su relación con la pobreza extrema…

      1. Obvio que sí. Sucede que no le interesa, no quiere, no sabe, no puede. Estado grande, caro y bobo.

        O las deja como zonas liberadas para los negocios criminales de los estamentos corruptos del Estado.

  17. Comparto la idea del post. Un Estado grande, debería ser la premisa, un Estado con más presencia, con más alcance. Pero la crítica hoy está justamente allí, en la llegada del Estado Nacional en problématicas como la que se da en Formosa, por más que tenga olor a soja.
    Saludos

  18. Dos reflexiones sobre el estado (yo suelo ponerlo en mayúsculas, pero te sigo a vos): cuando De la Rúa nombró ministro de educación a Llach, éste dijo que iba a gastar menos y mejor. Pero cuando el estado gasta menos, siempre gasta peor. Siempre se invierte una proporción más alta de los gastos en gastos fijos y siempre se bajan primero los gastos más visibles, que casi siempre son los más necesarios.

    Moraleja: quien quiera mejor estado, tendrá que tener más estado. Más estado cuesta plata. Hay que mejorar la presencia del estado junto con el crecimiento de la inversión estatal. Pero si no sabemos de entrada que vamos a tener que gastar más, vamos a ciegas.

    Segunda reflexión: un estado no puede estar siempre en todas. Un ministerio no puede manejar eficientemente mil cuentas. La solución, me parece, es el federalismo. Distintos niveles de administración, que se encarguen de tareas distintas, diferenciadas de antemano. Para que eso funcione, hay que lograr que la idea del estado volviendo a meterse en lo que todos necesitamos llegue a las provincias y los municipios, y se haga carne ahí. Que cada intendente o gobernador sepa que tiene que hacer más y mejor.

    Hay un problemita: en el norte (como yo digo, al norte del paralelo 30), los gobiernos provinciales y municipales se parecen mucho más a la descripción de Engels que por acá. Los funcionarios están por encima de la gente, no trabajan con la gente, sino con «la gente», o «gente como uno». Gracias si algunos trabajan por la gente. Como dice un amigo, en el norte la gente de guita piensa que los negros están para cagarlos. Estamos bien lejos de solucionar eso. No lo hemos solucionado nosotros (hablo del PJ) y mucho menos los otros; Brizuela del Moral no tiene nada que envidiarle a Insfrán. ¿Y entonces? ¿Hacemos estado federal en el centro y sur del país y estado unitario al norte? No lo podemos poner por escrito, pero me parece que es la posibilidad más realista.

    Marcelo

    1. Muy bueno. No se puede gastar «menos y mejor». El tema del federalismo es fundamental, sobre todo para que no sea como decís en el último párrafo.
      Saludos

  19. La voy a hacer corta para que no me censuren: es logico que quienes tienen empleos estatales o subsidios quieran que el estado tenga mas poder y mas dinero, pero en lugar de hablar al pedo tendrian que pensar que vuestro sueño no es gratis : Piensen un poco en quien va a pagar esta expansión del estado:
    A -los empresarios ,
    B-los trabajadores,
    C-los pobres,
    D-Los recursos naturales (soja , mineria, petroleo)

    Yo supongo que tienen un plan para que lo paguen A y D no? Como no se puede forzar a los empresarios a bajar su tasa de ganancia sin subir precios ni bajar sueldos, y aparte muchos de vuestros dirigentes son tambien empresarios. Solo queda D.

    1. Yo soy empresario, no tengo un sueldo estatal y con los subsidios me quedaron debiendo mucha guita que ya no espero cobrar. También soy uno de los que dije que aumentar el estado cuesta mucha guita.

      No se puede pedir que todo lo paguemos los empresarios, pero sí se nos puede hacer pagar una buena parte; todos tenemos capital inmovilizado en el negocio de cada uno, y salir del mismo es carísimo. Si nos aumentan los impuestos, no todo lo podremos trasladar a precios y sueldos. Y menos en el campo, donde en general pagamos sueldos mínimos (yo, al menos, todo en blanco, porque tengo inspecciones de AFIP a cada rato). ¿Cómo haría para bajar sueldos? ¿Cómo hago para aumentar los precios en Liniers o en puerto?

      Y sí, en definitiva, lo van a pagar los recursos naturales. Y está bien que sea así. Para eso están, no para que los disfrutemos únicamente los que tenemos la suerte de tener acceso directo a ellos.

      Saludos.

      1. No. Lo quiero gastar con el aumento del PBI y de las ganancias empresariales que resulte de la industrialización de lo que vos creés que tenemos el derecho absoluto a exportar sin elaborar. Y no estoy contando sólo a la producción agropecuaria, yo cuento también con la minera.

        Gracias igual por recordarle a otros lectores que estamos hablando del 8%, porque hay mucha gente que desconoce
        que nosotros no tenemos demasiado que ver con esa duplicación del PBI que se produjo durante el kirchnerato.

        Te estás poniendo viejo, Mariano. Ya sonás casi razonable. Debe ser por comparación con Quintín, David o Sopa, que vienen a Artepolítica a ganar amigos.

        (esto tenía que estar acá, no más abajo)

    2. En los 60 el Estado era más grande y la sociedad menos desigual, como pasa en Europa. Estados más grandes y sociedades menos desiguales. Si juntamos la fuerza suficiente lo pagarán los que lo tienen que pagar.
      Saludos

      1. Ah cierto, la economía mundial no cambió ni un poquito. Es una casualidad que se la llame «la edad de oro del capitalismo». Que tonto soy!!

        A ver si de una buena vez por todas hacen un análisis un poco más profundo muchachos.

  20. Que tilingo que sos Escriba.
    Partis de un 17% de aumento medido en dólares y un casi pleno empleo para fundamentar todo un artículo.
    Cuando te señalan que las dos cifras son mentirosas respondes «Si quieren decir que estamos como en 2001, bueno, como quieran». Eso es tilingueria… y no estoy muy seguro que significa la palabra, pero me gusta.
    O sea, defendé tus cifras o corregilas. Pero no nos tomes de pelotudos.

    1. Lo del 17% de aumento en dólares debería ser una preocupación: quiere decir que estamos de nuevo con el «costo argentino» menemista.
      A menos que nuestro avance social se mida por los viajes al exterior o el consumo de objetos importados, al costo de la destrucción de la industria nacional. Lo cual ya fue muy peronista hace una década.
      Lo del 5% de desocupación parece un chiste.
      No solo por las cifras engañosas del Indec, sino porque la medición se realiza por encuestas. Significa que todo el universo de personas pobres que cobran subsidios, planes, etc, no son desocupados, sino que serían económicamente productivos.
      Un disparate total.

  21. Un Estado»elefantiasico»o con exceso de burocracia como el que quizas tenemos desde la epoca colonial responde por un lado y basicamente a la falta de trabajo en otros ordenes y por otro al amiguismo o clientelismo politico que «paga»favores con empleos publicos.Sin embatgo digo quizas porque si escuchamos a los empleados publicos no dan a basto para la tarea que tendrian que realizar,resultando un misterio para quien solicita suaccionar.

  22. Para mí la bomba se desactiva de la siguiente forma: Plan Vivienda Para Todos de ANSES: clases bajas y medias que no tengan acceso a un crédito pueden anotarse en ANSES y ANSES en un tiempo no inferior a 60 días te tiene que decir cuándo y dónde se te asignará una vivienda. Para acceder tienen que haber ciertos requisitos (como con la AUH): que no usurpes ningún predio público y/o privado, que tengas un tiempo determinado residiendo en la zona, que no tengas empleo registrado y/o que ganes menos de tanta guita, etc… de esta forma eliminás a todos los intermediarios como con la AUH, incluís a gente de clase media que tampoco puede acceder a la vivienda (si querés se puede hacer una lista de prioridades para que primero accedan los más urgidos). La ANSES creo que debe tener experiencia en recepcionar todas las solicitudes y procesarlas rápidamente (hay mucha gente en sistemas laburando en el estado que puede aportar muchas soluciones rápidamente a esto, porque sin información precisa no se puede tomar decisiones acertadas). ¿Cómo hacerlo? Invirtiendo más guita de lo que ya se invierte en los planes de vivienda, y convocando a todas las facultades de arquitectura e ingeniería, a todos los tipos que sepan construir (llámese albañiles, pintores, etc.) y de paso les das laburo, incentivás a los estudiantes de estas carreras para que además de estudiar dentro de un aula salgan a la realidad, y a todas las constructoras y cooperativas de todo el país. Hay mucha gente talentosa que se puede sumar a los ya importantes planes de vivienda que se vienen haciendo con este gobierno. La clave de todo esto es tener rápidamente un relevamiento preciso para dar la solución correcta a cada lugar (cantidad de personas, tierras disponibles, transporte y demás…) y que los beneficiados tengan seguridad de que esa vivienda que les fué asignada realmente será construída.

    ¿Soy muy inocente pensando que así se puede resolver el conflicto?

    Saludos
    Damián.

    1. No, Damián, así no se puede resolver este conflicto, pero sí se puede evitar su repetición.

      Este gobierno creo que hizo 600.000 viviendas. Es mucho más que lo que se venía haciendo, pero mucho menos de lo que se necesita: en siete años, la población aumentó 4 millones de personas; los censos dicen que hay 2,7 personas por vivienda, ergo se necesitan 1.5 millones de viviendas sólo para cubrir el crecimiento poblacional de estos 7 años (no es exactamente así, posiblemente alcance con 1,2 millones, pero no entremos en detalles). Si los privados construyeron el 60%, 900.000 viviendas, y el estado 600.000, se cubrió el crecimiento. Falta cubrir las necesidades que ya existían en 2002.

      ¿Quisiste decir un tiempo no mayor de 60 días?

      Si las viviendas se construyen enteramente con materiales nacionales, la construcción es una industria que tiene un efecto multiplicador económico muy alto, de 4 o 5 veces la inversión inicial. Casi toda esa inversión inicial se recupera en el primer año, vía IVA e impuestos a las ganancias de la actividad derivada. Con sólo que los beneficiarios paguen el 25% o el 30% del costo inicial, la guita se recupera por completo. Si pagan la totalidad, sobra plata para construir más, para pagar los terrenos y para deolverle con intereses a la ANSES.

      La única condición es no importar nada, ni el hierro de los herrajes, ni los disyuntores, ni los medidores de gas. Nada, porque todo lo que se importa se resta del multiplicador económico del mercado interior.

      Un detalle: construir 2 millones de viviendas en Maschwitz, Marcos Paz y San Vicente no es la solución. La gente que vive en Bs As, o que se va a vivir allá, tiene derecho de vivir cerca de las luces del centro, sea cual sea su situación económica. No hay derecho a obligarlos a viajar dos horas a su trabajo, ni para ir al cine, ni para visitar por primera vez en su vida el cabildo.

      Marcelo

      PD: ¿Notaste que «la gente» esta vez son los bolitas y los paraguas y no «la gente como uno»?

      1. Escriba: podría decirte que ya al decirme «no somos solo eso» estás admitiendo que «eso solo» (un Estado extorsionador de pobres que ocupan terrenos; un Estado represor y asesino) también es.

        Lo otro además es muy muy discutible: tal vez vos sí quieras «Justicia» para el crimen de Mariano Ferreyra. Pero lo que es Aníbal Fernández, se ocupó muy bien de defender a la Federal… no hay ningún cana preso; tal vez vos ahora le tengas fe a Garré, pero yo no creo que cambie mucho la cosa.

        En definitiva, lo que hizo el kirchnerismo ayer fue «sacarle las papas del fuego» a Macri, tomando su agenda y exigiendo la salida inmediata de los pobres del «parque» de Soldati, so pena de dejar de recibir subsidios (AUH, etc.) si toman o realizan algún otro reclamo. Vos escribí lo que quieras, pero está muy a la derecha la política K y su Estado.

        saludos
        DP

  23. «Instituciones. No como las pide la derecha para negarle cosas a la gente y encima cagarla a palos. Para que ese Estado de nueva escala que necesitamos llegue. Llegue de verdad.»
    Genial.

  24. Cada vez aparecen más coincidencias, eh. Más Estado y menos discrecionalidad. Me gusta. Pero el mejor Estado, ese Estado a la escandinava, lo vamos a hacer los radichetas. Los peronistas nunca supieron cómo.

    1. Ojo porque del 83 para acá, los radichetas siempre tiraron para el lado de menos estado. Y la discrecionalidad tampoco la pudieron parar. De hecho quisieron armar «su» propia discrecionalidad y se empantanaron.
      Saludos

    2. Ana, justifique su respuesta. Así, tirado al ruedo «lo vamos a hacer los radichetas» no convence a nadie. Porque con los datos que hoy tengo, por ejemplo comparando al gob 1946-1955 con cualquier otro radical, no le creo en lo más mínimo. Tal vez si se explicara mejor… Un esfuercito, le pido nomás.

    3. Escriba, si medís el tamaño del gasto público como presencia del Estado, que es lo que se suele hacer en todo el mundo, no es cierto lo que decís. El gasto público en 1987, y entre el ’99 y el 2001 fue el más alto de la historia argentina hasta el año 2007, en que por fin se superó. A Alfonsín, que le encantaba distribuir, se le fue un poco la mano y se le vino la hiperinflación encima. No fue por querer menos Estado, sino por querer más de lo que algunos argentinos, entre los que se incluyen muchos que dicen ser nac&pop, están dispuestos a financiar.

      Ahora nomás hay que hacer una buena reforma tributaria para tener un Estado más fuerte y autofinanciable y la verdad, la verdad, no hay nadie que sepa mejor cómo hacerla que los economistas radicales y socialistas. Y tu último párrafo, el de que el Estado necesita instituciones para ser más justo, más eficiente, más transparente, menos corrupto, es una de las banderas históricas del radicalismo.

      1. Fijate: el radicalismo, por lo menos el que yo conozco, no pide instituciones para tener un Estado mejor, sino porque no puede controlar nada de lo que pasa «por fuera» de las instituciones. Cosa que el peronismo sí.
        Saludos

      2. Tampoco es cierto eso, Escriba. El radicalismo cree que el Estado de Derecho, esto es reglas de juego estables y que respeten los derechos de todos, es lo que hace mejor al Estado y también a la sociedad. Y yo no diría que el peronismo controla lo que pasa por fuera, porque que no controla nada estuvo a la vista en estos días, sino que se maneja mejor por fuera de las instituciones y exacerba el salirse de ellas.

        Pero con las sociedades es como con los hijos. Si a tus hijos les das un marco estable pero con libertad y cariño, te salen unos chicos armónicos e independientes, seguros de sí mismos, sociables y llenos de amigos. Si les vas corriendo los límites a cada rato, se te chiflan y no saben ni dónde están parados.

    4. No sé el Escriba, yo no termino de creerte. Pero ojalá tengas razón, no estaría mal tener un recambio con esa ideología. Lamentablemente no lo veo en sus dirigentes actuales, ni siquiera con el hijo de. No tanto por él, sino por sus compañeros de ruta.

      En definitiva, voy a votar una vez más PJ-FPV. Veremos en 5 años más si pueden demostrar eso que vos decís.

      Me gustó lo de que en 2007 «por fin se superó». Veo que te cuesta decir «cuando por fin el gobierno de Kirchner lo superó». Paciencia, ya te va a salir. Nosotros tardamos 15 años en dejar de putearlo a Alfonsín. Todo llega.

      1. Cuesta tambien decir que el mas fenomenal desguace del Estado lo planeo y ejecuto el peronismo en el gobierno en la decada del 90. Gran parte de esos verdugos, comenzando con el gran patriota Parrilli, y sus ideologos, estan hoy en el gobierno con sus nueva caretas de estatizadores-redistribuidores. No hay como dejar a los viejos zorros cuidando el gallinero del Estado.

      2. Homero, no fue el peronismo, fue el antiperonismo con carnet del PJ. No fue tampoco «mi» peronismo. Yo me hice antimenemista a la semana de asumido el Carlo; con tal de no votar a ese cerdo lo voté a Masachesi, imaginate.

        No me gusta ver a esa gente en este gobierno, mi gobierno. ¿Tengo opciones? ¿Opciones reales? Digo, no pienso votar al PO, no pienso tirar mi voto en candidatos testimoniales, gente que no tiene ninguna chance.

        Yo apoyo este gobierno, mientras miro con atención (y miedo, para serte sincero) para ver a tiempo si esta bosta llega a quedarse con el control del PEN. Por ejemplo, a Scioli para presidente no lo voto ni borracho.

        Cuando el barro no alcanza, se construye también con bosta. Pero la bosta sirve para las paredes secundarias, no para el revoque del dormitorio o de la cocina, ni para las tejas de la cumbrera. Y la mierda no es bosta; la mierda no sirve para construir.

        Marcelo

      3. El de Menem fue un gobierno votado por y ejecutado por peronistas. Parrilli, por poner un ejemplo de kirchnerista, no solo no paga ninguna culpa por el regalo de las reservas petroleras sino que hoy es un heroe del populismo redistribuidor, no vendepatrias como nos. Para pasarla bien y dormir mejor hay que seguir la receta K: la amnesia selectiva, la disolucion del pasado condenatorio, y la negacion del voto y el apoyo al gobierno del Carlo.

      4. Lo que ya dije arriba: Menem nunca fue peronista. Eran cuatro hermanos, el mayor se hizo cargo de la bodega familiar, y los otros tres se dedicaron a la política. El Carlo se afilió al peronismo, el Eduardo al conservadurismo (por eso fue funcionario del proceso) y el otro que no me acuerdo el nombre se afilió a la UCR, eso lo sabías, ¿no? Los otros sólo se afiliaron al PJ después del 83, cuando el Carlo llegó por segunda vez al gobierno riojano.

        Sobre sus cómplices, muchos no eran peronistas ni mucho menos. Algunos de ellos sí, y no tuvieron los huevos de oponerse. Y otros se convencieron de que eso era lo mejor. A estos dos últimos grupos hay que vigilarlos. Me importa muy poco lo que crea Cristina de Parrilli (no sé por qué te detenés en ese solamente) o Aníbal o Pichetto o Scioli; yo sé muy bien quiénes son. En cuanto quieran apoderarse del kirchnerismo me abro y trato de convencer a medio mundo de abrirse y buscar otra cosa.

        Para mí, no son héroes de nada. Son tipos que hoy están jugando del lado correcto. En cuanto vuelvan a ser lo que una vez fueron, pueden contar con mi enemistad y la de la mayor parte de los que apoyamos a Cristina.

  25. ¿Por qué los que tenemos que dar numeritos precisos e incontaminados somos los que defendemos la idea de que las cosas han cambiado profundamente en este país? Ustedes, los críticos, ¿no notan que hay más consumo, más laburo, menos indigencia? Sobre la «polarización que achata el debate», no sé… A mí me parece que las cosas no se polarizan porque sí. Que se polarizan porque se han puesto muchas cuestiones en juego. ¿O para «despolarizar» hay que terminar con los juicios a los terroristas de Estado, con las retenciones a la soja, devolverle los aportes a las AFJP, olvidar la cuestión de Papel Prensa y mantener frenada la ley de medios? ¿Cuando se habla de la polarización, no se les ocurre que Magnetto, Macri, Biolcatti y la Legrand hacen bastante a favor de esa tendencia? No hay paraíso kirchnerista, muchachos, quédense tranquilos. Me encanta que ahora la derecha descubra la pobreza y el atraso. Es un síntoma del principal avance: la injusticia dejó de ser «natural»

    1. Es una posibilidad.
      Siempre digo que lo mejor que pueden hacer los gobernantes es viajar por el mundo y estar en campaña.
      De este modo, tienen menos ptiempo y robabilidad de aplicar políticas «geniales». Esas que siempre perjudican al pueblo.

      La otra posiblidad es fomentar un estado fuerte, honesto y eficiente, pero eso no está en la agenda de ningún partido político. ¡Oia! Dije «partido político» (¡Qué antigualla, perdón…!)

      1. ¡Qué lindo! Mientras los gobernantes viajan por el mundo, el pueblo se organiza libremente y se autogobierna sin control de esos corruptos, puaj. Y la UIA, la SR y Clarín se dedican a producir para el pueblo, porque automáticamente reconocen que a cada cual se le debe dar según su necesidad.

        Lástima que mis chicos ya están grandes, ya no se duermen con cuentitos de hadas como esos.

        Pero en cambio, estoy de acuerdo con vos: deberían estar todo el tiempo en campaña, pensando en ganarse la voluntad de la gente haciendo cosas, aplicamdo plíticas geniales o siquiera buenas para todos. Elecciones de algo cada tres meses, así no hay tiempos muertos durante los cuales un gobernante está más preocupado de lo que piensan de ellos afuera, que de lo que piensan sus electores.

      2. Bueno Gaucho, no te enojes.
        En Argentina, Sacco y Vanzetti serían consiserados destituyentes de la SRA o empleados de Magnetto…

        De todos modos, y sin querer meterme en tus temas familiares, probá hablarle a tus hijos de un estado eficiente y decente. En una de esas, evitarías que tus nietos se hagan anarquistas.

      3. No. Lo quiero gastar con el aumento del PBI y de las ganancias empresariales que resulte de la industrialización de lo que vos creés que tenemos el derecho absoluto a exportar sin elaborar. Y no estoy contando sólo a la producción agropecuaria, yo cuento también con la minera.

        Gracias igual por recordarle a otros lectores que estamos hablando del 8%, porque hay mucha gente que desconoce
        que nosotros no tenemos demasiado que ver con esa duplicación del PBI que se produjo durante el kirchnerato.

        Te estás poniendo viejo, Mariano. Ya sonás casi razonable. Debe ser por comparación con Quintín, David o Sopa, que vienen a Artepolítica a ganar amigos.

      4. Gaucho:
        Que me compares con Quintin me enorgullece. Ambos somos viejos y cabrones. El es además, inteligente.

        Y que vengo a Artepolítica a ganar amigos, también. No me gustaría ir a parar a blogs excluyentes y sectarios.

        A tus nietos les deseo lo mejor. Por eso quisiera para ellos, como para los míos, un estado decente.

      5. Yo no soy justamente joven. Y a cabrón no me gana nadie, si lo sabrá este pobre teclado, que lo hago borrar la mitad de lo que escribo, por agresivo.

        Para mis nietos (cuando los tenga) y para los suyos no quiero un estado decente: quiero un estado que puede garantizar que ningún adolescente sin futuro los mate por 10 mangos a la vuelta de su casa. No por represión, sino porque no haya ningún adolescente sin futuro. Como puede ver, a veces llego a la conciencia social por la vía del egoísmo.

        Yo solo quiero un estado eficaz, que se ponga objetivos que incluyan a todos, y que los alcance. Lo decente me parece secundario; decentes siempre fueron los muchachos de la SR de mi pueblo y apoyaron todos los golpes de estado (menos uno).

      6. Gaucho:
        Decente puede legar a ser eficaz.
        Inmoral y corrupto no.
        No importa, «cuando tengas mis años…» ja ja
        Saludos.

  26. Sobre el tema Ferreyra, la investigación fue bastante bien (todavía le falta) y escuché que la fiscal del caso será viceministra de Seguridad, lo que es un fuerte respaldo a su actuación. La Presidenta recibió a los familiares de Ferreyra: me pareció excelente.
    Saludos

    1. Escriba, qué negación de la realidad. ¿En serio va «bastante bien» la causa por el crimen de Mariano Ferreyra? Yo creo que no. Que más allá de los 7 autores materiales no irá nadie más preso. Y no es una presunción: es una realidad hasta el día de hoy. Están preservados los burócratas de la UF y las policías que dejaron la «zona liberada».
      ¿Y la represión en Formosa a los toba-qom? ¿Qué pasó? ¿Habrá otra audiencia con la presidenta donde hable de «compromiso para que todo se solucione y aclare»?

      La realidad es que este gobierno está en un claro giro a la derecha («pactos sociales sectoriales» incluidos), y son los muertos de la juventud, las clases trabajadoras y sectores populares los que van quedando en el camino…

      DP

      1. Que la causa va bien lo dijo el hermano de Mariano Ferreyra. Nilda Garré ministra de Seguridad, condena a la xenofobia pagando costos políticos en el votante-medio: un giro a la derecha clarísimo.
        Saludos

      2. Sí, Escriba, que la causa «va bien» lo dice el hermano, que era del PO y ahora es kirchnerista. ¿Por qué no le preguntás cuán bien va «la causa» a los tobas-qom de Formosa, reprimidos por el cristinista Insfrán? ¿Por qué no les preguntás «lo bien que vamos» a las más de 13.000 personas de Soldati que se tuvieron que ir bajo amenazas (y alguna promesa) del gobierno nacional y el capitalino, tras ser reprimidas por la Federal, la Metropolitana y las patotas de barrabravas?
        ¿Y si les preguntamos tb a los estudiantes cordobeses, que acaban de ser reprimidos por la policía de -el ahora cristinista- sojero Schiaretti?

        ¿No hay «giro a la derecha»?

        http://pts-cba.blogspot.com/2010/12/brutal-represion-del-gobierno-de.html

        http://www.tn.com.ar/sociedad/127020/policias-heridos-y-ocho-detenidos-tras-una-protesta-estudiantil-en-cordoba

        (y para que no digan que subí sólo lo que pone «la opo mediática, dejo tb la noticia según Página/K: http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-158736-2010-12-15.html)

        DP

      3. José: todo el mundo fue a declarar. Y por eso la causa tiene 4000 fojas: 8000 páginas con testimonios de todos los testigos.

        DP

      4. La segunda semana. La primera, el PO dio la orden de que no.

        Fijate que una vez que aparecen por una ventana en la política nacional, hacen esa guachada. Tan tan tan tan puros como te gusta decir que son, no parecen.

  27. Preguntas Escriba: ¿quién liberó la zona para que mataran a Ferreyra? ¿Quièn tiene negocios en la ugofe con pedraza? ¿Quién garantiza, practica y reivindica la tercerización? ¿Quièn fue con los celìa a matar a los hermanos qom? ¿Quiénes dispararon contra los del Indoamericano el 7 y dejaron dos muertos? ¿Quièn dejó después vía libre al progromo? ¿Quién mandó a militarizarlo después para convertirlo en una especie de campo de refugiados? ¿Quién dejó irse sin nada ayer a los ocupantes, o más bien, con la amenaza de que si vuelven a tomar las cosas en sus manos no sólo no reciben sino que les sacan lo poco que tengan? Tu Estado, tu gobierno que practica el «si te he muerto no me acuerdo» y que ayer estaba culo y calzón con Macri… Te reconozco algo: el estado nacional no tiene problemas de xenofobia, revienta a todos por igual parece.

  28. Sí, yo leo Clarín y ahí Van der Kooy y Julio Blanck dicen que hay un giro a la derecha. Lo que me confunde un poco es que no lo dicen con alegría sino con indignación. ¿Son de izquierda estos muchachos?

  29. Perdón Escriba, una pregunta, vos militabas en el peronismo cuando la intendencia de Morón era ejercida por Juan Carlos Rouselott? porque para ganar, y gobernar, y lo bien que lo hizo, Martín Sabatella en ningún momento habló de la transformación del peronismo, sino todo lo contrario. Se refirió al peronismo moronense como una gestión inviable y corrupta. Su trabajo con los sindicatos municipales, peronistas, fue de los mejores de la historia argentina, negociar tete a tete, no a nivel corporativo, y cambiar de puesto laboral a los agentes en caso de sospechas de corrupción, lo que llevó a atomizar la conducción, un maestro Martín, igual no entiendo tu postura peronista; vos la entendés o es solo política?

  30. El problema, Escriba, es que el Estado que se puede ocupar del pueblo es el Estado Nacional, o sea el Estado que tiene control sobre su propia moneda y puede crear poder para su propia moneda (crédito, por ej.) sin interferencias de autoridades superiores (oligarquía financiera global, por ej.).

    El Estado argentino todavía no es Nacional, aunque puede serlo, si aumentara la capacidad de movilización popular y la capacidad de conducción popular.

    Los recursos con los que cuenta el Estado argentino (no Nacional) proceden de un aprovechamiento de una crisis global que ocasiona aumento de precios de las materias primas de lo que produce y vende la Argentina al exterior (sobre todo: soja). Esto quiere decir que somos dependientes de la renta internacional que está posibilitada por condiciones de crisis globales que la determinan circunstancialmente.

    El asunto candente y, en última instancia decisivo, es que la única organización que puede convertir esa renta internacional en inversión infraestructural e industria es el Estado Nacional. No existe ningún mecanismo que pueda reemplazar a éste en esa función de capitalización en gran escala de esa renta.

    Es por eso que el BCRA debe ser “nacionalizado”, no por una predilección ideológica sino por ser realistas en cuanto al hecho de que nadie, nada, ningún “mercado” va a hacer eso que se necesita hacer: convertir la renta internacional acumulada en una inversión física en gran escala. Y cuando hablo de “gran escala” me refiero a una métrica per cápita, por flia., y por Km2. No me refiero ni a $ corrientes, constantes o U$S, o lo que sea.

    Por las mismas razones que las precedentes debe ser nacionalizado el comercio exterior de cereales, oleaginosas y carnes. No porque uno esté “enamorado” de herramientas o ideologías en sí mismas, sino porque los U$S que ingresen provenientes del comercio exterior argentino no deben quedar sujetos a ninguna clase de “contrato” con sector privado alguno (Bancos, exportadores, etc. a través de letras, novacs o cualquier otro instrumento financiero del BCRA). Deben utilizarse con estricto racionamiento en la importación de bienes de capital y equipamiento que usarán las futuras industrias e infraestructura mercadointernista. Se debe tomar conciencia de que se usarán los U$S para comprar elementos de producción que fabricarán cosas y servicios para nuestros propios compatriotas (por ej., los 10 millones de pobres actuales que, en ese futuro, dejarán de serlo). Son U$S que terminarán en cosas físicas que se transarán en $, lo que quiere decir que no reproducirán futuros U$S. Esto hay que tenerlo absolutamente claro, porque los U$S van a escasear en tal escenario, no sólo por esta razón, sino también porque al capitalizarse en gran escala la renta internacional ésta va a disminuir, pero lo que se perderá por tener menos U$S se ganará al tener más m2 per cápita y por flia., más km. de FF.CC per cápita y por flia., más escuelas per cápita y por flia., más técnicos e ingenieros per cápita y por flia., más camas de hospitales per cápita y por flia, etc., etc. es decir, más infraestructura per cápita y por flia., lo que significa mayor bienestar.

    Los déficit infraestructurales de argentina son enormes en todas las áreas: FF.CC, obras hídricas, energía nuclear, por nombrar algunos.

    Por otro lado, la tendencia mundial va a ser que los países otrora con mano de obra barata (China, por ej.) van a empezar a mirar hacia adentro y prestar más atención a las necesidades de las partes atrasadas de su propia población y territorio. Por lo tanto, va a haber más espacio para la industria sustitutiva en los países de América Latina y, sobre todo, la Argentina. Yo creo que Argentina debiera retomar el desarrollo de su industria eléctrica que quedó trunco a mediados de los ’70. Hay que volver a fundar una industria eléctrica con el apoyo del Estado. Hay otros rubros industriales que se podrían reactivar.

    La globalización ya fracasó. No va a seguir como la conocimos hasta ahora. Hay que prepararse ahora mismo para su reemplazo. Y la historia no solo nacional sino mundial indica que no hay otra alternativa de que cada pueblo vuelva a tener el propio Estado Nacional para que se ocupe de sus necesidades y aspiraciones.

    Llegó la hora de convertir el dinero en bienes físicos útiles, por el bienestar de los actuales habitantes y por los que habitarán en el futuro. Es cuestión de organización y coordinación desde el Estado y el sector privado que se avenga. Pero el dinero tendrá poder como crédito transmitido por el Estado. Acá no hay tu tía. La cosa empezará con el primer paso del Estado. Los privados se sumarán para hacer los bienes físicos. Una vez que las cosas estén hechas ahí sí podrá hablarse de replantear las condiciones originales. Pero una vez hechas las cosas que se necesitan hacer.

    Si el Estado no le da poder al dinero (crédito) los bienes físicos que el pueblo pobre necesita para ser pueblo solo (no pobre) no se harán. Esto es así. No hay Bancos privados o capitalistas que darán el primer paso. Esto no existe. Es irreal. Sólo el Estado Nacional puede dar ese paso primero ejerciendo su poder sobre el crédito. Solo el Estado Nacional puede convertir renta internacional acumulada en capital físico útil para el bienestar de su población postergada.

    Es así de simple, aunque no fácil.

    1. Hermoso horizonte el suyo, Oti, aunque estamos un poco lejos de allí, y todavía no tenemos claro si empezar a caminar en esa dirección. Un punto de vista distinto e inspirador, no de izquierda ni peronista; el peronismo, el kirchnerismo (y el epikirchnerismo sabatelista, Escriba) podrían comprar ese planteo, no creo que ninguna otra fuerza pudiera hacerlo.

      1. Yo creo que sí es un punto de vista peronista, porque se basa en los antecedentes históricos peronistas creo que bien leídos.

    2. La renta no se cae de los arboles, se genera año a año. O se puede dejar de generar si la asfixian.
      menos mal que para esos mamarrachos hace falta mayoría parlamentaria

      1. Mariano T, la renta se va a gastar, pero en cosas útiles, en cosas que saquen a la gente de su pobreza. Y para hacer esas cosas hay que invertir mucho en infraestructura e industria sin esperar que ganemos U$S por esas inversiones.

        Sí la renta internacional va a disminuir en ese proceso, porque se convierte en $ que permiten la ejecución de las grandes obras que se hagan. Las reservas van a disminuir, pero la capitalización física per cápita y por flia. va a dar un salto sustancial, que es lo que interesa para que haya bienestar.

        La renta que proviene del comercio internacional de la Argentina se genera, sobre todo la agropecuaria, con muy poco trabajo. Y para capitalizar esa renta se van a generar enormes cantidades de trabajo.

        No queremos asegurar que el negocio de generar renta internacional se reproduzca, lo que queremos es que la renta se capitalice físicamente sin importar si en el proceso de esa capitalización esa dicha renta disminuye o desaparece. Porque una vez hecha la capitalización la economía puede vivir de otras cosas, de lo que ha capitalizado y menos de renta internacional.

      2. Creo que ya estamos en el límite político de exacción. No es lo mismo pelar 4 petroleras que cientos de miles que trabajan para obtenerla, y el tejido social y económico que esta alrededor.

    3. Modelo sustitutivo de importaciones? Revivir la industria electrica? nacionalizar el comercio exterior de carnes y cereales? Ok, listo, por fin el desarrollismo llegó a Argentina. Pena que 40 años tarde. Hoy las condiciones para el desarrollo, los medios y las estrategias son otras. No quiere decir que todo lo anterior no sirva para nada, pero la idea que se maneja de Estado en este post es del ´70.

    4. Acuerdo con Oti sobre el rol del Estado Nacional y la importancia que tiene en el desarrollo. Sin duda hoy la única maquinaria institucional con capacidad propia para hacerlo es el Estado Nacional.

      Pero me pregunto si el «más Estado» u «otro Estado» del que se habla es ese.

      El Estado nacional no puede estar ahi en el barrio viendo las necesidades. de cada uno. No way. Por lo menos no éste Estado Nacional.

      Y ahi si la respuesta es más institucionalidad. Más que ciertos espacios del Estado no sean campo de batalla. Que funcionen, que tengan equipos técnicos laburando y coordinandose a partir del territorio.

      Hace falta bastante racionalidad técnica de este «más estado» para resolver estos problemas. Porque el problema de la mística y la construcción política es bien apasionado, pero como vimos, no alcanza.

      Y se puede, eh? decidir que las instituciones están por encima de las conveniencias políticas se puede y este gobierno ya lo hizo alguna vez con la CSJN.

      Hoy es un momento para salir a «marcar la cancha», pero automarcándonosla. De decir «che, con esto no se jode» y dejar que ponerle pilas para que funcione. Por dar un ejemplo que tengo a mano: el sistema de salud colapsa. Y es una institución que necesita que el Estado esté ahi cerquita y presente. y que funcione.

      Y esa es la otra cuestión: el único actor capaz de imponer reglas de juego es el Estado Nacional y el capital político del Kichnerismo.

      Es un gran momento para apostar por las instituciones. Y eso se capitaliza electoralmente también.

      1. Lo «Nacional» del Estado se define por ser la máxima autoridad (sin autoridades globales superiores) para definir determinadas cosas relacionadas a cómo se va a usar el dinero (crédito).

        Puede haber más intervención del Estado sin que se cumpla ese requisito. También puede haber menos intervención del Estado sin que se cumpla tal requisito.

        Pero es difícil que haya menos intervención del Estado cumpliéndose ese requisito. Por lo general cuando se cumple el requisito la intervención del Estado aumenta.

        No es lo mismo, en esta conceptualización, hablar de «Estado» o de «Estado Nacional», son cosas distintas, hacen y dejan de hacer cosas distintas y producen efectos distintos.

  31. DP: Que critiques al hermano de la víctima te pinta entero. Vemos por otra parte cómo ha crecido la autonomía de los gobernadores. ¿Es un «giro» o una «ola» eso? No se frena con partidos sin base electoral esa situación.
    Saludos

    1. Eh! pará! no lo critiqué; te aclaré nomás que el hermano es kirchnerista, ya que vos lo pusiste como «cita de autoridad» para afirmar que el gobierno está haciendo las «cosas bien»…

      También que vos desmerezcas la opinión de los tercerizados ferroviarios, los tobas-qom, los trabajadores y desocupados de Soldati y los estudiantes y docentes cordobeses, también te pinta de cuerpo entero: como un defensor a ultranza del gobierno nacional.

      saludos
      DP

  32. expliquese,Gonzalo.Lo que yo se es que el orden del discurso debe ser logico y coherente,que el habla es la base del pensamiento y que la historia de Grecia nos lo muestra como uno de los origenes del gacer filosoofico.

  33. Hablo del peronismo y el progresismo, hablo de política, hablo de discursos y argumentaciones que pierden la lógica cuando se yuxtaponen, hablo de un estado que se olvidó de ser el mejor, lo olvidaron, y se mofaron de él; en Francia por falsificar estadísticas públicas un ex ministro fue preso por un montón de años; hablo de discursos enceguecidos y organismos financieros que vuelven, y se ríen, y controlan, porque todo lo solido se va desvaneciendo en el aire.
    Hablo de miles de desposeídos que no pertenecen, hablo de planes de viviendas, no de «ideas de», hablo de dejar de utilizar el discurso como excusa, hablo de políticas para la salud de la población, hablo de dejar de esconder bajo la alfombra de la historia a los pibes que se mueren de hambre; decir no es hacer, y realizar es cumplir, con metas plausibles y no risibles.

  34. le agradezco el enfasis,Gonzalo.Cda uno es dueño y defensor de su discurso,precisamente.Y lo importante es que sea coherente,pudiendo uno estar o no de acuerdo.Se pierde la logica,creo,no cuando hay yuxtaposicion sino contradiccion y le reconozco que lo mas indebido es aquello de»haz lo que yo digo pero no lo que yo hago»,viejo lema hipocrita de mas de una de las instituciones que preteneden»educarnos».Advertimos nuchas insuficiencias,aun los que hablan de avances,y los excluidos(habr4a que recordarlo otra vez)forman parte de un sistema economico que los genera y los utiliza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *