Segundos afuera

Una aclaración que proviene del intenso intercambio entre los editores de este blog durante estos días. Lo interesante de escribir en un blog es la posibilidad de decir “no sé”.  No sabemos bien por qué pasa lo que pasa. Del recorte de informaciones que se ven acá o allá, del cruce de mensajes en los discursos no se llega a entender lo que ocurre en el fondo. Sumado a todo aquello de lo que uno no tiene ni idea. Porque ¿qué es “Cerro Dragón”? ¿Dónde queda? Tenemos apenas un puñado de interpretaciones y sensaciones. El chiste está en “equivocarnos” y en “pegarla” mientras ocurren los acontecimientos. Junto con otros muchos. Como ya pasó tantas veces en este blog. 

Hoy sale doble post, acá va.

———————-

Escribió Mendieta:

 

Lo que aprendí.

Con años de militancia. Muchos años.

Con haber pasado por más de un partido, que es, como decía un viejo, nada más ni nada menos que una herramienta. Varios partidos.

Perdiendo, perdiendo, perdiendo, ganando, perdiendo, ganando. Muchas veces.

Cambiando. Una vez, dos, miles. Porque el que no cambia pierde, gana o empata, pero se estanca. Y porque hay veces que hay que cambiar para seguir siendo el mismo.

Lo que aprendí aprendiendo:

Que sigo sin saber qué es el peronismo. Pero tampoco sé cómo y por qué aprendí a caminar. Y camino.

Que soy peronista.

Que los peronistas somos bravos. Y entonces no tememos a la traición si el fin de la traición lo amerita. Y por eso festejamos el Día de la Lealtad.

Que los peronistas somos cambiantes. Esto es: no somos lineales, ni dogmáticos, ni compramos recetas envasadas sin fecha de vencimiento. Darwinianos, de un modo raro, nos adaptamos. Mutamos. Sobrevivimos. Y por eso Perón intentó, con las 20 verdades, vanamente, ordenarnos.

Que los peronistas somos demasiado humanos. Y entonces no tememos ese costado que aterroriza a los que no dudan: las contradicciones, las idas y vueltas, el reflujo.

Que los peronistas, de un modo extraño, no somos hipócritas. Y entonces hoy nos juntamos, mañana nos peleamos, pasado mañana nos volvemos a juntar. Y entonces somos tolerantes y comprensivos con los que hoy, por ejemplo, se juntan en una plaza con los que ayer y antes de ayer los acusaban de las peores cosas a esos que ayer estaban con nosotros.  Sí, te la pongo fácil camarada: nos parece bien que te juntes hoy con Moyano en la Plaza. Te estás peronizando, camarada, y nos parece bien. Y te lo recordaremos cuando mañana nos juntemos con alguno que hoy va a la Plaza y nos acuses de cambiantes. Te lo vamos a recordar. Así como elegiremos olvidar que hoy algunos compañeros fueron a la plaza con vos, camarada.

Que los peronistas, de un modo extraño, somos muy tolerantes entre nosotros. Por eso antes gustábamos mucho de cagarnos a trompadas. Pero aprendimos.

Que los peronistas creemos mucho en la conducción, que no es lo mismo que las personas que conducen. La conducción es una cualidad permanente, los conductores deben revalidarse a diario. Entonces, como somos tolerantes, hoy no pedimos explicaciones, mañana tampoco, pasado sí.

Que entre los peronistas hay de todo. Mártires, asesinos, ángeles, santos y demonios. Hijos de mil putas. Cobardes. Valientes. Negros. Rubios. Pobres. Ricos. Pero que el peronismo es un colectivo que está, que debe estar, por encima de nuestras pobres individualidades. Por eso lo único que legitima un accionar peronista es la búsqueda del bienestar del pueblo –ese perpetua incerteza-, y todo lo que se haga contra él no es peronista aunque lo haga un peronista.

Que los peronistas somos incomprensibles, aprendí.

Nada más. Qué cagada.

——————————————-

Escribió Nicolás Tereschuk (Escriba):

Una forma que me parece fructífera para hacer un análisis político es pararse en un lugar ficticio en el que, a priori, no existen las conspiraciones.

Me parece que esto ayuda a ver mejor el horizonte y delinear posibles escenarios futuros. No porque las conspiraciones no existan. Sino porque ¿cómo diferenciar en el mar de la política lo que es una conspiración de aquello que no lo es?

¿No “conspiramos” con el delarruismo (con el de-la-rru-is-mo) para ganarle al PJ que salía del menemismo? ¿No “hicimos” traer a un senador correntino en un avión patagónico para votar una ley contra el Gobierno? La política es así. Todos mueven sus fichas. Y cada uno va juntando lo que puede como puede. Y moviéndolas cuando le parece que es hora.

¿Y entonces qué significa la marcha de Moyano a Plaza de Mayo? Varias cosas:

  • El final de una sociedad que fue fructífera entre el kirchnerismo y Moyano.
  • Un final de una sociedad que no sabemos por qué se da. Porque la movilización de Moyano de hoy difícilmente pueda pensarse que es por la alícuota de un impuesto. Y porque la presidenta Cristina Kirchner  dice una serie de cosas muy importantes pero de las que no se llega a ver con claridad por qué se llega a este punto de ruptura con un aliado del kirchnerismo. Lo mismo ocurre con lo que dice Moyano, ahora que habla tanto en tantos lugares. No se entiende. Siempre parece haber “algo más de lo que se dice”.
  • Si este es, como parece, un juego de suma cero, los dos principales actores de esta tensión política perderán algo en el camino.
  • El discurso de gremios como SMATA o la UOM -a quienes resultaría improbable aplicarles un ‘peronómetro- en cuanto a la necesidad de cuidar la situación ante un escenario económico complejo, un escenario internacional incierto, tiene el tono, la métrica probable del discurso de un secretario general de la CGT en el actual contexto. Es innegable entonces que el hecho de que se haya llegado a un punto en el que quien sí es secretario general de la CGT considera que el único camino que le queda por delante es “hacer cualquiera”, como es la marcha a Plaza de Mayo, no es “bueno” para nadie. Podrá ser lo que la Presidenta y Moyano consideran que necesitan en este momento de disputa; pero “bueno”, no es.
  • Porque si al menos una parte de la política es producir la alquimia que permite que los “extraños” se conviertan en “propios”, acá hay algo que se pierde. Si una parte de la política es lograr que la CGT apoye el matrimonio igualitario y la política de Derechos Humanos, que el intendente de Florencio Varela se interese por la situación de la democracia paraguaya o que el secretario general de la central obrera firme la pauta salarial de referencia que le conviene al Gobierno entonces algo se va con todo esto.
  • ¿Tenían otra posibilidad que no fuera ir al choque final los actores en cuestión? No lo sabemos. Si hubiera algunos “diputados sindicales” más ¿cuál sería la diferencia? ¿Cristina tendría más cerca a Moyano o Moyano tendría más poder de fuego ahora en el Congreso? Tampoco es eso. Acá hay algo más, propio de la terra incognita en la que se ha convertido la política argentina en el tercer mandato kirchnerista, sin camino de reelección pautado.
  • La presidenta Cristina Kirchner ratifica a quien lo quiera escuchar su vocación de poder y de mantenerse en el poder sin negociar con otros actores los tiempos ni las estrategias de esa vocación.
  • Lo hace con solvencia y hasta con facilidad a la hora de imponer medidas y estrategias a los empresarios. La pregunta vuelve a ser si un sindicalismo debilitado, uno que tiene una capacidad innata de causarle escozor a los sectores que critican al Gobierno por sus aciertos y no por sus errores,  no se convertirá en una baja demasiado relevante en las filas de la Casa Rosada.
Las preguntas se van a ir resolviendo a partir de estas horas porque, lo que queda claro, es que sobre esta situación, al menos, las cartas parecen echadas.

Foto.

Artepolítica : El usuario Artepolítica es la firma común de los que hacemos este blog colectivo.

108 Comentarios a “Segundos afuera”

  1. No soy un experto en economía, pero me permito cortar y pegar una nota que apareció aquí:
    http://rolandoastarita.wordpress.com/2012/06/27/ck-un-discurso-reaccionario/
    Qué se yo, capaz a alguno le sirve para empezar un debate:

    “CK, un discurso reaccionario

    En el día de ayer la presidenta Cristina Kirchner atacó duramente el reclamo de eliminar el impuesto a las ganancias a los asalariados. Su argumento central fue que el impuesto a las ganancias afecta a una minoría, el 19% de un total de 9 millones de trabajadores. Agregó que aquellos que reclaman contra este impuesto adoptan posturas egoístas, típicas de los liberales (Abal Medina acotó que pelear contra este impuesto “es oligarquía, no es peronismo”). CK también dijo que el impuesto debía mantenerse para defender las cuentas públicas. No mencionó siquiera las asignaciones familiares, que es otro de los reclamos centrales. En síntesis, la idea central que se transmite es que los trabajadores que más ganan deben ser solidarios con los que menos ganan. CK también sostuvo que en Europa están asombrados porque en Argentina los aumentos salariales son superiores al 20%; y atribuyó la muerte de varios gendarmes en un accidente de tránsito a la lucha de los trabajadores.

    Como no podía ser de otra manera, el discurso de CK ya ha sido objeto de varias y fundadas críticas. En primer lugar, porque está reconociendo que el 81% de los asalariados recibe menos de 5500 pesos por mes, que es el mínimo (para solteros) que no es afectado por ganancias. Para aquellos que viven en el exterior, digamos que se trata de poco más de 1220 dólares mensuales (si tomamos en cuenta el tipo de cambio oficial), y el nivel de precios en Argentina es similar al que existe en EEUU. Este salario es considerado entonces “de privilegio” por los K partidarios y el gobierno. En segundo lugar, se ha señalado que CK pasa por alto que se está produciendo un “ajuste” de salarios, por vía de la inflación. Como indica Ismael Bermúdez, en Clarín, desde 2007 la inflación fue del 147% y el gobierno aumentó el mínimo no imponible en apenas el 72%. Así, se rebanó una parte de los aumentos salariales conseguidos (según el cálculo de Bermúdez, el aumento salarial real desde 2007 habría sido de solo el 4,8%). Lo peor es que cada vez son más los trabajadores afectados por esta medida. Hoy, con un ingreso de 10.000 pesos mensuales, “ganancias” se lleva un aguinaldo completo. Pero además, es de mala fe hablar solo del aumento nominal de los salarios, y no mencionar la inflación. Si un gremio cierra un aumento salarial por el 21%, y la inflación es del 25%, habrá experimentado una caída del salario real del 4%. Esto es elemental, y cualquiera lo sabe. En cuanto a vincular las muertes provocadas por un accidente de tránsito con las luchas salariales, es simple incoherencia mental de la presidenta. Pero es funcional a su intento de meter miedo en la gente, para que no vaya a la movilización, y degradar las acciones sindicales.

    Todo esto se ha dicho ya, aunque no está de más repetirlo. Sin embargo, hay otro aspecto que quisiera señalar, que tiene que ver con el contenido ideológico del mensaje de CK. Se refiere a su pedido de que los trabajadores que reciben mayores ingresos sean “solidarios” y renuncien a pelear contra la caída de sus salarios (vía ganancias). Pues bien, se trata de un discurso reaccionario, y por donde se lo mire.

    Empecemos diciendo que es un hecho que históricamente en el capitalismo hubo diferencias salariales, y por eso el movimiento obrero ha luchado para que los que más ganan no bajen sus salarios, y de ser posible, los aumenten. Y para que los que menos ganan, aumenten los suyos. Toda la historia de las luchas de clases, en el mundo y en este país, estuvo recorrida por este propósito. Muchos e importantes combates de la clase obrera fueron protagonizados por trabajadores relativamente bien pagados, pero recibieron el apoyo del conjunto del movimiento. Es que todo avance de un sector de la clase obrera frente al capital debe ser leído entonces como un paso que mejora las condiciones para pelear del resto. Para no irnos más lejos, recordemos que las grandes luchas del SMATA de Córdoba en los fines de los 1960 y los 1970 fueron protagonizadas por trabajadores que recibían uno de los salarios más altos del país. Y esas luchas abrieron senderos por los que pudo luego mejorar la posición del conjunto de la clase obrera frente al capital. Decir que los mecánicos no debían luchar para ser solidarios con los trabajadores de menos salarios, es un argumento que solo se puede explicar por el empeño en defender los intereses de la clase dominante. De la misma manera, entre los gremios que más se movilizaron en 1975, con el Rodrigazo, estaban de los mecánicos, y también los metalúrgicos, que ganaban relativamente bien. De nuevo, alguien podría haber dicho que estaban defendiendo “privilegios”. Pero lo cierto es que el Rodrigazo fue el intento más importante de frenar la ofensiva que ya estaba lanzando el capital y el estado contra el trabajo, como respuesta a la crisis que se había iniciado a mediados de los 70.

    En fin, con el argumento que está esgrimiendo el gobierno K y sus defensores, habría que plantear que ningún trabajador con un salario superior al mínimo debería movilizarse “para ser solidario con sus compañeros de menores salarios”. Por supuesto, no hay manera de defender este discurso desde posturas “progresistas” o de “izquierda”. ¿A quién se le ocurre que plantear que un sector de los trabajadores debe renunciar a una parte de su salario para elevar el de otro sector de la clase trabajadora? La lucha del trabajo debe centrarse en arrancar una mayor parte del valor producido, que hoy el capital se apropia bajo la forma de plusvalía. Por otra parte, sostener que debido a la crisis los trabajadores deben resignar posiciones, es llamarlos a someterse a los dictados del capital. La “receta” típica del capital, y del estado, frente a las crisis es desvalorizar la fuerza de trabajo para sostener la valorización del capital. Por eso la clase obrera históricamente opuso resistencia, y defiende sus posiciones. La pelea por aumento de salarios (es lo que está implicado en la disputa por ganancias y por las asignaciones familiares), haya o no haya crisis, es una pelea por la redistribución del valor agregado. Un valor que ha sido generado por el trabajo asalariado, y del cual la clase capitalista, y los funcionarios del capital, se apropian gratuitamente.

    Con esto en vista, los socialistas planteamos que los trabajadores no deben redistribuir ingresos al interior de la misma clase (de los que tiene mayores salarios a los que menos tienen), sino obligar a una redistribución del ingreso entre el capital y el trabajo. El planteo de los K-defensores, y del Gobierno, apunta a dividir a la clase obrera, y provocar enfrentamientos en su seno. Los “marxistas” que ocupan altos cargos, o los “izquierdistas” (PC, ex PC y similares) que se alinean con este discurso, cumplen así un rol bien definido. Desde este enfoque, no se cuestiona la división del ingreso entre el capital y el trabajo, sino la división en el seno del trabajo (al pasar, ¿no se asombran en Europa cuando se muestran los índices de distribución del ingreso en Argentina, y en América Latina?).

    La posición de los marxistas entonces es la opuesta. Apoyamos toda lucha que arranque algo del botín apropiado por los explotadores. Es en este respecto que he planteado la necesidad de incorporar a los reclamos el combate contra el trabajo en negro y precarizado. Aclaremos que debería abarcar el reclamo de acabar con los contratos basura que se hacen desde el mismo Estado, o grandes empresas, y que formalmente pasan por “blanqueados”. Un trabajador que firma, año tras año, un contrato “de locación de servicios”, sin recibir aguinaldo ni paga por vacaciones, y que está obligado a aportar como “autónomo” (aunque esté bajo relación de dependencia asalariada) está, en los hechos, precarizado. Pero claro, de esto no dijo palabra CK, tan preocupada por “egoísmos” y “desigualdades”.

    Por todo esto, es necesario unificar, levantando los intereses más generales del trabajo contra el capital. Y agregamos que en tanto exista el trabajo asalariado habrá explotación. Por eso, no solo cuestionamos el reparto de la torta, sino también ponemos el acento en quién hizo la torta. La torta (esto es, el valor agregado que se divide en salarios y beneficios) fue generada por el trabajo, pero una parte es apropiada graciosamente por los dueños de los medios de producción. Decir que es “neoliberal” luchar por el salario es propio del discurso que busca disimular este fundamento último sobre el que se levanta la civilización burguesa: la explotación del hombre por el hombre”.

    [responder]

  2. no diria que se trata de un discurso reaccionario,pero si burgues o de centro.Como corresponde al peronismo,que desde su origen sirvio para correr a las propuestas socialistas,y reemplazarlas.Y los socialistas no pudieron y o no supieron lograr raigambre popular.
    Impuesto a la ganancia,por naturaleza,corresponde al capital y no al salario,pero¿estan Uds convencidos de que el Sr.H.M.es de izquierda,o de que defiende con pureza el interes de los traajadores?

    [responder]

    desocupado

    Ojo que yo no soy trosko. Lo puse para movilizar el debate. Saludos!

    [responder]

    Qué vendría a significar “por naturaleza”, tratándose de un impuesto? (si te referís a lo que es “normal”, lo normal es en efecto que el impuesto a las ganancias los paguen también los trabajadores y no sólo los capitalistas). Tal vez sea una cuestión semántica: debería llamarse “impuesto a los ingresos” (que es, por ej, la traducción literal de “income tax” en inglés… y no se cómo se dice en otros idiomas).

    Coincido en tu caracterización del discurso como, básicamente, peronista. El que espere otra cosa de un peronista, bue… que espere sentado. El peronismo no es un movimiento anticapitalista. En cierta manera, se podría decir que es una versión criolla de la social democracia (en cuanto a propiciar un “pacto social” entre clases mediado por el Estado, una fuerte presencia estatal en el manejo económico y una solidaridad inter-generacional e inter-clasista, digamos).

    En fin, la cuestión del impuesto a las ganancias me parece desproporcionada. Con la importante reforma impositiva que nos debemos, discutir ese impuesto en particular es una necedad. Que se actualicen los mínimos y las escalas? Sí, perfecto. Que se elimine un impuesto progresivo cuando todavía tenemos el IVA y la renta financiera sin gravar? Para nada.

    [responder]

    No creo que la discusión planteada en el texto que sube Rodrigo se pueda reducir a un reclamo por el impuesto a las ganancias. Es un texto interesante, mucho más que la mayoría de los textos que leo de partidos “de izquierda” (lo pongo entre comillas porque cada vez sé menos qué significa ser de izquierda).
    A mi modo de ver, el texto hace pie en algo que difícilmente se le haya pasado por alto a la mayoría de los partidarios del gobierno que, como yo, esperan una real profundización del camino iniciado en 2003: el concepto “privilegiados” aplicado a un colectivo de una heterogeneidad en la que entra desde un laburante que gana cinco lucas hasta un empresario que tiene cien palos.
    A mi juicio, desde las elecciones para acá, todas las referencias en los discursos de Cristina a la clase obrera han sido, como mínimo, desafortunadas. Eso no le impidió al gobierno seguir dando pasos realmente revolucionarios (estatización de la mayoría del paquete accionario de YPF, impulso de varias leyes de avanzada, concretadas y mucho más); sin embargo, hay algo ahí que pica (a mí, al menos y a unos cuantos con los que tertuliamos).
    Hubo palos para petroleros, empleados de subte, controladores, docentes, ahora todos los que ganan más de cinco lucas (sólo personalizo en casos que me acuerdo puntulamente)… todo eso en el marco de un gesto inicial de gobierno (acababa de ganar con el 54% de los votos) de negarse a dar por fin cumplimiento al mandato constitucional de participación obrera en las ganancias de las empresas (¿Es posible imaginar un escenario más favorable para impulsar esa medida?) que a algunos nos pegó debajo del cinturón, en tanto olió y huele a definición ideológica más que a aceptación de una coyuntura desfavorable (¿Qué mote les cabe, quiero decir, a los empresarios y sus ganancias, si los laburantes son “privilegiados”?).
    Creo que el texto que trae Rodrigo es bueno, porque señala un sitio incómodo (para nosotros, los peronistas y obsecuentes cristinistas).
    Creo que defendemos mejor este proceso (a mi juicio, revolucionario) empezando a detenernos un poco más en estos lugares incómodos.
    Saludos.

    Si, perdón, en realidad no leí el texto en toda su extensión, le estaba contestando más bien a Isabel. Igual vos mismo decís que a pesar de la retórica equivocada, el gobierno tomó algunas medidas favorables para la clase obrera. Esta retórica está claramente inserta en el marco de la disputa Moyano-CFK, por lo tanto vale preguntarse cuánto hay en ella de definición ideológica y cuánto de pelea política coyuntural. De cualquier manera, creo que un distanciamiento entre el gobierno y la CGT no es particularmente favorable para nadie. A menos que sirva para darle más peso a la CTA y para la reactivación del sistema de ferrocarriles! (una puede soñar…)

    Silenoz

    Disculpas por la intromisión,
    ale bresler:
    Tus preguntas veo que nos las hacemos muchos, pero vos fijate que las referencias obreras que citás (te faltan un par que no tienen relación con los “cumpas” pero los meto igual: aborto, ley de entidades financieras):
    En todos el estado tiene una injerencia directa y los aprietes fueron después de algún hecho, evidentemente nos falta una parte de la película. No te olvides que hay plata del gobierno ahí y lo de la sintonía fina. Convengamos también que los muchachos algunas conductas tienen que corregir y algo que no le damos importancia pero Cristina no quiere que le paren sin antes agotar todas las instancias de negociación.
    Tu planteo es inquietante por lo menos para los que pensamos que Cristina debe ir por más, pero a mi entender creo que el tema económico pesa y mucho, quizás hoy tengamos una mayor conciencia de esto, pero para mi quienes están “arriba” la vieron venir mucho antes. Bajo este marco tenés que propiciar que los ñatos no empiecen con los despidos, entonces la base de reclamos hay que moderarlas. Yo creo, y espero, que la estrategia sea sostener lo conseguido hasta que la crisis pare y después seguir profundizando. No te podés pelear con todos por que ir por menos inclusive de lo que cita el texto, ya es suficiente como para que te limen los de siempre. Fomentar al consumo interno es uno de los objetivos de este gobierno y hay que sostenerlo todo lo que se pueda hasta tanto se aclare el panorama.

    Cuando, hace ya una pila de años, el General explicó que “la política es el arte de lo posible”, todos mis amigos de izquierda me cayeron encima diciendo “¿Viste? Te dijimos que era un reaccionario”.

    Silenoz:
    estoy de acuerdo en todo. Mi planteo es inquietante para mí; eso no me impide sostener este proyecto con el cuerpo. Lo digo más abajo pero viene bien acá: el peronismo no es ninguna incógnita; es política en bruto, duda hecha movimiento y revolución. Yo me quejo, pero no cacareo.

    Político:
    Perón dijo que la política era el arte de lo posible pero actuó imposibilidades. Néstor y Cristina también. Lo posible no es sólo lo que se puede, sino lo que se puede hacer que se pueda. Pedir más es una obligación militante; hay que saltar el charco de la lógica 678, al menos para adentro.

    De acuerdo, ale. Lo mío era para los Bonelli que te corren por izquierda.

    La respuesta a todas sus dudas esta en el discurso de cristina del otro dia:

    “Estoy hablando de los que tienen la suerte de tener trabajo, obra social y jubilación asegurada, PAMI, etcétera. ¿Cómo se reparte? Los peronistas siempre dijimos el fifthy – fifthy, que queríamos llegar al 50 por ciento el capital y 50 por ciento el trabajo, estamos llegando al 50 por ciento en el trabajo, el problema empieza ahora en cómo se distribuye ese 50 por ciento dentro de la propia masa de los trabajadores.
    Uno diría bueno, van a ganar más los que tengan mayores capacidades, los que hayan estudiado más, los que sean más necesarios, ganarán más los médicos de hospitales, los investigadores del CONICET, los profesores de las universidades. No, lamento informarles que no es así. Muchas veces los salarios se obtienen por la capacidad de presión, esto es cuánto puedo amenazar y perjudicar a la sociedad para obtener un determinado salario”

    La presidenta entiende (y yo acuerdo totalmente con ella, es algo que ya he planteado aca mismo en artepolitica) que hay una distribucion desigual entre lo que ganan los trabajadores. Es decir, que hay muchos ganando mucho mas que lo que les correspondeia ganar de acuerdo a la naturaleza de su trabajo, mientras hay otros que ganan mucho menos de lo que deberian ganar. Y que eso se debe a lo desnaturalizado de la relacion laboral, donde el salario no tiene absolutamente nada que ver con las caracteristicas, requisitos, importancia, capacitación necesaria, riesgo, del trabajo, sino simplemente con el impacto economico y social de un paro de esa actividad. Y llegando al fifty-fifty, y en el contexto internacional actual, es hora de empezar a discutir que ese esquema no va mas, por injusto.
    Dos ejemplo bien claros: cuanto gana un camionero versus cuanto gana un docente.
    Cuanto gana un venderdor de tarjetas de subte, con media jornada laboral, y que se da el lujo de reclamar por la “tendinitis”, versus cuanto gana un empleado de call center, que labura jornada completa y más, se queda sordo y se caga de hambre, para similar nivel de especialización (o mayor, porque algunos necesitan saber ingles).

    E$s decir, llegando al fifty-fifty, el reclamo sobre aumentar la participacion del trabajo en en reparto esta saturando, y lo que hay que encarar es las inequidades entre distintos trabajadores.

    Ustedes llamenle reaccionario, yo le llamo simple justicia distributiva. La distribucion vale para todos, y si hay privilegiados entre los empresarios a los que hay que sacarles mas, y son privilegiados porque logran ingresos mucho mayores que los que les correspondería solamente por su trabajo (como los sojeros, que ganan mucho por el precio internacional inflado, no porque laburen mucho mas que hace 10 años), lo mismo vale para los trabajadores que ganan mucho mas que lo que corresponderia al tipo de trabajo que hacen, solo porque dada su rama, tienen mayor “poder de extorsion social”.

    La verdad, Leandro, es que no veo la respuesta a lo que planteo en el párrafo que transcribís. Más bien es una respuesta a lo que vos planteás retroactivamente.

    Las referencias a la clase obrera en los últimos discursos me sigue pareciendo desafortunada, lo siento. No sé que significa “capacidad de extorsión”, en tanto es una frase demasiado general y aplicable a tantas situaciones que sería conveniente puntualizarla, porque cualquier medida de fuerza se puede transformar en “extorsión”. Yo, honestamente, erradicaría esa palabra de un discurso peronista, qué querés que te diga; aunque sea por una cuestión estética. Por otra parte, me alegra que tengas la posibilidad de determinar qué salario le corresponde a cada tarea “por naturaleza”; yo no tengo esa capacidad. De hecho, hasta ahora pensaba que el salario era una determinación social, no natural. Podría aprovechar, en mi revisión, para determinar si “por naturaleza” es razonable que un tipo tenga cinco palos en un banco mientras otro cartonea. No me importa cómo los consiguió: lo que sobra en un lado falta en otro. Lamentablemente para mí, también creo que la riqueza es una determinación social.

    El primer peronismo produjo un sujeto político. Lo creó. No había nada y el peronismo inventó un sujeto. Es sencillo: lo que espero es que este proceso se dirija hacia allí. Creo que es posible, pero todavía no sucedió. Confío en mi conductora, pero cuando hablamos de “lo que falta” (otra vaguedad que es necesario empezar a llenar) yo pienso en eso. La AUH es un paso; no alcanza. Hace falta más. Todo lo que se ha hecho son pasos. No alcanzan. Es, repito, sencillo. “Ir por más” tiene que tener significado concreto, si no es una muletilla vacía.

    El plan de viviendas que se lanzó es muy bueno, lo celebro; me pregunto, de todos modos, si un cartonero, o un peón rural esclavizado pueden comprarse una casa gracias a ese plan (o gracias a cualquiera). Soy peronista y prefiero que el gobierno les regale casas a los que no se las pueden comprar; o que haga que sea posible eso que te digo: que un cartonero se compre una casa y un peón rural pase a ser un trabajador (no un esclavo)… y se compre una casa. El año que viene, o dentro de diez, o dentro de cincuenta años. pero el horizonte es ese. Y si esto es todo lo que puede hacer el fifty-fifty, entonces revisemos el fifty-fifty y todo lo que haya que revisar. Me resulta difícil creer que los ricos se hayan vuelto tan pobres o estén tan ahorcados por la presión tributaria que sólo quede pedirle a un tipo que gana cinco lucas que reparta lo que tiene. Por ahí tenés razón y no hay otra; yo no lo creo. Y si no se lo pido a este gobierno, ¿a quién se lo voy a pedir? ¿A Binner? ¿A Macri? ¿A Ricardito?

    Saludos

    Responde exactamente a tu inquietud que transcribo:
    “el concepto “privilegiados” aplicado a un colectivo de una heterogeneidad en la que entra desde un laburante que gana cinco lucas hasta un empresario que tiene cien palos.”.

    Vos consideras que un tipo que gana 5 lucas no es un privilegiado. Dejemos de lado que para pagar ganancias hay que ganar casi 6 lucas, y que encima hasta las 9 lucas lo que se paga de ganancias practicamente menos que lo que pagas de cable (o sea, que tu interpretacion de a quien se le dijo privilegiado esta bastante deformada, digamos), y supongamos que si, que es al tipo de 5 lucas al que Cristina llama privilegiado.

    Ahora, si ves que otros tipos, con equivalente formacion, equivalente riesgo, equivalente importancia, en fin, con equivalente trabajo, por hacer lo mismo gana 3 lucas, entonces si que es un privilegiado, ganando un 80% mas, solamente justificado porque su actividad tiene intrinsecamente “mayor poder de extorsion”.
    Y si ves que hay otro, que en trabajo nuevamente equivalente, gana menos todavia porque esta en negro asi que ni siquiera lo cubre el salario mínimo, y ni obra social tiene, ves que es un recontra privilegiado.
    Y si ves que ese privilegiado encima te pretende parar al pais porque pretende poner su egoista reclamito por 100 pesitos que le gobran de ganancias, por encima del interes del conjunto, pretendiendo restar una masa de dinero que se usa (via subsidios, via ANSES que recibe una parte importante del impuesto a las ganancias), precisamente, para hacerle la vida mas facil tanto a el mismo como a los trabajadores equivalente pero que no tienen la suerte de ser privilegiados, ves que la presidenta TIENE TODA LA RAZON DEL MUNDO EN TODOS LOS PLANTEOS QUE LES HIZO.
    Mas aún, si ves el contexto internacional donde todos ajustan y aca se suben arriba de 20% los salarios, y encima se quejan por pelotudeces los PRIVILEGIADOS,
    más razón todavia la asiste.

    Te lo dice un privilegiado que paga ganancias.

    Me olvide de explicar lo de la “capacidad de extorsion”.
    Fijate los ejemplos que di de trabajos con desequilibros salariales, donde se evidencia que el salario no se corresponde al trabajo realizado.
    Por ejemplo, fijate el caso de comparar los que venden pasajes de subte con los empleados de call centers.

    Ambas son actividades similares de atencion al publico. En ambas usan computadoras o máquinas similares. En ambas hay una atencion al publico. Ambas requieren niveles equivalentes de formacion, aunque algunas ramas de call center requieran por ejemplo saber ingles, cosa innecesaria. Ambas son bastante insalubres. En ambas hay denuncias de afectacion a la salud de los empleados por la tarea (los de subte por la tendinitis, los call centers por la sordera). Prácticamente son equivalentes.

    Que hace entonces que los empleados de subte tengan 3 o hasta 4 veces mas altos salarios que los de call centers?
    Simple: el “poder de extorsion” que se deriva del impacto social de un paro.
    Hacen paro los del subte, dos millones de personas se quedan sin poder llegar a trabajar.
    Hacen paro los de call center, todos festejamos que hoy no nos rompieron las pelotas con propagandas de personal.
    Eso, es un desequilibrio altamente injusto, generado por la “capacidad de extorsión social” que poseen algunos gremios y otros no.

    Evidentemente, Leandro, no podemos tener una discusión, en tanto partimos de axiomas diferentes. Llamar “privilegiado” a un tipo que gana cinco o diez lucas roza, a mi juicio, el ridículo. A vos te parece razonable.

    Empezás calificando mi definición como deformada y terminás diciendo que efectivamente son “privilegiados” todos los argentinos comprendidos en el arco cinco (¿Nueve? ta bien) lucas por mes / 100 millones. Repito: me parece un arco demasiado grande. Vos pensás que el laburante que al fin (y gracias en gran parte a las políticas implementadas por este gobierno) gana un sueldo digno y en blanco tiene que agradecer. Yo creo que no. Sigo pensando que los que tienen que agradecer son los patrones (soy peronista, no puedo pensar otra cosa). Los laburante tienen que organizarse y pedir lo que les corresponde, que para vos está definido en algún sitio del topos hyperouranos y para mí debe definirse por medio de eso que vos llamás extorsiones y yo huelgas o medidas de fuerza o luchas obreras.

    Tu lógica no me convence (la mía a vos tampoco; parto de la premisa de que no vamos a acordar… no es grave). Como hay gente que está muy mal, los que están bien han alcanzado la gloria. No lo veo así. Creo que hay gente que está muy mal, gente que está regular, gente que está bien y seguí en progresión hasta llegar a los que ya no necesitan más, porque casi todo lo que tienen les sobra. Bien: a estos últimos llamo privilegiados. Y de ahí para abajo, como dije, en progresión. Honestamente no veo que ya se haya llegado al límite en las exigencias a los privilegiados (a los que yo llamo así). Es más, creo que estamos bastante lejos. Lo que digo, entonces, es que al menos digamos que es un proceso lento el que lleva a ese límite, pero no transformemos a un laburante en un magnate.

    Tu ejemplo de los empleados de Subte no me parece feliz, al menos como lo presentás. Mi opinión es que sus salarios obedecen en parte al tipo de tareas que realizan, pero la mejor explicación para el éxito de sus demandas es que se han organizado muy bien. Unidos y organizados. Te pregunto con seriedad; ¿realmente creés que los empleados de Call Center no tienen capacidad de daño? Que se organicen y después veamos. Los camioneros sin organización sindical no harían ni cosquillas. Me parece infantil tu análisis, perdoname. Unidos y organizados. Empecemos por ahí.

    Tener esta discusión sobre el impuesto al las ganancias (llamémoslo “a los altos ingresos”, porque un salario no es ganancia) no tiene sentido si todo se va a plantear en términos de “sí” o “no”. Yo creía que no debía cobrarse. Cambié de opinión en base a las muchas cosas que escuché al respecto en estos meses. De todos modos, está planteado de manera tal que genera enormes inequidades (un tipo que paga dos lucas y media de alquiler no descuenta ese alquiler del impuesto; el que paga un crédito de seis lucas por un departamento mucho mejor, sí; eso entre otras cosas). Pero el punto de partida sigue siendo un problema: aun con un alto ingreso, el concepto de “privilegio” es oscuro. Yo lo sigo reservando para otros casos. Hay reclamos sindicales en esta dirección que son muy razonables y vienen de años. No se les presta atención y me parece un error.

    Termino. Vélez fue un acto peronista. La plaza del miércoles también. El movimiento ha hecho un folclore de la traición, de Cipriano Reyes para acá. El problema es cuando empezamos a creernos ese folclore. Entonces Moyano es un traidor y un laburante es un privilegiado. Yo no entro ahí, lo siento.

    Ale, YO MISMO soy uno de esos que gana entre 5 y 10 lucas. Y yo mismo me considero un privilegiado.

    sobre todo cuando reviso papeles viejos y veo mis recibos de sueldo como docente universitario en el año 2002 (primer cargo rentado que consegui luego de 4 años dando clases ad honorem) y veo la astronomica cifra de $65 a los que ascendia mi salario.

    Hoy pago ganancias, y BIENVENIDO SEA! con mi sueldo de menos de 10 lucas me alcanza para estar en el PRIMER DECIL DE INGRESOS DE ESTE PAIS. Si pertenecer al primer decil de ingresos de tu pais, perteneciendo encima al pais que tiene el salario promedio mas alto de latinoamerica, no es ser privilegiado, no se a que puede llamarse privilegiado.

    Repito: pertenecer al conjunto del 10% de personas que mas ingresos reciben en este pais es ser PRIVILEGIADO.

    Tal vez vos pretendas guardar el termino para aplicarselo exclusivamente al 1% de tope de gama mas ricos que la mierda, y si, esos son estratosfericamente privilegiados. Pero yo, pasando en 2002 de ganar $65 a 2012 dentro del 10% MAS RICO DEL PAIS seria un hipocrita desagradecido si no me considerada privilegiado.

    Y finalmente me parece ridiculo objetar un impuesto por cuestiones semanticas. Le llamas “impuesto a las ganancias” y lo objetas porque “el salario no es ganancia”. Gran argumento. Ya mismo proyecto de ley para cambiarle el nombre a “impuesto a los ingresos sin importar su procedencia”, y se acaba el reclamo.

    Es un impuesto a los ingresos, y es lo mas progresivo que hay. Como ya dije, un tipo que tiene ingresos de 9 lucas para arriba, en este pais, esta en el primer decil de ingresos, sin importar si viene de un kiosco, de un laburo en relacion de dependencia, de una profesion como autonomo, o como carajo sea. Negarse a que personas del primer decil de ingreso paguen impuestos a los ingresos, es lo mas reaccionario y pro oligarca y antipueblo que existe. No es de peronista, no es de nadie que se pretenda llamar popular. Justicia Social pide el peronismo, y eso implica que el que mas ingresos tiene, mas paga, sin importar de que fuente sean esos ingresos. El primer decil de ingresos debe SI O SI pagar el impuesto y sin chistar, como corresponde. Como lo hago yo que soy un privilegiado del primer decil, y a diferencia de muchos otros, muy agradecido a la organizacion y al estado que hicieron posible que yo llegue a tener el PRIVILEGIO de pagar ganancias.

    Leandro;

    te pido que me leas bien, antes de contestarme. Expresamente digo que no objeto el impuesto (es más: digo que lo objetaba y ya no lo objeto), sino sus inequidades. Es importante. Creo que un salario no es ganancia y me parece bueno separar los conceptos, de todos modos; las cuestiones semánticas son relevantes. El mundo es una cuestión semántica, figurate.

    respecto de lo demás… ya dije: no nos vamos a poner de acuerdo.

    Saludos

  3. Interesante.
    Pero, una opinion:

    Hay que aflojar con la mistificacion del peronismo.

    Ya hasta suena ridículo.

    Que el peronismo es incomprensible que esto y aquello y que los academicos no lo pueden entender y no se que saraza mas.

    El Peronismo un partido politico, un movimiento como miles hay en el mundo, cada uno con sus particularidades y su historia.
    Como el PRI, como los democratas y republicanos etc etc.

    No hay NADA de que maravillarse.

    Es un partido mas, da la casualidad que hoy por hoy es el unico que cuenta a nivel nacion.

    Saludos.

    [responder]

  4. con respecto a lo que escribe sinceramente Mendieta,la incoherencia del peronismo que llamo adaptacion camaleonica es reconocible a lo largo del tiempo.Sin embargo,me parece que no es del todo cierto,porque una linea ideologica persiste,y es la de defender al laburante y lo nacional(salvo el menemismo).En tal caso es su virtud y su defecto(siguiendo a Mendieta)su capacidad de cambio y “comprension”de los que cambian,porque lo muestra como un movimiento exclusivamente politico,sin una filosofia ni etica definidas,ambivalente,inmaduro.

    [responder]

  5. Excelente la idea de publicar dos post en uno. Excelentes los dos textos. Ayudan a representar del modo más exacto posible lo complejo de la situación. Me quedo en particular con esta frase de Mendieta:
    “Que los peronistas somos bravos. Y entonces no tememos a la traición si el fin de la traición lo amerita. Y por eso festejamos el Día de la Lealtad.”

    [responder]

  6. Para mí el peronismo como tal no existe. Con mucha tolerancia podríiiia hablarse de “los peronismos” en todo caso. Pero no de una palabra que designe algo definido. En un juego de naipes, equivaldría al comodín.

    Y me arriesgo más: Ni existe ni existió como unidad conceptual. Hay una escena de “No habrá ni penas ni olvido” en la que el piloto (Ulises Dumont) es fusilado por uno de la Triple A, y ambos al grito de “¡Viva Perón, carajo!”.

    A mi entender es, reitero, un término comodín que le permite al sedicente “peronista” estar hoy a la izquierda, mañana a la derecha, pasado arriba, luego abajo y todo sin despeinarse. Pero en el poder, siempre.

    Por éso soy kirchnerista.

    [responder]

    Lo que decis suena razonable.

    Y te lleva un problema entonces.

    Porque el kirchnerismo nace del PJ pero a la vez parece que lo rechaza. Miralo a Scioli, mil muestra de obediencia dio y lo siguen jodiendo.

    Se me hace que el resto del PJ debe estar resentido.

    Slds

    [responder]

    El rechazo (probablemente mutuo) surge frente a una FORMA de peronismo que atrasa 60 años, que se quedó con la liturgia pero no con los contenidos. La CGT probablemente sea el epítome de esa forma de “peronismo”, una gerontocracia fosilizada que todavía piensa en términos de “tercios” (la rama femenina, la rama sindical y no sé qué otra rama), y exige presencia en las listas como si nada hubiera pasado desde entonces.

    NK no tuvo más remedio que comprarla “as is”. Con el 22% de los votos, no daba para enfrentar ni al sindicato de maestros pasteleros. Con el 54%, es otro cantar: Los socios se eligen, no se imponen. Y éso se plasmó en las listas de octubre: 3 bancas, si te gustan bien, sinó…

    Lo de Scioli, por otra parte, se trata de una MALA ADMINISTRACIÓN, simplemente. Que gasta lo que no tiene, ni se ocupa de recaudar por su cuenta. Firma cualquier fruta, y luego, cuando comprueba que 2+2 no es 5, viene a pasar la gorra en lo de Cristina. En el 2011 (ANTES de las elecciones) la Nación le refinanció a las provincias las deudas por dos años adicionales. Pero si no corrige la falla, va al patacón derecho. Podría haber hecho un revalúo de campos al 100% de su valor real, pero para no “crispar” a la gauchocracia, lo hizo a menor valor. Claro, después la guita no le alcanza. La Nación ya le lleva girado en todo concepto, incluyendo coparticipación, un 133% del propio presupuesto bonaerense. Bueno, macho, ponete las pilas y enderezá la chata. Después no te quejes que desde la Rosada te manejen a control remoto si no corregís los agujeros que tenés. Vos solito estás poniendo los huevos en la morsa.

    y pero como no van a reclamar lugares en las listas si eran aliados y uno de los principales sostenes del gobierno?

    o acaso no jugo la cgt un rol importante bancando al kirchnerismo?

    Eduardo

    Houston tenemos un problema….

    La Rioja, CFK 70%, Menem 1º con el 40%.

    Malvinas Argentinas; CFK y DS 60%, Jesús Cataldo Cariglino el 55%.

    Es necesario recordar Córdoba, Santa Fe o la CABA?; donde más de un ultraK vivió un mes de diarrea hasta las PASO; que fueron de facto una Interna del Peronismo.

    Baja dos cambios, y podemos departir amablemente; no sea que Belén de la UOM termine como el candidato de CFK a la CGT.

    Void: no es algo dado que los sindicalistas tengan que obtener puestos políticos, específicamente legislativos. Son sindicalistas, no políticos.

    Void: Más abajo Abel lo expresa mejor que yo: “La Presidente parece evaluar que Moyano exige cada vez más cosas para seguir siendo aliado, y que cada prebenda/conquista concedida sólo sirve hasta la próxima exigencia. Es posible que sienta que, en ese camino, se vaciaría lentamente su poder y/o la obligaría a concesiones que sí cree imprudentes.”

    Ése tipo de relación, que no es de aliados sino de rehenes, es la que se rompió.

    Manolo: Entiendo que hasta la Larga Marcha debería incluirse como un capítulo especial del peronismo, según tu óptica. Otros vemos “algo más”, por más “cherry picking” de datos que hagas.

  7. Estimados: me gusta que este post empiece con un “no se”. Hace unos dias vengo madurando algunas ideas que me inquietan mucho. Me animaria a decirles que el paro de hoy y Moyano es irrelevante, y es una pulseada que gana Cristina. Pero mas alla de eso, lo que mas me preocupa es que creo que hay un cambio en la situacion internacional y que se va a resentir en los proyectos latinoamericanos de gobiernos autonomos. Hace 10 años, Estados Unidos estaba con toda su atencion en Oriente Medio. Todo lo que lo distrajera de esa cuestion era irrelevante para ellos y lo unico que querian era no tener quilombos en america latina. Con muy poco, podian tener aliados en AL. En ese contexto renegociamos la deuda externa y volteamos al ALCA. Era un mal menor para EEUU. Hoy no. Creo que la situacion cambio. Oriente medio ya no es un problema, garantizaron el flujo de petroleo y ahora pueden dedicarse a ordenar el pequeño desbarajuste que se les armo en AL. Ya metieron una cuña en Paraguay. No importa si el golpe lo generaron ellos o simplemente les conviene y lo apoyan. Lo importante es que tienen la cuña. Chile siempre estuvo apartado de los procesos de integracion en AL. Y Bolivia? esperemos que no pase nada.
    Y nosotros: analicemos nuestra situacion.
    En EEUU esta rearmandose un loby alrededor de los fondos buitres. Tomaron medidas puntuales y no muy dañinas para Argentina pero que tienen un mensaje claro: dejense de joder.
    España… bueno …. hundido como aliado en algo.
    Inglaterra? nunca fue un aliado ni socio comercial en los ultimos años. Amo a Cristina por el reclamo de Malvinas y por decirles en la cara: “hagan un plebiscito en Irak o Afganistan”… pero fue una tremenda pelotudez decirlo. Ahi. No se si nosotros nos bancariamos que nos enrostren algunas de nuestras propias hipocresias en la cara, como lo hacemos nosotros con ellos.
    Que queda en el mundo: China. Con ellos estamos bien. Parecen no meterse en nuestras cuestiones internas. En ese sentido, parecen ser menos imperialistas. Pero, tampoco son pelotudos ni filantropos. Y a la hora de poner la guita, van a tener los mismos pruritos que cualquier multinacional americana.
    Tambien nos queda Brasil de amigos. Por ahora, la amistad politica esta por encima de las diferencias comerciales. A diferencia de EEUU, con quien nuestros profundos lazos comerciales no se ven reflejados en amistad politica. Braden o Peron.

    Me parece que tenemos que tomar nota de esto. No digo que nos entreguemos a un posibilismo estupido y genuflexo. Digo que no hay tanto espacio para hacerse el guapo. Con que las terceras lineas de EEUU se pongan las pilas para ponernos en caja, les alcanza. Y lo estan empezando a hacer. Nuestra politica domestica tampoco es un lecho de rosas. Ni siquiera tenemos la sucesion asegurada. Por lo menos lo tenemos a Budu, en lugar de Cobos. Algo menos en que preocuparse.

    [responder]

    Me parece excelente todo tu comentario, Gregorio. Desde mi punto de vista das en el clavo. Difiero en tu pesimismo con respecto a como enfrentar la prepotencia y la hipocresia de los paises poderosos. Y tambien creo que quizas no ves del todo la potencialidad de la alianza sudamericana (seamos cuantos seamos, tres u ocho paises, pero: siempre que incluya a Brasil).

    Nuestro matrimonio tiene que ser con Brasil, xq un poco nos necesita. Y luego con el resto de la region que quiera jugar el juego de la autonomia, que siempre, seas persona o nacion, es un juego bravo.

    [responder]

    No se si soy pesimista o no, pero mas que nada estoy preocupado, porque esta es una oportunidad historica.
    De acuerdo con el matrimonio con Brasil, pero poner todas las fichas ahi demuestra nuestra fragilidad. ¿De que sirve hacerse el guapo con repsol si no tenemos la tecnologia ni la guita para sacar ese puto petroleo que esta en la roca? hasta para hacer un subte necesitamos traer una tunelera de Canada o de la concha de la lora. ¿Porque no fabricamos tuneleras? ¿Acaso no pudimos hacer Atucha 2 con ingenieros argentinos? ¿porque no ponemos los 2.000 millones de dolares que tiramos en Aerolineas argentinas para sacar petroleo de Neuquen? ¿porque no avanzamos en serio en reemplazar en reemplazar parcialmente el petroleo por biocombustible? Estas son las cosas reales que hay detras de la autonomia nacional, y no la gilada de ir a decirle a Cameron que es un pirata. Y me parece que nos estamos quedando en detalles, y estamos enroscados en estas pelotudeces, como Moyano y el impuesto a las ganancias.

    El juego en la region es una apuesta a futuro. Solo eso. Como se dice: la integracion es posible si cada pais es fuerte, y no alreves.
    Creo que tenemos que ser mas inteligentes, a nivel internacional, hay que hacerse los reverendos pelotudos y tratar de construir nuestra verdadera autonomia calladitos y silbando bajito, como hacen los brasileros, que nos mandan a nosotros al frente.

    Somos poligamicos, nada de poner todas las fichas en Brasil. Al contrario, necesitamos de Chile, Bolivia, etc, para poder contrabalancearlo. Pero los jefes son ellos, es irrealista no aceptarlo.

    Y si, es cierto: los brasucas nos usan de carne de cañon, pero ¿tenemos opcion? A ellos no se animan ya a putearlos, asi que nos dan a nosotros. Hay que bancarsela.

    No nos van a dejar hacernos los pelotudos, xq estamos peleando por mucha guita. Cameron aviso con todas las letras el otro dia en el pre G20, mejor acostumbrarse.

    Y lo que decis que hay que hacer esta perfecto. Hacia alla vamos, se aprende un poco cada mes, incluso a no caer en distracciones.

  8. Entiendo lo de Moyano como parte de la pelea por la sucesión, si bien el kirchnerismo domina, hay fecha de vencimiento en 2015, y el peronismo de derecha u ortodoxo o como le quieran llamar empieza a aglutinarse y a separarse del oficialismo, sabiendo que ya hay un candidato bendecido por el establishment como Scioli y otros del mismo palo como Urtubey y De la Sota que van a pugnar.
    Moyano sabe que su alianza con el gobierno está rota, tal vez hasta haya un encono personal, seguramente perderá su jefatura en la CGT,por lo tanto, va a mover sus fichas hacia lugares donde ideologicamente se siente más cómodo, lejos de los “zurdos” y de los “maricones” de la cámpora.

    [responder]

    Te recuerdo que la que tiene fecha de vencimiento es Cristina, no el Kirchnerismo. Pequeño detalle.

    [responder]

    Si pero el kirchnerismo es el inquilino y el peronismo el propietario y si el peronismo decide alquilar a otro no hay garantia que valga.

    Ex-inquilino.

    Por esas cosas del foro, parece que le estoy respondiendo a Eduardo, pero mi respuesta es para Camargen, específicamente, a esto del “peronismo = propietario”, “kirchnerismo = inquilino”.

    Me parece una visión demasiado esencialista del asunto: el peronismo es “propietario” en la medida en que su base social de apoyo le dé para eso. Quién es el inquilino y quién el propietario depende de una cuestión de hegemonía, pero no sólo al interior del partido, sino de la sociedad entera. (Y aclaro que omito el problema de la dificultad de definir “kirchnerismo” y “peronismo”.)

    Me parece que es acertado lo del kirchnerismo como ex-inquilino, como dice Eduardo, a juzgar por el hecho de que Cristina gana en 2011 sin que nadie le imponga nombres en las listas, ni siquiera la estructura tradicional (por así decir) del peronismo.

    Depardieu: A éso me refería exactamente con lo de “ex-inquilino”: al hecho de disponer de tropa propia y no prestada o alquilada como hasta ahora.

    Y a su vez, a mi entender, es la gran diferencia entre ser una más de las cabezas de la hidra, y un movimiento nuevo, con gran parte de sus cuadros principales en el sub-40.

    Aciertos y cagadas, ahora sí nos corresponden.

  9. Juro que hago el esfuerzo en intentar entender a Libres del Sur y a Barrios de píe, pero no puedo. Lo que dice Mendieta es un aliciente. Tengo varios amigos que laburan a sol y sombra, que los valoro como militantes, que intentan explicarme -por suerte la amistad ayuda a bajar los decibeles de varias conversaciones y, sobre todo, saber que vamos para el mismo lado- sus cambios de camiseta cual tuiti Carrario, pero no hay caso, che, si alguien me puede dar una mano escucho.

    [responder]

  10. La economia ya no camina tan rapido como antes. Asi que hay que decidir que porcentaje del ajuste paga cada quien.

    [responder]

  11. Acá no se insulta a las Madres de Plaza de Mayo. Tenés un par de minutos para borrarlo vos o te lo saco yo. Elegí.

    [responder]

    A mi no me vas a decir lo que tengo que decir.
    Si lo consideras un insulto alla vos.

    Eliminalo si queres, no se puede esperar otra cosa de Uds
    que aceptan la libertad de expresion siempre que sea
    la expresion de Uds.

    [responder]

    flaco tenes 12 años, una violencia que ya ni vos soportas, y conexion de banda ancha (me imagino ese CV de vos).

    53 muertos, sos un pancho.

    o un muerto =P

    Abajo en la respuesta de Isabel tenes un buen ejemplo de lo que te digo y de la razon que me asiste.
    Sigan asi.

    [responder]

    Ése fue el motivo de mi exabrupto. Pero como no puedo borrárselo, bien que se lo borres vos.

    [responder]

  12. Acá hay reglas. Si no las cumplís, no estás. Así que sí: te borro yo.

    [responder]

    Y, sí.

    [responder]

    uppsss, un post en que coincido con una opinión de Mendieta, una de Escriba y ¡¡¡¡¡UNA DE REAL!!!!
    cerremos todo

    Te falta coincidir con Tapones y te dan la cucarda: comentarista del mes.

    ¿Y yo qué dije de malo?

    camargen, difícil coincidir conmigo cuando todavía no comenté nada.

    no coincido con tapones!

    menos mal. me preocuparía en ese caso.

  13. Once Tragik

    A mì no me publican (esto por supuesto que lo van a publicar) y no insulto a nadie.

    [responder]

  14. Abelardo y Nicolás.

    Hay tres miradas, entre muchas, que predominan sobre el asunto en ciernes.

    1/ Dallas el Regreso, se centra en las diferencias personales; la Historia se reduce a una Telenovela con sus intrigas para digerir la cena.

    2/ De Adam Smith a Rosa de Luxemburgo; el eterno péndulo del conflicto entre Patronal y Corporaciones laborales, que enmarca el Capitalismo como Sistema Social.

    3/ Interna Peronista, exacerbada por ser Partido Dominante, para definir las estrategias frente a la Larga Crisis de la Globalización Financiera.

    Las tres son innegables, aunque las proporciones son bastante disímiles.

    Personalmente la tercera, que es la menos obvia, me parece la más transcendente; frente al binomio prevaleciente en el Atlántico Norte, Quietismo/Espasmos como respuesta, en la Argentina se arma un batifondo que obliga a reexaminar lo sabido y/o creído.

    Si ha llegado el Fin del Mundo Conocido, no en su sentido apocalíptico; emergencia de USA, Alemania, Japón e Italia a fines del siglo XIX; Guerras Mundiales con la Gran Depresión en el Medio; fin del Patrón Oro de Nixon, Colapso del Mundo Socialista.

    Y no existen Respuestas Predeterminadas, mas allá de Trotskistas y Austriacos, el “Agite” es una muestra de Salud envidiable por los Países Serios.

    Que hubiera sido mejor “Administrarlo”, que ejercer la “Exuberancia”; desde ya que si.

    Pero, tenemos un gran problema superestructural; no existe nada, pero nada de nada, mas allá de la Galaxia peronista.

    Y la Intelligentsia, sea del Establishment, o del Reformismo realmente existente; ha caído en una inopia espantosa; que solo saben repetir conceptos como si fueran mantras religiosos.

    Comparativamente, nuestro país, o sea Estado y Pueblo; esta mucho mejor “armado” hoy que en 1989, Caracazo, Tienan Men, o colapso social, económico y político del Mundo Socialista europeo.

    No solo la apropiación de la economía soviética por las mafias; que algún día deberían explicar los discípulos de Trotsky y de Hayek; sino las bestialidades de los Balcanes.

    O el 2001, cuando a la afrenta social y económica, se sumo el insulto del colapso del Estado y su Sistema político.

    Ojo, no se trata de una apreciación subjetiva; toda la data existente de organismos insospechables de simpatías por el populismo, en cualquiera de sus versiones, y no solo P; considera que ranqueamos muy alto en Resilencia, Robusteza, Adaptabilidad y Gobernanza.

    De Davos a Failed States Index del Foreign Policy, incluyendo Moodys y S&P, que deben realizar malabares con las subjetividades, para que los datos objetivos no los dejen en ridículo.

    Resumiendo, personalmente me siento como el personaje que hacia Donald Sutherland en el Botín de los Valientes; me encanta en positivismo.

    [responder]

    Mendieta

    Dios(?) te oiga Manolo. Ja. Abrazo.

    [responder]

    Non plus ultra ???

    http://es.wikipedia.org/wiki/Columnas_de_H%C3%A9rcules

    Nada hay más allá le decian también a Cristobal Colón en aquel mundo tan católico del siglo xv que ya no era el suyo.

    Sin dudas también hoy es la nada ese más allá que angustia al conjunto total que constituyen las conciencias desventuradas esquizo-peronistas.

    Se lo dice éste que es … nadie.

    [responder]

    Manolo, usté es un recurso natural, más que un hombre!
    Gracias

    [responder]

  15. Che, hay que terminar con el analisis del peronismo que dice: el peronismo es sarasa sarasa (menos el menemiso). Guste o no el menemiso hace al peronismo y mucho: son 10 anios durante los cuales muchos lideres peronistas se inmolaron y, mas importantes, otros se hicieron (el kirchnerismo de hoy puede ser lo que es por los anios vividos, y lo aprendido, al amparo de ayer; ningun lider no-peronista opositor importante al menemiso tiene peso hoy). Pero por sobre todo hay una caracteristica compartida entre todos los peronsimos, incluido el menemiso: una fortisima intervencion estatal en la economia. No olvidemos que la convertibilidad era eso: intervenir la economia y hacerla marchar al compas de lo que marca el ejecutivo. Que no nos guste esa intervencion es otro cuestion. pasa que nos olvidamos de esto porque solemos considerar que intervencion estatal en la economia es solo posible con algo similar a lo actual o a lo que hace el PT en Brasil. En ese sentido el menemismo no era distante, como lo son capitalismos de derecha mas puros, por ejemplo los republicanos yanquis.

    [responder]

    Claro, pero precisamente entre las verdades peronistas esta que la intervencion del estado se hace en beneficio de los trabajadores, y no en su prejuicio.

    Por supuesto que en EEUU y otros capitalismos de derecha el estado interviene fuertemente en la economia, la diferencia es hacia que lado intenta inclinar la balanza. Ya lo decia yo en 1998: ojala tuvieramos un Menem que gobernara para nosotros en vez de para el establishment! y de tanto pedir parece que a veces dios te escucha.

    En fin, l oque digo es que lo que hace al peronismo ser peronismo no es las herramientas que usa (intervencion en la economia) sono con qué objetivos las usa. En ese sentido, son los objetivos de “justicia social, soberania política e independencia economica” los que definen al peronismo. Miralo a traves de ese filtro y decime si te parece que Menem fue muy peronista…

    [responder]

  16. Mendieta, ya que aceptás que los peronistas son los que dudan, los que cambian y los que se traicionan, ¿por qué no largar ese significante vacío que vos mismo aceptás que no se aferra a nada concreto, a ninguna medida de política concreta, sino simplemente a “la búsqueda del bienestar del pueblo”? Lo que mostrás ahí es una ideología moral más que concreta: Siempre el bien va a ser peronista, y en cada momento histórico, ¿quién te parece que va a ser capaz de hegemonizar la definición de lo que es ser peronista? Aquel que tenga la manija del partido. Racionalmente no es posible que bajo esa lógica identitaria la definición surja de otro modo. ¿Tanto cuesta que larguen ese sello que vos mismo reconocés que es algo vacío, sin nada específico concreto atado a sí mismo, así la política argentina se libra de roscas y de puteríos que nunca se sabe para dónde van a terminar? ¿Con quién se puede aliar mañana Moyano, con quién Cristina? No se sabe, entonces, ¿en base a qué simpatizamos esta tarde? Cuestiones anímicas y psicológicas a las que nos refieran esas figuras, no queda otra.

    [responder]

  17. Mendieta, Escriba, compañeros:
    Dos posts inteligentes, bien escritos. Pero hay algo que me hace ruido. No sé si es que interpreto mal.

    ¿Qué tiene de extraño, de difícil de comprender una lucha de poder? Puede ser imprudente – se me ocurre que es lo que piensan Uds. – hasta puede criticarse moralmente (no estoy seguro que aquí corresponda). Pero que es incomprensible… No. Toda la historia humana muestra que es lo normal.

    La Presidente parece evaluar que Moyano exige cada vez más cosas para seguir siendo aliado, y que cada prebenda/conquista concedida sólo sirve hasta la próxima exigencia. Es posible que sienta que, en ese camino, se vaciaría lentamente su poder y/o la obligaría a concesiones que sí cree imprudentes.

    Moyano parece evaluar que la Presidente está decidida a ponerle límites a su poder. Y reducir significativamente el que ya tiene. Frente a eso, como ha hecho siempre, se dispone a pelear.

    Esas dos percepciones pueden estar equivocadas. Yo no lo diría, pero puede ser. Pero no son descolgadas, seguro.

    Se puede discutir mucho más sobre la naturaleza de la contienda – Manolo Barge lo hace. O sobre las consecuencias políticas. Yo trato de hacerlo.

    Pero me queda la pregunta ¿Qué es lo que no se entiende de esta pelea?

    Abrazos

    [responder]

    Mendieta

    Por qué ahora. Por qué de este modo. Básicamente, eso.

    [responder]

    Recuerdo una pintada de los ’60 (uno es un veterano) “Si no nosotros, quiénes? Si no ahora, cuándo?”
    Otro abrazo

    Mendieta

    Buenísima. Más abrazos!

    [responder]

    Buena la pintada. Cuando los dos dicen “ahora”, es ahora. Pero bueh, ver todas esta gente en Plaza de Mayo en un acto que no es del kirchnerismo es una novedad que hay que poder explicar.
    Abrazo

    Sí, muy buena, pero no me responde esas mismas preguntas que se hace Mendieta. Algo parecido a esa frase pensé cuando Cristina, creo que en la UIA, se pronunció sobre la ley de reparto de ganancias. Pero ahora, no puedo entender el fondo, ni puedo entender cómo alguien puede ganar cuando perdemos todos. No sé, pero yo lo único que veo son errores e irresponsabilidades compartidas.

    Párrafo aparte, vomitiva y lamentable la actitud de buena parte de la militancia kirchnerista.

  18. Tras los noventa y el 2001, los trabajadores recuperan el espacio que simboliza el poder popular, al que ni Kirchner ni las patronales agrarias se animaron a convocar.
    Esto va más allá de los límites de las diputas políticas en las que se quiere enmarcar al sindicalismo peronista: es la irrupción del protagonismo de los trabajadores en lucha por la construcción de una sociedad más democrática e igualitaria.
    También es el fin del relato oficial que de modo aciago, irresponsable y frívolamente acusó al movimiento obrero de golpista.

    [responder]

  19. Es notable.

    Para un no-peronista y no-kirchnerista, y escencialmente antipersonalista como yo, la adhesión a una ideología o idea política es algo de caracter impersonal, vinculado con cuestiones mas bién abstractas como la organización teórica del estado o que sistema económico se presume redundará en mayor justicia social entre otras.

    Visto desde afuera, observo en uds. (me refiero a los nac&pop) algo así como una “voluntad de ser”, algo vinculado con “el deseo”, en donde lo compartido es el “hecho de desear” aunque haya una escasa coincidencia en el “objeto de deseo” en sí.

    Muestran al peronismo/kirchnerismo como hecho de caracter primordialmente afectivo, en el que lo intelectual es subsidiario y donde la pertenencia constituye “el valor” fundamental.

    Sin embargo a la hora de detrminar a lo que pertenecen no se ponen de acuerdo, dudan o se pelean.

    Es curioso que lo señalado me resulta mas evidente en aquellos posts mas detallados y extensos, donde mas que opiniónes pareciera que se estuvieran formulando tesis.

    Este hecho también me lo han señalado amigos extranjeros a lo largo de los años haciendome notar que en sus propios paises la relación con lo político se da por cuestiones de intereses creados o de clase primordialmente.

    Dudar de vez en cuando es bueno.

    [responder]

    La vitalidad del peronismo se debe en gran parte a esto que señalás, que a mi juicio es un tremendo elogio a una singularidad política formidable.
    Respecto de lo último, hay muchas formas de dudar; yo veo al peronismo como duda en acto, que sólo es operativa porque parece (sólo parece) dogma.
    Saludos.

    [responder]

    Silenoz

    Creo que la confusión o curiosidad es por que se lo trata de analizar como un partido tradicional, para entenderlo hay que mirarlo desde su base hay que “enbarrarse o bajar” y ahí sí las lealtades, pertenencias etc. se ven más claras y por donde pasan

    [responder]

    ¿vos sos socialista del partido socialista?

    porque es claro que si sos “socialista teórico” en el único espacio de tu mente, es más difícil alcanzar contradicciones.

    ahora, cuando tenés que gobernar en un escenario real y encarar diferencias reales, es cuando aparecen las contradicciones.

    el socialismo en argentina tiene varias de esas en el haber y no hace falta recordar niguna.

    [responder]

  20. Silenoz

    No debería de extrañar este despelote, fue Moyano y con mucho ruido, podría haber sido otro, pero en algún momento iba a aparecer. La sucesión y mientras no haya nada enfrente genera el campo propicio. Las aspiraciones de Moyano están comprometidas al no poder refrendar su mandato en las elecciones de la CGT, por eso ahora y con éste.
    Poner la casita en orden es prioridad por la crisis y para afrontarla hace falta una conducción firme y que no la jodan. Cristina tiene claro a donde va y al que no lo entienda disciplinamiento sobre todo si es “del palo”. No nos olvidemos que la continuidad K está complicada y la única que puede propiciarlo es Cristina pero no le alcanza con los ultra, sobre todo con los de afuera. Hoy tiene ¿uno menos?.
    Por otro lado, un sindicalismo debilitado, y con este gobierno, es un sindicalismo que no lee la situación socio económica actual y la posible en el mediano plazo. En el posteo hay una mayoría de sindicalistas que apoyarán lo de ganancias y todo eso pero saben (bahh supongo que sabrán) que no estamos para andar jodiendo y, de paso, que no se salgan de su lugar.

    [responder]

  21. despues del acto:se ve claro que los objetivos del Hugo fueron mostrar arrastre y sobre todo tratar de seguir en la CGT en su funcion actual,y si se puede tener mayor futuro politico.Entre sus contraducciones,observe como señala a los intelectuales como trabajadores,y a la vez los desprecia porque se creen sabios.Conciliador,esta dispuesto a colaborar,no es un destituyente,pero no legusta el modo del goberno…

    [responder]

    Seguro. Gobernar sin lastre es el modo que le disgusta.

    [responder]

  22. Creo que Cristina está tratando de llevar al país por un sistema keynesiano, y Moyano pide más y más casi que quiere tirar para el lado del socialismo. No puede no haber límite al sueldo de los trabajadores en el capitalismo, porque las cosas se desequilibran. Si no entonces pasemos al socialismo o comunismo, lo cual me parece que no está en la cabeza de Cristina ni por asomo. Yo pienso que Cristina aspira al modelo estilo país nórdico, y esos son modelos con alta carga impositiva y mucha preponderancia estatal, pero siguen siendo capitalistas, y eso significa que hay un empresario que es dueño de la empresa y se quiere llevar su ganancia, si tiene que pagar sueldos exhorbitantes o fuera de relación con respecto a la región, ¿Cuál es el incentivo para invertir?
    Moyano es un impertinente, así como lo fueron y lo son los ruralistas, al pretender forzar al gobierno a que modifique el régimen impositivo. Lo que dio a entender Cristina en el discurso el martes es “este sistema es así porque así debe ser y el que quiere cambiarlo que se presente a elecciones”.

    [responder]

    Y quien dijo que en el socialismo o el comunismo no hay limites al salario?
    Hasta en las versiones mas extremas de comunismo el salario esta prefijado por el “partido”, y hay categorias de laburo con valores fijos, y al que no le gusta a cantarle a magoya.

    La discusion aca es otra. yegando al 50%-50% como estamos, aumentar mas la participacion de los trabajadores sólo servirá para inestabilizar la economia general. Moyano lo sabe. Cristina lo sabe.
    El enfoque de cristina es “ahora redistribuyamos esa torta entre los trabajadores de forma mas justa”.
    El enfoque de moyano es “yo y mis amigos elegimos como se reparte esa torta. La parte mas linda para nosotros, despues vemos”.

    ESO es lo que se está discutiendo. Moyano defiende los PRIVILEGIOS que obtuvo su sector, y pretende ser el que decida que gremios merecen pertenecer a la élite y cuales no. Cristina quiere terminar con las élites basadas en el poder de extorsión, para pasar a un sistema mas justo donde el reparto sea meritocrático. Esos son los terminos.
    Myoano sabe que en un sistema meritocratico donde el salario este en proporción al tipo, condiciones, requiscitor, formacion, importancia, del trabajo, su gremio no encabezará (como ahora) el ranking. De ahi su resistencia.

    [responder]

    Está bien, estoy de acuerdo con lo que decís.
    La referencia al comunismo o socialismo la pongo como para mencionar un sistema donde los empleados son dueños de la empresa, o en última instancia el estado, o sea que toda la ganancia se distribuye.

    Silenoz

    Disculpen que meta en el tema pero creo Leandro que el fondo de la pelea fue otra, llevada la disputa a lo discursivo (mensajes del martes de Cristina y miércoles de Moyano) Cristina, como era de prever, lo metió a Moyano en el pantano. Y eso llevó a que hoy se lo tilde a Moyano de clasista digamos entre otros conceptos.
    Saludos

  23. Claro, el comunismo es que los sueldos de los obreros no tengan límite.
    Mamita.

    [responder]

    En el comunismo se supone que toda la ganancia se redistribuye… de cada quien según su capacidad y a cada quién según su necesidad. En ese sentido no hay límite para lo que puede ganar un asalariado, hasta el punto de que el asalariado es en parte dueño de la empresa.

    [responder]

  24. Me surgieron las siguientes palabras al respecto del post en pareja:
    La imagen que divulgó Cristina Fernández con su prolongado mensaje de ayer, en víspera del desafío político más serio del segundo mandato, permitiría desplegar muchos más interrogantes que certezas. También mayor intranquilidad que sosiego , cuando le restan aún tres años y medio de ejercicio de poder.

    Aquella imagen podría ser desdoblada en dos planos. El que incumbe a su estado personal donde las emociones , en demasiados momentos, parecieron desplazar a la racionalidad, el equilibrio y el sentido común que demanda siempre la conducción de un Gobierno. Ese desequilibrio, tal vez, ayude a explicar los recurrentes extravíos presidenciales a la hora de repasar la realidad.

    El problema mayor no radicaría sólo en los desenfoques. Sus emociones destilan enojo excesivo , resentimiento con sus ocasionales adversarios (Hugo Moyano y Daniel Scioli, por citar los símbolos de esta hora) que sus vísceras procesan como enemigos auténticos. La Presidenta tiene un viejo problema irresuelto con el rencor . Se le dibujó en el rostro cuando juró que sería incapaz de responder algún agravio.

    No es sorprendente que una mujer con ese perfil anímico haya cultivado tantas arbitrariedades, errores y autorreferencias a su desgracia personal en un mensaje que, tal vez, debió poseer otro tono y plantar otras seguridades . Entre varias, la de orientar hacia dónde pretende ir el Gobierno en este tiempo de dificultades políticas y apremios económicos.

    El otro plano tiene que ver con la política estricta y no podría escindirse de su condición emocional. Sobresale como nunca, en estas circunstancias, que el Gobierno no dispone casi de usinas políticas que no dependan, de modo excluyente, de Cristina. No hay un equipo de gestión: está ella, Carlos Zannini, el secretario Legal y Técnico, y Guillermo Moreno, el supersecretario de Comercio. Las demás son estrellas fugaces en el firmamento kirchnerista, que brillan o se opacan repentinamente según la disposición presidencial.

    El personalismo exacerbado conduce inevitablemente al encierro . Es lo que le viene sucediendo a Cristina desde que murió Néstor Kirchner. En el encierro se visualizarían con más facilidad los fantasmas, los enemigos y complotadores. Desde ese lugar hacia a una construcción autoriraria, no quedarían tantos pasos por dar.

    La Presidenta, en su afán por cruzarlo a Moyano, se enredó en palabras y afirmaciones. El líder camionero, luego del paro salvaje con el cual dejó al borde de desabastecimiento de combustibles al país, armó su protesta de hoy en base al reclamo por mejoras en las asignaciones familiares y una baja del Impuestos a las Ganancias.

    Cristina replicó que el “81% de los trabajadores registrados” en el país no paga esa carga. Eso implicaría, luego de una década de crecimiento y mejoras sociales, que el 81% de los trabajadores registrados ganaría hoy por debajo de $ 5.500, la base estimada en la escala salarial para eludir aquel impuesto.

    Esa fotografía no estaría halagando a su modelo.

    Tampoco se comprendió muy bien su esfuerzo por vincular los desmanes ocurridos en Chubut, donde un sector disidente de la UOCRA estragó el principal yacimiento petrolífero de la Argentina, con la movilización callejera de hoy. La UOCRA, por empezar, depende del dirigente Gerardo Martínez, que fue hasta no hace muchos meses su delfín para tumbar a Moyano de la conducción cegetista.

    Cristina denunció, a propósito, un clima de violencia “desde algún sector político y gremial” . Si ese supuesto clima aludió a la histórica prepotencia de Moyano para actuar, cabría recordarle que el líder camionero le prestó servicios durante ocho años a ella y al ex presidente con métodos idénticos . Incitado, incluso, por el matrimonio. Hay cantidad de empresas extorsionadas que podrían ofrecer testimonio.

    Aquella denuncia suya pareció encerrar, alguna intención de amedrentamiento. Tanto, que construyó un único relato con los incidentes en Chubut y los nueve gendarmes que murieron anteayer en un accidente de tránsito, luego de haber sido movilizados a la zona del conflicto en Cerro Dragón. Está muy bien que se haya consternado –decretó duelo nacional– por la muerte y el esfuerzo de los gendarmes. Pero, de la misma manera, podría interesarse por los policías que, casi cotidianamente, son borrados del mapa por las balas del delito. Pero de la inseguridad y de esos homicidios le desagradaría hablar.

    La base de todo ( “evidentemente no hay brujas, pero que las hay, las hay” , aseguró) sería la creencia de Cristina y de su círculo ínfimo sobre la existencia de un plan conspirativo o destituyente. Una música que empezó a sonar durante el conflicto con el campo, en el 2008, y que fue reciclada en cada momento complicado del Gobierno.

    La conspiración siempre ronda cuando al kirchnerismo o al cristinismo, en este caso, se le pretende trazar un límite. Hasta a la Corte Suprema le colgaron ese sayo mientras no se pronunció sobre aspectos controversiales de la ley de medios. Una expresión de verdadero paroxismo los envolvió en las últimas horas: hay quienes se encargaron en el universo K de ligar el paro de combustibles de Moyano y el viaje a Italia de Daniel Scioli con el juicio político grotesco que tumbó en Paraguay al presidente Fernando Lugo.

    Desopilante.

    No hay dudas de que Scioli está, definitivamente, bajo el fuego de la Presidenta. El gobernador de Buenos Aires y Moyano formarían parte del imaginado complot que, con extrema timidez, está expresando otra cosa: las tempranas tensiones en la geografía oficial por la sucesión que la Presidenta no tiene resuelta. La jugada con Amado Boudou naufragó. La reforma constitucional es una bandera de papel. Para Cristina misma –se advirtió en el acto de ayer– la continuidad se podría transformar en un calvario para su vida personal.

    La Presidenta acusó a Scioli de ser un mal administrador. Más de la mitad de las provincias tienen sus cuentas en rojo. El ultracristinista Sergio Uribarri viene pagando en Entre Ríos los sueldos en forma desdoblada. El gobernador bonaerense espera la asistencia nacional para abonar los aguinaldos. Puede que haya malas administraciones.

    Pero los crujidos que se escuchan son los del modelo económico que relata Cristina y que ejecuta Moreno.

    Esas réplicas estremecen a las provincias.

    ¿Cuándo llegará el próximo embate sobre Scioli? ¿Cuándo caerá algún brazo de la Justicia sobre Moyano? Dependerá del arbitrio presidencial. Ayer los argentinos se enteraron que las fuerzas de seguridad no brindarán servicio en la movilización de hoy. Cristina pidió que, ante cualquier incidente, la Justicia procese a ella misma.

    Ocurre cuando se confunde todo. Cuando, como definió Beatriz Sarlo, una persona fusiona su vida con el poder.

    [responder]

    si vas a citar a van del koy en clarin de ayer, cabria que lo aclares

    [responder]

    perdón che, ahí va:
    http://www.ieco.clarin.com/economia/Cristina-brujula-politica-tiempo-dificil_0_726527390.html

    la puse porque me pareció gracioso como van der koy los corrió por izquierda:
    “Cristina replicó que el “81% de los trabajadores registrados” en el país no paga esa carga. Eso implicaría, luego de una década de crecimiento y mejoras sociales, que el 81% de los trabajadores registrados ganaría hoy por debajo de $ 5.500, la base estimada en la escala salarial para eludir aquel impuesto.Esa fotografía no estaría halagando a su modelo.”

    Le faltó poner “y la justicia social, a donde está” jaja

    ¿antes de este gobierno el porcentaje de trabajadores que pagaban el impuesto era más alto? ¿?¿?

    con van de koy no podé correr por izquierda ni a macri.

    pero eso seria asumiendo que el 81% de los trabajadores es soltero sin hijos. yo no pido objetividad, por parte de ese personaje, pero no le parecio muy berreta la nota? no digo en esta interpretacion maliciosa, sino en la logica del articulo todo.

    [responder]

    tiene párrafos berretas y otros no tanto, como cualquier nota de opinión política de hoy en los grandes medios, oficiales o “independientes”. La lógica del artículo es hablar sin fuentes comprobables, pero algunos párrafos, como el que habla sobre la linda UOCRA, es la más pura verdad; en santa cruz, la uocra es la fuerza de choque oficial contra los maestros, los cagaron a trompadas más de una vez.

  25. a pesar de su emotividad(bastante femenina)el manejo del discurso siempre tiene argumentos intelectuales que todos reconocen.El discurso previo a la marcha de H.M.fue calificado como duro,pero responde al paso bastante salvaje de la huelga del viernes del sector camioneros.Scioli demuestra prudencia pero tambien limitaciones que para mi le impiden brillar lo suficiente como ser presidencial.Claro que a falta de pan…Puede haber en el gobierno una exageracion en cuanto al peligro”destituyente”,pero tambien la oposicion embiste con algun furor en las ocasiones que lo hace,tal vez por efecto de su debilidad.A los que se preocupan tanto por la inseguridad vean el eje de la campaña de los candidatos a la presidencia mexicana para este domingo.Y lo que dice B.S.,reconocida opositora,tamben puede leerse como una entrega apasionda al rol que asumio vivir doña Cris.

    [responder]

  26. Ah, si no saben que es Cerro Dragón, les cuento:

    Es el yacimiento petrolífero más grande del país, queda en Chubut, al sur del país, patagonia argentina. En 2007, Néstor Kirchner, gran estratega y pensando en las futuras generaciones, le prorrogó a la británica pan american energy la conseción hasta 2047, año de estimación en que quedará sin petróleo el yacimiento. Hoy, mientras le prepoteamos a Cameron en naciones unidas por malvinas, este se da vuelta y se ríe, porque todos los días se llevan el petróleo en barcos, simplmente presentando una declaración jurada. En pocas palabras, un saqueo a la nación.

    [responder]

    Mendieta

    Si vas a copiar y pegar una nota de otro, citala (como acabas de hacer en el comentario anterior). Salvo que seas van der kooy, claro. En cuyo caso te pediría que no seas vago y en vez de copiar lo que ya te leimos en Clarin pongas algo nuevo.

    [responder]

    uy, me agarraron!

    no entendí porque la respuesta va en este coment si te referís al primero igual ;)

    Sólo una reflexión: son varios los que se dedican esencialmente a ‘traer la palabra del Grupo a Artepolítica’.
    Nunca pude entender para qué pierden el tiempo, si Artepolítica tiene precisamente la sección ‘Lecturas’ en la que se reproducen, y están abiertas a comentarios, las principales notas de los columnistas de Clarín, La Nación, Perfil, El Cronista, etc.

    Mas alla de que no este de acuerdo con una concesion extensisima como esta, debo corregirte: Pan American, en 2007, era propiedad de los Bulgheroni, argentinos. Hoy creo que su participacion es minoritaria, pero sigue siendo esencialmente manejada por ellos.

    [responder]

    La participacion mas importante ahora es china, tengo entendido.

  27. Perdón la intromisión, pero comparto la proclividad de Mendieta a repensarnos como peronistas a raíz de la ruptura del gobierno con Moyano. En la misma línea, invito a leer la siguiente nota: http://revistarazondeestado.blogspot.com.ar/2012/06/el-prejuicio-peronista.html

    [responder]

    Silenoz

    No me queda claro el tema del prejuicio, para mi el peronómetro típico formó parte de la estrategia discursiva ante la confrontación, la forma de construir política de Moyano es, como mínimo, opinable, la intolerancia de la cúpula puede ser justificable teniendo en cuenta la forma.
    Quizás uno podría invertir los términos y pensar la ruptura de Moyano con el gobierno

    [responder]

    Respecto del peronómetro creo sinceramente que utilizarlo en una confrontación es más piantavotos que otra cosa, la sociedad está un poco cansada de la discusión entre peronistas, no le encuentra sentido y está en lo cierto. ¿Porqué proponés invertir los términos de la ruptura? ¿te parece que la leímos al revés de cómo fue?… Tenés razón en que tiene puntos poco claros el planteo, debe ser porque no me refiero a nadie en particular sino a una serie de prejuicios en general, presentados de modo caótico, que veo en el peronismo. El detonante fue la defensa acérrima de muchos a Moyano cuando para mi es poco defendible. Es simplemente una invitación a pensar nuestro propio prejuicio.

    Silenoz

    Mirá con respecto al peronómetro concuerdo, no se si es piantavotos pero definitivamente al que está afuera no le da bola.
    Invertir los términos sería pensar que el que quiso “irse” o romper fue Moyano y reconozco que he leído bastante, en blogs sobre todo, insinuando que el gobierno tuvo intención de provocar la quiebra, cuestión que tampoco me queda tan clara. Estamos de acuerdo entonces que la responsabilidad ppal. fue de Moyano pero el posteo no me dio esa impresión.
    En fin, lo del prejuicio, insisto, no lo veo, pero bueno no estoy dentro de alguna estructura con lo cual mi opinión es desde afuera, pero no la descarto.
    Saludos

  28. Mendieta explica con exactitud el peronismo, porque como dice Mario Wainfeld es al igual aquellos que nacieron en el judaísmo, quienes elegimos ser peronistas jamás vamos a poder dejar de serlo, por mas que aborrezcamos al 90% del PJ, es un hardware que condiciona tus análisis y tus actos, Mendieta es decididamente generoso aquellos que utilizan los amplios márgenes del peronismo, pero eso es sabio porque a esta altura del partido lo único indiscutible es que las ideas se discuten en la cancha contando los porotos.
    Coincido en que no queda claro porque Moyano se ubica en la vereda de enfrente y si había alguna manera racional de evitarlo, intuitivamente pienso que las fracturas del campo propio nunca pueden ser de efecto neutro por más que pegarle a Moyano hoy sea una fija que pague dos pesos.
    Este proyecto que nos identifica tiene aristas controvertidas no solo el mínimo no imponible o las cargas familiares o las dificultades del campo propio para articular con el esquema hipercerrado de gobierno, (a Rossi le pusieron a Bielsa en la interna santafesina y lo financiaron sin saber por o para que, a Taiana le explicaron que el ejemplo de lealtad era Boudu, etc., etc.)
    Peero todos tenemos claro que es el mejor después de Perón y todo el campo antipopular apuesta a su pasteurización con Scioli.
    La ventaja de ser peronista es que te impide la necedad del gorilismo de izquierda, por favor ver http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-197299-2012-06-27.html

    [responder]

  29. El tema Moyano creo debería analizarse consultando al Sr. Hendler, socio y gerente de Droguería Urbana, cuya misión mayoritaria sino exclusiva era ser proveedor de remedios oncológicos para la obra social de camioneros, Hugo Moyano necesita victimizarse para poder atribuir a su encendida defensa de los trabajadores una probable detención que sin ningún pudor atribuirá a la pertinaz persecución de CFK, persecución que dirá en ese momento se disfraza en la causa remedios truchos, no es casualidad la algarabía de la CGT por la libertad de Zanola.
    El Sr Hendler es huesped del penal de Marcos Paz desde hace nueve meses.
    Mi hermana melliza que sufría un cancer de pulmón sorprendió muchísimo a los médicos cuando tras su segundo tratamiento con quimio no reaccionó de la manera tan positiva como había sido la primera y como después lo hizo en la tercera, mi hermana falleció y tiempo después apareció el tema de la medicación oncológica trucha, a sus autores la reputa madre que los pario, que se pudran en el infierno,

    [responder]

    Lo que Ud describe, Lorenzo Donohoe, no es mas ni menos que un delito aberrante. Espero que se haga justicia. Reciba Ud mi solidaridad.

    [responder]

  30. [...] proyecto del kirchnerismo es una) se vuelve necesario volver a las preguntas. Como se dice en este post de Artepolítica, pisamos una terra [...]

  31. Hoy como ayer, desde un gobierno de signo peronista se planifica y se provoca la ruptura de la CGT con fines que no es difícil de ensayar.

    La diferencia es que Menem recién empezaba su gobierno en medio de la expectativa popular del «salariazo y la revolución productiva». Esperanza que su gestión negaba en los hechos al poner en marcha el plano neoliberal que abarcaría un década con las consecuencias por todos conocidas. Lo que pocos, en un primer momento, interpretaron como traición a la voluntad popular, el mismo Menem se encargó de ratificar cuando expresó que si decía lo que iba a hacer no lo hubiesen votado. Está visto que quienes advirtieron sobre ese fraude a la democracia quedaron en una situación minoritaria y fueron desplazados, pero consecuentes con sus convicciones y lealtades pasaron a la resistencia al menemismo.

    Hoy la división a la que asistimos es nada más que el desenlace de pronunciamientos, maniobras, gestos, que vienen de hace tiempo.
    La ruptura fue decidida de antemano: ¿dónde? ¿cuándo? No tiene que ver con el armado de las listas de la elección pasada, porque que el movimiento obrero hubiese tenido un diputado más o menos no hace al tema, en todo caso es un ingrediente más.

    Es una cuestión conceptual errónea sobre el estilo de conducción de Perón que se quiere imponer y representar en CFK como característico de su liderazgo y es que aquél se manejaba sin intermediarios, cosa que es absolutamente falsa. Y esto se ha dado a partir del inicio de la campaña electoral posterior al fallecimiento de Kirchner, constatable en discursos, publicidad, y declaraciones en los medios.

    Casi como una advertencia, antes de las PASO aquí en Artepolítica, expresé que ese estilo conducción podía andar para ganar una elección (como efectivamente sucedió) pero que no servía para gobernar, pruebas al canto. Y lleva a a la emisión de conceptos tales como que CFK interpreta mejor que nadie lo que quieren los trabajadores, o quien hace más en la defensa de los trabajadores, etc. que no tienen constatación real en términos de organización, sean sindicatos o agrupaciones sindicales, no hay construcción política propia en las filas del movimiento obrero (y esto es cuasi-ideológico).

    Esa cuestión conceptual equivocada es la que está herida de muerte, luego de la plaza del 27. Puede ser duro, pero hay que tomarlo así.

    En el antecedente de la ruptura del movimiento obrero por parte de Menem, con sus procedimientos y particularidades, también está la actuación de los sindicalistas a quienes se los quiso condenar al ostracismo. Hay una lectura y una revisión de aquellos hechos que parecen haber tomado nota los nuevos desplazados. Por eso hay una CGT que no se rompe y otra que hay que juntarla.

    [responder]

    ¿cómo constatás esto que decís de que están las pruebas “al canto” de que CFK no “interpreta” a los trabajadores y que está “herida de muerte” la idea de que los “trabajadores” “rompieron” con el gobierno?

    ¿por los 25.000 tipos que fueron a plaza de mayo?

    ¿no pensás que cuadriplicaría el gobierno ese número si se hace un apoyo de los “trbajadores” no moyaistas a la presidenta en una movilización a esa misma plaza?

    [responder]

    1) Sobre la concepción política que considero errónea:

    a) http://artepolitica.com/comunidad/cordoba-y-la-influencia-del-desarrollo-de-las-fuerzas-productivas-en-el-voto-de-la-gente/

    En mi segundo comentario:

    “…prevalece por cierto una concepción militarista de la política: el verticalismo y el disciplinamiento convertido en método.”
    (“…”) “Devenido de este concepto militarista, aparece el concepto anacrónico de construcción política, que gusta explicitar Artemio como propio del peronismo (que sí encajaba con Perón y el momento histórico de la Argentina), el del encumbramiento del líder y su relación con las masas, nada más que tomado parcialmente por cuanto prescinde de intermediarios. De ahí viene eso de quien es la propiedad de los votos, lo de “ser un puente”, etc. y en lo instrumental el armado de las listas, la campaña, etc. Esta concepción, extrapolada en el tiempo, desde luego errónea, baste observar como buena parte del electorado ha decidido su voto*, se hace imperativo desplazar, más allá del resultado electoral de octubre.”
    (*) en Capital, Santa Fe y Córdoba

    b) http://artepolitica.com/articulos/los-discursos-de-la-noche-electoral/#comment-101295

    2do párrafo:
    “Si la gestión oficial a menudo se explica forzando la comparación con el primer peronismo, decía en otro comentario que para “afirmar” el liderazgo de Cristina Fernández se adoptaba el “decisionismo” atribuido como un rasgo propio de Perón (un Perón sin intermediarios -sin sindicatos- en contrario de su historia): “el que quiera disputar los votos que se presente a elecciones”, “soy un puente tendido”, “yo ya lo tuve todo”, etc., …”

    2) El «decisionismo» (sin intermediarios), su política para con los sindicatos (intermediarios) en el terreno de los acontecimientos:

    Respecto al paro de camioneros señalé la falta de timming político para manejar la situación. Desde CFK, funcionarios, asesores hasta la prensa adicta and bloggers, todos sin excepción haciéndole el juego a lo que propagandizaba Clarín: «la escalada del conflicto» («las 72 horas de paro sí o sí», «el paro y movilización de la CGT para el viernes»), todos a coro en la «demonización» de Moyano y el movimiento obrero. Luego, la autovictimización en el discurso presidencial contra la movilización de los trabajadores al caracterizarla como «desestabilizadora» como resultado de una «conspiración» sui generis que juntaba el golpe institucional en Paraguay, los dragones, el accidente de los gendarmes y la marcha. Una versión tan carente de autenticidad que fue suprimida de la web casarosada.

    La concentración en la plaza es el rechazo a la política salarial del gobierno que reduce los ingresos de dos millones de laburantes vía el impuesto al trabajo y la quita de la asignación por hijo y del conjunto de los trabajadores por el desfasaje con la inflación. Indica también que un número importante de organizaciones sindicales se opone a la política de división de la CGT instrumentada desde el gobierno.

    Por lo tanto la plaza del 27 hace visible el conflicto entre los trabajadores y un gobierno (con un estilo de conducción política sin intermediarios) que desatiende los justos y legítimos reclamos de los trabajadores, que no recibe a la representación sindical legal y legítima y que quiere imponer en la CGT una representación complaciente con sus actuales políticas socio-económicas.

    Saludos

  32. [...] proyecto del kirchnerismo es una) se vuelve necesario volver a las preguntas. Como se dice en este post de Artepolítica, pisamos una terra incognita. Acá van [...]

Tu comentario


Si es tu primer comentario en este blog, va a ser moderado por un editor. o se aceptarán comentarios que incluyan calumnias, agravios o expresiones discriminatorias, tampoco aquellos que involucren el uso de múltiples seudónimos.