Tanques

Escribo muy apurado:

Tras soslayar que Brasil no es, como nos hacían creer, un país del primer mundo, sino uno en el que una gran cantidad de gente vive en situaciones de pobreza (urbana y rural), veo que se arremolinan los comentaristas excitados en los medios ante el ingreso de los tanques a las favelas de Río.

Lula aseguró que el Estado vencerá en «la guerra».

Y, caso extraño, los comentaristas y dirigentes políticos argentinos que aquí suelen ser voceros de los grupos económicos se siguen excitando. El Estado vencerá. No la Fiesp, ni el colonizado Banco Central brasileño.

De hecho, estoy por salir a imprimirme remeras que digan «el Estado vencerá».

Sobre los tanques, lo que hay que pensar es qué medios sirven para qué fines. ¿Los capos de las bandas como las que hicieron el operativo comando al blindado de la Panamericana se esconden en nuestras «favelas»?  ¿O más bien se diseminan por todo el Gran Buenos Aires, incluidos barrios obreros, de clase media y -los hay- en countries? Sí, qué tal, buenos días ¿adónde me dijiste que querés el tanque? Ya te lo mando eh, pero dame una esquina a la que ir, por lo menos. Me imagino a nuestras superbandas festejando con champán el día que «los tanques lleguen a las villas».

Los narcos de Río ahí estaban. Ahí estuvieron siempre. Pero se viene el Mundial y primero un cambio de gobierno y hay un momento en el que hay que decir, «bueno, muchachos, el Estado vencerá».

Yo no sé cuál es el  momento. Como escuchaba ayer a Néstor Kirchner en un video: «¿qué querían? le había mandado una quita de 75 mil millones de dólares a los acreedores, ¿que pusiera a Kunkel en el Banco Central en lugar de a Redrado?». Hay momentos para todo. Es la política la que dicta los momentos. Pero si la política no dicta los momentos, son los (malos) momentos los que te pueden arruinar la política.

Veo, por ejemplo, que el gobernador de la provincia de Buenos Aires viajó a Israel a escuchar consejos sobre políticas de seguridad ciudadana en un país que no se dedica a hacer políticas de seguridad ciudadana, que yo sepa. Que se dedica a otra cosa. Veo que la Policía de la Provincia hizo un montón de operativos justo luego del ataque al blindado. Pero que estaban vinculados a otras investigaciones.

¿No será -pienso- que en algún momento tendremos que mandar de una vez por todas «los tanques del Estado» al interior de las policías de Buenos Aires, Santa Fe, Mendoza, Córdoba, Río Negro y (ay) Formosa y (uf) la Federal, por ejemplo? ¿No tendremos que «mandar los tanques del Estado» a los servicios penitenciarios de todo el país? ¿No les tendremos que «mandar los tanques del Estado» a algunos fiscales y jueces? ¿A algunos gobernadores?

Y otra que ya se ha escrito en los blogs: a esta altura del período democrático vigente debería quedar en claro que –alla Ecuador- el «peligro» para nuestra democracia está más en nuestras policías que en nuestras Fuerzas Armadas.

Llamo en ese contexto a analizar una hipótesis: con acciones como la asistencia médica a las víctimas del terremoto de Chile, la participación en fuerzas de paz de la ONU -como en Haití-, las políticas de desarrollo tecnológico vigentes y la renovación en sus cuadros y políticas de formación, quizás las Fuerzas Armadas están hoy en mejores condiciones de hacerle un servicio a la patria (a la patria, a todos los argentinos y argentinas), que lo que están las fuerzas de seguridad provinciales y federales.

Explico: no me parece que las Fuerzas Armadas estén preparadas ni que deban actuar en seguridad interna (la Constitución y la ley son muy claras en este aspecto, además). Pero como institución quizás estén en mejores condiciones, más alineadas con el poder político nacional que las muy autonomizadas fuerzas de seguridad. ¿Pueden las Fuerzas Armadas asesorarnos? ¿Pueden ayudarnos a todos los argentinos en situaciones de emergencia?

Yo lo pensaría.

Estado o muerte. Venceremos.

Foto.

About Nicolás Tereschuk (Escriba)

"Escriba" es Nicolás Tereschuk. Politólogo (UBA), Maestría en Sociologìa Económica (IDAES-UNSAM). Me interesa la política y la forma en que la política moldea lo económico (¿o era al revés?).

View all posts by Nicolás Tereschuk (Escriba) →

19 Comments on “Tanques”

  1. me gusto!!

    igual disiento con el tema de mandar los tanques aca

    la policia y etc están cronicamente desfinanciadas y el triángulo delito – fuerzas de seguridad – financiamiento espurio de la politica. es dificil de resolver sino te diria imposible.

    hay que mejorar el gasto combatir la pobreza y recaudar mejor los impuestos.

    el tanque argentino tiene que estar en afip y en una politica tributaria y monetaria progresista

  2. Pero claro que hay gente que festeja por el Estado vencedor! Ese es el estado que siempre quisieron: protector de la propiedad privada -pero nunca propietario-. Martillo y llave para golpear los clavos y ajustar las tuercas cuando lo que esta gente llama capitalismo -pero es una mezcla de cosas- falla. El mismo discurso de los libertarios (anarco-capitalistas, ja!) de EEUU.

  3. Escriba, disiento del asunto. Lamentablemente, nuestros vecinos no son inmunes a las fantochadas mediáticas, al estilo Scioli. No está demás recordar que al comienzo de su gestión, su ministro de seguridad firmò un convenio con el gobierno del Estado de Rio, para el intercambio de «conocimientos» en seguridad pública.
    Esta no es la primera vez que se moviliza a los milicos para tareas policiales en favelas. Como suele suceder, los narcos paran la pelota, mueren inocentes a lo pavote (35 muertos, ningún milico o cana… no suena conocido?). El problema de Rio es policial. Recomiendo ver «Notícias de uma guerra particular», y su secuela «Tropa de Elite». De paso le tiran argumentos al Comando Sur, justificando el uso de las FFAA en Seguridad Interior.
    La semana que viene, los blanquitos podrán seguir comprando merca en su favela favorita

  4. Para esto viajo el hijo de puta de Scioli a Israel: http://www.infobae.com/mundo/549358-0-0-Israel-planea-instalar-camaras-seguridad-las-escuelas
    Para CRIMINALIZAR A LA JUVENTUD la cual ahora va a tener una cámara vigilándola en su recreo para ver si los pibes no son obedientes (y de ahí directo al reformatorio, o te bajan la imputabilidad, y derecho a algún penal de donde salen peor de lo que entran).
    El tema es simple: se defiende el nacionalismo y al Estado cuando es en OTRO país. Cuando es en la Argentina todos vendepatrias y achicar el Estado es agrandar la nación, esa es la moda.
    Hay que mandarle los tanques a la policía, a ciertos dinastías de políticos y sindicalistas, a la SIDE, a los grupos de poder económicos que hacen lobby. Puff, no alcanzarían los tanques.

  5. Para agregar: http://www.infobae.com/politica/549486-101275-0-Scioli-paso-Israel-una-agenda-casi-presidencial … ya es desgastante leer cómo el stablishment le hace campaña a este menemista traidor. Justo lanzó su candidatura con bombos y platillos (con gente como Verbitsky denunciándolo a cuatro manos, y peronistas acomodados como Artemio transando y hablando bien porque «es tiempo de una opción de unidad»), cuando se muere Néstor y se dispara Cristina en todas las encuestas.
    Scioli se está masticando su mano a la parrilla y se fue a llorar al muro de los lamentos, pero que sigue en carrera, sigue. Ahora tiran la idea de que «Cristina, dolida, se baja de la reelección y tiene que ir alguien como Reutemann o Scioli para continuar el proyecto» (Asís dixit, Perfil dixit).

      1. Qué cosa? que Scioli se manda? obvio que se manda (está esperando el momento justo para la traición).
        Que Cristina se baja? no lo creo, así que no mandes tu chicanita berreta contra mí, calzón meado.

  6. Simplemente eso no va a ocurrir. No sabria si realmente seria efectivo, además habria que ver hasta que punto (en cuanto eficaz) es para Brasil lo que esta haciendo con los tanques y etc.
    El problemas sera que muchos periodistas (no se la «gente», creo que preferiria tanques, pero no lo dice) saldrian con la postura «sensible» de que volvemos «a la Dictadura» o algo similiar. En Argentina, la palabra represion debe siempre ser tomadas entre comillas. Cuando en realidad son connotaciones más que realidad, ya que es el cumplir de las fuerzas armadas (y el estado) mantener el orden. Pero claro, si uno dice orden, represion, sos facho. Lo cual pone en la mesa cuestiones que no tienen nada que ver.

    Un claro ejemplo son las canchas de futbol: la policia siempre «reprime» (que puede ser ineficaz no lo dudo), pero (dejando de la lado la ineficacia) es poner el orden.

    PD: No implica desmenospreciar el valor cultural, social y politico que tiene la dictadura para todos nosotros. Pero posiblemente se utilizen esos argumentos para no hacer lo que hace Brasil en muchas cuestiones de seguridad.

  7. Nicolás
    Vos sabes que hace rato que se veía venir este tema, y el problema no lo arreglan los tanques.
    Sino la recuperación y refuerzo de las redes sociales.
    El tema de los psicotrópicos tiene una arista económica que nadie quiere tratar, porque allí la villa es marginal.
    En este tipo de negocios también se da el principio de Pareto, el 20% de los consumidores “nueve” el 80% del valor del negocio.
    Un pibe de Villa Sarmiento o Castelar Norte, gasta en una noche lo que 20 o 50 pibes de la Carlos Gardel o Morón Sur en ese mismo lapso de tiempo.
    Sin olvidar que el Narcotráfico es uno de los clientes VIP del Sistema Financiero.
    Si “estrangulamos”, simultáneamente, el consumo VIP y el “lavado”, el paco y afines deja de tener rentabilidad.
    Otro si, es cierto que el tema de las Olimpiadas y el Mundial actuó de disparador; pero, no hay que olvidar los “contactos” que están haciendo las “Blackwater” con los carteles y “comandos”.
    Solo hay que volver a ver el tríptico de Robocoop, para entender de qué se trata.
    Un abrazo

  8. Fedelowe: Algo hay que hacer mientras tanto con las Fuerzas de Seguridad. La gestión de Arslanian (incompleta y todo) demostró que se puede hacer algo.
    Marco: ¿Los narcos son la vanguardia revolucionaria?
    Vincent Vega: Hasta donde sé, la presencia de las Fuerzas Armadas le aprieta un poco las tuercas a la Policía. Y los narcos tenían bastante poder de fuego, parece al menos. Pero tomo lo que decís, me parece interesante para seguir analizando.
    Jorge: ¿Por?
    Pancho: Hablemos y discutamos sin agredir, me parece ¿no?
    Joaq: Me parece que pifiás el punto. No digo que haya que hacer lo que hace Brasil. Es más, me parece que no habría que hacerlo porque acá no serviría. Lo explico ahí.
    Manolo: ¿Decís que Lula quiso cortar un negocio privado?
    Saludos

    1. No hablo de intencionalidades. Tampoco, personalmente, es la solucion aqui en Argentina. No me explique bien, cierto. Pero pedir soluciones o asesoramiento también entra en la misma cuestion, por la connotacion que tiene las Fuerzas Armadas en la historia reciente. Ese era el punto escencial. No es una opinion a favor o en contra, solo intuyo lo que podria ocurrir.
      Saludos.

    2. Como en el jardín de infantes te digo: «él la empezó». La chicana berreta con el nick es la primera señal del poco respeto en la discusión. No volverá a pasar, ja

      En cuanto a los tanques. Lo que significan es «la irrupción del Estado ausente, en una sociedad de consumo (de merca) privatizada e individualista».
      Por supuesto que la salida son las «redes sociales», y el bla bla típico de «más educación». Pero llegado a cierto punto como el de Brasil y sus favelas, tenés que entrar a la fuerza y volver a llevar el Estado a zonas de «no-ley» (o mejor dicho de «ley de las mafias»).
      La Argentina por ahora está en una etapa intermedia, con sectores de las villas que se están yendo al carajo (la mafia peruana de Flores y la 11-14), a donde hay que atacar duro y rápido e imponer el Estado como «Orden (hobessiano -frente a los otros órdenes mafiosos privados). Y muchos sectores donde hay que empezar a a imponer el Estado como educación, vivienda, salud y contención social para que no caigan en la marginalidad.
      En resumen, el liberalismo marginó parte del país. Esta marginación implicó dejarlos fuera del Estado y por tanto a la deriva, en donde medraron los grupos de poder criminales. Si se los deja crecer, se apropiarán de las funciones del Estado (como se lee en una nota de cómo en la 11-14 ya ejercían el poder de «policía» y en Lugano los narcos ya hasta «protegían a los maestros de la delincuencia menor (los paqueros)» para quedar bien frente a la gente del lugar). Si les das tiempo son Brasil o Colombia donde directamente construyen ellos las escuelas y se «ganan al pueblo», forman su propia policía local y su ejército (q como en Brasil tenía hasta ametralladores anti-aéreas y cohetes).
      Argentina está revirtiendo esa marginación del liberalismo, y cortando con las redes de poder. Obviamente falta y mucho, especialmente con la policía y los jueces -verdadera mafia local que hay que desarmar como primer paso para lograr «seguridad».
      Si se desarma la rosca policial, cae el consumo y el tráfico de merca, la trata de mujeres, y su secuestro para prostíbulos, la muerte en robos de autos y los desarmaderos, el juego ilegal, el robo de casas «marcadas», las zonas liberadas para robos y secuestros express (con posibilidad de asesinato en ocasión del hecho), la muerte por gatillo fácil, las causas armadas, los perejiles presos y los jueces que la levantan con pala a cambio de liberar chorros, asesinos e hijos de puta varios que tienen plata para comprar la libertad.
      Los tanques tendrían que ir primero hacia dentro contra la «Justicia» misma. Y mejor un mal Gostanián que un fino Palacios.

  9. Igual todo eso que hacen es recontra al pedo, los narcos se mudaron a la favela de al lado y listo.
    Ademas, con la corrupcion y la guita que hay en juego, podes mandar 1000 tanques que el negocio va a seguir lo mismo.

    No se puede parar el trafico de drogas (tampoco se si deberían, cada uno sabe lo que hace). Como maximo podran lograr que no se zarpen con la violencia y trafiquen en paz.

    1. «trafiquen en paz»… que «buena onda, loco», bien «cool».
      Hay que enterarse que el tráfico no lo hacen consumidores asociados en una comunidad autogestionada que cultiva sus cosas en el patio de la casa; sino grupos de poder mafioso que te meten un tiro si entrás en su zona. Las guerras que hay en México, Colombia y Brasil entre estos grupos generan más muerte que toda la otra delincuencia junta.
      Pasate por http://elblogdelnarco.blogspot.com/ y fijate si «trafican en paz, loco, paz y amor, sin zarparse».
      Mueven millones y no van a dejar que nadie se meta en su zona de poder. Así pasó en la 11-14 que los peruanos se dedicaron primero a cagar a tiros a toda la competencia, incluida una matanza en plena procesión boliviana (la fiesta patronal de una vírgen o santo de allá), cuando dispararon a matar a la muchedumbre que llevaba mujeres y niños al frente.
      Supongo que ahí no «traficaban en paz». Y que tal vez ahí, algún tanque hay que mandarle a la mafia que hizo la matanza, no?

    2. Te cito a Tarso Genro, el ex-ministro de justicia brasileño que estuvo a cargo de la pacificación de las favelas, el combate al tráfico de drogas y el programa de inserción social (Pronasci):
      «El narcotráfico genera una estructura de integración perversa entre pobres, ricos y abonados a los dealers. Y no hablo sólo de los adictos, sino de los que usan la droga como parte de su sociabilidad. Los abonados y los ricos deben comprender que el consumo, aunque sea por “placer” o por “modo de vida”, es lo que alimenta la violencia. Por eso este ciclo de combate al tráfico y la instrumentalización de la juventud de las favelas tienen que pasar también por estos sectores.» http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-157908-2010-12-02.html
      Creo que el tipo sabe más que la mayoría de los q opinan tan facilmente de la falopa en los blogs con tanta buena onda.

  10. El problema de Brasil no es el tráfico de drogas, que por más grande que sea es mucho menor que en USA.
    El problema es el control de ciertas partes del territorio por bandas de narcos. Es casi un tema de seguridad nacional, por eso es entendible que mandaran los tanques.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *