Irrelevancia del juicio de la valija, sede Miami

Esta es una mirada jurídica, no política, y no pretende decir nada del fondo del caso, menos aún sobre las virtudes morales de Uberti, sino sólo sobre el juicio que está en tapa de todos los diarios.

El tip es este: lo que se está juzgando no es de quién era la plata de la valija ni para quién era.

Se está juzgando si cuatro tipos estuvieron hablando con Antonini en nombre del gobierno venezolano (hablando=ofreciéndole ventajas si decía que la plata era toda suya y sugiriendo problemas en caso de que no lo haga) lo que constituiría el siguiente delito: actuación de un agente extranjero no registrado. Para hablar en nombre de un gobierno extranjero con un ciudadano norteamericano, uno tiene que registrarse ante el Procurador General (General Attorney), cosa que esta gente no hizo.

Esto implica una suerte de “concurso ideal” (término legal) entre el 18 USC section 951 y el 18 USC section 371 como resultas de lo cual tendríamos una amenaza de penas de prisión de hasta diez años, y/o multa de hasta u$s 250.000.

El original de la acusación del fiscal lo pueden ver en este PDF.

Pero los hechos más interesantes, esos de los que hablamos al principio, no son objeto de lo que hay que probar en el juicio.

Las posibilidades son estas dos:

A. El dinero venía como aporte venezolano para la campaña o para un soborno. Lo primero es altamente improbable. En cualquier caso, llama la atención, sería cuanto menos raro. Dos días después vendría un avión venezolano lleno de valijas diplomáticas que la Aduana no revisaría, entonces no se entiende por qué harían el cash delivery en un vuelo que corría riesgos de ser revisado. Salvo que esa fuera plata que corriera entre gente de PDVSA y Uberti sin conocimiento de sus respectivos superiores.

B. Teoría conspirativa: el dinero se lo dio la CIA a Antonini precisamente para que fuera interceptado en la Aduana de Ezeiza y el decomiso de la valija desatara un escándalo perjudicial para Chávez –y que, de rebote, le pega al gobierno argentino- instalando la sensación de que lo que pasó fue lo que contamos en la hipótesis A. Esto resulta un poco raro también, no se entiende cómo podría prestarse a esto Antonini corriendo serio riesgo de ser detenido en Argentina.

Pero, nótese esto: cualquiera de estas dos alternativas sería consistente con la posterior actuación en Miami de los “agentes” de Venezuela que contactaron a Antonini. Un paralelo sería así: A y B discuten sobre la propiedad de una cosa. Luego de eso, A amenaza a B, y va a juicio. Que por esa amenaza lo condenemos, o lo absolvamos, a A, nada nos va a decir sobre de quién era la cosa.

Además, merced al sistema de juicio por jurados, al cabo de este juicio –que cuesta cientos de miles de dólares, mas el regalito a Antonini del status de testigo protegido- no va a haber una sentencia fundada en la que se detalle si se dieron o no por probadas esas circunstancias que podrían haber precedido al hecho. Solamente va a haber un veredicto, “culpable” o “inocente”, y nada se va a esclarecer sobre la valija en cuestión.

Bien vale que tengamos en cuenta esto cuando se postulan las supuestas bondades del juicio por jurados clásico, que a nosotros nos ha parecido siempre nefasto.

En cuanto al resultado: son 12 jurados, es un juicio federal, para condenar a los imputados tienen que tener un veredicto unánime. Mi sensación a ese respecto es que, con el cúmulo de pruebas que coleccionó el FBI –durante los contactos que tuvo con los venezolanos en Miami, Antonini actuaba como agente y grababa las conversaciones- la base del hecho está más o menos probada.

Si fuera un juicio juzgado por jueces, uno tendría un pálpito más certero (=van presos), acá todo depende de la impresión personal que pueda causarles a los jurados Antonini y qué tan eficaces sean los abogados de la defensa en defenestrarlo. Mi sensación: Antonini no es trigo limpio así que no les va a costar mucho. No puedo dar un pronóstico, pero cualquiera sea el resultado, esto no va a echar luz –ni un poquito- sobre nada que nos interese, después de que ríos de tinta y horas de radio y ts y eviados especiales han trabajado el tema sin explicar, creo yo, data básica como ésta.

20 Comments on “Irrelevancia del juicio de la valija, sede Miami”

  1. Obvio Ana. Además Esto debería ser la única opción si fuéramos un país con un mínimo de dignidad. Antonini esta en USA como testigo. Para la CC (por ejemplo) Antonini trajo dinero para la campaña política del FPV, de Venezuela y dicen “seguimos de cerca al juicio en Miami”. En lugar de esto deberían exigir que Antonini sea extraditado de inmediato para que sea jusgado en argentina y despues tomar parte en ese juicio. (Ademas de hacer la denuncia en la justicia electoral -o donde corresponda, supongo que es ahí)

  2. Ahora una pregunta que me surgió mirando “La Valija por un Sueño” en TN: Si efectivamente el juicio que se le sigue a los venezolanos en Miami es por espionaje, ya que a esa altura el QUÉ iban a preguntar calculo es irrelevante, y Antonini allí es victima (junto con el Estado de EEUU, supongo),Qué hace este tipo diciendo si entró a la Casa Rosada, si estuvo con De Vido, si la valija era de él o de Uberti?
    Digo: si como vos decis todo esto último es irrelevante para la causa de allá, ya que lo único que habría que probar es si hubo espionaje o no, por qué a aca llegan las “declaraciones de Antonini” y todas son sobre las explicaciones que tendría que dar en la justicia argentina.
    Gracias por aclararme la duda.

  3. Ana C., no tratándose de un problema de lesa humanidad, los únicos que pueden juzgar el tema de fondo son Venezuela o Argentina. Ahora, en virtud del acuerdo de Antonini con el FBI, el testigo clave de todo el asunto nunca va a ser extraditado a esos países con lo que la investigación se complica más que mucho.

    Una de mis preocupaciones es que algún juez se apoye en el hecho de que Antonini no está para lavarse las manos y no avanzar más sobre el asunto.

    Esto aparte, una investigación de este tipo puede no llegar nunca a probar el delito en cuestión, pero puede anidar investigaciones derivadas que tengan repercusión y posible impacto político (mirando a Uberti y alrededor de él).

    Tengamos en cuenta esto: con el Código en la mano, Yabrán NUNCA hubiera sido condenado por el asesinato de Cabezas si hubiera tenido paciencia, era casi imposible de probar que él lo instigó, salvo por confesión de Ríos –algo que no iba a pasar. Ahora, vaya si la sola investigación contra Yabrán tuvo efectos.

    Una cosita +.

    Aunque después me pareció que encajaba más acá, escribí este post para saberderecho.

    Por eso hablaba de que “estamos en contra” del juicio por jurados, lo cual remitía a varias polémicas que hubo en el blog mío hace tiempo.

    La Constitución de 1853/60 manda a instituir el juicio por jurados cosa que el Congreso nunca hizo y que cada tanto se reflota como gran solución a los problemas de la justicia –incluso hubo un proyecto de CFK que perdió estado parlamentario el año pasado. La cuestión es compleja y no podemos resumir la discusión acá, hay gente muy respetable que está a favor, pero uno de los problemas del modelo norteamericano (ojo, hay otros modelos distintos de juicio por jurados) es que no hay una sentencia “fundada” donde el que juzga cuente en detalle qué ha pasado, que se dio por probado y qué no, por qué se desestimaron los argumentos de la defensa, etc.

    Sólo hay un veredicto, y después una fijación de pena.

    Hay más “devolución” en Bailando por un Sueño, en High School Musical la selección, en Talento Argentino, que en un juicio por jurados.

    Imaginen casos trascendentales, sin ir más lejos el Juicio a las Juntas Militares. Esa sentencia, con todo lo que implica, es un documento histórico imprescindible, y no tiene como juicio de verdad Estatal, y todo lo simbólico de ello, ningún punto de comparación con lo que hubiera sido una opinión de doce tipos que no se sabe por qué decidieron lo que decidieron.

  4. Gustavo,
    Me parece mucho más interesante la discusión del juicio por jurados. Acá en Córdoba se instauró para “delitos aberrantes” con lo cuál se puede presuponer el resultado: siempre es culpable (en Córdoba el tribunal es mixto y los jueces deben fundar el fallo, cosa que a veces es casi imposible).
    Sin embargo la otra vez leí un argumento que me parecía interesante, y es que el juicio por jurados “democratiza” el sistema judicial, le devuelve la potestad al pueblo de discutir que es justo y que no. Yo creo que lo mejor para esto sería que los jueces fueron electos democráticamente y con un período de tiempo más que integrar los jurados, pero me parece un tema no menor el de pensar de que manera democratizar el único Poder en el que el pueblo no tiene ninguna injerencia.
    Saludos!

  5. Yo lo que no entiendo es como Antonini pudo contar con la venia del gobierno venezolano siendo que antes opero en el intento del golpe a Chavez , o se aalguien totalmente antichavista y golpista tal cual relato Jaime Bayly luego seguramente copmo espai yankee se infiltra con funcionarios de PDVSA y Enarsa , parece que poco impotrta en el sistema capoitalista haber sido golpista siempre que alguien quiera hacer negocios

  6. Me parece interesante la inquietud de Martín M. Datos que en principio serían irrelevantes a lo perseguido en juicio y que involucran a personas ajenas y sobretodo a estados extranjeros. No me cierra por ningún lado.

  7. Bueno, ya se que muchos hubieran querido que Antonini venga acá a negarse a declarar antes de que abra la boca en Miami.(evidentye en b-k por ejemplo)
    Ahora seguramente se les va el apuro.
    De todos modos sería interesante ver si se puede avanzar con uberti y los Uscategui mientras tanto.
    Pero de hecho esclarecer un hecho así con testigos tan poco fiables debe ser muy dificil, hasta cuand confiesan, poreso el FBI hizo las grabaciones.
    me habría encantado escuchar las grabaciones de las 10 llamadas que hizo Uberti a Olivos esa noche.

  8. En el comentario de Gustavo A. se deliza un error que también se encuentra en la mayoría de las crónicas sobre el escandalo de la valija y que consiste en tratar a Antonini como “testigo clave” necesario para desentrañar todo el episodio.

    La realidad es que Antonini es reclamado por la justicia argentina como sospechoso de haber comitido un delito en nuestro territorio y si es extraditado por los EEUU va a ser invitado a prestar declaración indagatoria y no testimonial.

    En tal caso, Antonini puede negarse a declarar o incluso mentir. Por eso, es irrelevante la presencia de Antonini en nuestro país para esclarecer el “caso de la valija” y todo el mensaje del gobierno reclamando al “prófugo” solo esconde el manejo espurio que está haciendo la justicia argentina en la investigación del caso.

  9. Es verdad. Antonini no es aquí testigo ni “víctima”, como aparece allá: sería imputado. Pero su no comparecencia aquí no es finalmente irrelevante: se hace complicado avanzar en un proceso donde no tenés la posibilidad de citar al protagonista central del hecho: no hay juicios en ausencia. Igual, algo se puede hacer -por ejemplo, en la AMIA se juzgó la “conexión local” sin encontrar a los supuetos autores-.

  10. Ok, pero supongamos que venga Antonini y diga que la valija se la dió Indiana Jones. Que hacemos? Paramos el juicio? El gobierno se queja de que miente en Miami pero supone que va a venir acá a decir la verdad.

    Además no deberían citar también al presidente de PDVSA y su hijo?
    Donde están? En Venezuela? O también los tiene Uncle Sam?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *