Pensar las Fuerzas Armadas

En esta sí, eh, en esta sí que hay consenso, por derecha y por izquierda. Como dice mi amigo Mariano Rodríguez: “están todos de acuerdo en no tener Fuerzas Armadas: por derecha, por el ahorro presupuestario; por izquierda, por los fantasmas setentistas”.

Nos toca como generación, je, matar al padre. Algunos se preguntaron qué quería decir matar al padre: ¿renegar de las luchas de los `70, denunciarlas, pasar soberbiamente por encima de ellas, negarlas? Tal vez pueda significar otras cosas. Quizás se trate, simplemente, de poder pensar en los temas en los que ellos no pueden, directamente, pensar. Porque lo primero que se les ocurre es abolir las Fuerzas Armadas. Es todo lo que tienen para decir. Cuanto menos, la solución parece simplista. No somos Puerto Rico, mal que nos pese (?).

Lo interesante de la cuestión de las Fuerzas Armadas es que el debate clave es lo generacional. En todos los sentidos: en nosotros para poder discutir estos temas sin la mochila del pasado (o con ella, digo, pero resignificándola con la nuestra). Y al interior de las propias Fuerzas Armadas. Tiene que haber, por mero razonamiento matemático, una incipiente nueva oficialidad que no estuvo en aquella y que no la comparte, un grupo de oficiales jóvenes que no tiene por qué recibir los cachetazos de una momento histórico que no vivió. Hay que laburar con esos, sin descuidar la cuestión de los Derechos Humanos, dando cuenta de que se trata de un poder del Estado democrático, con una cabeza civil. Porque la otra pata que exige este laburo, es no problematizarlo al mismo tiempo –o, al menos, como temas ligados –con el debate por la seguridad interior.

Esta última encuesta muestra que Argentina es el país de la región que tiene menos confianza en sus Fuerzas Armadas. Digo, no hay que buscarle muchas vueltas a las causas. El problema es si la solución es la disolución de las Fuerzas Armadas, si el hecho de que no haya hipótesis de conflicto en el corto plazo habilita a pensar que las FFAA son, de aquí a la eternidad, innecesarias (porque, se me ocurre, ¿será sencillo, luego de disolverlas, volver a recrearlas desde cero ante cualquier situación en las que vuelvan a ser necesarias? Acá hay, también, un debate verdadero sobre las veneradas “políticas-de-Estado-y-no-de-un-gobierno”).

Yo no sé si el argumento para volver a pensar en las FFAA sea que los demás países de la región se estén armando. Lo que sí exige un cierto grado de previsión al respecto es, justamente, la imprevisibilidad de un mundo que carece de centro, un estado de relación de fuerzas multipolar, con potencias que ya lo son, algunas que dejarán de serlo y otras que tratan de. Ante un escenario tan contingente, sentarse a discutir en esa mesa -¿se puede, por ejemplo, pensar en una sillita en el Consejo de Seguridad de la ONU sin Fuerzas Armadas? –implica replantearse la cuestión del rol de las FFAA. La cooperación con la región en términos militares, el intercambio de know how y la aplicación de nuevas tecnologías para fines civiles Con los límites del caso, sin caer en la absolutización del paradigma realista –la teoría que supone que, en definitiva, las relaciones internacionales se resuelven por cantidad de fierros per cápita–, tal vez haya llegado el momento de poner en agenda una cuestión reticente a ser pensada con las fórmulas mágicas heredadas.

92 Comments on “Pensar las Fuerzas Armadas”

  1. No escuche a nadie en serio plantear la eliminacion de las FF.AA. Y no me parece una opcion valida mientras el resto de los paises de la region tengan ejercito (independientemente de si se estan armando o no). La falta de hipotesis de conflicto belico hoy en dia, es simplemente una situacion temporal. Mañana puede haber hipotesis. Las tuvimos por mas de 100 años con los paises de la region.
    Ahora bien, que haces con las FF.AA? No demasiado diria. Aumentarles el presupuesto, modernizarlas tecnologicamente. La parte politica ya fue hecha. Las FF.AA ya estan totalmente subordinadas al poder politico.
    Ahora, para una institucion que tiene mucho desprestigio, en un contexto donde no hay un beneficio concreto en el corto y mediano plazo y donde siempre, pero absolutamente siempre, hay algo mas importante en que gastar, que presidente entonces aceptaria pagar el costo politico de aumentar el presupuesto militar a costa de otro recurso?

  2. «Hay que laburar con esos, sin descuidar la cuestión de los Derechos Humanos, dando cuenta de que se trata de un poder del Estado democrático, con una cabeza civil.»

    Justamente esto que planteás es lo que está haciendo la gestión Garré en el ministerio de Defensa, desdeel colegio militar hasta en el dictado de cursos, charlas y seminarios para los oficiales.
    Sin embargo nadie le da pelota. En realidad: la derecha le pega y la izquierda la ignora, supongo que por no poder pensar a las fuerzas armadas

  3. Tomas
    Debatiendo en lo de Abel escribi lo siguiente:
    “Estudiando la disidencia uniformada a las políticas de Bush, me encontré con esta declaración de Charles C. Krulak y Joseph P. Hoar.
    http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2007/05/16/AR2007051602395.html
    Que a su vez me llevo a “The Strategic Corporal: Leadership in the Three Block War”
    http://www.au.af.mil/au/awc/awcgate/usmc/strategic_corporal.htm
    Creo que al General le hubiera encantado la perspicacia del Marine.
    Hace muchos años que se olvidaron las Responsabilidades de la Victoria, y los Deberes del Triunfador.
    La Guerra de la Tres Manzanas implica la “Contención Social”, el “Orden Publico negociado” y el “Combate”.
    Si nos fijamos bien; en el 2001, cuando todos esperaban que termináramos como Yugoslavia o Somalia, con las 2 primeras evitamos el 3º.
    Mientras que los serios Brasil y Méjico están de lleno en esta ultima; y según tus propias palabras Chile lo esta pensando.
    Quizás sea esa capacidad de llegar al borde, sin desbarrancar; ese “recuperative power” del que hicimos gala en el ultimo tercio de siglo, lo que lleva a Brasileños y Mejicanos a tener buen concepto de la Argentina.
    Aunque es cierto que no tenemos ni Generales ni Coroneles, menos Estado Mayores abocados a estudiar las Contingencias, hay miles de “cabos estratégicos” que viven salvando el día”.
    Resumiendo, dentro de las mismas cúpulas militares de USA plantean que la tortura, tarde o temprano, termina generalizándose; y eso no hace mas que generar el “recuperative power” del contrario.
    Jack Bauer y sus 24Hs sirve para una serie de TV, no para manejar políticamente “la violencia organizada”.
    El enfoque de las Tres Manzanas, “Contención Social”, “Orden Publico negociado” y “Combate”; no esta en contradicción con el ejercito de Richeri como complemento de la Ley Lainez.
    Es más, así como la escuela se convirtió en un Comedero público en tiempos de crisis.
    La estructura de la FFAA esta preparada, físicamente, para contener hasta 150.000 por año.
    Mientras no se este en emergencia, con 15 semanas al año es tiempo mas que suficiente para hacer el entrenamiento básico.
    El resto es tiempo muerto.
    Porque no convertirlo en una beca.
    Firmas contrato por 3 años, y podes dedicarle tiempo a estudiar las otras 32 semanas.
    Un sueldo digno, obra social para la familia; comida techo y ropa asegurados, aulas y material didáctico disponible.
    Y mandas horneadas de 50.000 egresados por año, en todas aquellas materias donde tenemos déficits.
    Enfermeras, torneros digitales, técnicos electromecánicos y electrónicos, etc.
    De paso tenes el brevet de paracaidista, buzo, andinismo, supervivencia en selva, montaña y desierto.
    Pero lo más importante, se recupera la cultura de marcar tarjeta, o sea; se aprende a organizarse y organizar.
    En fin, es para largo
    Un abrazo

    1. Manolo, muy buena la propuesta, a los benéficos hay que sumarle el relevamiento sanitario, año por año, de toda la juventud,

  4. TOMAS:
    Oportuno post en sintonía a las 2 contratapas de Caparros, que con bastante pompa planteaba la eliminación de las FFAA.

    Caparros utiliza para su propuesta el ejemplo a Costa Rica, donde se suele decir que «el ecologista país ha eliminado su ejército por su amor por la paz»; pero se esconde que la policía heredó los poderes de los militares y se orientó a combatir el narcotráfico según suele recomiendan los grupos de estudios aficandos en Washingtown.

    Creo, además, en ARG no se puede escapar del análisis que a las FFAA, hoy por hoy, están en franco proceso de proletización: llegan muchachos y muchas chicas buscando empleo público estable. Hay que atender a esos sectores que optan por la vida castrense en vez de ser maestras, torneros o municipales.

  5. yo agregaría otro aspecto al muy oportuno post de Tomás. la generación militar de los años 40, de la que surgió Perón, tenía una concepción del mundo en donde inevitablemente iban a existir nuevos conflictos. sumado a la hipótesis permanente del siglo xx de conflicto con brasil, esto arribaba a la conclusión de la necesariedad de armarse. pero armarse no era sólo tener fierros, armarse era crear y desarrollar las 3 industrias esenciales del siglo xx: petroquímica, siderurgica y metalmecánica. esa generación, de la cual Perón fue el exponente político, fue la que generó las bases del tejido industrial más importante que tuvo la argentina; eso que chorrea en las películas de Pino o en otras como Pulqui o Rastrojero. diría que la cuestión militar inevitablemente es un motor económico, con sus tensiones claro(recomiendo ver otra gran película «why we fight») pero que aún así consolidar entramados productivos complejos da una base económica mucho más imteresante y rentable que la de la harina de soja.

  6. Me parece que el error consiste en plantear las hipótesis de conflicto en los términos de hace casi 100 años y en considerar que el presupuesto militar es gasto. Por ejemplo deberíamos considerar como hipótesis de conflicto el ejercicio de soberanía sobre la incalculable cantidad de recursos naturales que se encuentran en zonas de frontera o en el mar argentino. La soberanía que implica la presencia del estado en esas zonas sólo la puede llevar adelante las fuerzas armadas, que se encuentran en mejor situación para hacerlo que cualquier otro agente estatal. Por supuesto que esto también implica una redefinición de las instituciones militares, que no deja de ser parte del debate que plantea la nota.
    Con respecto al presupuesto militar, debería también replantearse. Dadas las características de las industrias militares, tienen todas las posibilidades de plantearse como nichos tecnológicos que contribuyan a la industrialización nacional (por lo menos así estaban pensadas en la época del pocho) como muy bien señala Memo. Saludos.

  7. Comparto totalmente, salvo en que los objetivos políticos se hayan logrado. Más allá de los méritos que hizo este gobierno en el tema DDHH, un error permanente fue la demonización de las FFAA como conjunto.

    Que no tengamos hipótesis de conflicto es una taradez. No porque haga falta salir a crear un conflicto (al estilo de la CMAPCP de Les Luthiers), sino porque siempre hay posibilidades más o menos plausibles de que aparezca uno. Sin ir muy lejos: EEUU y sus aliados tienen esa pésima costumbre de invadir países ricos en recursos naturales. Y tienen en las Malvinas un lugar perfecto para armar una invasión. Teniendo en cuenta su excepcional habilidad para eliminar ejércitos convencionales y la billetera de la CIA, no tardarían más de una semana en ocupar el país.

    A ver: no creo que estén en condiciones de hacerlo en el corto o mediano plazo (y en el largo plazo probablemente van a perder el status de superpotencia), pero ¿sería tan ilógico tener planeada esa eventualidad, ya que no parece probable una invasión paraguaya?

    1. Alejandro, me parece que la demonización de FFAA se la ganaron solos y a lo largo de todo el proceso de condenas desde el Juicio a las Juntas en adelante. Si no, entramos en lo que planteaba Carrió sobre «la humillación de las FFAA». Es la diferencia que existe con otros casos donde no hubo juicios como Chile, por ejemplo. Esa condena y demonización fue útil para que no pasara lo que pasa en Colombia, por ejemplo, donde los libros de testimonios de militares y paracos son más vendidos que los de víctimas de la represión.
      Es decir, me parece interesante que se plantee el problema de aquí en más y no sólo con respecto a las FFAA, sino al resto de las fuerzas de seguridad, pero no veo como un error que se haya mostrado el horror que hasta cierto punto sigue operando como camaradería en el silencio.

      1. Che, se puede (hoy, ahora, no en 1985) condenar a los genocidas sin matar a las instituciones. No hay que caer en esa falsa dicotomía. ¿Tan jodido es eso? Justamente esa demonización es lo que beneficia la defensa corporativa: si se hubiera buscado una alianza con los sectores jóvenes de las FFAA, seguro que entregaban a sus superiores en bandeja para serrucharles el piso.

        Ya que militares hay que tener, no puede ser que tras un cuarto siglo de democracia sigan siendo vistos como el enemigo.

        Y, ya que estamos, en Alemania hubo juicio (impuesto por las fuerzas de ocupación, es cierto, pero juicio al fin) y las FFAA fueron exitosamente «desnazificadas», al punto que sigue habiendo servicio militar obligatorio.

      2. Voy a hacer una confesión. Ejem, ejem. Mi familia, por los dos lados, ha estado vinculada a las fuerzas armadas.
        Y si bien esto no me impidió tener una posición de izquierda coincido con Alejandro porque lo veo de adentro: el discurso del primer kirchnerismo no era contra los genocidas, era abiertamente anti fuerzas armadas.

        Y eso es, políticamente un error: o desistís de la institución o le das el lugar que merece (o que debería merecer).

        Digo, en las escuelas hay docentes que están cansados y no tienen ganas de enseñar, muchas veces porque ganan poco (en las FFAA tampoco ganan mucho, eh?) y no por eso se deja de reivindicar la institución escolar.

        Si Argentina tiene y va a seguir teniendo FFAA vale la pena rediscutir cual es su rol. Garré está haciendo un laburo bastante interesante y, a pesar de que adentro queda bien pegarle, muchos la respetan, lo cuál ya es bastante.

    2. Entiendo lo que decís, pero no sé si era tan fácil hacer eso. No sé si se podía haber evitado eso porque el Ejército Argentino al igual que muchos otros latinoamericanos siempre fue bastante facho en su composición y eso pesa. Además, esos jóvenes de los que hablás también habían sido formados durante la dictadura. Me parece que es muy difícil separar la institución de los que las ejercieron cuando pasó lo que pasó. En el caso de Alemania esa demonización tal vez no cayó en el Ejército pero si en el país y en su historia y sus símbolos. Los pibes de veintipico alemanes de hoy casi no tsaben nada de su historia ni de sus símbolos porque están absolutamente demonizados. Eso, me parece muy difícil y demasiado teórica esa separación que planteás.

  8. La generación de oficiales que ya-no-tienen-nada-que-ver con el Proceso creo que ya está, hace rato. Un oficial activo en el 82 hoy tendría 27 años de servicio adicionales. Como se van retirando en una forma piramidal, sólo podría haber activo de ese tiempo un puñado de altos oficiales – que en aquel entonces fueran de muy bajo rango y responsabilidad – PERO como para alcanzar el grado de jefe superior (de coronel o capitán de navío en adelante) hay que lograr un acuerdo del Senado y el Senado viene filtrando los pliegos de quien tenga la más leve polución o sospecha del tema represión, en fin: NI UN TIPO hoy en las FFAA tiene vinculación con la «guerra sucia».
    Tras el caso Carrasco, se eliminó el servicio militar, y son la única fuerza 100% profesional del subcontinente.
    Tienen equipamiento mínimo. Mientras un montón de latinoamericanos que se golpean el pecho lagrimeando por Bolívar y la hermandad sudaca compran cazabombarderos rusos gracias al boom de los commodities – y si un latinoamerciano compra armas es para amenazar a otro latinoamericano, no por si vienen los USA, ya que cualquier acumulación de armas nuestra comparada a la Cuarta Flota es morondanga – acá se les gastó muy poca guita en juguetes nuevos.
    Yo creo que es perfecto. La baja de gasto en armamentos, amén de llevar tranquilidad a nuestros vecinos, se compensa con un grupo muy profesional que puede hacer rendir al máximo lo que tiene y entrar en onda rápido con nuevo equipamiento si hay necesidad de adquirirlo. Las guerras modernas son cortas y rápidas y la formación de reservistas y todas esas pavadas no sirven para nada. El servicio militar fomenta el odio civil por la milicia y hace perder tiempo a gente que tiene que laburar o estudiar. Los militares de carrera podrían prestar servicios adicionales, como operar radares en la frontera norte para apoyar el combate al narcotráfico – aunque ni eso les compran – y desde luego las misiones de paz o ayudar en las catastrofes como inundaciones. Pero nada más. Que se mantengan pequeñas y profesionales.

    1. Ulschmidt, sin debatir el tema reservistas o conscriptos, el argumento de «las guerras modernas son cortas y rápidas» me resulta una liviandad. Son cortas y rápidas si repelés el ataque; ahora, ¿si te invaden? En tal caso, ¿no sería conveniente tener una formación que conozca el territorio y la tecnología?
      Pregunto nomás, tal vez temerariamente. Y eso sin entrar en disquisiciones como la incidencia del aparato militar en el desarrollo capitalista.

      1. Las guerras entre fuerzas armadas convencionales, sí, son cortas y rápidas. Bah, más o menos, hace 20 años Irak e Irán terminaron una guerra de casi una década con cientos de miles de muertos y ningún ganador claro. Y las guerras asimétricas son peores, EEUU lleva más tiempo en Afganistán que en cualquier otra guerra de su historia.

        Y si bien nunca le vas a ganar una guerra a EEUU jugando bajo sus reglas, si podés ganarla psicológicamente: si piensan que la guerra les va a salir demasiado cara, no la empiezan. Ver caso Corea del Norte. Una buena política de defensa acá tendría como fin disuadir (y no necesariamente repeler) una intervención externa, no reforzar el Pilcomayo.

      2. La guerra moderna convencional es corta y rápida. Especialmente frente a Estados Unidos. En Irak desmontaron el ejercito regular sin contener al personal, que se retiró alegremente a entrenar insurgentes. Cuando empieza la insurgencia las cosas dejan de ser cortas y rápidas.

        Ahora, si necesitamos un ejercito – y lo necesitamos tanto como cualquier otro Estado nación – no va a ser para luchar contra la potencia global. De hecho, ni siquiera para ser potencia regional (cosa que le cedimos hace mucho a Chile y Brasil). Va a ser para hipótesis de conflicto un poquito más razonables.

      3. Nadie puede prever todos los escenarios, pero algunas hipotesis se pueden hacer:
        1) Si USA decide ser tu enemigo en el plano convencional te arrasa y tu «oportunidad» es que además te invada, te ocupe y puedas hacerle guerra de guerrillas desde cada esquina por años hasta que se canse, con el pais ya hecho bolsa se entiende. Vaya estrategia! Yo prefiero no preparame para eso, es como comprarme el cajón y el nicho del cementerio y dejar la cuota de la prepaga y los remedios que me recetaron.
        Y aún en tal situación la resistencia es un fenómeno popular que tiene poco que ver con preparativos previos.
        2) Nuestro vecino mas poderoso, economia cuatro veces mayor a la nuestra, es nuestro mas cercano aliado y tenemos un mercado común con él. Todos los dem´s tienen una economia un tercio de la nuestra (Chile) o menor.
        3) Nuestro unico conflicto territorial es con una potencia de segundo orden en un ambiente tipicamente aeronaval: si hubiera otra guerra de Malvinas, seria tecnológica, corta y rápida como la anterior.
        4) Los grandes espacios de recursos naturales ya se discutieron en Sudamerica. La ultima guerra de verdad fue la del Chaco Boreal en 1935. La del Cénepa, el conflicto del Beagle, etc… fueron tiroteos o amagues, exageraciones nacionalistas por pedacitos de tierra, a menudo para justificar regímenes militares. La diplomacia de unas democracias normales tiene que resolver ese tipo de cosas sin hacer aspavientos. Todos fuímos parte del Imperio Español, hablamos mismo idioma, hicimos la guerra de Independencia juntos y – resuelto el fastidioso tema de las fronteras y los espacios a ocupar como Patagonia, Atacama, Chaco, etc.. que insumieron las guerras del siglo XIX – podemos dedicarnos a recomponer esa red mediante instrumentos modernos como los mercados comunes. La unica excepcion, Brasil, es heredero del primo-hermano imperio portugués y su vocación hace décadas es de desarrollo, integración, liderazgo consensuado y no de expansión territorial.
        Entonces se puede apostar a unas FFAA pequeñas y profesionales me parece.

    2. Estimado, leeamos la legislacion y no propongamos a las FFAA para funciones que la ley ha demarcado claramente al dividir seguridad interior y defensa nacional. No confunda las nuevas amenazas como pie de intervencion, pues se equivoca. Saludos

  9. Creo que hay que partir de un hecho real y contundente: hoy no hay Fuerzas Armadas en la Argentina. No hay FFAA operativas. Hay un grupo de empleados públicos de uniforme. Los Mirages (y Dagger) de la Fuerza Aérea no vuelan, debido a accidentes, y los A-4 son incapaces de mantenerse en el aire frente a los F-16 chilenos, por tecnología, y porque nuestros pilotos no tienen horas de vuelo. Los Sukhoi de Chavez y los futuros Rafales de Brasil, ya nos resultan inalcanzables. Los Grippen que va a comprar Colombia, también.
    Nuestros tanques TAM son absolutamente inservibles contra los Leopard 2 chilenos. Mandar a alguien a pelear así es lo mismo que pegarle un tiro en la nuca.
    A la infantería la tenemos armada con el venerable FAL, que es muy noble, pero ha cumplido el medio siglo de vida.
    Como si fuera poco, estamos en neta inferioridad numérica.
    De la Armada no puedo hablar, pero imagino que está igual o peor.

    La Argentina pensante e intelectual tiene un desprecio visceral por las FFAA actuales (no digo que injustificado), que no se va a revertir, nunca. Por tanto, no habrá rearme argentino con estas FFAA.

    Veo sólo dos soluciones posibles:

    a) un sistema de defensa sudamericano, en donde deleguemos nuestra defensa en Brasil o Chile, a cambio de algún pago anual, y de alguna ventaja comercial o de explotación minera, forestal, etc, que a ellos les interese.

    b) El sistema suizo. Suiza no tiene Ejército. Suiza es un Ejército. O sea, armar una milicia (popular o ciudadana, el nombre que más les guste), con reserva activa y cursos de refresco serios hasta los cincuenta años (fusiles de asalto en las casas de familia y concurso populares de tiro incluidos), y con unos pocos cuadros permanentes para funciones altamente técnicas como ser pilotos. Y alguna brigada para las misiones de paz. Y ahí se acaban los milicos, porque los milicos seremos todos.

    Slds.,

    Javier

    1. No te olvides de Suecia, la socialdemocracia nordica es una democracia militarizada, organizada para la resistencia en profundidad.
      Un abrazo

      1. Manolo,

        por supuesto, es cierto lo que decís sobre Suecia.

        Voy a tratar de adjuntar un par de links a videos sobre Suiza y su relación con la milicia y las armas (y el debate al respecto). Me causa admiración que un pueblo y su ejército sean la misma cosa, y estén así de compenetrados. Ahí desaparece toda posibilidad de golpe de estado o de partido militar. El general de brigada es el farmacéutico de la esquina. El jefe de regimiento es el que tiene el taller de mimo de la otra cuadra.

        Suiza 1

        Suiza 2

        Slds,

        Javier

  10. La gestion Garre es historica. Reglamentacion de la ley de defensa, reformulacion de las curriculas, DDHH, eliminacion de la justicia militar, reafirmacion de la conduccion civil de las FFAA en todos los asperctos. Pero sobre, planeamiento estrategico y objetivos claros respecto de los roles de las FFAA. En este estamos mas avanzados que cualquier otro pais del continente. Comprar un sistema de armas es facil muchachos. Lo dificil es reestructurar una organización con la importancia y la historia de las FFAA en argentina. Hecho esto, definir que sistema de armas adquirimos es lo de menos y lo de mas sera si la renta financiera lo financiara o tampoco para esto propondran tocarlas los liberales. saludos

    1. De acuerdo con Juan. La gestión Garré es tan importante como poco promocionada. Fue avanzando en lo fundamental con respecto a lo que debe ser el rol de las FFAA en democracia. Rol que todavía dista mucho de ser una ¨política de Estado¨, como lo prueba el coqueteo que tuvieron los ministros de Defensa anteriores al gobierno K con la doctrina criminal de ¨las nuevas amenazas¨ y el uso suicida de las FFAA en seguridad interior.

      Comprar armas es fácil, sin duda. Alcanza con retener el 10% de las exportaciones de cobre como lo vienen haciendo las FFAA chilenas pese a 20 años de ese gobierno de centroizquierda que tanto seduce a nuestra oposición republicana.

  11. Yo a las fuerzas armadas las usaria solo para contribuir a industrializar el pais.

    Que se dediquen a fabricar aviones, barcos y armas.

    Que ese know how que generen se desparrame hacia otras futuras industrias nacionales

  12. Tengo la impresión, a la hora de pensar a las fuerzas armadas, que la mayor parte de las veces no se las piensa como tales sino como el (trágico) partido militar.
    Una fuerza armada, como cualquier actividad importante del estado es, antes que nada, una cuestión de diseño – y los diseños deben discutirse – algo que entre nosotros es entre raro y escaso.
    Se habla de «hipótesis de conflicto» y según preferencias o no pasa nada o las que hay son de menor cuantía.
    Yo creo que hay varias hipótesis, de importancia discutible pero que no se puede cometer el error garrafal de ignorar. La Triple Frontera y Malvinas son enclaves de la OTAN/USA en las puertas del país y sobre todo Malvinas que es un enclave hostil.
    Tampoco Argentina puede descartar como hipótesis propias aquellas que afecten a otros países sudamericanos – Brasil con la Amazonia y con USA en Colombia mirándosela con cariño, no es un tema menor ni ajeno; si se pudre todo con Chile y Perú tampoco, la 4ta. flota apuntando a Venezuela pero en la práctica apuntando a toda Sudamérica menos.
    Es entendible el desprecio hacia esas FF.AA. de la dictadura y el tremendo daño causado a partir de pasar de ser una institución del estado a la vulgar banda de forajidos que descalabró cada cuestión que tocó incluyendo lo específicamente militar.
    Ahora, sospecho que no alcanza con que no quede ningún oficial de aquella dictadura, porque más allá del partido militar, no se discutió una política de defensa, una política y un rol para los militares. ¿Hay un «molde» de militar en democracia, o lo que hay es una adaptación más visible que efectiva?.
    Si uno se fija que el «caso Carrasco» sirvió para eliminar el servicio militar obligatorio (un sistema de reclutamiento – muy objetable por las prácticas negativas en su implementación – pero con diversas ventajas como sistema) pero no se sabe realmente (o incluso sospechando que mucho no fué) cuánto cambió en el interior de las fuerzas el mal trato, la humillación del subalterno, etc.
    No hay servicio militar, ahora son «profesionales», listo, otro tema…
    Ahora se habla del equipamiento de otros países latinoamericanos, se habla también de lo obsoleto y viejo del equipamiento argentino, de la no reposición, etc. Pero simultáneamente no se habla de cuales serían las opciones para solucionar el problema, los costos y qué clase de equipamiento es el que habría que conseguir o desarrollar.
    Los «expertos en defensa» que solemos tener a mano son, por lo general, expertos en el partido militar (un tanto venidos a menos en ese laburo, porque ahora «generales majestuosos» no habría en stock) y si uno preguntara por ahí qué es y para qué sirve un «Skyhawk A-4 AR» probablemente no tendría muchas respuestas, sin embargo es lo mejorcito de la Fuerza Aérea, un caza bombardero reciclado cuyo último ejemplar original se fabricó hace más de 30 años (febrero 1979) y derivado de los modelos previos, de fines de los 50 y principios de los 60, usados en Malvinas (siendo aparatos sobrevivientes de Vietnam) donde ya se habían mostrado como nobles y efectivos pero limitadísimos en alcance y capacidad de carga bélica.
    O sea, tecnología de los años 50, con sucesivas (y relativas) modernizaciones, es la «columna vertebral» de la FAA. Y así…
    El tema de la tecnología no es para nada menor si partimos de la idea de que los principales desarrollos tecnológicos provienen de la esfera militar – entonces una política de defensa también puede estar implicada en cuestiones mucho más abarcativas como poner énfasis en las «ciencias duras», las ingenierías, la electrónica, etc., la universidad puede ser un vínculo indispensable en la «civilización» de los militares y en integrarlos a un ambiente de cooperación y miradas más amplias en términos más concretos que lo meramente discursivo.

    1. Es cierto, hablar de FFAA aquí es hablar del «partido militar» y seguir maquinando cómo minimizarlo. Creo que ya podemos darlo por extinguido y hablar de Fuerzas Armadas como la necesidad de un país moderno y punto.

  13. Coincido con Juan. Me parece que acá se está hablando y debatiendo como si no existiera una política de defensa definida, y déjenme decirles que la política de defensa, desde la asunción de Garré en el Ministerio de Defensa, es una de las pocas políticas de estado mas serias y ambiciosas del kirchnerismo. El trabajo en Defensa tuvo como eje (una vez expulsado Brinzoni) la construcción de una política de defensa de la democracia. Otra cosa, ¿no hay hipótesis de conflicto? eso es errado absolutamente, todo el mundo sabe que la nueva hipótesis de conflicto es «la invasión de un país indeterminado, de gran superioridad militar, carente de hidrocarburos y con sus reservas de agua contaminadas». Ésta es la base de la nueva reestructuración de las fuerzas. El diario La Nación se ha encargado particularmente de ella.

    Miren estos extractos de una entrevista que Clarín le realizó a Bendini en el 2006:

    «El Ejército tiene en estudio una profunda reestructuración, el Plan 2025, que apunta a estas hipótesis (la hipótesis de conflicto planteada arriba). El jefe del Ejército, Roberto Bendini, dijo a Clarín que si el presidente Kirchner aprueba el Plan «lo primero será disolver los tres Cuerpos de Ejército y reemplazarlos por tres Divisiones. Cada una abarcará un ambiente geográfico particular y estarán ubicadas donde están los recursos naturales que hipotéticamente hay que defender: el agua y los hidrocarburos».

    El Plan 2025 empezó a gestarse a fines de 2003. Bendini no quiere hablar de «cierre» de unidades pero admite que «habrá reubicamientos. Vamos a sacar las que están en las ciudades. Las Divisiones tendrán comandos más chicos y operativos y cada una abarcará un ambiente geográfico particular, con el mismo tipo de unidades: Noreste, de Monte; Oeste, de Montaña; y Sur, de Desierto Patagónico. Se transformará la manera de operar, con fuerzas más chicas, entrenamiento especial y capacidad de operar en forma independiente».

    Ahora miren que interesante este párrafo:

    Un tema conflictivo es el traslado de los Cuerpos de Ejército, hoy con asiento en Rosario (II Cuerpo), Córdoba (III) y Bahía Blanca (V), por la actividad que representan para esas ciudades: «Su ubicación estaba pensada para el control político del país», dice el jefe del Ejército. Aunque Bendini no quiso revelarlo, las futuras divisiones tendrán asiento en Curuzú Cuatiá, Comodoro Rivadavia y algo más recostada hacia el centro del país, posiblemente San Luis para la de Montaña.

    Hasta acá Bendini, lo más trascendente de esta nueva hipótesis de conflicto es su carácter regional, no es casualidad que en casi todos los países de la región se empezaran a coordinar los ejercicios militares coordinados sin la presencia de Estados Unidos. La posición casi unánime de rechazo a la 4 flota o la instalación de las bases norteamericanas en Colombia no pueden pensarse sin estos acuerdos estratégicos.

    Para mí lo más interesante de este debate es lo siguiente:
    Dentro de las estrategias defensivas de la nueva hipótesis de conflicto, se incluye la defensa civil, el viejo «el pueblo en armas», no nos olvidemos que habría que hacer frente a una amenaza muy superior militarmente a la nuestra, este punto, que fue varias veces ridiculizado por el diario La Nación, requeriría una (aunque sea mínima) formación militar de la sociedad civil. Es en este punto donde la nueva política de defensa para la democracia todavía no tiene una definición. Ya que implicaría poner en el centro del debate la necesidad de un nuevo servicio militar de capacitación para civiles. Y no piensen en el arcaico servicio militar de cabezas rapadas, año perdido y salto en rana, eso ya fue. Pero como les suena, una serie de cursos obligatorios (estipulado en horas cátedras) para todas las personas entre los 18 y 22 años a realizar en el transcurso de 2 o 3 años. No se ustedes, pero si atacan mi país, me gustaría por lo menos saber como se empuña un fusil.

  14. A mi me parece que si vamos a tener un ejercito (incluyo aquí a las tres armas) sin apoyo ni del estado ni de la sociedad; con muy bajo presupuesto y con armamento vetusto, me parece que mucho mejor opción es disolverlo y jugarla de neutral, de otro modo en cualquier escenario de conflicto imaginable perdemos.
    El problema que después de casi 20 años de desidia la inversión que tenemos que realizar en nuestras fuerzas armadas es tremenda y no se si se puede justificar tamaño gasto cuando tenemos tantas otras necesidades más urgentes.
    Pero, de otro lado, entiendo que para Chile al menos un conflicto con Argentina es una verdadera hipótesis de conflicto, por lo menos para sus estrategas.
    ¿Qué hacer? Yo voto por disolver el ejercito e invertir la plata en otra cosa.

    1. Totalmente de acuerdo, hay que disolver ya a las fuerzas armadas, esos bienes (ej campo de mayo) tienen que pasar a ser administrados por cooperativas de desocupados, basta de militares, basta de banderas, y basta de hablar de patria,
      la patria son los pibes sin futuro, ma que militares,

  15. Hay un par de temas que me parece que no están siendo tocados en esta discusión (disculpen si leí las respuestas un poco rápido y se me pasó algo):

    1. Las FFAA como vector de desarrollo tecnológico. En la mayor parte de los países desarrollados (y en USA fundamentalmente) las FFAA tienen participación activa y son parte de desarrollos tecnológicos en áreas tan discímiles como ingeniería naval, microelectrónica, cibernética, ciencias de los materiales, vacunas y antibióticos, etc. No todas bajo la hipótesis de conflictos militares (que obviamente son dominantes). En Argentina tuvimos algunos ejemplos moderados de uso de las FFAA como desarrolladores tecnológicos (por ejemplo industria aeronáutica, o las investigaciones desarrolladas en el CITEFA).

    2. Las FFAA (más allá de su capacidad de guerra) como la mayor estructura logística de un estado. Las FFAA son en muchos casos las únicas capaces de realizar campañas masivas de vacunación o diagnóstico, asistencia logística a equipos sanitarios o incluso de investigación, relevamiento de territorios de dificil acceso para un mejor conocimiento (eventualmente defensa) de nuestros recursos naturales (como apuntan varios más arriba). En este sentido también hubo algo de historia propia que convendría repasar desprejuiciadamente: la experiencia de las campañas civiles (no sólo militares) a la Antártida. Las FFAA son la única institución del Estado que debería tener experiencia, disponibilidad y capacidad logística para dar apoyo a cualquier emprendimiento en cualquier condición y lugar del territorio nacional.

    Por esto, creo que la discusión de hipótesis de conflicto va mucho más alla de hipótesis bélicas con potencias o países vecinos. Saludos.

  16. Digo, sin leer los comentarios anteriores.

    En un país de las dimensiones y complejidad social y territorial como la Argentina:

    La disolución de las FFAA conlleva

    Creciente militarización (en estructura, conformación y dotación de poder de fuego) de alguna de las FFSS existentes, o la conformación de una nueva

    Esa FS más militarizada que las existentes, estaría dedicada -por natuealeza- a la seguridad interior

    Corolario: lo que siempre quisimos evitar, y lo que siempre quisieron los securitarios, achicar las FFAA y que los fusiles apunten hacia adentro

    Punto

  17. muy bueno, tomás.
    Agrego una perlita: estoy participando de un encuentro de jóvenes que organiza la comisión prov. de la memoria, dónde se muestran trabajos realizados por pibes de secundario sobre diversos temas relacionados con la memoria. Bien, todo políticamente muy correcto e interesante. Hasta que aparecieron los chicos del liceo naval, con un videíto sobre el hundimiento del Belgrano. Lo únicos que se sintieron «incómodos» fueron algunos docentes, que se contorneaban en los sillas mientras el video -presentado por jóvenes de pelo cortísimo y empilchados en sus usos y costumbres- mostraba la tragedia del hunidimiento, el relato de los soldados, los orígenes de la disputa territorial, etc. al final, el resto de los pibes, aplaudió a rabiar el laburo de los del liceo. Que contaron su historia, dónde el eje no era el gobierno militar, si no la guerra, con una explicación del conflicto cuestionable, pero mucho más histórica de la que suele hacerse desde el progresismo. El pibe del liceo terminó, tensionando la cuerda: «algunos creen que fueron víctimas, nosotros creemos que fueron héroes». Aplauso cerrado. el problema, como decís, es generacional. Los que vienen atrás nuestro, hay cosas que ya ni se plantean. Y está bien.

  18. Que nuestro país necesita unas fuerzas armadas, es incuestionable. Podrá no gustarnos esa necesidad, pero no la podemos negar.
    Si no estoy mal informado, la generación del 80 le encomendó al Gral. Richeri la formación del ejercito nacional y recién años mas tarde desactivo definitivamente el viejo ejercito de línea. Algo similar se podría hacer ahora.
    Porque el problema esta, no en la continuidad física de los militares de la represión, sino en la vigencia del llamado «espíritu de cuerpo» que funciona al interior de las FA. como una ideología que homogeneiza el pasado con el presente. La prueba esta en que ningún cadete o teniente de los años de plomo, con escasa o nula responsabilidad sobre lo actuado por las FA se presenta a declarar como testigo en las causas en que se juzgan la responsabilidad penal de esos hechos.

  19. Otro si digo, no podemos caer en lo que hace Macri con la policia de la Ciudad de Buenos Aires, que en lugar de crear un cuerpo policiaco nuevo. calca los vicios y defectos del existente, contratando a las mismas personas

  20. Dijo Alejandro: «Que no tengamos hipótesis de conflicto es una taradez. No porque haga falta salir a crear un conflicto (al estilo de la CMAPCP de Les Luthiers), sino porque siempre hay posibilidades más o menos plausibles de que aparezca uno.»

    El conflicto que plantea la CMAPCP con Noruega es verosímil y oportuno para entrener a nuestras aburridas instituciones castrenses: «atrás invasores noruegos… quedaos en Oslo, os lo decimos por última vez».

    Yo no estarìa tan seguro de afirmar que estos muchachos de la nueva oficialidad no tienen nada que ver con la dictadura genocida. Por supuesto, por una cuestión de edad no cumplieron servicios, pero en lo esencial todavía repiten la vulgata que escribió Díaz Bessone y otros sobre la guerra no deseada por las FFAA, a la que debieron afrontar sin la preparación necesaria y por eso los «errores» de una guerra no convencional. Es el mismo discurso, inevitablemente aggiornado por los juicios a los comandantes y el reconocimiento público de Balza de las órdenes inmorales (reconocimiento sin otra consecuencia que el valor simbólico, porque Balza no aportó ni un acción al respecto para mejorar al Ejército, ni abrió un archivo sobre el genocidio).

    Mi afirmación se confirma con la tirria que les produce en privado la montonera Garré. No hay grandes cambios en la cabeza de estos muchachos.

    1. Emilio,

      pero la mentalidad no va a cambiar en tanto no entre gente de izquierda y progresista al Colegio Militar para ser oficiales. Lo dejan como coto exclusivo de los nacionalistas.
      Si queremos FFAA democráticas y con valores progresistas, necesitamos gente con esos valores que se incorporen como oficiales. Si con Garré como Ministro no lo han hecho, es que nunca lo harán.

      Sólo nos queda disolverlas, o militarizar el país a lo suizo. O esto será un debate de décadas.

      1. Pero Javier como GArrè les va a cambiar la mentalidad, si ella es y/o fue una violenta de izquierda. Es decir igual a Videla pero del otro lado. Hoy cualquier aspirante a oficial/sub oficial o soldado tiene valores màs democràticos y es màs progresista que Garrè, es decir no necesitan que se las cambiè la mentalidad.
        Por otro lado, el ejemplo de GArrè te marca que en laizquierda o el «progresismo» tambièn hay violentos y antidemocràticos.
        saludos

  21. Para todo lo que no digo expresamente, ver a Javier, Leandrog y Sirinivasa. Coincido en lo fundamental que plantean.
    La paz y el amor son cosas muy bonitas, pero requieren transformaciones de la realidad que, por el momento, no son inminentes. Para el futuro inmediato, podemos contar con que seguirán existiendo los estados nación, lo que hace necesario contar con fuerzas armadas. Para ser neutral en serio hay que tener un dispositivo militar que inspire a los beligerantes suficiente respeto como para sopesar con cuidado las ventajas y desventajas de violar la neutralidad. Suiza, gran ejemplo, grande en serio, fue neutral desde las guerras napoleónicas. Pero, ¡ojo! Su neutralidad, entre otras razones, se explica por su capacidad de defensa.
    Los conflictos, lamento dar malas noticias, no me parece que vayan a reducirse, sino por el contrario se incrementarán. Los recursos naturales (y el agua dulce no es el menor de los ejemplos posibles) van a escasear y se despertarán (ya los hay) apetitos que no siempre se contentarán con acuerdos pacíficos. Nuestra región tiene la bendición de contar con reservas sustanciales de agua dulce. Ahí hay una hipótesis de conflicto que, según tengo entendido, está sobre las mesas del EMC.
    Dadas las características de los conflictos más probables y de la posición del país en el sistema de Estados (sumada la circunstancia de haberse resuelto los incordios limítrofes que fueron la obsesión de los estados mayores nuestros y de nuestros vecinos) no permiten suponer guerras rápidas, a menos que uno se proponga perderlas. Galtieri y Anaya podrían dar cátedra en ese sentido.
    Una estrategia de defensa debe considerar la necesidad de absorber a un enemigo más poderoso en una telaraña. Defensa de profundidad y envolvente, diría yo.
    Para eso, no basta con fuerzas profesionales pequeñas, por bien preparadas y equipadas que estén, dado que los potenciales agresores tendrán, por definición mejor preparación y equipamiento. La base de personal permanente y especializado debe operar sobre todo para encuadrar a una movilización amplia. Esto exige un servicio militar, pero no la vieja acumulación de tipos en cuarteles, sin hacer nada la mayor parte del año, sino un período de instrucción en serio y actualizaciones anuales por lapsos breves. Me excuso de dar mayores detalles, porque para eso debería hacerse un estudio y planificación serios.
    Así como nadie cuestiona la instrucción en general, no hay razones para hacerlo con respecto a la instrucción en el manejo de armas. Con la ventaja adicional de que una fuerza profesional en medio de una multitud inerme es más peligrosa que en medio de una multitud con preparación para resistir al uso de la fuerza.
    Saludos

    1. Andrés,

      coincido por supuesto con lo que exponés en tu post. Aprovecho para dejar un link a la entrada de la Wikipedia sobre la Milicia Suiza (estoy obsesionado con los suizos), que tiene bastante información. Alguien mencionó más arriba que comprar sistemas de armas es fácil. Si, comprarlos es fácil, pero entrenar el personal que lo opere y lo mantenga, y desarrollar la doctrina de uso, y los oficiales de Estado Mayor que la puedan poner en práctica ya no es tan fácil ni rápido. Y hago además notar que, si bien los Suizos son una Milicia Ciudadana, no se han quedado en la ballesta de Guillermo Tell. Para un país de 7.5 millones de habitantes, tienen 33 cazabombarderos F-18, y 224 tanques Leopard 2, a los cuales ni en sueños podemos aspirar.

      Milicia Suiza

      Me parece que otro caso que habría que estudiar, por su uso intensivo de reservas civiles entrenadas, por su extracción de oficiales de entre los soldados, y en general por la compenetración entre la sociedad civil y las Fuerzas Armadas, es el caso de Israel.

      También creo recordar que Finlandia tenía un Ejército Ciudadano con el que en 1939 hizo frente de manera exitosa, durante varios meses, a un ataque de la Unión Soviética (logro no menor).

      Slds.,

      Javier

  22. Yo creo que a las fuerzas armadas hay que entrenarlas mucho más y equiparlas hoy creo que en esto últimos estamos relegados respecto a la regiòm. MAterial humano hay y de sobra, Malvinas es prueba de ello ( el Generalato no entra en el análisis).
    Respecto de los derechos humanos, creo que los conocen de sobra, asì como los conocìan en los 70`. LA cuestiòn de las fuerzas armadas interviniendo en polìtica creo que està solucionado, hoy a ellas no se les ocurrirìa intervenir y hay poca gente que les irìa a tocar las puertas. Que hay algunos ,los hay, pero son del mismo tipo de nostàlgicos que recuerdan con cariño al ERP y a Montoneros.
    Pero por supuesto, como en tantas otras cosas habrà que esperar a despuès del 2011, hoy GArrè y Cia. estàn ocupados haciendoles memorizar el preambulo a los Militares, mientras tanto en Brasil, Chile, Venezuela, se siguen armando.
    saludos

    1. Agustincho
      La teoría de los dos demonios es falsa aunque su inventada simetría tiene la ventaja de la facilidad. Es, como tantas otras ideas equivocadas, producto de la intolerancia y se propaga gracias a la pereza mental.

      Si sabemos que Garré es una violenta de izquierda igual a Videla pero del otro lado y que lo único que hace es enseñarle el Preambulo a los militares (actividad que por otro lado parece contradictoria con su condición de extremista zurda) es cierto que lo único que nos queda es esperar al 2011 y rezarle a la Desatanudos para que venga el hombre providencial a salvarnos o que al menos nos invadan los chilenos o los venezolanes para al fin contar con un ejercito como la gente.

      1. Rinconete, lea bien, dije que Garrè les hace memorizar el preámbulo, no lo puede enseñar porque no lo conoce.

        Tenés razón con la teorìa de los dos demonios, es un invento y si nos sacamos la pereza mental llegamos a la conclusiòn de que los dos bandos eran almas caritativas que querìan el bien de todos no el poder.

        Respecto a la Desatanudos no creo que haga pedirle nada porque no creo que nos invada nadie, todavìa intimidamos a alguièn, pero como el hombre providencial està en Venezuela por ahì la podemos mandar a Nilda para que traiga algunas valijas con plata para invertir en las fuerzas armadas.
        saludos y no tenga pereza mantal.

  23. Qué bueno que estén pensando en este tema. Es una especie de alivio, chiquito, pero alivio al fin.
    Creo que Caparrós escribió algo referente a abolir las FF.AA. Uy dió. Un par de cosas que pienso en voz alta:
    – hay cuadros de aquélla época no involucrados en la represión y más bien lo contrario como la gente del CEMIDA a la que no le dan ni cinco de pelota.
    – el tema del anti-militarismo de alguna forma se fue de madre, porque se descargó toda la responsabiidad en los militares y no se hizo lo mismo con los responsables civiles (cuenta pendiente)
    – el tema famoso de la «seguridad-inseguridad» es otro tema que se soslayar (y que dejan en manos de la derecha): no es una cuestión de pensamiento mágico, de creer que tooodo tiene que ver con lo distributivo. Hace tiempo estoy bucando por ej. leyes que regulan las fuerzas de seguridad privada, y no hay ley nacional. Es un tema muy peleagudo relacionado con la industria de la seguridad a nivel internacional. Ojalá alguien se estuviera ocupando de este asunto.
    Saludos.
    PD: Suiza fue «neutral» en la segunda guerra porque en algún lugar había que «guardar la plata», ¿o porqué creen que es un paraíso fiscal?

  24. Varios comentaristas han hablado de nuestra vulnerabilidad por los apetitos de un mundo sediento, siendo el nuestro un país con reservas de agua dulce.
    Hoy, cualquiera puede poner un barco en la desembocadura del Río de la Plata y llevarse toda el agua dulce que desee sin necesidad de enviar un ejército. La recoge y listo.
    Si no lo hacen (aún) es solo por los altos costos operativos.
    Por el petróleo, tampoco van a venir, ya que por un lado no somos un país petrolero, y por el otro nuestras modestas cuencas han sido depredadas desde la privatización de YPF, nuevamente sin necesidad de invasión militar alguna.
    La mejor ayuda que podríamos dar a las potencias extranjeras para que nos acosen, es tener un estado altamente militarizado, prepotente y agresivo. No me parece la mejor apuesta a futuro.

    1. David,

      va a ser difícil, creo, encontrar a muchos que definan a Suecia o Suiza como estados prepotentes y agresivos. Y son esos los modelos militares que se han planteado.

      Javier

      1. Pero esos son países poderosos, con prestigio internacional y solidez institucional. Diferente es el caso de Irán, Venezuela, Afghanistan…

      2. … y nuestra historia no nos favorece, probablemente en caso de armarnos y elaborar un discurso agresivo, seríamos más parecidos a Venezuela que a Suiza…

    1. Muy interesante la nota. Y describe muy bien nuestro actual estado de rigor mortis. Pensar que hubo una época en que quisimos fabricar el Pulqui II….

  25. El 28 de octubre de 2007, entre las 17 y las 18 horas, a punto de finalizar el tiempo de sufragio, le pregunté a uno de mis amigos, como es costumbre, por quien había votado. Por Rodriguez Saa, fue su respuesta. Ante mi queeeeeeeeee?!?, me dijo:

    – Y que querés, si la vieja Kirchner está en contra de los policias -palabras más, palabras menos.

    Mi amigo es, hoy (y en ese momento estaba en camino), policia.

  26. El tema de la existencia ó no de Fuerzas Armadas escaparía un poco al ámbito de la izquierda o derecha, puesto que en general ambos extremos del arco político no han dejado de apoyarlas cuando les convino. Pensar en un Hitler, un Fidel Castro o su seguidor Hugo Chavez sin fuerzas armadas, es imposible, ninguno hubiera durado mucho en el poder.-
    En nuestra sociedad se discute si existió un partido militar, entendiendo la mayoría de los analistas que no.- La configuración de un partido militar es creación de los 80, como una manera de demonizarlos –lo que por cierto no necesitaban- y buscar la construcción de una sociedad inocente, ajena a lo que ocurrió.-
    Se que a muchos no le gusta la historia, pero para los que le gusta es interesante acudir a las páginas de Tulio Halperín Donghi cuando narra la nueva y creciente intervención en la cosa pública que a partir de 1916 se le otorga al ejército nacional, que los “coloca en un camino que termina por hacer de él un ejército de partido”.- (En: Vida y muerte de la República verdadera. (1910-1930) Ariel. Bs. As. 2000. T.IV. Págs. 205 y sgts.-)
    Los partidos políticos, en lugar de actuar como escudos de la democracia, compartieron con los militares el protagonismo reservado solamente a las estructuras partidarias dentro de un sistema político. Ente 1930 y 1983 la mayoría de los partidos cayó en la tentación de acercarse o buscar el apoyo del poder militar.- Nace entre los partidos y los militares una larga y compleja relación de “aliados-adversarios” que los mantiene a la vez, unidos y separados. No hay mejor manera de combatir el autoritarismo militar que el de emprender un verdadero proceso de autocomprensión de la sociedad sobre su propia cultura política para descubrir las causas de fondo que le dan origen, nos dice Hugo Quiroga en El tiempo del “Proceso” Conflictos y coincidencias entre políticos y militares.- 1976-1983.- HomoSapiens. Rosario. 2004. Págs. 19 y sgts.-
    Este debate, fuerzas armadas, sí ó no, preso de las graves secuelas del “Proceso”, no podrá resolverse hasta que nuestra sociedad encuentre las causas de los enfrentamientos de nuestro pasado y el horror que sobrevivió, aunque algo positivo ya hay: nadie va a ir hoy a golpear las puertas de los cuarteles para destituir a un gobierno.-

    1. Pero me pregunto, ¿tan peculiar es la excepcionalidad argentina?.

      Nuestro siglo XX ha sido movido y trágico, y los militares han desempeñado un rol protagónico.
      Pero Alemania tenía la Bundeswehr operativa 11 años después de la derrota de Hitler, y con conscripción. Y Japón tenía sus Fuerzas de Autodefensas operativas 10 años después de la bomba atómica.
      Y las tragedias alemana y japonesa fueron órdenes de magnitud mayores a la nuestra (al que lo dude, lo remito a que revise las operaciones de los alemanes en el frente oriental, y de los japoneses en China).
      Y sin embargo, los argentinos acá estamos, 26 años después del último régimen militar, pensando si queremos o no tener fuerzas miliares de alguna naturaleza, si estas cumplen alguna función, si queremos en realidad tener todos los atributos del estado nación, o si a lo mejor preferimos ser parte de una confederación. El debate está bien, pero me parece que estamos llevando la introspección demasiado lejos. Decidamos alguna cosa, cualquiera, pero decidámosla. Y hagámosla.

    2. El concepto de partido militar se remonta a la mitad de los años 60, completamente ajeno a la intención de demonizar a nadie. Dio cuenta de que, después de la caída de Frondizi y los enfrentamientos intramilitares de los años 62 y 63, las Fuerzas Armadas pasaron a suplir el papel que el sistema de partidos basado en la proscripción era incapaz de llenar. El partido militar no dejó de existir durante el período 73-76 y volvió a hacerse cargo del poder.
      Ignoro quienes son «la mayoría de los analistas» que lo niegan y cuales son sus argumentos.
      Por supuesto, todos los entuertos de las FF.AA. en el país han sido alternativa o simultáneamente facilitados, necesitados, fomentados y convocados por la crisis general del país y de los partidos. Si eso no justifica tales entuertos ni exculpa a sus autores, es necesario considerarlo, porque de lo contrario se cae en las falacias de tomar la parte por el todo y de negar la noción de totalidad.
      Saludos

      1. Andrés el Viejo:
        La expresión partido militar fue una creación del politólogo francés Alain Rouquié, quien textualmente entendía que: “Las fuerzas armadas –en la Argentina- no intervienen a modo de ultima ratio o en condiciones excepcionales, sino como partido militar, y para hacer triunfar la línea política que la opinión pública u otro sector militar rechazaron”. (en: Argentina Hoy. Siglo XXI. México. 1982. Pág. 11). Esta discutible interpretación fue recepcionada por quienes buscaron a partir de 1983 en vez de análisis rigurosos de nuestro pasado, narraciones destinadas a convertir las reconstrucciones restrospectivas de esos acontecimientos en un elemento más de la lucha ideológica y política, de la construcción social de la memoria, dice Alfredo Raúl Pucciarelli (Empresarios, militares y tecnócratas. Siglo XXI. Bs.As. 2004. Pág.17)-
        Las fuerzas armadas son una parte de la estructura del Estado, y por lo tanto como lo indica muy bien Hugo Quiroga no pueden ser un partido. (El tiempo del Proceso. Rosario. 2004. Págs. 39 y sgts.)
        El excelente estudio de Robert Potash (El Ejército y la Política en la Argentina) en varios tomos que van de 1928 a 1973, desde el inicio ya destaca claramente que los militares -ya en 1930- no actuaron como miembros de una casta militar. T.I. de Irigoyen a Perón. Bs.As. 1981. Pág.87.-
        Cuando se habla de demonizar a un sector social, es el sentido de marcarlos como único responsables de los males, y en cierto sentido es lo que ha ocurrido cuando a partir del año 2003 se reactivó la persecución penal, que se había legalmente extinguido, exclusivamente para juzgar a los militares, fuerzas de seguridad y algunos civiles, excluyendo al resto de la sociedad.
        El último párrafo de la entrada se comparte.

      2. Daio: Insisto. Alain Rouquié, desde mi ángulo de observación, no fue más que un recién llegado que a finales de la dictadura apareció con unos análisis francamente superficiales pero muy adecuados para empleo de quienes acababan de descubrir la inconveniencia de la dictadura y necesitaban un cuerpo doctrinario que dejara afuera de los crímenes a los empresarios, políticos e intelectuales.
        De ahí a que Rouquié haya sido quien formuló el concepto de partido militar hay una distancia sideral. Repito que ese concepto fue de uso común a mediados de los 60, aunque es cierto que los medios académicos no se anoticiaron de él. Si quiere convencerse no podrá hacerlo en papers universitarios, pero en cambio lo encontrará muy fácilmente si recurre a los archivos de publicaciones y lee, lo digo de memoria y como ejemplo, la colección de Primera Plana.
        También repito que nada tiene ese concepto que ver con demonización alguna. Se trata sólo de dar cuenta de un hecho: entre 1965 y 1982, y con el breve intervalo que va de 1972 a 1975, las FF.AA. actuaron como partido representativo de los intereses de la clase dominante en su conjunto. Una de las consecuencias de ese papel fue la introducción en su seno de las contradictorias posturas e intereses de distintas fracciones de la clase dominante, lo que influyó en su incapacidad para actuar como una parte de la estructura del Estado con funciones específicas.
        Saludos

  27. La cuestión no es medir la agresividad sino la capacidad defensiva. La nuestra como nación, y la nuestra como integrantes de Nuesrta América: ¿qué tenemos para ofrecer al Consejo de Seguridad del Sur, UNASUR? Y por lo visto no están al tanto de lo que está ocurriendo hoy día en el Atlántico Sur, en Malvinas, en la Antártida, y mucho menos en la frontera colombiana con la ecuatoriana, venezola y brasilera. Negar la necesidad de una estrategi defensiva, es haberse entrega ya a lo que el poder de turno mundial disponga.
    ¡Es la geopolítica, estúpido! diría alguien.
    Saludos.

    1. Anahí,

      respecto de Malvinas, te diré: este año la RAF reemplazó los 4 Panavia Tornado que tenía en su base malvinense de Mount Pleasant, por 10 Eurofighter Typhoon. No hay nada que tengamos ni que podamos tener, que pueda acercarse a esos bichos (a no ser que Cristina se anime a emular a Chavez y compre Sukhoi SU-35. Yo lo dudo muchísimo).

      1. Javier,
        ¿Y qué dice Argentina frente a la empresa inglesa de explotación de recursos que actúa hoy, ya, en la zona, y frente al hecho del avance de su de su supuesta soberanía sobre las islas que sigue: «la Constitución de la Unión Europea, ha incluido entre los “territorios no europeos que mantienen relaciones especiales con Dinamarca, Francia, los Países Bajos y el Reino Unido”, a las “islas Falkland (Malvinas), Georgias del Sur e islas Sandwich del Sur”; dichos territorios “están asociados a la Unión Europea” (Art. III-286, y Anexo II).»
        Saludos.

      2. Tal vez, Javier, la clave no sea tener los SU-35 de Chávez sino aparatos no tan nuevos pero lo suficientemente cercanos como para que los 10 Typhoon «deban» ser 20.
        Sin alharacas, discretamente, hacerles una «guerra» de costos.

      3. ram,

        lo que proponés es inteligente. Lo que pasa, es que por lo que he leído en algún foro de defensa (no soy especialista), el tema no es tan sencillo. Aparecen por ahí los Mirage 2000, pero parece que el mantenimiento es carísimo. Después resulta que el Grippen no lo podés comprar, porque lo comercializa la British Aerospace, que por definición no nos vende nada. Después resulta que cualquier equipamiento de la NATO, viene pinchado, para que en caso de conflicto con Inglaterra quede medio inservible, lo cual deja afuera a los F-16 y F-18. Con lo cual te queda juntarte con Brasil y fabricar en conjunto el Rafale, o caer en algo ruso o chino. Y entonces vas a caer casi de cabeza en el Sukhoi (a no ser que te animes a comprar el Chengdu J-10 de los chinos, que parece una masa, pero que nadie aún probó).

    2. Anahí,la capacidad de agresiòn de un ejercito es fundamental, màs en nuestro caso donde tenemos la recuperciòn de Malvinas pendiente. SIn un ejercito con capacidad ofensiva no creo que ni llegemos a inquietar a Inglaterra.
      A esto hay que sumarle las posibilidades defensivas que creo que nos van a hacer falta porque la UNASUR nova a disparar un tiro para defendernos ¿ o te imaginas al compañero Chavez peleando con Inglaterra?
      saludos

    1. Anahí,

      el aporte es sin duda interesante. Pero hoy carecemos de Fuerzas Armadas operativas. Y gran parte de la Argentina pensante opina que aún siendo no operativas sobran, que no deberían existir ni de nombre. Aquellos que piensan que deben existir, en general no saben bien para que, ni bajo que formato.
      Ocuparnos de lo que haga la NATO, Inglaterra, Chile, o para el caso el Emirato de Dubai, en el Atlántico Sur, Islas, y Antártida, esta muy, pero muy muy lejos, de nuestras actuales capacidades.

      1. Javier, el verbo «carecer» puede ser un tanto exagerado.
        Probablemente sea la Fuerza Aérea la que podría llamarse «carenciada» ya que su capacidad es directamente dependiente del equipamiento y éste actualmente es viejo y relativamente obsoleto (lo relativo es que, como mostró Malvinas, chatarra bien utilizada puede ser mucho más efectiva y causar mucho daño a material moderno del enemigo) – Los aparatos deben ser reemplazados por que no tienen vida útil posible, están pasados de tiempo y debieran estar en museos.
        El material de la Armada no es tan vetusto y tampoco lo del Ejército (Que sea lo que uno esperaría, es otra cosa)
        Es muy probable que en una etapa como ésta, una política eficaz y de doble rédito – en lo político y en lo específicamente militar – sea transformar al equipamiento en una «causa». Si presupuestariamente el equipo nuevo es inaccesible, plantearse el reciclado de aquel material que sea reciclable y comprar equipo excedente de otros lados para reciclar. Si los Mirage actuales no dan más, deben haber disponibles Mirages F-1 aptos para actualizar – es tecnología de los 70/80 (la de los viejos nuestros es de los 50/60). Se cuenta por personal capacitado (mantener en vuelo aviones de más de 40 años no es joda) y con un bagaje de universidades e institutos que podrían asistir ese esfuerzo. Nuestra «carencia» no es tal en términos absolutos.
        Salvo Venezuela, la mayoría de las compras sudamericanas son de material usado (los Leopard chilenos, seguramente estarán actualizados pero tienen ya 20 años de uso, fácil, encima). De hecho, salvo Rusia o China, la mayoría de los países no venden material nuevo e incluso, aún siendo nuevos, son versiones más «livianas» en electrónica y capacidades.
        Y carenciados o no carenciados, sí hay que ocuparse de saber en qué anda el resto – no vaya a pasar como en 1982 que nuestros «estrategas» ni sabían de, y ni tomaron en cuenta a la Isla Ascención (que fué clave para la recuperación inglesa de las islas)

  28. 1. Yo estoy hablando o intentando hablar, de geopolítica, y no de jugar a los soldaditos. En la geopolítica los ejércitos juegan un papel importante, pero ni el único ni el más.
    2. Sí me imagino al cmte Chávez peleando contra un invasor, pero me imagino mucho más al pueblo de Venezuela y sus milicias peleando contra cualquier invasor.
    Saludos.

    1. No, Jamás pasará. Las milicias de Chavez son para controlar venezolanos y sus armas a los sumo para presumir en el barrio latinomaericano. Chavez vive de cobrar todos los días el cheque que le manda el supuesto enemigo contra el cual se prepara. La tontería a la enésima potencia. Ahora que dejó a los aviones Zukhoi parados y a sus milicianos les enseña a bañarse en tres minutos e ir a orinar de noche con linterna se verifica que no usó los recursos naturales de Venezuela para desarrollar a su país. Los enemigos inventados no son los enemigos de que trata la geopolitica. En el discurso chavista, evomoralista, subyace la idea de que tenemos que armarnos para defendernos de los imperialistas que vendran a robarnos nuestros maravillosos recursos naturales… mientras perseguimos a las malvadas oligarquias entreguistas vendepatrias… etc.. etc.. pero cuando baja el precio del petróleo o del gas sufren cólicos. Ellos mismos sacan y sacarán corriendo los recursos naturales a volcarlos en el mercado internacional sin que ningun marine venga a reclamárselo. Toda la alharaca es para consolidar poder interno.

  29. Guau, pero qué comentario sesudo! ¿a eso llamás geopolítica? ¿y qué hay de las contradicciónes y de la correlación de fuerzas, etc… me hiciste acordar a Alan García, que no comprende la diferencia entre comprar y apropiar, pero después dice que él en lugar de Chávez haría lo mismo si tuviera petróleo (je, je…).
    En algo coincido, yo tampoco creo que pase, porque Venezuela no está sola, con zukoi o sin zukoi.
    Saludos.

    1. No sólo no pasará sino que la persistencia de precios bajos en commodities energéticos mandará a Chávez al tacho de la basura en poco tiempo, por el voto venezolano, y las armas a lo sumo le servirán para crear una maniobra distractiva, al estilo Malvinas por la dictadura argentina. No pocas ganas tiene de tener un problema así con Colombia, trata de provocarlo todos los días. Nadie reza más para que el american way of life recupere su ánimo y gusto por los autos grandes y los tanques llenos.

      1. Te encantaría que así fuera, estoy segura. Los cínicos ultraconservadores tienen la idea de que están metidos en la mente de los demás. También les pasa a los oscurantistas.
        Saludos.

      2. Ulschmidt:
        Su persistencia en hablar de precios bajos de commodities energéticos es notable. Le repito lo que puse en otro lado: ¿usted ha seguido la evolución de los precios en el último decenio, por ejemplo? ¿Usted sabe que el nivel actual es 2,8 veces el de comienzos de 2003? ¿Usted sabe que es el nivel más alto con excepción del período, corto por lo demás, en que la fuga de dinero de los mercados de títulos a mediados de 2007 afluyó sobre los mercados de commodities y llevó los precios a alturas insostenibles y pronto abandonadas?
        Salvo si se compara con ese corto lapso excepcional, los precios actuales son elevados y no hay analista del tema que prevea que vayan a bajar considerablemente. Sólo un agravamiento y extensión muy grandes de la crisis económica podría alterar la demanda de manera que se produjera una caída fuerte y sostenida de los precios.
        Estos son los hechos. Su insistencia en que los bajos precios mandarán a Chávez al tacho suena a expresión de deseos. Saludos.

      3. Es un tema revisable, pero si Chavez se acostumbró a gastar rápido, lo de ahora no le alcanza. Su agresividad con Colombia no es invento mío y esta visto que su psiquis busca una meta épica y gloriosa. A las primeras dificultades graves en el Gobierno – que pueden ser ahora – ese anhelo será necesidad. Nunca hemos visto alguien tan parecido a Galtieri y a los generales del Proceso pero claro, está bendecido por su prédica zurda.

  30. Tomas, en algo tenes razon, hoy las FFAA son un desastre no sirven para nada.
    Para lo unico que nos sirven es para pagarles a un par de gordos achanchados
    que se cojen a la Ministra de Defensa. Mucho dinero se va para el mantenimiento
    de algunos puestos de retirados que cobran la jubilacion de retiro y encima
    cobran un salario alto que es mayor a los $6.000 mas los 4.500 de jubilacion.
    Eso lo se de buena fuente.
    Y encima mucho de ellos han sido de los 70 y sigue ahi sin que la justicia los
    detengan, porque todos esos fueron parte de la ESMA.
    La Armada Argentina aun no fue tan castigada, creo que le esta haciendo falta
    un poco mas de movimiento.
    Lo que sucedio es que el de arriba Godoy entrego unas listas en las que salvaria
    a sus amigos, o a todo aquel que le pueda traer roblemas juridicos.
    Por ese motivo las Organizaciones de los Derechos Humnanos no va a encontrar toda la verdad
    con tan pocos y encima con Marinos que en aquel entonces de los 70 no tenian cargos de
    tanta autoridad.
    Espero que sepas comprender Tomas que las FFAA hoy no representan mas que un gasto
    que no sirve para nada, porque estan totalmente desarmados sin poder defender
    ni la Playa de la Perla, La Bristol, La Grande, etc
    Ya ni los peces podran cuidar con sus barcos que estan destruidos, no hay presupuesto para el mantenimiento de los Barcos, pero si para los Suelditos de Gordos inservibles, acomodados con la Ministra Garre.
    Sabien que a Godoy le gusta las lolas de la Ministra.

  31. Emilio/
    Aqui en esta venganza de los Derechos Humanos , no estan juzgando a los Conmandantes de cada Cuerpo, sino todo lo contrario muchos de los que se encuentran hoy en las carceles Nacionales eran los que menor cargo tenian en aquella epoca, yo te diria que las FFAA se desvincularon de un grupito para salvarse el resto.
    Porque la Traicion no ha sido porque si, hubieron muchos acomodos politicos, por eso las FFAA las seguiran sosteniendo con estos incapaces de Comandantes en Jefes de cada una de las Instituciones militares.
    Mucho dinero hay en juego.
    Los Derechos Humanos no quieren hacer los juicios con todos los integrantes de las FFAA que en los 70 participaron, porque colapzria el sistema Juridico para llevar acabo estos juicios vergonzosos.
    Hoy los Jueces son seleccionados por sus querellantes para que salga todo como ellos planean.
    Las pruebas no existen para las acusaciones, porque no hay material legalmente comprobado, los testigos que ponen son falsos.
    Lo que sucede y que nadie sabe, cual es el objetivo de estas Organizaciones de los Derechos Humanos.
    ¿Por que el Estado tiene el deber de indemnizar a quienes murieron en el enfrentamiento delictivo o como quieras llamarlo?
    ¿Acaso hoy los argentinos que son victimas de la delincuencia, la cual el Estado deja en las calles
    debe indemnizar a las tantas familias de victimas de la delincuencia que cada dia se agrava mas?
    ¿Por que?
    Sin embargo el Estado paga para tambien tener por ese medio el apoyo a su politica Corrupta, donde cada dia hay mas pobres y donde crece el desempleo, porque lo unico que mantiene es la esclavitud de la miseria.
    Nadie dice la verdad, ni los politicos opositores.
    Seria bueno que dijeran como estan matando a los Militares en los penales hoy, en el abandono de persona sin asistencia medica, aplican la Eutanacia, dejandolos morir sin que los Jueces cumplan con su funcion de prestar asistencia al detenido que se ncuentra grave de salud.
    El servicio Penitenciario argentino no cuenta con medicos, no cuentan con ambulancias en caso de un infarto mueren si prestar ninguna atencion medica.
    Por ello concidero que los Derechos Humanos no se deben aplicar en la discriminacion de la venganza o el odio, porque eso es un delito de Estado y lo que estaria ocurriendo es Terrorismo de Estado , ya que en complot se esta llevando acabo el crimen mas silencioso de toda nuestra historia, desde el 2006 murieron mas de 60 hombres militares Presos Politicos sin ser atendidos.
    Dejandolos hasta 10 diez dias agonizando en el pedido de ayuda medica, y un juez que abandona a la persona sin dar la orden para su traslado a una unidad de emergencia sea la que sea.
    Esto lo se porque lo veo todos los dias.
    El derecho Humano no puede desfigurarse por postura politica, porque mañana podes ser vos o cualquiera que necesite justicia en los Derechos Humanos, sea la causa que sea.
    En este pais da para todo, ya sea la Inseguridad, la discriminacion, etc
    Erica

      1. Deberias escribir en Castellano, y dejar un comentario, porque con esto no decis nada.
        Seria bueno poder sacar conclusiones y debatir, porque tu respuesta es peor que el silencio.

    1. Erica: usted es libre de repetir todos los infundios de los defensores de la dictadura sobre «sus» presos. Yo no me tomaré el trabajo de discutirlo con usted.
      Pero hay algo que usted dice que es intolerable: que se ponen testigos falsos. Conozco personalmente y desde hace muchos años a algunos testigos en algunos de los juicios y me consta la veracidad con que prestaron testimonio.
      Así que aquí quedamos. No se tome el trabajo de responderme.

      1. Pero mas alla de los testigos, hay algo de lo que hoy se pretende ocultar en todos estos juicios que sin argumentos completos se sostienen, ya que hoy son juicios por dinero porque sus victimas pasaron a ser un Clin Caja,han cambiado el significado de sus luchas anteriores a sus muertes para poder sacar provecho. Es lamentable que se hayan conformado con tener tan pocos militares, porque yo sostengo que la responsablidad fue Institucional, lo que sucedio es que no podrian llevar estos juicios a cabo si estuvieran todos detenidos, porque no les alcanzaria los espacios ni los tiempos para hacer esos juicios.
        Porque hasta ahora no existen militares de la fuerza aerea detenidos, no estan muchos que hoy arrastrados a la Sra Garre le piden tener el puesto para seguir en libertad.
        La Ministra ha seleccionado y los mismos de las Instituciones han servido para el ocultamiento.
        Por eso te digo que se han conformado con pocos y el resto sigue disfrutando de sus salarios altisimos, y se cagan de risa de todos sus muertos.
        Es lamentable que esto suceda, porque yo sostengo que todo aquel que se adueño de un hijo que no era, debe pagar con la prision, pero eso no fue asi, ya que la Sra Ernestina de Noble goza de su Libertad, como tambien los padres adoptivos de Victoria Donda, quienes no fueron encarcelados siendo que ellos sabian tener una hija que no era de ellos.
        Quisiera que merespondieras, el motivo de tanto odio, si en realidad esto es un negocio, y no justicia verdadera.
        Todas tus victimas hoy son usadas para tener un negocio de LUCRO mucho dinero paga el Estado para todas estas Org. de los DDHH.

  32. Me parece que cualquier competencia militar con un país potencia militar esta perdida de antemano.
    Si nos fue como nos fue en el momento histórico de mayor poder militar(me refiero a mayor gasto y mayor priorización de lo militar en la esfera pública) en la Argentina, me imagino sin ese requisito.
    Lo de la milicias venezolanas es solo un chistecito pa Tinelli, no? En el atlantico sur las realidades son más duras y caras.
    Más vale aprendamos diplomacia, alianzas, etc. Por ejemplo como involucrar a Brasil en nuestros intereses del Atlantico sur.
    Y que suerte que nos llevamos muy bien con chile, tal vez mejor que nunca y ojalá siga así, porque hoy en día nos ocupan con los carabineros si quieren. Por eso me preocupa un eventual triunfo de la derecha chilena, que es históricamente hostil con nosotros.

    1. Hay que ver si termina ganando Piñera, al parecer su intención de voto se está estancando. Pero por más que ganara la Alianza de derecha, creo que no existen hipótesis de conflicto serias con sus vecinos, más allá de las críticas por el suministro de gas desde Argentina o el desprecio de la prensa amarilla chilena hacia el gobierno peruano.
      Es cierto que hoy el ejército chileno es el matón del barrio gracias a la retención de 10% sobre las exportaciones de cobre que se lleva cada año, y que genera la envidia de todos los uniformados latinoamericanos.
      No creo que nos invadan, al menos mientras Bielsa siga como DT de su selección.

      1. La historia de Chile siempre es con Perú y con Bolivia y la eterna herencia de la nunca olvidada guerra del Pacífico. Si en el frente del Este a la Argentina perder Rio Grande do Sur, independizar el Uruguay, recuperar las Misiones y quedarse con Formosa le llevó cuatro guerras, en el frente del Oeste asegurar la Patagonia, media Tierra del Fuego y recibir la Puna de Atacama le llevó sólo vender su neutralidad a todas las partes involucradas en la guerra pacífica. Hay que seguir así.

  33. Andrés el Viejo:
    Creo que su postura esta muy bien estructurada, aunque no la comparto, pero es un punto de vista válido sobre como interpretar nuestro pasado.-
    Muchas veces la expresión “partido” se utiliza no necesariamente como sinónimo de “partido político”, que puede ser que es lo que surge de los archivos de la época, lo que llamaríamos material en crudo.-
    Muchos saludos.-

  34. No leí detenidamente todos los comentarios, pero creo que hay varias confusiones.
    – Hubo una terrible desidia política hacia las FFAA como instrumento militar, incluso durante los gobiernos militares. Lo que demuestra que la Defensa es algo demasiado importante para dejarlo sólo en manos de los militares. (Condidero la costumbre de importar doctrina de modo acrítico una de las peores falencias de los militares en el siglo pasado).
    – Tener unas FFAA eficientes no depende tanto de los «fierros», como de la doctrina y al formación. Las actuales FFAA totalmente profesionales son varios enteros más eficientes que las de épocas pasadas.
    – Recién en el 2007 el MinDef, con la reglamentación de varios aspectos de la Ley de Defensa que durmió en un cajón 18 años, tuvo acceso a la toma de decisiones dentro de las fuerzas. Esto dará fruto real a mediano y largo plazo. En el corto plazo, ya empezaron las economías por dejar de gastar tres veces en lo mismo, dado el previo funcionamiento como feudo (casos de ejemplo: desarrollo de UAVs, en que cada fuerza gastaba en su propio proyecto, hasta el año pasado; compra conjunta de insumos).
    – Aún no hay hipótesis de conflicto concretas (se podría decir que se está trabajando con hipótesis de hipótesis), porque el mecanismo de definición de las mismas, que implica estudios a nivel gabinete y organismos específicos, recién se está implementando. Si existe una doctrina de «defensa-defensiva», que determina unas prioridades claras en materia de desarrollo militar, y un concepto de maximización de capacidades.
    – Es seguro que ninguna hipótesis de conflicto involucrará a países vecinos, salvo dentro de fuerzas multilaterales de estabilización. Con todos hay avanzados procesos de integración militar, siendo Chile con el que se han dado pasos más concretos (por ejemplo, la Patrulla Combinada Antártica y la Fuerza Cruza del Sur, en proceso de formación, para mantenimiento de paz a órdenes de la ONU).
    – En lo material, las prioridades actuales pasan por recuperación de lo que se tiene y adquisición de multiplicadores de fuerza: proceso de radarización del país, material de adquisición de blancos, sistemas logísticos, sistemas de C3I, etc.
    – Ejército: está cambiando todo su despliegue y organización. Lo más notable, desde mi punto de vista, es la conformación de un núcleo importantísimo de FFEE, asi como FFEE regionalizadas; la multiplicación de la capacidad aeromóvil; la informatización y expansión de todo el sistema de C3I, y con ello especialmente el eje puesto en la efectiva inteligencia de combate.
    – Armada: mejorar materialmente la fuerza naval es un asunto costosísimo. Pero la ARA tiene varios programas en marcha de recuperación de capacidades perdidas, en colaboración con CITEDEF, INVAP y privados. Lo más notorio: reorganización total de la IMARA; recuperación de capacidades (y pequeños aumentos) del COAN; recuperación de capacidades de mantenimiento y construcción naval (CINAR, reparación de diques secos en Puerto Belgrano), de la mano de esto vino una completa revisión de todos los buques, que pasaron años sin mantenimiento adecuado.
    – FAA: es un caso aparte. Está literalmente corrupta. Mantiene en vuelo material obsoleto (Mirages) y caro de usar, mientras al mismo tiempo deja «preservado» material aceptable y más económico de operar (A-4AR). Compra helicópteros en lugar de armamento lanzable inteligente para su medio más capaz (A-4AR). Cuando se les pidió un plan para realizar, presentaron el Plan de Radarización, que se retrasó porque cuando fue puesto en práctica por el MinDef se descubrió que partía de tecnologías y conceptos obsoletos y caros. Si hubiera que cerrar una Fuerza Armada, esa sería la FAA. (Esto no es nuevo: si se sigue el historial de compra de material, es desastroso. Sin embargo, su doctrina de despliegue es considerablemente avanzado y bueno).

    La verdad, hay mucho para escribir sobre el tema (desde doctrina hasta materiales, pasando por cuán peligrosos son nuestros vecinos armados), pero lo mejor es darse una vuelta por los sitios del MinDef y de las FFAA de vez en cuando, que algo dicen de lo que hacen.
    Alguien dijo que tenemos las primeras FFAA totalmente profesionales del subcontinente, pero eso es erróneo; las primeras fueron las de Uruguay, que además son el principal contribuyente a despliegues de Cascos Azules de la zona.

Responder a Ariel Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *