En el ring: el campo, el gobierno y falta uno

Leía la semana pasada en Artepolítica, “A esta altura, ya sabemos que no hay cumplimiento efectivo de ningún derecho si no hay protesta de los poseedores de ese derecho”.

Aquí, en esa ésta sencilla frase, una gran ventana para pensar nuestra actualidad. En plena crisis post menemista y post aliancista, la emergencia del movimiento piquetero fue la forma de dar voz a los excluidos. ¿Excluidos de qué? Del mercado laboral y, por ende –según nuestra organización social post Estado de Bienestar peronista-, de todos los derechos sociales: sin trabajo es sin vivienda, sin salud, sin educación. Sin trabajo, en la Argentina –que no es Suecia, ni Noruega- es vivir sin presente ni futuro. (¿podría ser distinto esto de que sin trabajo es sin derechos sociales? Podría y debería, sobre todo asumiendo que, aún con la notable baja de la tasa de desocupación, hay –como viene dando cátedra Artemio – un núcleo duro de pobreza estructural y de desigualdad que parece invulnerable. El combo empleos de mala calidad en negro y bajos salarios + obra pública llega hasta la puerta del infierno, no más allá).

Ya se escribió mucho y mejor sobre esta emergencia del piqueterismo en plena crisis: “Ey, acá estamos. Queremos entrar” fue la tácita consigna.

Hete aquí que la taba del piqueterismo se ha dado vuelta. La herramienta es la misma, pero el sector social que la utiliza y el objetivo de esa utilización es diametralmente opuesto: ¿de qué están excluidos los propietarios, arrendatarios, contratistas o productores del campo?

(Paréntesis: ya sé. En el campo no todos son iguales. Pero tampoco eran todos iguales los piqueteros pobres y nadie se detenía en esas nimiedades a la hora de putearlos. FAA, CRA, Coninagro, SRA: Si lo que te constituye es la “lucha unitaria” entre las organizaciones, bancate que te midamos como una unidad en términos políticos)

Vuelvo a preguntar: ¿de qué están excluidos en “el campo”? Sencillo: de asegurarse mayores ganancias, hoy recortadas por las retenciones. Repito: mayores ganancias. “Ey, acá estamos. Queremos más” es el fundamento último. ¿Está mal que quieran eso, cuando sienten lesionado su “derecho” a ganar más? En absoluto: tienen tanto derecho a ejercitar ese reclamo como el gobierno nacional a no dar marcha atrás (del todo) con su medida. Nótese que digo “del todo”, porque más allá del discurso gubernamental inflexible, varias fueron las medidas aplicadas en estos 90 días por parte del gobierno nacional aflojando acá y allá. Así como más allá del discurso “dialoguista y componedor”, los “del campo” fueron corriendo la línea de cal cada vez más.

¿Y entonces? Entonces que, Mendieta intuye, el nudo gordiano no está en Gualeguaychú sino en otro lado. Se trata, precisamente, de que el gobierno nacional deje de hacer en la práctica lo que niega rotundamente en el discurso: asumirse como la contraparte del campo. Innumerables factores de poder (los medios, la Iglesia, mi vecina de planta baja) compraron este esquema binario y claman por un “mediador” entre las partes en conflicto. Bien, ése debiera ser el rol del Gobierno para salir de este atolladero: mediar.

El problema es que, así como en una punta del ring está “el campo”, en la otra punta del ring no está parado quien debiera estar parado: los millones de compatriotas aún sumergidos en la pobreza, la miseria, el desempleo, las villas, las escuelas con pisos de barro, los centros de salud con los techos perforados, la falta de agua potable.

Voy a repetirlo hasta cansarme, es mi modo de hacer política: en vez de seguir peleando con “el campo”, humildemente le propondría al gobierno medidas concretas para con estos sectores y así “constituirlo” también como un actor político y social. Un paquete impositivo: gravar las transacciones financieras, ponerles Ganancias a los pooles de siembra, bajar o eliminar el IVA a los alimentos de la canasta básica. Un paquete social: Suba de jubilaciones, “tren para todos”, aumento de los planes sociales. Un paquete “institucional”: Consejo Nacional Agropecuario, un ámbito para dar una lucha a fondo contra el empleo en negro integrando a los gobernadores, los sindicatos y las cámaras empresariales.

Y que entonces los “sin voz” no deban salir a protestar reclamando estos derechos si no que salgan a la calle para defender su conquista.

Y ahí sí. Que suene la campana y vemos de qué lado está cada uno.

About Abe "Mendieta" Vitale

De chiquito, Mendieta no quería ser bombero ni policía. Soñaba con ser basurero. Ir colgado, como un superhéroe, del camión. Despúes se las ingenió para ser y hacer muchas cosas, todas más interesantes que lo que terminó siendo: un Licenciado en Comunicación, algunas veces como periodista, otras como funcionario público. Sus únicas certezas son su sufrimiento racinguista, la pasión por el mar y cierta terquedad militante. Todo el resto puede cambiar mañana. O pasado.

View all posts by Abe "Mendieta" Vitale →

50 Comments on “En el ring: el campo, el gobierno y falta uno”

  1. Mendieta, un cross a la mandíbula, un gancho al hígado, un gran post. «El combo empleos de mala calidad en negro y bajos salarios + obra pública llega hasta la puerta del infierno, no más allá.» Una gran verdad. Que necesita el sujeto que la trascienda. Y si ese sujeto no se organiza solo para pedir, hay que darle una manito desde el Estado para que defienda. Por eso estoy 100 x 100 con este post. Pegue, Mendieta, pegue. Que perro que pega, muerde mejor!

  2. Está claro, Mendieta. De esto solo se sale con más Política (estimo que esas medidas que señala son parte de la ‘táctica’ a adoptar de aquí en más). Hay que dejar de rivalizar con este nuevo Sujeto que, como bien señaló Hal hace un tiempo, no es el Enemigo sino un conjunto de ‘demandas democráticas’ insatisfechas , más allá de las chicanas y los exabruptos que haya evidenciado la dinámica del conflicto: después de todo, si tenés huevos suficientes para meter semejante presión tributaria bancáte las consecuencias. Me parece que ya es hora de empezar a laburar en serio para generar condiciones políticas en las que no haya espacio para la sospecha. El resto, está en nuestras manos.

  3. El problema es que, así como en una punta del ring está “el campo”, en la otra punta del ring no está parado quien debiera estar parado: los millones de compatriotas aún sumergidos en la pobreza, la miseria, el desempleo, las villas, las escuelas con pisos de barro, los centros de salud con los techos perforados, la falta de agua potable.

    El post está suponiendo que lo que hay acá es una lucha de clases. Falso. Molesta que haya una protesta social (porque es social) que sea contraria al Gobierno, nada más.

    Y en cuanto a los pobres, son los grandes perdedores del modelo económico actual. La inflación pega primero y más fuerte a los sectores de menores recursos. Si los números oficiales bajan es porque la pobreza y la indigencia se miden con los mismos precios con los que se mide el IPC. En realidad, la pobreza (según varios estudios privados independientes) supera el 30%. Si tanto preocuparan los pobres a este Gobierno, y sobre todo a sus seguidores, deberían estar pidiendo medidas antiinflacionarias.

    Quiero aclarar que no soy contrario al Gobierno. Me gustaría que le fuese lo mejor posible, porque así también le irá al país. Simplemente doy mi opinión cuando considero que las cosas se están haciendo mal.

  4. Buenísimo post Mendieta. Perfecto. El papel del Gobierno es el de mediador en este conflicto del «campo» contra la gente más pobre. Pusiste las cosas en su lugar. Gracias

  5. Son heterodoxos para recaudar y ortodoxos para gastar.
    Olvidate mendieta.
    Preguntale al cura Olmedo de la Quiaca.
    Debería darles vergüenza, 1000 niños muriendose de hambre y con la plata de las retenciones compran balas de goma.

  6. Buen día, Mendieta.
    Permiso. Un comentario a Natalio Ruiz.
    Hay que ser cuidadosos a la hora de definir el lugar que ocupan la inflación y las políticas antiinflacionarias en la matriz distributiva.
    Es cierto que la inflación golpea antes que a nadie a los sectores de más bajos ingresos. Pero es más cierto todavía que las políticas antiinflacionarias ortodoxas son contractivas, recesivas y, por ende, generadoras de desempleo. Golpean también y muy duramente a los sectores sociales más desprotegidos (e incluso los amplían). De hecho, las políticas de intervención estatal con el fin de redistribuir los ingresos son, desde la óptica ortodoxa, «inflacionarias».
    La inflación es una trampa que el capitalismo le pone a las políticas de intervención con fines redistributivos. Solamente caracterizándola de esa forma, se puede pensar en atenuar sus efectos sin alimentar la tendencia a la concentración de capital (que es, en definitiva, lo que la inflación «intenta» defender).
    En algún punto también, las retenciones son un intento por frenar la inflación «heterodoxamente». Pero sería largo de explicar en un comentario. Y no es el tema del post.
    Saludos

  7. ¿el campo evade? pongamos tanto de las retenciones a cuenta del impuesto a las ganancias. Así tienen que pagarlo si o si.
    ¿el campo negrea a sus empleados? pongamos tanto de las retenciones como pago a cuenta de leyes sociales. Así blanquean a sus empleados; caso contrario se pierden el crédito fiscal ganado al vender cereal.
    ¿redistribución del ingreso? coparticipar retenciones a provincias y municipios. Fondos de obras públicas aprovechables por esas mismas poblaciones que ahora se quejan de que ven salir la plata de las retenciones y nunca vuelve: rutas, autopistas, reactivación del ferrocarril de carga (no el tren bala), caminos rurales, obras hídricas, electrificación rural, escuelas rurales. Fondos específicos bajo administración provincial digo, no anuncio chanta.

    Ahi tiene unas formas de devolver las retenciones que obligarían al malvado productor a pagar mas impuesto, a aportarle a sus empleados, a compartir con su comunidad circundante. Y sería tan efectivo que deberían darse por satisfechos.
    Pero el Gobierno ni sueña con estas medidas que son casi cantadas y es que las retenciones NO SON para redistribuir nada.

  8. Mariano T. : las balas de goma las compró el gobierno provincial. Son los riesgos del federalismo. Imaginate lo que se compraría si las retenciones fueran coparticipables como ustedes piden.
    Igual, coincido con que es una vergüenza. Pero no son las ganancias de los empresarios agropecuarios las que van a garantizar que a esos chicos les llegue la comida, tampoco.
    Saludos

  9. mendieta, me gusto tu post, pero me queda la duda de si realmente los «marginados y excluidos» pueden considerar una conquista el hecho de que empiecen a recibir una limosna de parte del estado (que vendria de la recaudacion de los impuestos que propones). Creo que la gente en general considera conquistas a las fuentes de trabajo y a los derechos que puedan eventualmente gozar en general (libertad de expresion, de asociacion, derechos laborales, etc.). Esta idea del estado como «redistribucionista» suena un poco anacronica, aunque desde ya estoy a favor de un esquema impositivo mucho mas progresivo que el que existe en la actualidad.

  10. Ulschmidt: cómo anda? Si lo que se cobra de retenciones se deja de cobrar por otro lado (Ganancias, «cargas sociales», que así es como las llaman, «cargas»), se pierden los efectos macroeconómicos del cobro de retenciones: ajuste sobre la demanda agregada (sin enfriar consumos populares como pide la ortodoxia) y sostenimiento del tipo de cambio.

    Las retenciones no son redistributivas en sí mismas, pero tienen efectos redistributivos, como los que le acabo de mencionar.
    Para ver de qué forma vuelven al interior hay que mirar presupuestos de INTA, Senasa, Bromatología, por ejemplo, entre otras cosas. La obra pública se desarrolla mayoritariamente en el interior. El gasoil en Brasil vale 8 reales, por ejemplo. También está la refinanciación de deudas que hace el Banco Nación (no es directamente con plata de retenciones, pero sí gracias a la solvencia financiera que obtiene a favor de las condiciones macroeconómicas que le brindan liquidez) Ahora si los productores quieren que con la plata de las retenciones les arreglen el baño de su casa…

    Párrafo aparte para el Tren Bala. Los recursos financieros que se obtienen para ese proyecto no se obtienen para otro proyecto (el que presta la plata, la presta con la condición de que hagas eso). Rechazarlo es no hacer ni una cosa ni la otra.

    Saludos

  11. Estoy convencido que el conflicto con el «campo» no hubiera alcanzado la dimensión que alcanzo sin la manija interesada de los medios.
    La gente va formando sus opiniones a través de lo que los medios.
    Un ejemplo, el otro día pagina 12 saco un articulo sobre las irregularidades de las cartas de porte que maneja la FA. Hoy clarín titula un articulo «Ofensiva oficial para dejar sin plata a la Federación Agraria»
    Entonces el gobierno puede hacer muchísimas cosas, pero si ello es tergiversado por los medios nada sirve.

  12. Buenísimo. Me parece excelente la idea de que el Estado se haga cargo de los que no pueden movilizar los recursos necesarios para plantear sus demandas. Que se apropie de una cuestión latente como la pobreza estructural y la problematice social y mediáticamente. Y, entonces sí, los lugares del ring van a estar sencillamente definidos.

  13. Mendieta, lo banco a muerte. Mariano: sus argumentos me gustan. ¿Por qué no se escribe un post sobre eso, mi amigo? Mariano T., entonces discutimos el fin que tenemos que darle a las retenciones (subsidio al desempleo, no balas de goma, etc.), pero las tenemos aceptadas,¿no? Genial, quedamos así entonces.

  14. Mendieta,
    No se que espera Cristina para nombrarlo jefe de gabinete.
    Este post recupera muchas de las discusiones previas pero lo sintetiza clarito clarito.
    Pregunta con una mano en el corazón: como lo ve, usted cree que el gobierno quiere sentado en el otro banquito a quién debería estar? o tendrá miedo que se le vaya de las manos? ese es el gran interrogante que desde acá no alcanzamos a ver…

  15. Mariano: Si asignándolas como pago a cuenta de ganancias y aportes y contribuciones a la seguridad social se «pierden» las retenciones entonces era mentira que el campo fuera evasor y negrero y que no había otra forma de cobrarle (argumento que en estos días escuchamos hasta el cansancio)
    Para ver que vuelvan al interior tienen que coparticiparse, no hay otra. O – mucho más complicado – crear fondos especiales de administración compartida. Presupuesto del INTA? hoy declaro que lo subo y el año que viene lo vuelvo a lo que quiero. No, si son ley las retenciones que sea ley su redistibutiva.
    Los recursos financieros del Tren Bala que se «perderían» si se lo rechaza son un prestamo, no regalo. A la larga lo pagaremos los contribuyentes argentinos.

  16. Mariano (sin T.): si quiere ajuste sobre la demanda agregada (sin enfriar consumos populares como pide la ortodoxia), afloje con la presión sobre pequeños y medianos y aumente a los 2000 productores que concentran la mayor parte de la ganancia empresaria en el sector, a quienes el gobierno dice tener identificados. Y si quiere redistribución progresiva, modifique radicalmente el esquema de subsidios que está vigente. Todo eso es perfectamente compatible con las dos primeras sugerencias de ulschmidt.

  17. Alguien piensa en el futuro?

    Si las medidas de Moreno sirven para mantener la carne y la leche baratas hoy, pero harán que en dos años necesitemos importar carne y leche, entonces, son buenas medidas? En un país como Argentina sería vergonzoso.

    Por lo menos si el gobierno hoy en día se está mandando cagadas nacionales y populares, le van a explotar en la cara antes del 2011 y no le explotaran a otro gobierno de otro signo.

    Lo que el gobierno cedió desde el inicio de no es una prueba de buena voluntad sino una prueba del bajo nivel del gabinete nacional, el esquema original de retenciones moviles era un mamarrach.

    Lavagna dijo que el problema de Nestor es que ve los problemas uno por uno y no dentro de un todo interconectado e interrelacionado, creo que tiene razón.

    Hoy le ganan al campo, mañana ¿qué?

    Si la única finalidad de las retenciones fueran alimentos más baratos, hay mejores y más eficientes formas de conseguirlo.

  18. Ulschmidt y Hal: voy a ver si en la semana publico un post sobre esto. María Esperanza me retó (con mucha dulzura y sutileza), y tiene razón. Estoy abusando de los comentarios.
    Saludos

  19. Mendieta, su análisis es brillante, usted sabe de lo que habla. «constituir actores políticos», en definitiva, es la base de toda política pública (que quiera ser democrática, claro).Me quedo con esta parte, la de las propuestas:» gravar las transacciones financieras, ponerles Ganancias a los pooles de siembra, bajar o eliminar el IVA a los alimentos de la canasta básica. Un paquete social: Suba de jubilaciones, “tren para todos”, aumento de los planes sociales. Un paquete “institucional”: Consejo Nacional Agropecuario, un ámbito para dar una lucha a fondo contra el empleo en negro integrando a los gobernadores, los sindicatos y las cámaras empresariales».
    Ahora, le pregunto Mendieta, ¿Y por qué no lo hacen? Alguien recuerda las promesas de campaña de Néstor Kirchner? Todas aludían a algún punto de esta propuesta. Me gustaría comenzar a leer algunas posibles explicaciones sobre esto pero no a los determinismos. No vale decir : «no lo hacen porque no quieren», «porque son todos chorros», «porque el sistema capitalista internacional no se los permite» o «porque el peronismo es así».

  20. Es que las retenciones se usan, en parte, para pagar deuda. Y aparte le alivianan la tarea al BCRA, ya que tiene que emitir menos para comprar dólares, con lo cual se bajan las presiones inflacionarias provenientes de la política monetaria «laxa». Aclaro que lo estoy simplificando.

    Aprovecho, entonces, para escribir algo más: las retenciones las pagan Cargill, Nidera, Dreyfus, etc. Los productores las «sufren» (salvo los poquísimos que exportan directamente) a través del traslado a precios internos que provocan las mismas. De manera que cobrar las retenciones a cuenta de Ganancias o «cargas» sociales no es alivianar la presión sobre los productores, sino sobre el que las paga. Los productores están presos de una cadena de comercialización con la cual no quieren disputar renta. Sólo la quieren disputar contra el Estado.

    Y los recursos prestados para el Tren Bala, se prestan a tasa accesible y a plazos largos. Teniendo en cuenta que la apuesta es que el Tren Bala sea generador de divisas, podemos decir que se paga solo. No sería lo mismo un tren para todos (pero sí un tren de carga con tecnología que permita mejorar la actual infraestructura).

    Los subsidios están pensados para recortar presiones inflacionarias dirigidas contra ciertos productos de consumo básico. Hay que revisarlos continuamente, porque pueden volverse ineficientes. Pero son independientes, en ese sentido, del cobro de retenciones.
    Saludos

  21. Ya el tema se discutió en el sitio de Musgrave.
    Ponerlas a cuenta de ganancias de los productores es muy sencillo. El gobierno asigna una porción de las retenciones a ese fin, lo divide por el total de tn producidas y sale un valor en $ por tn que cada productor puede tomarse a cuenta de ganancias de cada liquidación de cereales.
    Si los productores antes evadían , no hay perjuicio fiscal, salvo por la coparticipacipn de ese anticipo. Si los productores pagaban ganancias, ahí si hay pérdida fiscal, pero es el castigo por exponer argumentos mentirosos.

  22. Mendieta:

    Bien sabe usted que estoy de acuerdo con lo que expresa en el post. Y lo felicito por la honestidad con que lo hace. Me permito agregarle apenas un comentario. El otro actor que falta en el ring es detectado por este gobierno pero cree hacerlo presente cuando las agrupaciones piqueteras “escrachan” a uno u otro actor del sector. Es doblemente malo que elija este modo, pues por un lado, lo hace jugar desde la estigmatización y por otro lo descalifica como sector de legítimo reclamo .

  23. Muy bueno el post. Igual en relación a la herramienta de protesta, a esta altura es hora de repensarla como un herrramienta más. Si bien, nace como un recurso de quienes no tienen recursos (no puede hacer paro quien no tiene trabajo),se extiende al resto de la sociedad como mecanismo valido (hasta legitimo, aunque desde ya no legal y efectivo, que en última insancia es lo que se busca) en tanto la problematización del problema deriva de la agenda mediatica. Los problemas invirtieron el camino y ahora van desde los medios a las intituciones. Cortan calles y rutas desde los piqueteros hasta los estudiantes y los vecinos de Caballito y Palermo.
    Otra cosa, ¿leyeron la columna de Aliverti en Pagina de hoy?
    A mi me parecio bastante buena.

  24. Hay un par de detalles que me quedan «picando» y no se como plantearlo para que se entienda, ud. mendieta aduce que hay dos sectores contrapuestos y que el estado es el que debe arbitrar en favor de los más débiles (al menos esa es la idea que me queda de leerlo, y es una idea con la cual es dificil no coincidir).

    Ahora bien, que es lo mejor para los más débiles? Aumentar las retenciones tiene un impacto directo? Podría tenerlo, tal vez no, pero probablemente hay muchas iniciativas anteriores que deberían ser tomadas para que en un conflicto de este tipo, «la falta de caja» sea puesta en evidencia como escollo insalvable para arbitrar en favor de los más débiles.

    Y el otro punto que plantea ud. aplicando una simplificación que reduce todo a dos dimensiones, los que tienen sus necesidades satisfechas (que son distintos pero están unificados en la mesa de enlace) y los que no (las escuelas con pisos de barro, los centros de salud con los techos perforados, la falta de agua potable dice ud.). Pero por las dudas le comento, aunque estimo que ya lo sabrá, que en medio de tierras de zona 1, en el núcleo sojero o en la cuenca lechera, va a encontrar falta de agua, de cloacas, escuelas en pésimo estado, y centros de salud que «cuando existen», tienen poco o escaso equipamiento.

    Existe un concepto que se aplica en algunas ramas de la informática, en la inteligencia artificial, pero que deviene de matemática y de la estadística, y es el de separación lineal, que se condensa en la VC Dimension, donde no siempre con una única línea se puede separar a todos los grupos, en este caso el ring no tendría 2 actores, sino muchos más, y es por eso que se necesita un estado grande para mediar, porque con muchos actores la complejidad es menor.

    Bueno pido disculpas por la libre asociación y por la extensión, muy bueno el post y los comentarios.

    saludos!

  25. Una corrección cuando escribí «grande para mediar, porque con muchos actores la complejidad es menor.» es incorrecto, es obvio que la complejidad es mucho mayor, muchísimo, y más aún las distintas interrelaciones pueden hacer que un actor esté en más de una esquina de un ring.

    saludos!

  26. Mariano, 3 preguntas off-topic:

    1)
    Explicame como el tren bala, va a ser un generador de divisas y mucho mas, lo suficiente como para «pagar» 4000 millones de USD.

    2)
    Con respecto a su frase:
    «Pero es más cierto todavía que las políticas antiinflacionarias ortodoxas son contractivas, recesivas y, por ende, generadoras de desempleo. Golpean también y muy duramente a los sectores sociales más desprotegidos (e incluso los amplían). De hecho, las políticas de intervención estatal con el fin de redistribuir los ingresos son, desde la óptica ortodoxa, “inflacionarias”.»

    Digame desde 1960 en adelante, cuando en argentina se aplico algun modelo ortodoxo antiinflacionario… Porque se habla mucho de esto, como si fuese una receta «habitual» en la Argentina, pero en la practica nunca se aplico. La pobreza y desocupacion en la Argentina nunca fue culpa de las politicas antiinflacionarias recesivas. Nunca se intento «enfriar» la economia.
    Crecer como estamos creciendo, por arriba de las posibilidad productivas del pais, ademas de no generar ningun beneficio a los trabajadores, de no impactar casi en lo mas minimo sobre la tasa de desocupacion, genera mas pobreza via inflacion.

    3) «La inflación es una trampa que el capitalismo le pone a las políticas de intervención con fines redistributivos»
    Me parece muy simplista esta afirmacion.
    En los 90 no tuvimos inflacion y hubo una pesima redistribucion del ingreso.
    En el periodo 1950-1974, tuvimos alta inflacion, con una buena redistribucion del ingreso (aunque tambien tuvimos estancamiento).

  27. Mendieta, coincido con lo que dice de los piqueteros, sin embargo yerra en su diagnóstico en lo referente al multisujetosujeto «campo». Bajo ese nombre se concibe a una gran constelación de emergentes de los noventas que conforman una nueva burguesía argentina.
    Robert Castel analiza que si la flexibilidad laboral que impuso el neoliberalismo noventista tuvo como resultado la caída de la seguridad social, leída como descolectivización de las necesidades sociales, especialmente las que dependían del empleo seguro, jubilación, obra social, salario familiar, etc., la respuesta social que dio el pueblo argentino a ese fenómeno ha estado en concordancia con el nivel social de la que se trate. De todas formas este fenómeno provocó una “desafiliación” de la cosa pública que hoy podemos ver reflejada en la fragmentación social ( incluido el campo)
    Como acertado su diagnóstico del movimiento piquetero, yerra con el otro.
    Esta «inseguridad social», como dice Castel, provocó en las clases medias la privatización de las actividades laborales, cada uno de nosotros a partir de los noventas fuimos nuestra propia empresa y nos teníamos que defender frente a los contratantes (no ante los patrones) como empresa privada, ya que sabemos que los únicos que podemos defender nuestra «seguridad social», desvirtuadas la conquistas sociales (especialmente las del peronismo de Perón), somos nosotros mismos y la propiedad privada. El estado nos había soltado la mano y estábamos a nuestro propio arbitrio. Esto incluso es válido para los que permanecieron en relación de dependencia.
    Al privatizarnos tomamos todas las mañas de la empresa privada y nos convertimos en empresa. Durante los noventas, al «campo», se lo hizo sacar la lengua afuera, y los que sobrevivieron usufructuaron de aquella malaria capitalizándola en esta bonanza.
    Pero al serles recortados los beneficios «extraordinarios», con el nuevo modelo exportador, muchos de ellos reaccionan desde la empresa privada que son, desde la mentalidad neoliberal impuesta. Esto se propaga del campo al pueblo, del pueblo a la ciudad, como un efecto de reacción en cadena. Reaccionan como en el juego del ultimátum, no tanto en base a una racionalidad sino en base a un sentimiento de ultraje al honor y a la dignidad.
    No solo se trata de guita, hay otros motivos subyacentes que no son de fácil visibilidad. Por eso creo que hay también un reclamo social, distinto al piquetero pero con origen en la misma causa que provocó aquel. Si hubiese sido un capricho de la Sociedad Rural, que le quede claro que la propuesta no hubiese sido tan masiva y popular como es.
    Un abrazo

  28. La tasa de inflación argentina es espantosa y su crecimiento es proporcional ( y NO inversamente proporcional) a la tasa de retenciones aplicadas de 2002 a esta parte. Si es por lo empírico la realidad lo muestra como un fracaso rotundo. Evidentemente ese dólar en manos del Estado causa más inflación que en manos del productor a quien se le quita.

  29. Charlie,
    estoy de acuerdo, pero justamente el combate es contra esa subyacencia, sea quién sea el actor. Si el neoliberalismo efectivamente está en los productores y se aferran a él con uñas y dientes es un problema político a resolver, pero no quiere decir que no haya que combatirlo.

  30. Esteban:
    1)en torno al Tren Bala se abren oportunidades de inversión y negocios, tales como Shopings, Galerías de arte, Salones de juego, Confiterías y restaurantes, etc. No de un día para el otro, pero en 15-20 años, se genera más de 4.000 millones de dólares.
    2) las políticas aplicadas en los 90 fueron antiinflacionarias ortodoxas y totalmente recesivas en el mediano plazo. ¿qué ejemplo es mejor que ese?
    3) La afirmación no es simplista. Fíjese cuándo aparece la inflación: cuando aumentan los salarios, cuando aumenta el gasto público. Es decir, cuando se intenta corregir una distribución del ingreso pésima, interviniendo sobre los flujos de capital que tienden a la concentración. Como en los 90 esos flujos actuaban libres, no aparecía la inflación. La inflación es una distorsión que atenúa los límites que se le ponen a la concentración. Los contextos inflacionarios, por ello, tienden a ser más justos en materia distributiva, que los contextos de inflación cero.

    Ulschmidt: la relación que hace entre inflación y retenciones es capciosa.
    Con una actitud similar yo le podría decir que el desempleo se redujo directamente proporcional a la suba de las retenciones, con lo cual, si queremos llegar al pleno empleo, hay que aumentar las retenciones. No es tan así. Es más complejo el asunto.
    La inflación tiene diversas causas. Las retenciones pueden ser una herramienta correctiva (por ejemplo, enfriando la demanda agregada sin congelar salarios). Pero no son la receta infalible para alcanzar la inflación cero. Para eso, hay que bajar el tipo de cambio, congelar salarios, cerrar fuentes de trabajo, ¿Le parece mejor?

    Saludos

  31. Buen post, y también algunos comentarios que agregan matices.
    Leyendo esto y algunos posteos anteriores me trajeron a la memoria una escena de una película de Nani Moretti, Aprile creo que era, traduciendo su significado aquí , seria como si existiera un clamor en la blogosfera oficialista :
    HACÉ ALGO PROGRESISTA, CRISTINA!!!
    Ahora, teniendo en cuenta que este gobierno lleva cinco años y no seis meses, creo muy difícil que veamos implementado algo de lo que propone el post, sigo pensando que este incremento de retenciones se va a pagar deuda creciente en el bienio 2009/2010.
    Lo que si queda claro es que el tiempo de los discursos está agotado y al mismo tiempo las condiciones macroeconómicas del 2003/2007 tambien cambiaron. El gobierno tiene por delante desafios muy importantes.

  32. Mariano, qué es eso de «inflación cero»? Hablemos de un 8 o 9% anual, que es una meta realista. Y no, realmente no creo que sea necesario inducir una recesión para llegar a eso en un país que, retenciones mediante, está bastante blindado del aumento de los alimentos y el petróleo. Si acá podemos hacerlo sin petróleo y sin retenciones, tan difícil no puede ser, no?

  33. Mariano:
    1) Que en 15-20 años en un pais como la Argentina, se generen 4000 millones USD, me parece una barbaridad de tiempo, ademas de ser altamente impredecible. Y ponele una de las tantas crisis recurrentes que nos suelen suceder, adios casinos y hoteles.
    Hay muchas obras que la Argentina podria hacer y necesita mucho mas urgente, que este tren y que generarian en forma concreta y efectiva y menor cantidad de tiempo, los 4000 millones de USD.

    2) La argentina en la decada del 90 crecio mas de un 45%, por lo tanto en los 90 no fueron para nada, una decada recesiva.
    Si cuando hablas del «mediano plazo», te referis a la crisis del 2001, esto fue producto del fracaso del modelo del 90.
    Pero en ningun momento en los 90 se tomo ninguna medida para buscar «enfriar» la economia, ni en el corto ni en el mediano. Si la economia se «enfrio», fue por culpa de las malas medidas tomadas, no porque se haya buscado ese objetivo.

    3) La distribucion del ingreso HOY en dia es similar o peor a los 90. Todavia hoy se esta intentando recuperar el nivel de ingreso en terminos de poder adquisitivo del 2001. Algunos lo sectores lo lograron y otros no.
    De hecho, en el periodo 2007-2008, se ha acentuado la inflacion y como contrapartida, se han estancado los salarios en terminos de poder adquisitivo.
    No por nada, muchos sostienen que en el ultimo año, la pobreza en Argentina viene aumentando.
    Podemos inclusive verlo en terminos mas graficos.
    La pobreza promedio de la decada del 90 (o mejor dicho, una vez aprobada la ley de Convertbilidad) es MENOR a la pobreza actual aun tomando la indicada por el INDEC que es totalmente falsa.

  34. Por favor, algun economista gentil que me responda :¿genera inflación inyectarle plata a la salud pública, a la educación pública, a las redes de agua potable y cloaca, etc etc? En los 90 Cavallo transfirió todas esas obligaciones a las provincias, (que luego transfirienron algunas a los municipios, ej las obras sanitarias), sin transferir los fondos necesarios. Desandar el camino de los 90, con medidas que achiquen la penuria de los más desprotegidos. Lo que se ha visto en ese sentido es poco contundente, a mi parecer. Valoro lo que sí se ha hecho (inclusión previsional, por ejemplo) pero no alcanza para generar una buena base de apoyo social, como se ve en este conflicto…

  35. Mendieta et al.,
    Tanto los administradores como los participantes casuales de este espacio han mantenido una postura, digamos, progresista, tendiente a una distribución del ingreso más igualitaria. Debido a algunas circunstancias han visto en las retenciones móviles y en el conflicto con el agro una oportunidad para que el gobierno manifieste medidas que vayan en esa dirección. Pero el conflicto sigue cumpliendo meses de edad y el gobierno todavía no ha manifestado ninguna medida significativa con ese objetivo; por el contrario, no hizo sino obstinarse en la defensa de las retenciones móviles mientras el país empieza a resentirse económicamente. ¿Que justificación le encontramos a esta actitud? Por otra parte considerar a los excluidos del mercado del trabajo como antagonistas silenciados del agro me parece bastante traído de los pelos. Como vos dijiste no todos los piqueteros son iguales. Algunos viven en el conurbano, otros en Jujuy y otros en Santa Fe. El agro movilizado es el pampeano, y es un factor dinamizador de esa región. No está en los intereses de nadie de esa región – ni de las demás, por otra parte – que Bs.As., Entre Ríos, Córdoba y Santa Fe se desplomen, como está sucediendo.

    – Esteban

  36. Si bien creo en la postura de que el Estado no es contraparte del campo, no creo en tu postura que el campo esta en una esquina y en la otra los excluidos salvo la idea cada vez más persistente de demonizar al campo.
    Es una buena forma de patear la pelota a otra cancha.

  37. Esteban: nos fuimos bastante de tema. Por mi parte pido disculpas a los demás. 15-20 años es el plazo que tenés para pagar la deuda contraída para hacer el Tren Bala. Lógicamente, en ese lapso, la generación de riquezas es superior.

    Las políticas implementadas en los 90 en materia fiscal y monetaria eran cíclicamente contractivas, y por ello, recesivas en sí mismas (por otro lado, el esquema macro desincentivaba la actividad productiva). Si la recesión tardó unos años en aparecer fue gracias al impulso del flujo de capitales que ingresaron por las privatizaciones. Superada esa etapa, sobrevino lo lógico.

    La distribución actual es similar a la de los 90 si comparamos 1º y último decil. Creo que la cosa cambia si comparamos deciles intermedios e incluso al interior de los deciles. Pero no estoy seguro.

    Charrúa: estoy de acuerdo con vos. Lo de inflación cero surgió de una comparación de Esteban con la matriz distributiva de los 90 (cuando había inflación cero).

    Saludos.

  38. Es muy lógico el planteo de «en el ring….», queda en el aire una pregunta ¿porqué el gobierno decidió transformar un conflicto sectorial previsible y manejable en un conflicto de tal envergadura? , ¿fue una medida rumiada o la inpericia desombocó en este atolladero?

  39. Y al costado del ring se sentarán los «industriales» y «empresarios» y «banqueros» invitados hoy por Cristina a escuchar su discurso?. Acompañados quizá por los porteños con gas abundante y (relativamente) barato.

  40. Ahijuna Mendieta. Que falta te está haciendo el Negro pa’darte letra!.Nomás andar un tiempito suelto por la ciudá ya te me descarriás. Ni subido al Obelisco podés oler el pais: mirás pal Norte y confundís Palermo con el Impenetrable; mirás pal Sur y te figurás que los mapuches están votando a Macri. Como esa china elegante que confundía La Picasa con las Lechiguanas.
    ¿Acaso no aprendiste que el paisanaje se retoba más si lo engatusan que si lo roban?
    Figurate Mendieta si ayi en los Guenosaire pasás por un comedero ´e choripán: «chorizo libre x 5 ratones», te presentás con tus 5 lauchas ataditas por la cola, y a la hora de cobrar te dan 1 chorizo, solitario como lombriz de pobre.
    ante tu reclamo perruno te dice el encargao: «¿no es un chorizo libre, o acaso se lo dí atao ?».
    Y ahí te quiero ver angelito, como salís mordiendo garrones por todo cuanto es asfalto, porque encima te sobran(» no sea glotón Mendieta, piense en el perro del verdulero»)o te ningunean «ladre más fuerte que no lo oigo», «la encargada está de viaje, fué a comprar collares para atar los corizos». No Mendieta, es muy feo que lo quieran embarullar a uno. Si están con el pobrerío, que se note.
    No se me confunda con anuncioj, Mendieta, dese una vuelta por el pago y verá que esta tropilla no es de un solo pelo, pero se retoba cuando la quieren arrear de atrás. Que lo parió…
    Pereyra.

  41. Medieta te habian tirado una punta o le pegaste?

    Si es lo segundo te felicito. Deberías armar una consultora que cobre por predecir las nuevas ideas de Nestor. Te llenas de plata seguro.

    Un saludo

  42. Tengo ventaja. Ya es de noche y hubo cadena nacional con anuncios, pero recien puedo sentarme a leer cada comentario. Gracias a todos por opinar. Muy interesantes los cruces entre Mariano, Hal., Ulchsmidt Esteban y Mariano T, sería largo expresar mis opiniones al respecto, pero eso es lo lindo de los blogs: cuando se arman discusiones.
    Algunos desagregados:
    Alejandro, Eva Row, Tomás, MEC, Cresto: gracias, se hace lo que se puede.
    Mauro: eso. Siempre, más política.
    Natalio Ruiz: Ma que lucha de clases. Los peronistas no creemos en la lucha de clases, je. Con respecto a las medidas antiinflacionarias, me remito a las intervenciones de Mariano.
    Mariano T: la chicana de las balas de goma con plata de las retenciones es un tanto forzada.
    Mariano: Apoyo a MEC. Prepárese un post.
    Ulschmidt: “rutas, autopistas, reactivación del ferrocarril de carga (no el tren bala), caminos rurales, obras hídricas, electrificación rural, escuelas rurales. Fondos específicos bajo administración provincial digo, no anuncio chanta”. Algunas pegó. Y ahora?
    Cristian: ¿y quién habló de limosna? Derechos, Cristian. Derechos. Y le garanto que un buen hospital es considerado por cualquier madre como algo mucho, pero mucho, mas importante que la “libertad de asociación”. Gracias.
    Tute: yo también estoy convencido de eso.
    Primo: acepto.
    El LUrker: ¿alguien piensa en el presente?
    Escriba: ud, hizo punta. Algo es algo.
    Porkoroso: gracias, me ruborizo. ¿Por qué no lo hacen desde el gobierno? ¿Quizás porque no lo pedimos/ hacemos desde afuera?
    Sangre: no vale. Ud. tiene ventajas con respecto a los otros comentaristas. Sabe que siempre le doy la razón.
    Galimatías: gracias. A mí también me gustó lo de Aliverti. Y parece que a una señora también. :
    Chacall: claro que lo sé compañero. Y también es absolutamente correcto que no hay binarismos sociales. Aunque a veces, sí políticos. A veces. Me gustó mucho su comentario.
    Charlie Boyle: comparto su lectura sobre la “privatización” de los 90. Pero no entiendo por qué es desacertado el diagnóstico del “campo”. Limitado? Puede ser, pero erróneo?
    Camargen: gracias. Ahora anunció que van a hacer algo. Es algo.
    Moreyra: no soy economista. Como Losteau. Pero si eso generara inflación habría que buscar la manera de reducirla por otro lado. Yo lo veo así: enamorarse te puede generar sufrimientos en el futuro? Y, sí. Pero que gracia tendría si no.
    Esteban S: ahí tiene algunas medidas propuestas con la guita de las retenciones. Y sí: lo mío es traído de los pelos. Como tantas cosas.
    Sopa: puede tener razón. De hecho es jodido encontrar esquinas en la pampa. |
    Fernandobank1: ehhhh, mmmmm, ehhhh. No sé.
    Charendon: ud. tiene chicanas más elegantes.
    Juan Carlos: Al fin alguien que se da cuenta, y me lo dice sin vueltas, de lo pelotudo que soy. Es Pereyra, mi dueño. Si, patrón. Disculpeme. Si le sobra un hueso, no dude en tirármelo.
    Adrián: ¿Una consultora para llenarme de plata y dejar de laburar? Nahhh. ¿Cómo le ponemos? ¿Mendieta y Asoc. Consulting Group?
    Nuevamente, gracias a todos por pasar, leer y comentar. Saludos!

  43. Pingback: Saldos
  44. Mendieta: Ojalá. Por estos lares predomina la sospecha de que pueda ser anuncio chanta la cosa. Pero la confrontación se agota: no se pensaba que el Gobierno enfrentaría a poblaciones enteras del Interior de la forma que lo hizo. Evidentemente estos tipo sí se creen su discurso de que estan peleando con la oligarquía… cuando cuenten votos en una amplia y poblada región en el 2009 van a verificar que no. Pero para eso falta mucho.
    El agro no puede seguir confrontando porque ya es como pelearse con el resto de la sociedad. Hoy sigue habiendo cortes pero son los transportistas.
    Se marcó un hito importante: una parte de las retenciones, cuyo verdadero fin eran amarrocar para el Gobierno Federal, SIN coparticipar y SIN redistribuir ni nada ahora debieron ser asignadas a obras en el territorio. Esto siempre puede manipularse – y lo harán, pondrán los cimientos de diez hospitales rápido y después naranja , nuestros políticos son expertos en esas miserias – pero si falla completamente pueden generar protestas de aquí a meses así que algo deberán gastar en esas causas.
    Con lo cual el verdadero motivo del apego gubernamental por este impuesto – lo aumento cuando quiero y todo es para mí – se pierde y por tanto puede mas adelante pelearse rebajas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *