Seamos buenos entre nosotros


Con un pie en la inocencia más absoluta y el otro en una descarnada realpolitik escribimos hoy. Haciendo equilibrio en la cuerda floja de la contingencia, esa estúpida y sensual amante, ay, de los que amamos la política. Esa a la que nunca dejamos de buscar sus ojos tras el velo y esa misma que nunca sabremos hacia que brazos saldrá disparada.

Dame un beso, uno más, contingencia. Que queremos seguir escribiendo la historia, esa que nos observa escondida atrás del futuro.

Entonces: Cuando hablo de nosotros hablo de todos nosotros. Los peronistas de Perón, los cultores de la conurbanía intenderil, los progresistas de bares de Palermo, los 678 que militan en las redes sociales, los centroizquierdistas, los sabatellistas, los redactores de revistas del palo, los que están en el territorio que nos sostiene, los militantes de movimientos sociales y vos también. Todos. Los que, a falta de un bautismo mejor, nos ponemos abajo del paraguas “nacional y popular”. A todos ellos mi deseo de fin de año: seamos buenos entre nosotros, que nos necesitamos.  

Todos, en mayor o menor medida, con matices, poniendo no exactamente lo mismo en la balanza entre los aciertos y los errores, podemos decir: el proceso político iniciado por Néstor Kirchner en 2003 y que continúa ahora Cristina Kirchner fue y es doctrinariamente positivo para la Patria y para el Movimiento y, por qué no, para nosotros los hombres. Tenemos un piso del cual enorgullecernos: el país está mejor que antes del kirchnerismo.
Pero falta mucho. Como siempre, y escuchame entre el ruido, fortuna, antes de abandonarnos, nos falta mucho.

Tanto que falta más de todo lo que se hizo. Falta mucha más justicia social, mucha más salud, mucho más trabajo y salarios de mayor calidad, mucha más distribución, mucha menos pobreza, mucha más igualdad, muchas más cloacas, viviendas,rutas, trenes, barcos, aviones y tractores. Nos falta mucha más política, muchos más conflictos, muchas más peleas, muchas más realizaciones, muchas menos épicas de cotillón. Mi revolución, compañeros, sigue siendo un reformismo consecuente.

Y para lograrlo, o al menos intentar lograrlo, apuntar una obviedad: lo primero es ganar las elecciones del año próximo. Esto no debe impedir –para nada- los debates de acá a un año. Ojo. Ojo con el posibilismo conservador que puede venir de «no avanzar con nada, no criticar nada porque le hacés el juego a la derecha y hay elecciones». Yo digo: lo primero es ganar elecciones. Pero para ganar elecciones, hay que seguir haciendo, en el camino. Porque si frenás, je, te caés.

Tampoco –para nada de vuelta- es momento de agrandarse. Lejos estamos de esas elecciones y lejos –como parecen creer muchos oficialistas y casi todos los opositores (a juzgar por sus actos)- de tener los comicios ganados. Cuanto más se instale esa idea de la inevitabilidad del triunfo oficialista peor es para nosotros (¿ves como aprendo de vos, amor contingente?), porque afloja los tendones y porque afloran las disputas internas a ver quién se queda con la mejor parte del triunfo. Y también porque la verdadera oposición (los grupos concentrados de poder) pueden verse tentados a maniobras antidemocráticas que ahora gustan en llamar operaciones. Hasta ahora son maniobras destituyentes de baja intensidad, según mi opinión. Están midiendo. Nos miden, muchachos.

Lo voy a hacer fácil. Confiamos en la conducción estratégica de Cristina Kirchner. Y confiamos en ella porque ha demostrado, así como antes Néstor, tener claros objetivos y una táctica para ir construyendo un camino (es muy loco, a mi me gusta mucho del kirchnerismo esa capacidad de no “boquear” demasiado con “no bajamos las banderas”. Estos tipos fueron y construyeron nuevos mástiles e izaron allí banderas que ya existían: AUH, ponele. Eso es ser Gobierno).

Y entonces, muchachos, muchachas, para poder triunfar en 2011, habría que ir preparándose para comer, siendo finos, algunos sapos. Pero ojo: esto vale para todos. Todos nos tenemos que preparar eh. «Pusimos» un ministro de Seguridad donde nos podríamos haber sentado en un Juanjo Alvarez. Pero si toca viceversa, toca viceversa. Hay que dar la pelea interna y tratar de ser más que el resto, generar más sentido común que el resto, traerle a la gente más derechos que el resto. Y el resto está afuera, no adentro.

Un  ejemplo concreto de que el todo es más que la suma de las partes: los compañeros «pejotistas» vienen alertando desde hace rato de la necesidad de hacer propia la temática de la seguridad. Y los compañeros «K no PJ» fatigaron varios años pidiendo la medida social más relevante de este gobierno, la AUH.

Ya sé: todos nos creemos los mejores. Es natural. Se pelearán los lugares en las listas y se discutirán los mejores modos de avanzar con este proceso. Pero hacer hoy la Gran Libres del Sur y la Gran Peronismo Federal no corre más.  Tampoco suma pelar el peronómetro o el kirchnerómetro o el progresómetro realmente existente para dar estas discusiones. Porque a la fortuna hay que ayudarla haciendo las cosas bien. El imperativo moral para el 2011 es profundizar este proceso político. No nos peleemos. Reproduzcámonos.

Y seamos buenos entre nosotros.  Que quiero más besos mientras nos espía la historia.

About Abe "Mendieta" Vitale

De chiquito, Mendieta no quería ser bombero ni policía. Soñaba con ser basurero. Ir colgado, como un superhéroe, del camión. Despúes se las ingenió para ser y hacer muchas cosas, todas más interesantes que lo que terminó siendo: un Licenciado en Comunicación, algunas veces como periodista, otras como funcionario público. Sus únicas certezas son su sufrimiento racinguista, la pasión por el mar y cierta terquedad militante. Todo el resto puede cambiar mañana. O pasado.

View all posts by Abe "Mendieta" Vitale →

71 Comments on “Seamos buenos entre nosotros”

  1. Si. Seamos buenos. Y amplios. Boudou no es un sapo. Boudou, aun con errores de gestion, no de formacion, es el ministro de economia que mantiene los recursos altos, las reservas altas, los superavits altos, a aerolineas trayendo embraer y a 800 cientificos repatriados. Si ese es un economista de derecha no entendimos nada. De derecha es Lubertino que quiere que los templos de las empresas religiosas sean inembargables.

  2. Todavía no enlazamos -A CIENCIA CIERTA- los blogs.
    Si lo fuera, podríamos debatir sobre ciertos temas en particular (inflación, inseguridad, etcétera), y buscar las razones que lo provocan.
    Por si no soy claro, digo:
    Acordemos debatir en varios blogs (al mismo tiempo) sobre determinados temas.
    Como ejemplo cito los motivos REALES de la
    Inflación
    Buenas noches.

  3. VOT Inocente.

    Los muchachos tienen muy insertado eso de «lealtad»; concepto peligroso, porque su antonimo es traicion. Por ello cualquier disidencia puede prestarse a etiquetarse como traicion.

    Y no te preocupes, cuando se pelean es cdo se estan reproduciendo verdaderamente bajo el manto del general.

    1. Leales eran los muchachos de la CNU también. O se supone que eran leales. Así que lo de traición creo que convendría revisarlo.

      Mendieta: un señor.

  4. Un brindis, también, por esa oposición boluda que sigue trabajando día a día, denodadamente, por hacer el kirchnerismo/cristinismo/peronismo-K la unica opción medianamente potable de la política argentina. Claro, es mucho más complejo, pero por ahora sirve la explicación.

    Feliz Solsticio.

  5. Seamos buenos, sobre todo, porque todavía estamos lejos de ganar. Y no es solo temporal. Esto q tan bien describis «Cuanto más se instale esa idea de la inevitabilidad del triunfo oficialista peor es para nosotros (¿ves como aprendo de vos, amor contingente?), porque afloja los tendones y porque afloran las disputas internas a ver quién se queda con la mejor parte del triunfo.» está pasando en un montón de lugares y hay que apaciguar, poner calma, organización y cordura. Entre todos vamos a hacer un gran país. Pero lo vamos a hacer entre todos, no de a uno.

    Gran nota.

    Un abrazo

    PD: Bloncha, lo contrario de lealtad es traición. Y traicionar es traicionar, por mas que lo quieran disfrazar de democracia

      1. A un lider/dios que siempre, siempre, está en lo correcto. Aunque tus gónadas te griten que no, siempre sé leal a tu lider, o serás un gorila traidor oligarca.

      2. A que? A un proyecto de país, a un conjunto de ideales, a una forma de vivir, a ser consecuente, a ser coherente, a ser confiable, a los compañeros. Ser leal no significa decir todo que si, significa decir que no de frente y discutir lo que haya que discutir.

        LeonardoF: El conductor se puede equivocar, como cualquiera, lo que no podemos hacer nosotros es no defenderlo, aún en sus errores, porque confiamos en que siempre el rumbo se corrije. Hasta ahora no nos equivacamos

      3. Diego:
        Con todo respeto,un puñado de conceptos bajo los cuales nadie, bien nacido, no haria otra cosa que adherir, son solo palabras tiradas al voleo, que claramente (felicidades objetivo cumplido!!!) cierran cualquier discusión de un portazo.
        Ahora, si me detallas ¿Cúal es poryecto de país? ¿Cúales son los ideales? y como es que fueron/son coherentes a ellos.
        Capáz hay discusión posible.

  6. Completamente de acuerdo, Mendieta. No creamos como el cabezón que estamos condenados al éxito, esas son tonterías.

    Permítaseme en cambio citar a uno que la tenía clara:
    Seamos artífices del destino común y no instrumento de la ambición de nadie.

  7. Unidad y organización, imprescindibles, porque no se nos va a dar respiro y no están ganadas las elecciones. Hay cambios claves que no pueden deshacerse, la percepción y la experiencia de un país mejor, una vuelta del entusiasmo y de la participación. No se retrocede de ahí, pero hay que aportar con lucidez y prudencia para evitar internismos inútiles, ambiciones chiquitas… aunque sea prácticamente inevitable. Es una acción y crítica permanente de cada paso y de nosotras mismas. Y en ese hacer es que podemos dar vuelta las cosas, invertir los sentidos, crear realidades distintas.
    En la experiencia militante de las mujeres, por ejemplo, – y precisamente por lidiar contra el machismo que no está solamente alrededor sino que internalizamos – tratamos de encontrarle la vuelta a la discusión necesaria para construir y fortalecer los espacios y no para disgregar; la participación pensante pero solidaria que no reproduzca las asimetrías típicas de «mucho cacique y poco/a indio/india».
    Antes de etiquetar, ver ¿cómo se trabaja? y antes de exhibir chapas y antecedentes, arremangarse como la que recién entra a militar, y contagiar el entusiasmo.
    Y la contingencia es el medio en el que nos movemos, no hay otra…Sí podemos y tenemos que tratar de hacer la mejor crítica de nuestras prácticas y la mejor lectura del panorama en el que nos estamos moviendo para avanzar en esta transformación.
    Un saludo

  8. Y,ese es el problema cuando se te desaparece la oposición. La política es confrontación,juego de oposiciones. Tras la muerte de nk y la impotencia legislativa de la oposición se produjo un efecto contradictorio. Si bien el oficialismo copó x completo el escenario político al pulverizarse la oposición,eso mismo produjo q se introdujera el juego de oposiciones al interior del propio movimiento.lo cual es jodido.mientras algunos pedimos la desratización feudal peronista q tanto nos hace parir (formósa,san juan,u.ferroviaria)del otro lado te contestan pidiendo cabezas progresistas a la luz de las fugas q se produjeron. Si tuviéramos un monstruo grande q pisara fuerte del otro lado,no habría tanto pase de facturas.en este punto es donde verdaderamente se dimensiona la capacidad de nestor de crear a sus propios enemigos.

  9. este post me parece de un cinismo espantoso. o una ceguera insostenible. con todos los reparos que muestra, con todas las prevenciones que anuncia, afirmar que «habrá que tragar sapos» ¿Qué onda? 1 sapo + otro sapo +9 otro + otro, te revienta el hígado. y lo tremendo es que lo están viendo; se está diciendo acá mismo, en este mismo blog. frente a sus ojos, pero como ciegos. o cínicos.

    1. Ajá. Mi segundo nombre es «cinismo». Jorge Luis Borges.
      Ojo: también hay otra posible interpretación: es el post de alguien maduro, medianamente respetuoso de una cosa que se llama realidad, alguito autocrítico y que le gusta más una cloaca efectivamente realizada que mil comentadas desde la comodidad de internet.
      Pero igual tenés razón vos eh.

    2. Mariano es opositor. Por ende, está convencido que lo que importan son los sapos, que la única forma decente de ser oficialista es no tragarse ningún sapo. Al primer sapo que te tenés que tragar (o al segundo, o al cuarto, es lo mismo) te abrís ofendido y te juntás con aguien que nunca ganó nada, que nunca te hará tragar ningún sapo. O casi: no creo que a los chicos del MST les haya gustado ver a Vilma R tratando de subirse al palco de la SRA.

      Un concepto matemático te puede servir, Mariano: suma algebraica. Sumás todo lo bueno, con un valor numérico para cada concepto; restás todo lo malo, con un valor para cada sapo. Si la suma es positiva, le das para adelante. Si es negativa, te bajás. A mí me sigue dando positiva.

      1. Uno, dos, mil sapos. De esos hablando, exactamente: de que en su fervor militante por creer en algo, han perdido toda perspectiva. Lo malo, simplemente, no lo ven. Es reducido a casi cero. Siempre hay un argumento ad-hoc para salvar la situación. Están alienados. Y sólo lo van a poder ver un tiempo después de que esto termine.

      2. No estoy de acuerdo: los fanatizados no se darán cuenta de su error por el resto de su vida, se convencerán de que siempre tuvieron razón, que nunca dejarán de tenerla. No lo van a ver ni siquiera después de que deje de tener sentido. ¿Has pensado que posiblemente ese sea tu caso? ¿Que podrías ser vos el equivocado y que jamás reconocerás tu error con este gobierno? Es una posibilidad, ¿no?

        Yo no soy fanático. Veo claramente lo malo, muy claramente. Veo con toda claridad (y ya lo veía desde hace varios años) que deberían haberse hecho muchas más viviendas. Veo claramente qué clase de tipo es De Vido y qué cosas hace, y qué clase de tipo es Aníbal. Todo eso y muchísimo más (no hace falta que me hagas la lista, todo eso ya lo sé). Pero como también veo las cosas que se hacen bien, hago la suma algebraica. Y me sigue dando positivo. No creas que me da un número muy alto, tampoco la boludez, pero me da positivo. Y la sigo.

        Y vos, Mariano, ¿sos capaz de reconocer lo bueno de este gobierno? ¿Todo lo bueno? ¿Haces la suma algebraica y te da negativo? Si honestamente es así, no tengo nada que decir. Pero si te cerrás y te ponés en que todo lo que hace y todo lo que haga el gobierno está mal, entonces el alienado sos vos.

        Saludos.

    3. Mariano sinceramente creo que lo suyo es la religión, por eso de que Dios aunque pueda no lo engañaría nunca…o si?. Mística y Verdad a la Victoria!

  10. Comparto los deseos y el sentimiento de seguir multiplicando desde la disputa en todos los frentes.
    Habrá que continuar desbaratando discursos y argumentos falaces para buscar entre todos el camino a ganar en las urnas y reivindicar la lucha por la democracia. No debemos olvidar ni dormirnos en los laureles, no debemos creer que la batalla está ganada. Nuestros enemigos son los enemigos de la Argentina y ya se quitaron las caretas, cada vez hay menos ingenuos.
    Militaremos en todos los frentes con la coherencia de nuestro lado.
    Somos muchos y seremos más…

  11. Mendieta. Le mando muchas felicidades, pero me temo que lo apropiado sería decirle «buen provecho». Me parece que de acá en más la dieta de sapos va a estar nutrida como nunca. Y el «debate», como ya se insinúa en estos comentarios, se va a reducir a saber si hay que tragarse los sapos llamándolos por su nombre (esa es su tesis) o, como propone el infumable Baleno, declarar que los sapos que se tragan son princesas (aguante, Boudou, héroe de la patria grande).

    Ganarán pero no digerirán.

    Feliz año igual.

      1. ninguno, pepe. El y sus amigos del CEMA y de la UCA son los nuevos rostros detras de las caretas progresistas de este gobierno. A quien puede sorprender? ya pasaron Rico, Menem, el asesor Dromi, y ahora el experto en seguridad JJ Alvarez. Nadie como los zorros para defender las causas populares en pleno gallinero. A la izquierda de Boudou esta la pared…de su loft en Puerto Madero.

      2. Homero, a esta altura esa chicana no jode a nadie.

        a diferencia de la izquierda universitaria, practicamente todos los Kirchneristas entienden que un estado no se puede administrar exclusivamente con gente intachablemente progresista.

        si el jefe va hacia un lado, lo siguen y chau.

      3. «..practicamente todos los Kirchneristas entienden que un estado no se puede administrar exclusivamente con gente intachablemente progresista.»

        Comparto el concepto, pero me gustaría que al menos probaran con gente intachable.

    1. Quintín: le agradezco. Nos vemos el día después de la próxima elección a festejar? Porque digo, vayamos aclarando algo: si ganamos las elecciones -entre otras cosas gracias a mi digestión de sapos- no quiero andar escuchando nadita de «fraude», «legitimidad segmentada» o cosas así que los hace quedar a ustedes tranquilos con sus conciencias.
      O sea, esto es filosófico: luego de algunos años militando en diversas variantes del progresismo (Frente Grande / el ARI de su admirada Carrió) he decidido, en serio, meditando muy profundamente, elegir un camino político que no me permite la tranquilidad de conciencia que te brinda una supuesta «correción absoluta». Claro: tampoco me permitía tener la conciencia tranquila la perfección del comentario y la más pura y absoluta inutilidad en tanto concreciones efectivas para el pueblo que todos decimos defender. Tengo razón? No sé. Tienen razón los que me dicen que estoy equivocado: tampoco sabemos. La vida es elección. Ni más, ni menos.
      Felicidades para usted también.

    2. Por mi conciencia no se preocupe. El problema es su estómago, como le digo más arriba.

      Chicana aparte —o cambiando de chicana para ser más honesto— ¿lo suyo se llama «a la vejez, verticalismo»? Porque esa parece la consigna de la hora: la jefa les dijo ayer claramente que ni respirar por su cuenta van a poder. Subordinación y valor.

      Feliz navidad! (sin chicanas)

      1. Quintín: en serio te parezco un tipo que acatal el «verticalismo» como venga? Mirá, canchereando un poquito te voy a decir: soy mucho más crítico yo del gobierno del cual formo parte como funcionario que vos de la línea del diario en el que sos empleado. Vos podrás responderme: es que estoy de acuerdo con esa línea. Muy bien, diré yo. Entonces no me vengas a exigirme a mí más de lo que doy. Y para terminar un poquito con los debates falsos que me planteás te voy a decir: por decir el 20% de las críticas que hago en mi blog o acá, tu admirada Carrió me metió una patada en el culo. Tamos? ASí que un cachito más de respeto y bajate del caballo pinto.
        Y está de más decir que mi Feliz Navidad no fue con chicana. Un abrazo.

      2. Mendieta. Estás confundiendo las cosas. Una cosa es un partido político y otra un diario, aunque «el relato» nos quiera hacer creer otra cosa. No tengo ningún compromiso con Perfil, me contrataron cuando mi último voto a presidente había sido a Kirchner. Soy un columnista del diario que escribe lo que se le canta, no su «empleado». Y tampoco creo que a los redactores les bajen línea. No sé cuál es puntualmente la línea del diario, pero no me parece que Fontevecchia vaya a votar por Carrió como pienso hacerlo yo. Pero eso es lo que corrsponde en un medio de prensa independiente. No se trata de 678 donde tenés que responder a lo que te dicen de arriba.

        Si Carrió es más autoritaria con sus mlitantes que Cristina, eso no lo sé. Pero no sé a qué viene. Yo no soy un militante de la CC sino un votante.

        Lo que se me escapa es lo del caballo. Y lo del respeto. Lo que hice fue señalar los peligros de la tragada de sapos programada y sistemática, que es lo que proponés acá arriba.

        Y nunca creí que lo de Feliz Navidad fuera una chicana.

        Feliz Navidad y un abrazo

      3. Quintín? acepto lo de la diferencia entre un diario y un partido político (por cierto: no es un demérito ser empleado eh. Ni que te hubiera dicho esclavo). Pero bueno, vamos al terreno que querés, el de Carrió. Es notable: no te conozco una sola crítica, ni un matiz con Carrió. Y después los fanáticos somos nosotros. Te aconsejo que te mantengas como simpatizante de ella. Tiene dos grandes ventajas: la primera es que nunca sufrirás su absoluto autoritarismo (aquel que hizo dinamitar ya un par de partidos, intervenir más de la mitad de los distritos, etc.) La segunda es que no tenés ningún compromiso y podés seguir opinando con esa liviandad propia del compromiso, je, light. No está mal.
        Te vuelvo a decir: para variar, entendés de mi post lo que te conviene entender a efectos de criticarme. Cosa que no me preocupa, ya que el mismo está dirigido a simpatizantes de mi fuerza y a gente comprometida con eso. Para vos, tenés San Nicolás de Bari.
        Otro abrazo. Y disfrute de unos buenos cornalitos me cacho en die.

  12. Mendieta, lo leo hace bastante y auqnue no lo conozco no dudo de sus buenas intenciones al escribir. Sin embargo, esta vez debo decirle que lo que usted llama tragar sapos, si se objetiva, es CRIMINAL.

    Pongamosle nombre y apellido a los sapos y quedará más claro: un sapo puede ser la burocracia sindical, por lo tanto, tragarse ese sapo significó bancarse que asesinaran a Mariano Ferreyra y que las cúpulas de esa burocracia quedaran indenmes.

    Otro sapo puede ser Insfran. Tragarse ese sapo significó el asesinato de los dos tobas de la comunidad QOM mientras Cristina no sólo que no condena al gobernador de Formosa sino que a los cuatro días se muestra en una videoconferencia y ayer lo invitó a Olivos.

    Otro sapo puede ser la maldita policía. Las consecuencias de estar siete años en el Gobierno sin intentar cambiar esa mafia se están viendo ahora (aclaro: se están visibilizando. pq en los últimos siete años, invisibilizadas, esta mafia seguía existiendo). Ese sapo de la maldita policía lo podemos llamar Luciano Arruga.

    Entiende a lo que voy. Es fácil llamarlo sapos. Pero cuando se ponen nombre y apellido uno se da cuenta que termina defendiendo cosas que jamás pensó que iba a defender. Y eso da para pensar así que lo invito a eso. Piense Mendienta, piense

    1. Mire. Entiendo perfectamente lo que dice. Pero poco tiene que ver con el contenido del post. Ya he manifestado mi posición más que abudantemente con esos temas que nombra. Tanto aquí como en mi blog personal. Hemos insistido humildemente en este sitio acerca de la necesidad de la reforma policial. Hemos repudiado aquí de igual modo los asesinatos de los qom como los de los pibes de Bariloche (ve: no me olvido de esos pibes. Parece que como simplemente eran pobres y no pobres militantes, nadie los recuerda)
      Cuando hablo de sapos, y perdone mi falta de claridad, hablo de algo muchísimo menos importante: nombres de candidatos. Por otra parte, puede leer mi respuesta a Quintín. Parte de ella también es una explicación para usted de mi modo de pensar y actuar.
      Saludos

  13. que triste que el progresismo se quede en la supuesta contradiccion de poner a Boudou de candidato, sabiendo de antemano que no va a tomar ninguna medida neoliberal que vayan en contra del gobierno nacional.

    chicos, a «el pueblo» le importa un joraca la trayectoria de Boudou, no estan preocupados en los «sapos» que tienen que tragarse por apoyar a este gobierno, no hay ninguna reaccion popular contra Boudou, a quien joraca defienden?

    1. Boudou es el perfecto ejemplo de la anti-politica tan criticada y condenada por los lemmings cieguito-kirchneristas, un no-militante de ideologia «wash and wear», un lamebolas profesional de la banda de Scioli. Vamos a ver si al «pueblo» le importa un joraca la trayectoria de Boudou. Veremos que dicen Filmus y Carlitos Heller, LTA para los dos de parte del descamisado de Puerto Madero.

    1. Escriba. Me imagino que la muerte de Ferreyra y las que siguieron no se le atragantaron para nada. Es que usted ya cree que los sapos son perdices. No les siente el gusto. Por supuesto, el UCD espiador de mails es una delicatessen al lado de las muertes, de la inflación, de la pobreza, del Indec, de la corrupción, de la falta de políticas en cada uno de los rubros del Estado. Su Disneylandia está llena de sapos, aunque les haya tomado el gusto.

      Q

      1. Quintín: supongo que usted conoce cómo el diario en el que trabaja inventó las notas sobre la «salud mental» de la presidente. Si no lo sabe un día se lo cuento. Es más o menos como lo que hizo la gorda Carrió con la diputada Hotton, pero al sólo efecto de vender. Cuidado con las almejas que algunas vienen envenenadas. Y no lo saludo para las navidades porque mi agnosticismo es todoterreno y a prueba de idiotas.

      2. ¿Qué es lo que inventó el diario Pefil, exactamente, sobre ese tema? ¿Usted lo recuerda? Yo no sé de qué habla.

        Yo sí lo saludo para Navidad, aunque usted sea agnóstico y yo también. Una cosa es ser agnóstico y otra un troglodita.

    2. Es jodido esto porque es una discusión para los que tienen algún compromiso con algo.

      Los capos del librepensamiento como Quintín están en otro nivel. Más arriba, por supuesto.

      Saaaaaaaalvo que algún día se haga cargo de Elisa Carrió, pero mejor me siento a esperar.

    3. Si me dice que Ud. voto a Nestor (Delfín de Tachuela), no jugando con la posibilidad de estar tragando un Batracio, no lo tome a mal pero me suena un poco chanta.

  14. «…de las muertes, de la inflación, de la pobreza, del Indec, de la corrupción, de la falta de políticas en cada uno de los rubros del Estado…»
    Carajo, que descripción descarnada del ciclo kirchnerista.
    Que regodeo, Quintín, poder hablar de muertes, y de poder hacerlo sintiéndose seguro en su cuevita progre y anti k.
    En fin, veo que muerte, pobreza y desolación es lo que reina en el país. Y nosotros y millones de giles como nosotros bancando este horror que no vemos.
    Mire, antes de bardearlo, y en homenaje a que Ud. no pertenece a las huestes pagas de trolls clarineanos, dado que lo suyo es ad honorem y sincero le diré que de tan sesgada y obtusa visión de la realidad, simplemente no se vuelve. Chau

  15. Seamos buenos entre nosotros: una buena nota para advertir sobre el posibilismo conservador y abonar el posibilismos de centroizquierda, con ninguna de las dos se puede «ir por mas», solo a un reconfortante reformismo acomodatizo clasemediera, aun asi estamos mejor que el 2003…

    1. Si uno quiere evitar caer en el posibilismo, qué debería hacer? Volverse imposibilista. Pregunto.
      Y Cuál es el límite del posibilismo? cuando se logran imposibles tales como los de la AUH, AFJP, Medios y matrimonio igualitario, medidas q hasta hace muy poco eran imposibles siquiera de pensar. Ahora bien, la forma en que se consiguieron fueron con medidas «posiblistas», es decir, dentro de lo que había se trató de lograr el mejor resultado. Si tuviéramos 180 diputados y senadores revolucionarios, otro sería el cantar, pero resulta que no, que son lo que hay. Y en esa lectura realista de la situación, se actúa y se va por más. Por ejemplo, creo que el conflicto por la ley de medios y las trabas q pone clarín para su aplicación serían menores si hubiera grupos de comunicación equivalentes en peso y capacidad de influencia. Pero no los hay, porque se las excluyó de cualquier tipo de regulación(algo q les trajo bastante alivio por cierto). ¿Y? ¿Largamos todo a la mierda porque se achuró esa parte fundamental de la Ley? No. Se siguió adelante con lo que podía, posiblísticamente.

  16. Me parece que hay un error en el debate. No se trata de sapos, sino de ranas y las «ranas a la creme», entre otras formas de prepararlas, son exquisitas. Conviene consultarle a Boudou que de eso debe saber mucho, de comidas, no de economía, por supuesto.
    También en una época -cuando Kirchner se acercó a los «barones del justicialismo», J.P. Feinmann, que es brutalmente sincero, escribió sobre tragarse los alacranes.
    Me quedo con el General, que para las Fiestas no hablaba de estas especies sino de una sidra y un pan dulce. Felicidades.-

    1. Excelente analisis, muy profundo y significativo. Veo que seguis en sintonia con tu jefa… lo digo por las denuncias infundadas y las chicanas mezcladas con ese humor de nene de 1er grado.
      Y hablando de la excelencia en materia economica: que me contas del nuevo amigovio de elisa? ricardito si que sabe no?

      1. ¿Denuncias infundadas? Uno bastante importante tuvo, por recomendaciones de sus abogados, que ampararse en el art. 59 inc. 1º del Código Penal, para poder salir airoso.Veremos como los va a los que no pueden acogerse a esa norma.,-
        Elisa y su nuevo novio son la reserva moral del país.-
        Felices Fiestas, lástima que la casa no está en orden.-

  17. Lo interesante de las críticas como la de Quintín es que, una vez más, se plantea que algunos de nosotros somos sicóticos que nos inventamos una realidad. Por eso creo que Sarlo es la mejor de las críticas: porque aprendió que siete años después tiene que, al menos, tomarnos en serio. Por miedo al ridículo aunque sea.

    1. Estás equivocado, Escriba. Yo me los tomo muy en serio. Pero a diferencia de Sarlo, que escribe para ustedes, yo no tengo nada que decirles salvo que me meten miedo.

  18. Atinadísimas reflexiones. Con algunos lustros mas que usted y con periplos participativos, tal vez más intrincados (los tonos epocales, vio?), hoy como nunca prefiero brindar con sapos que con agua bendita. Un saludo y alzo mi copa con Sidra y Alka Seltzer

  19. es muy de progresista nabo eso «muy bien el gobierno progresista con Boudou de candidato»

    es una mirada muy pobre esa, muy de no tener gestion, de nunca haber gobernado nada mas importante que un centro de estudiantes.

  20. Mendieta
    Lo suyo es un apostolado que raya en el masoquismo, no le creen, porque no quieren creer.
    Y no quieren creer, porque eso significara tirar a la basura “las Posiciones Políticas” de los últimos 25 años.
    En lugar de analizar la “Situación” concreta en si.
    Tenembaum lo sintetizo magistralmente; “Con el menemismo todo era mas fácil”.
    En fin, lo invito comprar pochocho, para ver como caen monigotes en el Hemisferio Norte.
    Ahí no tragaran sapos, sino cachalotes; como en Italia, donde el PD puede terminar cerrando con ¡¡¡Fini!!!; o los Sindicatos Unitarios copen la parada del Labour en Inglaterra y el SPD en Alemania.
    Un abrazo y Felices Fiestas.

    1. …Y no quieren creer, porque eso significara tirar a la basura “las Posiciones Políticas” de los últimos 25 años….
      No lo creemos, porque esa sanata la redactan y sostienen, gran parte de los actores politicos de esos 25 años, actuando como si no hubiesen estado. Y esta «posición politica» nueva, los unicos que la compran son los que hace 25 años la unica «posición» que conocian era la fetal.
      Los sapos que morfen en el hemisferio norte que los acompañen con Coca Cola, yo vivo acá.

      1. Gus
        ¿Por qué tan irritable?, ¿acaso esta varado en la nieve del aeropuerto de Fráncfort?
        Aproveche la canícula, para relajarse, que el año que viene va a ser complicado; muchos perderán la franquicia partidaria; o en su defecto se engarzaran en disputas teóricas y judiciales para ver como se reparten los pesitos de los votos logrados.
        Un 3% o un 5%, es mucha plata para los sellos y los Kioscos de Congreso.
        A Ud. y a mi, seguro que no nos van a tirar ni una moneda.
        Hágame caso, relájese y goce la Temporada.
        Un abrazo y prospero 2011.

    2. Ni irritado ni nada (bah un poquito el colon, el lechón vio?).
      En cuanto a lo de la perdida de las franquicias partidarias, no solo estoy de acuerdo, sino que me alegra. Solo me disgusta, que solo sirva para reemplazarlo franquicias nuevas (los aliados criticos).Pero no para que algo cambie.
      De todas maneras, no me queda claro que puede tener que ver esto, ni con lo que dijo inicialmente ni con mi respuesta, la cual,obvio, sostengo.

      Felicidad y perosperidad para los suyos tambien,sin chicana y con sonrisa sincera.

  21. Quintín: usted es un troglodita que no sabe que en ese diario hay redactores especializados en inventar noticias: el caso de la «salud mental» de la presidente es uno entre tantos otros, inspirado quizá en las elucubraciones del insigne Oscar López Mato, esposo de una psiconeuroendocrinóloga más chanta que su marido (y que usted), uno de cuyos discípulos fue alevosamente engañado por gente de ese diario. El tipo sería un imbécil, quien lo recomendó, igual; pero el periodista es parte de la canalla que abunda en el medio. Averigue, nono, y vote a la gorda; y no se olvide de leer la notable columna de su amigo Fernando Iglesias publicada hoy en el gran diario argentino. Pero no se preocupe: en Santa Teresita, donde usted vive, no tiran piedrazos a los ventanales de personas cultas que cultas y todo, ignoran qué es la psiconeuroendocrinología, el stress por ansiedad, los síndromes maníaco-depresivos, la psicología, la cognotiva y la genética, para no hablar del psicoanálisis lacaniano -si no es para repetir la estupidez que el lacanismo resultó funcional a la última dictadura cívico-militar. ¿Votó por el mejor libro del año en la encuesta de Eterna Cadencia, Quintín? ¿Podríamos conocer su elección?

  22. Empecemos por el final. No voto por libros del año.

    La nota de Iglesias me parece excelente. Un tipo que la tiene clara.

    Sigue sin dcirme qué salió en perfil sobre la supuesta locura de JFK ni quiénes son los redactores especializados en «inventar noticias».

    Vivo en San Clemente, no en Santa Teresita.

    Usted no pega una, viejo.

    1. Usted no pega una: jamás hablé de JFK, pero sería interesante saber. ¿Usted sabe? Si lo de Iglesias es excelente, al que le pegaron mal las cañitas voladoras supongo es a usted, vieja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *